LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil     
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

EJECUTIVO AGRESIVO
(Anger management)


Dirección: Peter Segal.
País:
USA.
Año: 2003.
Duración: 101 min.
Interpretación: Adam Sandler (Dave Buznik), Jack Nicholson (Doctor Buddy Rydell), Marisa Tomei (Linda), Luis Guzmán (Lou), Jonathan Loughran (Nate), Kurt Fuller (Frank Head), Krista Allen (Stacy), January Jones (Gina), John Turturro (Chuck), Allen Covert (Andrew), Lynne Thingpen (Juez Daniels), Woody Harrelson (Galaxia/Garry).
Guión: David Dorfman.
Producción: Barry Bernardi y Jack Giarraputo.
Música: Teddy Castellucci.
Fotografía:
Donald McAlpine.
Montaje: Jeff Gourson.
Diseño de producción: Alan Au.
Dirección artística: Domenic Silvestri.
Vestuario: Ellen Lutter.
Estreno en USA: 11 Abril 2003.
Estreno en España: 6 Junio 2003.

 

CRÍTICA
por Miguel Á. Refoyo

Desastroso encuentro de histriones

"Ejecutivo agresivo" procura en todo momento el ‘gag’, haciendo de una interesante propuesta un cúmulo de situaciones absurdas sin ninguna gracia

  A simple vista, una comedia que reúna a Adam Sandler uno de los iconos de la nueva era de la ‘fool co-medy’ americana actual– y al gran as-tro Jack Nicholson –ufano y campan-te en este tipo de películas que le per-miten desplegar su archiconocido his-trionismo–, es un acierto seguro en la taquilla de todo el mundo. Equivalente formulismo de reunir a un actor de ca-rácter mitificado por Hollywood y un nuevo cómico en alza ya funcionó con gran éxito y mejor suerte en "Los pa-dres de ella", de Jay Roach, donde Robert De Niro exageraba su (ya habitual) vena interpretativa ges-tual junto a un siempre eficiente Ben Stiller. La historia de "Ejecuti-vo agresivo" arranca con una absurda discusión en el trayecto de un vuelo, en el que un hombre de negocios que se dedica a la bu-fonada de diseñar ropa para gatos obesos es acusado de agredir a la azafata y sentenciado a cumplir una terapia de control de ira. Desde ese momento, el pobre desgraciado tendrá que empezar a compartir su vida con un excéntrico doctor de métodos nada con-vencionales para superar sus miedos y su aparente furia. El ‘modus operandi’ que tanto funciona en la comedia de éxito en Estados Unidos comienza desde ese momento una espiral de despropó-sitos con la consecución de alocadas situaciones en las que Nicholson y Sandler exhiben el peor de sus rostros en una sig-natura que deja ver la intención de cubrir con corrección los pau-pérrimos roles surgidos de la mente del guionista David Dorfman.

  El guión, de interesante propuesta, pero infundado en un conteni-do vacuo e insustancial, está movido por el único propósito de lo-grar divertidos ‘gags’ que, en casi todos sus casos, no alcanzan el humor suficiente para considerarse burlesco. A pesar de que la in-tencionalidad del inicio de la historia hace prever diversión asegura-da con las muecas de un Sandler poco eficaz y los gritos de un Nicholson en momentos de ponderación inusitada desde "Las bru-jas de Eastwick", "Ejecutivo agresivo" no es más que un contra-sentido cómico lleno de altibajos con una endeble estructura a mo-do de (casi) menosprecio a un espectador que asiste impasible a una trama que, a través de las muchísimas situaciones incoheren-tes (como el primer flashback a modo de tópica presentación de un carácter débil y acomplejado), se pierde en el más puro bostezo.

  Parece ser que, para Peter Segal, una comedia de éxito encuentra su mejor baza, como si fuera Santiago Segura, en un desfile de cameos de lujo que exponen su aspecto más có-mico a esta mundanal empanada de comedia americana. Así, Harry Dean Stanton, Heather Graham, el tenis-ta John McEnroe (en un chiste de lo más previsible), Woody Harrelson, John C. Reilly o el mismísimo ex-alcalde de Nueva York Rudolph Giu-liani aportan con su presencia el es-caso interés que despierta esta lacia comedia de enredo. Tal vez lo único subrayable sean los secunda-rios interpretados por una estupenda Marisa Tomei, Jonathan Loughran, Luis Guzman y el inigualable John Turturro, dando vida a unos personajes con gran potencial cómico que quedan des-dibujados por el excesivo protagonismo de la lucha de histriones que forman el tándem Sandler y Nicholson. Una lucha de caracte-res en la que ambos actores salen perdiendo. Nicholson olvida por completo todo su comedimiento de "A propósito de Schimdt", de Alexander Payne, en función de la carcajada sardónica y las ar-queadas cejas de un papel creado para su exaltada vis cómica, y Sandler, por su parte, intenta obtener la comicidad emotiva y parca de la excelente interpretación de "Punch-drunk love", de Paul Tho-mas Anderson, recurriendo al mejor papel que sabe interpretar: el de personaje débil oprimido y sometido a los que le rodean ocultan-do una hostilidad enmascarada tras su cara de sonrisa estúpida, pero con menor fortuna que sus mejores tentativas en "El chico ideal", "The Waterboy" o ‘Un papá genial’. Comedias todas ellas mucho más originales que esta fallida visión de la autocracia emo-cional y laboral que vive la mayoría de los individuos en la sociedad actual.

  Por si esto fuera poco, Peter Segal se empeña en adornar sus planos pa-norámicos con una insistente proclivi-dad hacia el ‘skyline’ neoyorquino de fondo, pretendiendo mostrar de esa forma una ciudad que ha vuelto a la normalidad después del trágico 11-S y que sigue viviendo su vida después del trágico y fatídico día. No funciona por tanto este éxito taquillero que ca-rece, en definitiva, de la unidad argu-mental necesaria para consumar su hilaridad exprimida fortuitamen-te, buscando el humor donde no lo hay para caer, muchas veces y sin pretenderlo, en un lastimoso absurdo que no hace sino enfla-quecer una comedia desamparada que tiene en su ‘happy end’ la clave de su fracaso, ya que éste es un remedo pretendidamente serio del desenlace humorístico de la primera entrega de "Agárralo como puedas" de Jerry Zucker. Una conclusión romántica y ñoña de un filme muy por debajo de cualquier expectativa de en-tretenimiento que se pueda llegar a tener cuando se paga la entrada.


Imágenes de "Ejecutivo agresivo" - Copyright © 2003 Revolution Studios, Jack Giarraputo Productions y Happy Madison. Distribuida en España por Columbia Tristar Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Ejecutivo agresivo"
Añade "Ejecutivo agresivo" a tus películas favoritas
Opina sobre "Ejecutivo agresivo" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Ejecutivo agresivo" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Los Thornberrys: La película (The wild Thornberrys movie)     Recién casados (Just married)     El oro de Moscú     Adaptation (El ladrón de orquídeas)     Este cuerpo no es el mío (The hot chick)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Top10
Afiliación
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos