LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 


Compras online
Tus compras
de cine en las
mejores tiendas

FNAC
 

  EL CORTE INGLÉS
 

DVDGO
 

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

EL SUEÑO DE VALENTÍN
(Valentín)


Dirección y guión: Alejandro Agresti.
Países:
Argentina, España y Holanda, Francia, Italia.
Año: 2002.
Duración: 86 min.
Interpretación: Carmen Maura (Abuela), Julieta Cardinali (Leticia), Jean Pierre Noher (Tío Chiche), Rodrigo Noya (Valentín niño), Alejandro Agresti (Padre), Mex Urtizberea (Rufo), Juan Cruz Burdeu, Carlos Roffé (Doctor Galaburri).
Producción: Julio Fernández, Massimo Vigliar, Thierry Forte y Laurens Geels.
Música: Paul M. van Bruggen.
Fotografía:
José Luis Cajaraville.
Montaje: Alejandro Brodersohn.
Diseño de producción: Floris Vos.
Vestuario: Marisa Urruti.
Estreno en España: 4 Abril 2003.

 

CRÍTICA
por Julio Rodríguez Chico

Mi viaje a la luna

  Una historia simpática y humana, una mirada valiente y me-lancólica es la que nos ofrece el cine argentino con esta pe-lícula autobiográfica de Alejandro Agresti. Enmarcada en lo que se ha venido a llamar cine de iniciación, estamos ante un viaje emocional realizado en forma de cuento, pero que aborda la vida con toda la verdad de quien ha sido protagonista. Habla de senti-mientos y de deseos, unos cumplidos y otros no, pero ésa es la vida que su protagonista empieza a descubrir, y en la que no faltan puntos de incomprensión o de sabor amargo. Pero el director de "El viento se llevó lo qué" sabe hacerlo aportando unas gotas de verosimilitud y autenticidad que hacen que no caiga en la cursilería, sino que lleve al espectador a sentir y ver con la mente y los ojos de un niño de ocho años.

  Valentín vive con su abuela, enviu-dada recientemente, y tiene dos de-seos en su joven vida: ser astronauta y recuperar a una madre que echa en falta. Su carácter despierto, su viva in-teligencia y sobre todo su gran cora-zón encandilan a los mayores, que ven en su inocencia y sinceridad algo que querrían para sí en su problemá-tica vital. Este niño vive la realidad sin la amargura del desencanto, sin rechazar a nadie por su condición de judío o por su carácter bohemio; sólo busca encontrar a quien ocupe en su corazón el lugar de su madre y en quien volcar toda su afectividad. Es una vida sencilla, como lo es la película, realizada sin mayores pretensiones que la de mirar honesta y amorosamente al pasado vivido, y enseñar a aprovechar el presente "para hacer muchas cosas": quizá Valentín no pueda subir a la luna y otros se le adelanten, quizá no logre una novia para su padre, pero lo que sí es seguro es que ha aprendido –y enseñado– a vivir con ilusión y esperanza. Desde sus intentos por cuidar de su abuela –conmo-vedora y divertida es la escena en busca del médico– o en medio de unas confidencias llenas de ternura y transparencia con Leticia, se ofrece como un foco de luz y oxígeno frente a quienes se sirven del cine mostrar la cara más depravada o violenta de la existencia. De hecho, si el público conecta tan bien con esos buenos senti-mientos es porque se identifica con eso que cada uno vivimos en algún momento y que permanece aletargado en el interior.

  La transparencia y sencillez de la historia narrada tiene su corre-lación en la manera de hacerlo: no hay planos complicados ni tra-vellings sugerentes, no pretende innovar en el lenguaje cinemato-gráfico ni sorprender al especta-dor. Sólo busca contar una buena historia y servirse para ello de unos actores que hagan creíbles sus personajes. Ambos propósitos los consigue con creces, algo que el cine argentino está sabiendo hacer con garantías. La fres-cura y naturalidad de Rodrigo Noya –un joven talento descubierto por el director– para dar vida a Valentín está a la altura de la misma Carmen Maura o de Julieta Cardinali, y nos hacen próxima una infancia difícil pero cargada de buenas intenciones. Toda la historia está guiada por la voz en off del niño, que actúa de hilo conductor de la trama, y en este sentido quizá resulte un poco repetitiva y pueda parecer un recurso fácil y seguro –como los abundantes fun-didos en negro–, pero cumple eficazmente su cometido, lo mismo que una música y una fotografía que pasan desapercibidas, siem-pre al servicio de la historia, y eso es de agradecer.

  Estamos ante una película sincera, llena de ternura y emo-tividad, de ésas que ayudan a ver la vida positivamente y a salir del cine dispuestos a ser mejores, a soñar y tener ilu-siones, aunque sepamos que no vamos a ir nunca a la luna.

Calificación:


Imágenes de "El sueño de Valentín" - Copyright © 2002 Castelao Productions, Duque Films, First Floor Features, Productie Rossini Wisznia Agresti, DMVB Films y Surf Film. Distribuidora en España: Filmax. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El sueño de Valentín"
Añade "El sueño de Valentín" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Argentina
México
USA
Top10
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos