LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 


Compras online

Banda sonora original
BANDA SONORA
(James Newton
Howard)

Amazon

.............................

Novela
NOVELA
(Stephen King)

El Corte Inglés  FNAC

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

EL CAZADOR DE SUEÑOS
(Dreamcatcher)


Dirección: Lawrence Kasdan.
Países:
USA y Canadá.
Año: 2003.
Duración: 136 min.
Interpretación: Morgan Freeman (Coronel Abraham Curtis), Thomas Jane (Doctor Henry Devlin), Jason Lee (Beaver), Damian Lewis (Jonesy), Timothy Olyphant (Pete), Tom Sizemore (Owen), Donnie Wahlberg (Duddits), Ingrid Kavelaars (Trish Oservich), Alex Campbell (Richie Grenadeau), Chera Bailey (Rachel Mendol), Eric Keenleyside (Rick McCarthy).
Guión: William Goldman y Lawrence Kasdan; basado en la novela de Stephen King.
Producción: Lawrence Kasdan y Charles Okun.
Música: James Newton Howard.
Fotografía:
John Seale.
Montaje: Carol Littleton y Raúl Dávalos.
Diseño de producción: John Hutman.
Dirección artística: Kendelle Elliott y Helen Jarvis.
Vestuario: Molly Maginnis.
Estreno en USA: 21 Marzo 2003.
Estreno en España: 16 Abril 2003.

 

CRÍTICA
por José Luis Santos

  Recientemente, hablando de “Solda-dos de Salamina”, observaba desde estas mismas páginas uno de los po-sibles enfoques a la hora de abordar la adaptación de un libro al cine: bus-car la propia personalidad cinemato-gráfica de la historia, al margen de la literaria. Hay curiosamente en “El ca-zador de sueños” una característica fundamental que nos ofrece un ejem-plo claro del enfoque contrario y que se convierte en la principal virtud y defecto simultáneamente del nuevo trabajo de Lawrence Kasdan: al menos de inicio es escrupulosamente fiel al espíritu del autor de la novela en que se basa, Stephen King. Recopila una importante cantidad de elementos que la calenturienta mente del vendedor de best-sellers de Maine ya presentó en anteriores es-critos suyos como “It” (combinando flashbacks continuos a la in-fancia –casi con aire de historia iniciática– que van descubriendo un secreto del pasado de los protagonistas, con el horror actual en el que se ven inmersos) o “Tommyknockers” (con una amenaza alienígena hostil que alcanza dimensiones casi militares y que im-plica un sacrificio para salvar el mundo), hasta lograr casi un mero híbrido entre ambas.

  Así, Lawrence Kasdan se muestra una vez más capaz de de-senvolverse con soltura en todo tipo de género, sea el cine negro (“Fuego en el cuerpo”), el western (“Silverado”, “Wyatt Earp” en este último caso achacando los excesos propios de las intromisio-nes de Kevin Costner ), el drama (“El turista accidental”), la come-dia romántica (“French Kiss”) o ahora el terror. A partir de una muy buena introducción en la cual presenta de forma eficaz a los perso-najes y sus nexos, haciéndolos interesantes y enigmáticos para el espectador, construye una excelente ambientación (con la ayuda de John Seale, Oscar a la mejor fotografía por “El paciente in-glés”), doma con presteza el ritmo narrativo y, a través de un hábil manejo de la cámara, administra el suspense para completar una primera hora de metraje notable que emana al espectador la sen-sación de amenaza latente invisible (con la colaboración de la mú-sica del siempre competente James Newton Howard, que tan bien transmitiera ese sentimiento en “El sexto sentido” de Shya-malan), y que recuerda en bastantes aspectos de forma y de fondo a un referente del género como “La cosa” de John Carpenter.

  Pero si bien el trabajo de Kasdan como director consigue recrear a la perfección el universo de King y do-tarlo de formato cinematográfico, su labor como guionista no logra enmen-dar la plana, de forma que transcurri-da la primera hora el film evolu-ciona del inquietante miedo a lo que no se ve a partir de unos per-sonajes cercanos y el horror del incontrolable cambio del propio cuerpo, a los giros tópicos y típicos de la serie B, conformando un guión al final difícil de dige-rir, en forma de batiburrillo que parece mezclar iconos propios de dicha serie como “La invasión de los ladrones de cuerpos” o los “Temblores” de Ron Underwood (a cuyos monstruos recuerdan qui-zás demasiado los gusanos de “El cazador de sueños”), con cin-tas tan variopintas como “Alien”, la aludida “La cosa”, el “Estallido” de Barry Levinson (con la misma disyuntiva de si eliminar riesgos merece ejecutar a los posibles afectados) o la lucha antialienígena de “Independence day”. Se apoderan de la pantalla los efectos es-peciales, el toque gore y violento, llega la previsibilidad, y supone un lastre para la película toda la parte de los militares, que no aporta nada a la historia, o mejor dicho, nada bueno, ya que ade-más de entorpecer la trama le insufla un mensaje reaccionario de actitud vigilante ante cualquier posible amenaza (les suena el argu-mento últimamente, ¿verdad?) que se va enquistando hasta flore-cer en el final disfrazado bajo una máscara de falsa sensiblería bo-balicona.

  Aun así, Kasdan mantiene suficiente solvencia visual y na-rrativa como para aguantar hasta el final un digno nivel de entretenimiento que sobrevive relativamente a la pérdida de consistencia del guión, recurriendo como válvula de escape constantemente a los toques de humor que hacen que en algunos momentos ni siquiera él se tome muy en serio (“puede que la se-cuencia del cuarto de baño sea la más divertida que he hecho ja-más, y también la más sangrienta, la más vulgar y la más escalo-friante”, reconoce), y a algunos chispeantes recursos visuales co-mo la recreación del curioso “almacen de la memoria” de uno de los personajes.

 

Un producto que puede entretener si se afronta con la suficiente permisividad

  En resumen, un producto que si se afronta con la suficiente permi-sividad hacia los desmanes de se-rie B y cierta higiene ideológica, puede resultar entretenido gracias a la habilidad de su director, al mar-gen de algunos momentos espe-cialmente chirriantes, del engaño publicitario de presentar a Morgan Freeman como cabeza de cartel cuando apenas aparece 10 minutos en pantalla, y de los ex-cesos puntuales de casquería. Un producto en el que, como ocu-rría hace unos meses con la “Señales” de Shyamalan, lo más in-teresante es lo que no se ve, y cuando se ve... pierde interés y gracia.


Imágenes de "El cazador de sueños" - Copyright © 2003 Castle Rock Entertainment, Village Roadshow Pictures, NPV Entertainment y Kasdan Pictures. Distribuidora en España: Warner Sogefilms. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El cazador de sueños"
Añade "El cazador de sueños" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

El último golpe (Heist)      Ocho noches locas (Eight crazy nights)      Atrapada (Trapped)      The hunted (La presa)      El núcleo (The core)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
USA
Top10
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos