LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 


Compras de cine
Tus compras
de cine en las
mejores tiendas

DVDGO

FNAC

   EL CORTE INGLÉS

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

 

KEN PARK


Dirección: Larry Clark y Ed Lachman.
Países:
USA, Holanda y Francia.
Año: 2002.
Duración: 96 min.
Interpretación: Adam Chubbuck (Ken Park), James Ransone (Tate), Tiffany Limos (Peaches), Stephen Jasso (Claude), James Bullard (Shawn), Mike Apaletegui (Curtis), Amanda Plummer (Madre de Claude), Wade Andrew Williams (Padre de Claude), Maeve Quinlin (Rhonda), Julio Óscar Mechoso (Padre de Peaches).
Guión: Harmony Korine; basado en los personajes creados por Larry Clark.
Producción: Kees Kasander y Jean-Louis Piel.
Fotografía: Larry Clark y Ed Lachman.
Montaje: Andrew Hafitz.
Diseño de producción: John De Meo.
Dirección artística: Graig Getman.
Vestuario: Michele Posch.
Estreno en España: 16 Mayo 2003.

 

CRÍTICA
por Rubén Corral

Yo, minoritario

Tan fácil es criticar la probada falta de pudor de un director como Larry Clark –y de un guionista como Har-mony Korine– como apuntarse al ca-rro de la “modernez” más lamentable y decir que este ilustre fotógrafo co-mienza a labrarse una carrera igual-mente fulgurante en la dirección de ci-ne. Tan fácil es tacharle de ¿impúdi-co, desvergonzado, falto de gusto? como señalarle como gurú de la modernidad, apuntarlo al carro de los cineastas que –con mayor o menor fortuna– intentan meter el dedo en el ojo de la anestesiada nación estadounidense. Personal-mente, creo que Larry Clark no consigue ni escandalizar ni apuntar los indicios de una crítica enriquecedora. Al menos desde el punto de vista de un joven urbanita no particularmente enganchado a ninguna droga ni a una “corriente estético/existen-cial” determinada.

  Las pruebas que acusan o salvan a Larry Clark están compen-diadas en la trilogía compuesta por “Kids” (1995), “Bully” (2001) y “Ken Park” (2001) (si quieren, existe un apéndice, la película dirigi-da en 1997 por Korine, “Gummo”): son adolescentes de tortuoso y torturado pasado y presente que vagan por los márgenes de la acomodada sociedad burguesa estadounidense acunados por los estupefacientes tradicionales –las “drogas”– y por los que propor-ciona, built in, el American way of life: televisión, coches, consu-mismo, incomunicación, irreflexividad... En resumidas cuentas, au-sencia de criterios personales en todos los campos de la vida. Al fin y al cabo, los personajes de las películas de Clark están en una edad en la que la gente simplemente intenta pasar desapercibido, llevado por la corriente, con la aspiración lúgubre de elevarse, co-mo mucho, a la categoría de jefecillo de opinión.

  Sin embargo creo que debería ser un axioma, ante una pantalla de cine, el considerar que no se pue-de intentar reflejar el aburrimiento transmitiendo aburrimiento al es-pectador. No es ésa la función del cine. Ni como medio de comunica-ción ni como arte. Mucho menos, por supuesto, como negocio. Sin duda, Larry Clark, a la hora de plantear sus películas, se agarra a este último pos-tulado, se agarra a esa imagen de artista minoritario que parece ser artista sólo por ser minoritario. Las películas de Larry Clark –con la excepción de “Bully”, que tenía un argumento bien construido– descabalgan por su afán de resultar eternamente “excepcionales”: ser siempre, y a toda costa, un rara avis. Sus personajes suelen serlo (lo son en “Ken Park”) y con ello el director parece ganarse la patente de corso, parece creer que ya es un cineasta underground por salirse de los caminos trillados. No se plantea, en ningún mo-mento, que aquello que está representando lo tendrá que ver/sopor-tar un sufrido espectador con predisposición a dejarse llevar por la arisca, estirada mano de Clark.

 

Clark gusta de dar lecciones, pero sólo consigue mostrar aisladas acciones de la realidad

  Porque, si de retratar esos márgenes de la sociedad se tra-ta, si mostrar su realidad (me temo que Clark es de los que creen que saben cómo es la re-alidad y, encima, creen saber cómo representarla) es lo que pretende el autor, lo que sobra, particularmente si vas de “moderno”, es impartir lecciones. Y Clark gusta de dar lecciones de realidad. De esa realidad que dicen “cru-da”. El director de “Ken Park”, con su deslabazado relato, lo único que consigue es mostrar aisladas acciones de la realidad, verosí-miles y creíbles: un chico masturbándose en su habitación, otro que tiene un piercing en la ceja derecha y hace un cunnilingus a la madre de su novia, otro que se pega un tiro. Sabe el lector, sabe el espectador, sabe el director y sabe el redactor que son cosas que pasan en la realidad. El arte del cineasta “comprometido con la realidad” consistiría en disponer esos elementos de una manera que despertara el interés (ya sea entusiasta o repelente) del es-pectador. Y Larry Clark no lo consigue en ningún momento. Los minutos transcurren sin ningún interés más allá de contem-plar cómo el director (junto a él, Ed Lachmann, también di-rector de fotografía) acumula propuestas estéticas contrarias a las mayoritarias. Ése parece ser su único afán: demostrar por confrontación –algunos dirán que por escandaloso impacto– que es minoritario. No parece darse cuenta de que, por ejemplo, inclu-so los telespectadores de “Ana y los siete” son minoría si los com-paramos con la población de España.

  Y lo que es peor. ¿Cómo intenta La-rry Clark escandalizar a ese público mojigato que él desea se tope con su film? Acumulando explicaciones de una simplicidad pasmosa: un padre viudo integrista religioso (caricato gro-tesco el que le toca representar al actor Julio Óscar Mechoso) que re-acciona violentamente cuando descu-bre a su hija haciéndole una felación a un novio suyo; un padre borracho que se intenta convencer de que su hijo es homosexual porque a él le atrae (y, en plena borrachera, trata de chuparle el pene mientras el hijo duerme); un joven que vive con sus abuelos y los mata porque ha-cían trampas en el Scrabble y entraban a su habitación sin tocar a la puerta... Se trata de una acumulación de tópicos acerca de la marginalidad en el cine, dispuestos con el ánimo exclusi-vo de escandalizar a su “mojigato implícito” en el relato, en-carnados por unos personajes que protagonizan su película, y a los que Clark condena sin paliativos. Si de lo que se trataba era de criticarlos de manera tan despiadada, ¿por qué hacer esta película más allá de para ratificar que los marginales merecen ser marginales y acabarán mal? ¿Se puede imaginar una predisposi-ción más reaccionaria e intentar vender al espectador el mensaje exactamente opuesto? Sólo en la anestesiada sociedad estadouni-dense, ésa en la que surgen cineastas minoritarios e interesantes como Jim Jarmusch, Hal Hartley, Terry Zwigoff o Paul Thomas An-derson, y que, en la mente indiscriminada de algunas peronas, se ven obligados a compartir cajón de sastre con tristísimos aspiran-tes a provocadores como Todd Solondz o Larry Clark.

Calificación:


Imágenes de "Ken Park" - Copyright © 2002 Cinea y The Kasander Film Company. Distribuidoras en España: UIP y Araba Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Ken Park"
Añade "Ken Park" a tus películas favoritas
Opina sobre "Ken Park" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Ken Park" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

After image     La chica de mis sueños (Just looking)     La pesadilla de Susi (An American rhapsody)     La última noche (25th hour)     Empire

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Top10
Afiliación
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos