LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 


Compras de cine

 
DVD
2 discos

Banda sonora de "Piratas del Caribe"
BANDA SONORA
Klaus Badelt

Videojuego para PC de "Piratas del Caribe"
VIDEOJUEGO
Versión PC

FNAC

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

PIRATAS DEL CARIBE: LA MALDICIÓN DE LA PERLA NEGRA
(Pirates of the Caribbean: The curse of the Black Pearl)


Dirección: Gore Verbinski.
País:
USA.
Año: 2003.
Duración: 143 min.
Interpretación: Johnny Depp (Jack Sparrow), Geoffrey Rush (Barbossa), Orlando Bloom (Will Turner), Keira Knightley (Elizabeth Swann), Jack Davenport (Norrington), Jonathan Pryce (Weatherby Swann), Lee Arenberg (Pintel), Mackenzie Crook (Ragetti), Damian O'Hare (Gillette), Giles New (Murtogg), Zoe Saldana (Ana María).
Guión: Ted Elliott y Terry Rossio; basado en un argumento de Stuart Beattie, Ted Elliott y Terry Rossio.
Producción: Jerry Bruckheimer.
Música: Klaus Badelt.
Fotografía:
Dariusz Wolski.
Montaje: Craig Wood, Stephen Rivkin y Arthur Schmidt.
Diseño de producción: Brian Morris.
Dirección artística: Richard Earl, Derek R. Hill y James E. Tocci.
Vestuario: Penny Rose.
Estreno en USA:
9 Julio 2003.
Estreno en España:
14 Agosto 2003.

 

CÓMO SE HIZO SE HIZO "PIRATAS DEL CARIBE"
Notas de producción
© 2003 Buena Vista International

1. La producción

  La emocionante historia de una audaz misión de rescate que persigue acabar con una antigua maldición, "Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl" (Piratas del Caribe. La maldición de la Perla Negra) es un irreverente guiño a la famosa atracción del parque temático de Disney. La primera vez que esta idea llegó a manos de los productores ejecutivos de Disney Studios, comprendieron que sólo había un productor capaz de hacerse cargo de un proyecto de esta envergadura. Michael Eisner, Presidente y Consejero Delegado de Walt Disney Company, Dick Cook, Presidente de Walt Disney Studios y Nina Jacobson, Presidenta de Buena Vista Motion Pictures Group fueron los primeros en contactar con Jerry Bruckheimer para que diera forma a este extravagante proyecto. Jerry se mostró encantado y listo para empezar. Siempre había querido hacer una película de piratas.

  "Cuando era niño, me encantaba ver películas de piratas", confiesa Bruckheimer. "'La Isla del Tesoro', 'Capitán Blood' y 'El Pirata Negro' eran mis favoritas. Errol Flynn y Douglas Fairbanks eran unos actores increíbles, y a pesar de que sus películas siguen siendo emocionantes y han sobrevivido muy bien al paso del tiempo, en mi opinión podíamos añadir un poco más de picante a un cuento popular. "Creo que hemos elevado el género de capa y espada a un nuevo nivel", añade el productor "Tiene toda la emoción y el romance que se espera de una gran historia de aventuras y acción".

  Bruckheimer, que sabe mejor que nadie lo que cuesta trasladar "grandes aventuras" a la gran pantalla, empezó a diseñar su equipo. "Llamamos a Ted Elliott y a Terry Rossio, dos magníficos guionistas que ya habían creado un éxito con 'Shrek'", sigue diciendo. "Aportaron un elemento sobrenatural, que le da a la historia un sesgo que me interesaba mucho. Todo lo que me interesa ver, me interesa también reproducirlo."

  Una de las características de las producciones de Jerry Bruckheimer Films es que los guionistas deben implicarse en todas las etapas del proceso de producción. Ted Elliott y Terry Rossio estuvieron en los platós durante toda la producción. "La experiencia que vivimos Terry y yo es la que sueña cualquier guionista que se precie", afirma Ted Elliott. "Para un guionista, no es habitual asistir todos los días al rodaje. Y estuvimos de principio a fin. Ha sido fantástico. Podíamos hablar en todo momento con el director, el productor, los actores. Incluso alguien como el maquillador podía formular preguntas y averiguar por qué se hacían las cosas de una forma o de otra. Fue un aprendizaje con un valor incalculable. Fue muy gratificante que todo el equipo pusiera su imaginación y su creatividad al servicio de la película. Desde el diseñador del plató, pasando por el vestuario y el maquillaje, asistir al desarrollo de la película en el mismo plató superaba con creces todo lo que habíamos hecho hasta ahora sobre el papel."

  Su socio suscribe sus palabras al cien por cien. "Jerry le dio a Gore mucha libertad y Gore confiaba tanto en sus ideas que siempre estaba dispuesto a colaborar", afirma Terry Rossio. "Sabíamos exactamente lo que queríamos; sabíamos qué tipo de personajes queríamos y qué tipos de escenas tenía la historia. Queríamos ser muy clásicos, estilo Jane Austen, es decir desesperadamente románticos.

  "Ted y yo trabajamos muy estrechamente con Jerry, Mike Stenson y Chad Oman; sus ideas nos fueron muy útiles a la hora de desarrollar la historia", recuerda Rossio. "Los guionistas no suelen ser tener un acceso tan directo a los productores y los productores tampoco están obligados a saber tanto como los guionistas sobre la estructura y los diálogos."

  "Este proyecto nos subyugó desde el principio", afirma Mike Stenson. "Ted y Terry son verdaderos maestros en este tipo de relatos, y además dio la casualidad que siempre habían querido hacer la versión cinematográfica de 'Piratas'. Llegaron a cantarnos la canción la primera vez que nos reunimos."

  Elliott y Rossio les dirán que todo está en la coordinación. Diez años antes de terminar "Aladdin" presentaron una idea para una película de piratas, pero ningún estudio se interesó por el proyecto. Pero este equipo de guionistas no se dio nunca por vencido y siempre tuvieron la esperanza de que su proyecto viera alguna vez la luz. Estaban convencidos de que esa combinación de romance, aventuras y misterio volvería a ser popular algún día.

  El actor Johnny Depp confiaba plenamente en que este dúo de guionistas convertiría su sueño en realidad. "¿Acaso no es el sueño de cualquier niño convertirse en pirata y vivir todas esas aventuras?" se pregunta Depp. "¿A quién no le gustaría interpretar a un pirata?"

  Pero no fueron sólo sus sueños infantiles lo que decidió a Depp a aceptar el papel del Capitán Jack Sparrow; confió ciegamente en la calidad del proyecto cuando supo que Elliott y Rossio iban a participar. "Cuando me enteré que Ted y Terry iban a escribir el guión, supe inmediatamente que estábamos en las mejores manos", dice Depp. "Con la inmensa cultura de Jerry y la visión siempre acertada de Gore, sabía que la película tiene unas bases muy sólidas. Cuando leí el guión de Ted y Terry, me sorprendí gratamente; habían superado todas mis expectativas. Habían aportado grandes dosis de humor a la historia y habían diseñado unos personajes muy sólidos que los actores podían cincelar y elaborar a su gusto."

  Una vez que tuvo el guión en sus manos, Bruckheimer se puso a buscar un director. "Mi agente me llamó y me dijo: '¿Te gustaría hacer una película de piratas?'. Para ser sincero, ¿cuántas veces te hacen esa pregunta en tu vida?", recuerda con humor Gore Verbinski, que ha dirigido recientemente "The Ring".

  Bruckheimer había intentado trabajar con Verbinski algunos años antes, pero sus agendas de trabajo no se lo habían permitido. "Le había conocido al principio de su carrera. Después de ver sus trabajos pensé que era un director de gran talento", dice el productor. "Pero alguien se me adelantó y él se puso a dirigir 'Mouse Hunt'". "Habíamos hablado varias veces los últimos años sobre la posibilidad de trabajar juntos", añade Verbinski. "Me apasionan sus películas. Me siento en el cine con mis palomitas y cada veo que veo una película de Jerry Bruckheimer no me arrepiento de haber pagado la entrada."

  "Tuvimos suerte de contratar a Gore justo antes de que saliera 'The Ring'", comenta Bruckheimer. "Esta película es perfecta para él porque le hemos animado a dar rienda suelta a ese fantástico sentido del humor que tiene y a su habilidad contando historias. Además, como la película tiene elementos sobrenaturales, Gore ha podido sacar partido de un montón de efectos visuales. Tiene el entusiasmo y la energía de un niño. Le encanta trabajar con los actores, y como es lógico, los actores le adoran. Hemos tenido mucha suerte de poder contar con él porque es el director perfecto para este proyecto."

  Mike Stenson se hace eco de las palabras de Bruckheimer y afirma: "Gore sabe combinar un estilo visual original, una gran pericia técnica y también grandes dosis de humor. Todas estas cualidades lo convirtieron en el realizador ideal de la película. Además dijo que sí en la primera reunión que mantuvimos."

  Un fan de "Capitán Blood", "El terrible burlón", "El pirata negro" y otras películas de piratas en sus años jóvenes, Verbinski se dejó seducir inmediatamente por el proyecto. "Hay algo rebelde y revolucionario en los piratas", afirma. "Los piratas llegaron en un momento en el que había mucha represión y a la gente se la colgaba por robar un simple trozo de pan, así que no tenían nada que perder. En mi opinión, la película habla sobre gente que rompe las reglas cuando cree que debe hacerlo para conseguir sus propósitos. Todos los personajes acaban consiguiendo lo que quieren gracias a la piratería, con todo lo bueno y lo malo que entraña."

  Elliott y Rossio le presentaron a Verbinski una visión general del proyecto y al director lo gustó mucho. En palabras de Verbinski, el elemento de la maldición que entraña la historia, "fue lo que le permitió visualizar la película en su cabeza y comprender en qué genero debía encuadrarla.

  "La primera vez que hablé con Ted y Terry sobre el guión, lo que más me gustó fue esa terrorífica perversión del cuento clásico", afirma Verbinski. "Les pregunté: '¿Cuál es el argumento básico de la película? ¿Es el secuestro? ¿O el tesoro escondido?'. Lo cierto es que comprende todos estos elementos, salvo que empieza con el último. Es una película sobre la forma de encontrar la última pieza del tesoro y devolverlo. Barbossa y sus piratas necesitan esa última pieza del tesoro para volver a disfrutar del mundo de los vivos. La maldición ha permitido a Barbossa y a sus piratas conservar el tesoro y seguir haciendo maldades, pero no pueden disfrutar de él."

  Verbinski empezó a prepararse y a elaborar el storyboard de la película basándose en el concepto de Elliott y Rossio. "No hay manera de preparar una película así, sobre todo el rodaje en el mar", afirma entre risas el director. "Nos caíamos al suelo todo el rato cuando corríamos. Era un verdadero caos."

  El casting fue el siguiente paso del proceso de producción. "Siempre intentamos que en nuestras películas haya el mayor número de talentos", declara Jerry Bruckheimer. "Y en esta ocasión tuvimos suerte ya que pudimos contar con la presencia de veteranos de prestigio pero también de caras nuevas. El talento atrae al talento y cada vez que contratábamos un nuevo actor, el listón subía un nivel más."

  "Soñábamos con un reparto ideal", dice Verbinski. "A un director no se le presentan muchas oportunidades como ésta. Poder trabajar con un reparto de este calibre en una película de piratas sólo sucede una vez en la vida."

  "Es extremadamente difícil conseguir el favor del público", explica Bruckheimer. "Pero en esta película hay alguien que el público no esperaba encontrar en una película de Disney.

  "Yo quería a Johnny Depp", dice con una mueca pícara. "Johnny es un artista al que le gustan los proyectos 'extraños'. Es un magnífico actor. No se limita a tener un ejército de fans rendido a sus pies ni a escoger sus trabajos por el dinero que le reportan; es evidente que él necesita encontrar papeles que le llenen artísticamente. Además, creo que quería hacer algo para sus hijos."

  Pero lo curioso es que el personaje que encarna Depp no ese modelo que un padre quisiera para sus hijos. "Jack Sparrow encarna este tipo de personaje con el que disfrutas viendo como le roba el dinero a una pobre anciana", reconoce Verbinski. "Es sobre todo un estafador, es vago, es un gran pirata, pero sólo luchará si no lo queda otro remedio. Además siempre buscará el mejor atajo. Creo que lo más atractivo del Capitán Jack Sparrow es su leyenda. El es su mejor agente, sabe venderse realmente bien."

  "Jack Sparrow es un delincuente pero no tiene mal fondo", añade Orlando Bloom, que interpreta a Will Turner. "Es un hombre que intenta vivir con cierta integridad."

  Depp se sintió atraído por la posibilidad de crear un papel desde cero. "Era un papel completamente nuevo para mí. Inventarme un personaje de pirata diferente, algo que no se hubiese visto ya en la pantalla fue una gran oportunidad para mí."

  Los realizadores le brindaron la oportunidad de forjar un personaje. "Johnny es conocido por su capacidad de crear sus propios personajes", dice Bruckheimer. "Tenía una visión muy precisa y totalmente personal de Jack Sparrow. Le dimos total libertad y el creó un pirata enloquecido y bastante salvaje. Apenas puede mantenerse en equilibrio, se come las palabras. Así que piensas o que está borracho o que lleva demasiado tiempo embarcado. Pero todo está perfectamente estudiado. Y aunque parezca increíble, también forma parte del encanto del Capitán Jack."

  A Depp también le gustó mucho esa personalidad maliciosa y la actitud "hasta la muerte" de su personaje. "En Jack, vi a un hombre que es capaz de correr entre gotas de agua y no mojarse. Puede cruzar una DMZ (zona desmilitarizada) bromear con la tropa, y volver a otro lado para contarle al enemigo una historia totalmente diferente. Intenta quedar bien con todo el mundo porque sabe muy bien que puede necesitarlos en un futuro.

  "No importa si las cosas se tuercen, él tiene un optimismo a prueba de bomba", sigue diciendo el actor. "Siempre me pareció que su objetivo final tenía algo maravilloso y realmente conmovedor. Todo lo que quiere es recuperar su barco porque para él representa la libertad. No dudará en robar o en hacer cualquier cosa para lograrlo, sobre todo cuando la oportunidad se presente, pero su verdadera meta es recuperar la Perla Negra cueste lo que cueste."

  "La misión de Jack es recuperar su barco", nos confirma Verbinski. "Esa es la grandeza y la sencillez de su personaje: su barco es su gran amor y representa su libertad. El no es el malo ni tampoco el personaje romántico de la película, a pesar de que tiene muchas posibilidades de conseguir a Elizabeth. Jack Sparrow es un hombre muy extravagante. El personaje de Johnny no se parece al de Lee Marvin en 'Cat Ballou'. El se desliza sobre la historia sembrando el caos a su alrededor mientras persigue su fin."

  Depp, que construyó el personaje de Jack mientras leía el guión en su sauna, tenía unas ideas muy claras sobre la actitud y el aspecto que debía tener Jack. Se inspiró en muchas cosas para crear su personaje: Depp afirma que gran parte del personaje está basado en Keith Richards, el legendario guitarrista de los Rolling Stones, añadió también algo del personaje de dibujos animados Pepe Le Pew y le dio un toque rasta. "Los piratas eran las estrellas de rock de su tiempo", afirma el actor.

  "Jack tiene pequeños abalorios trenzados en su pelo. Es una de sus fuentes de inspiración. Me gusta la idea de que todas y cada de esas pequeñas cuentas tenga una historia con un significado muy importante para Jack", dice Depp.

  A pesar de que sólo tiene 39 años, Depp desempeñó un papel poco habitual para él: era mayor que sus compañeros de rodaje, que habían crecido viendo películas como "Cry Baby", "Edward Scissorhands" (Eduardo Manostijeras) y "What's Eating Gilbert Grape" (¿A quién ama Gilbert Grape?).

  "Sólo puedo decir cosas buenas de Johnny", afirma Keira Knightley, que interpreta a Elizabeth. "Fue un sueño hecho realidad, un verdadero placer. Quiero decir que estaba embrujada por él. Es genial."

  "Johnny es un ser humano excepcional", añade Orlando Bloom. "Me gustaría que me diera consejos sobre un montón de cosas. Ha sido un verdadero privilegio trabajar tan cerca de alguien cuya carrera admiro tanto."

  Geoffrey Rush encarna al vil Capitán Barbossa, la antítesis de Jack Sparrow, el personaje que interpreta Johnny Depp. Rush, ganador de un Premio de la Academia® por saber dotar de profundidad a sus personajes en proyectos transcendentales, dio aún más relieve a este proyecto dando vida a Barbossa, un bandido intrigante con aires de marqués obligado a vivir en un submundo entre la vida humana y la encarnación de un esqueleto.

  "Necesitábamos un actor que pudiera interpretar al adversario de Johnny y estar a su misma altura", explica Bruckheimer. "Geoffrey Rush tiene un gran talento y es conocido por su gran variedad de registros. Tuvimos suerte de que encontrara un hueco en su agenda para participar en este proyecto. El Barbossa de Geoffrey es la quintaesencia del villano; es un verdadero placer ver cómo se transforma en este personaje."

  Par hacer más interesante el personaje de Barbossa, Rush imaginó un pasado complicado y sugerente que le sirvió para prepararse para el papel. "Consigue ser capitán organizando un motín y tomando la Perla Negra y reclamándola como suya", afirma el actor. "Imaginé a este personaje como un espadachín de primera clase, y un luchador astuto que juega sucio. No aprendió a luchar con la espada con profesores particulares de esgrima; seguramente llevaba una espada desde los 13 años y para él, cortar cabezas es algo natural.

  "Pero creo que Barbossa es un hombre inteligente", continúa diciendo Rush. "Y es su inteligencia lo que le ha ayudado a sobrevivir porque utiliza una lógica que le sirve para adelantarse a los acontecimientos y planear la forma de engañar a sus víctimas. Se hace pasar por un caballero del mar, pero en realidad es un granuja arrogante y astuto".

  Rush cree que Barbossa deseó en algún momento de su vida ser un verdadero lobo de mar. Pero no tardó en darse cuenta que se consigue mucho más rompiendo las reglas, mintiendo a la gente, matando a unos cuantos y apropiándose de lo ajeno. Puede que eso sea para la gente la personificación del verdadero pirata."

  Rush y Johnny Depp tenían puntos de vista parecidos a la hora de enfocar sus papeles y ambos supieron aprovechar la ventaja que supone tener a los guionistas constantemente en el plató. Ambos actores, irreconocibles para cualquier persona ajena al rodaje en sus disfraces de piratas, pasaban la mayor parte del tiempo entre toma y toma fuera del plató en compañía de Elliott y Rossío.

  A pesar de que Depp y Rush sólo compartieron algunas escenas durante los seis meses de rodaje, ambos se dieron cuenta de que tenían que hacer hincapié en la existencia de una larga y oscura historia entre Jack Sparrow y Barbossa y de una admiración mutua entre los actores. "Geoffrey es un actor muy interesante, tiene algo de maldito", afirma Depp. "Me encanta su trabajo. Sus interpretaciones siempre son diferentes. Le gusta plantear ideas e intentar cosas nuevas. Lo mismo que yo. Para Geoffrey, esta película tenía el mismo interés de cualquier otra. Se lo toma todo muy en serio. No tiene prejuicios. Se entrega al cien por cien y esa es una de las razones que me empujaron a trabajar con él."

  "Jack es con toda seguridad el pirata que todo el mundo quiere ser; es un espíritu libre, un hombre totalmente original. Es muy divertido -es la viva imagen de Johnny", afirma Rush. "Ver a Johnny crear su personaje es una experiencia extraordinaria. Su actuación está muy lograda. Es una verdadera obra maestra. Es un actor de gran talento."

  Bruckheimer contrató a Orlando Bloom para que interpretara el papel del atractivo herrero Will Turner después de verle en su película "Black Hawk Down" (Back Hawk derribado). En la primera escena de "Pirates of the Caribbean" (Piratas. La maldición de la Perla Negra), Will, con diez años, aparece entre una tripulación asesinada en un barco en llamas atacado por los piratas que naufraga en el Caribe. Ese día, a bordo del HMS Dauntless, Elizabeth le arrebata a Will, que está inconsciente, un medallón con la calavera del pirata Jolly Roger, con la esperanza de salvar su vida. Este hecho es el punto de partida de la historia.

  "La primera vez que le entrevistamos para el reparto de 'Black Hawk Down' (Black Hawk derribado) supe que algún día llegaría su momento", dice Bruckheimer. "No sabía aún la suerte que había tenido trabajando con él antes de que se desencadenara toda esa locura con las dos entregas de 'Lord of the Rings' (El Señor de los anillos). Empecé a hablarle de este papel cuando estábamos rodando 'Black Hawk' y a él le pareció un personaje fantástico."

  Bloom recuerda que en una fiesta en Australia en la que se celebraba el fin del rodaje de "Ned Kelly", en la que él y Geoffrey Rush actuaban, mantuvo una conversación muy curiosa sobre piratas con el actor ganador de un Oscar®. "Geoffrey dijo que él ya estaba implicado en esa película", afirma Bloom, "y después me enteré que Johnny también participaba en el proyecto. Yo no paraba de decir: '¿Dónde hay que firmar?".

  Para Bloom, la película era una forma de llegar a un mayor número de personas, ya que el público acaba de conocer su trabajo de actor. También se mostró entusiasmado de volver a trabajar con Jerry Bruckheimer. "Intento elegir bien", reconoce el actor. "Ya conocía la forma de trabajar de Jerry. Es muy inteligente, muy cuidadoso. Tiene en cuenta el más mínimo detalle y se asegura que todo se haga bien. Y esta ética del trabajo es la que impera en toda la compañía. Es realmente asombroso y da mucha seguridad al actor. En este proyecto, todos los elementos encajaban a la perfección."

  Al igual que para Depp, el personaje de Turner era una de las fantasías infantiles de este joven actor. "Es tan emocionante trabajar en una película de piratas. Es el sueño de cualquier chico", afirma entusiasmado. "Hacer realidad un sueño de esta magnitud en alta mar ha sido realmente divertido."

  A pesar de que Bloom cree que al principio Will es bastante mojigato, "el personaje va evolucionando. Es muy serio, muy de ley. Pero, sin previo aviso, se encuentra en medio de una aventura extraordinaria pero no exenta de peligros. Para Will es una historia de iniciación a la vida adulta."

  "Orlando ha estado fantástico", afirma Depp. "Creo que su papel es el más difícil de la película porque a él le ha tocado interpretar al personaje serio, decente, el que en muchos sentidos hace de ojos y oídos del público. Pero se las ha arreglado maravillosamente bien."

  Contar con Depp y Bloom en los papeles protagonistas de Jack y Will, respectivamente, puso en evidencia la interesante dinámica que se desarrollo entre los personajes. "Jack y Will forman una pareja de lo más extraña", dice Jerry Bruckheimer. "Pero Will aprende muchísimas cosas conviviendo con un pirata. A pesar de los esfuerzos que hace Will para integrarse en la estructura social, se da cuenta de que es necesario romper algunas reglas."

  Orlando Bloom está de acuerdo en este punto. "Will ha crecido sin una figura paterna, así que siempre está buscando modelos en los que apoyarse. Y en Port Royal son los oficiales de la Marina. Cuando Will y Jack se encuentran, Jack le abre los ojos a Will sobre el significado de ser un hombre. Le enseña que no se puede seguir ciegamente ciertas reglas que carecen de sentido; un hombre tiene que saber tomar sus propias decisiones, ya sean buenas o malas, y luchar por que lo quiere conseguir en la vida." Para Johnny Depp la relación entre Jack y Will se reduce a "dos personajes que forman un todo."

  Tanto Sparrow como Will Turner van a cambiar para siempre las ideas que tiene Elizabeth Swann sobre el amor y la aventura. Elizabeth, la hija del gobernador de Port Royal, puede salir con ese aristócrata cuyo linaje se remonta a varios siglos. En la escala social, ella está unos cuantos escalones por encima de un simple aprendiz de herrero. Pero a pesar de su educación aristocrática y muy protegida, Elizabeth no es una flor de invernadero. Como le gusta decir a la actriz Keira Knightley, "Elizabeth es una chica del siglo XXI embutida en un mundo del siglo XVIII.

  "Es asombrosa", afirma Knightley. "Elizabeth tiene un aspecto totalmente moderno. Es muy fuerte y muy independiente, y cuando tiene que superar las mayores dificultades y tomar decisiones muy peligrosas, no se echa atrás."

  Bruckheimer y Verbinski eligieron con mucho cuidado a la actriz que iba a encarnar a Elizabeth Swann. Estudiaron a todas las protagonistas imaginables, desde las caras más conocidas a otras totalmente nuevas. Pero después de conocer a Knightley, vieron algo especial en ella, una cualidad difícil de definir que irradiaba a sus 17 años, ese resplandor de las actrices de los años dorados de Hollywood.

  "Es evidente que buscábamos una chica joven y muy guapa", reconoce Bruckheimer, "pero la belleza sola no era suficiente. Al igual que otros muchos personajes de esta película, Elizabeth es un ser humano complicado y lo que se ve en la superficie no constituye toda la verdad. Resultaba imprescindible que la actriz comprendiera las múltiples facetas de su personaje, no sólo la historia de amor entre Elizabeth y Will."

  "Yo soy una chica de Londres, así que fue maravilloso que mi primera experiencia en Hollywood fuera en una producción de Jerry Bruckheimer", reconoce Knightley. "Fue genial. Lo pasé realmente bien."

  "A Keira le gustaba decir que 'Piratas' era 'una película sobre Elizabeth y sus chicos,'" dice Bruckheimer entre risas. "Y la verdad es que tiene algo de razón. Elizabeth tiene una conexión especial con cada uno de los personales masculinos y llega a vivir algunas situaciones bastante embarazosas con los secuaces de Barbossa. Ella está acostumbrada a salirse con la suya, pero no tarda en darse cuenta que su forma de actuar, demasiado directa, no lleva a nada, así que no duda en utilizar sus encantos cuando lo necesita; Elizabeth sabe 'actuar' cuando lo necesita. Fue maravilloso contemplar su trabajo; parecía que lo hacía sin ningún esfuerzo. Keira tiene un gran talento natural."

  "Keira se sube al ring y pelea", dice Depp sobre la forma de trabajar de la actriz. "Es realmente encantadora y tiene un gran sentido del humor. Pero es una auténtica profesional y sabe lo que cuesta ganarse la vida; es realmente asombrosa. Me impresionó muy gratamente."

  "Elizabeth siente una curiosidad insaciable por los piratas", dice Verbinski. "Lee muchos libros sobre este tema y se ha convertido en una verdadera groupie de los piratas. Pero en vez de conocer al Bon Jovi de los Piratas, acaba con el Sid Vicious de la banda. Y a pesar de que cree que sabe mucho sobre piratas, no tarda en comprender que tendrá que romper todas las reglas en las que cree."

  Knightley está de acuerdo con su director. "Ella tiene una idea muy romántica sobre los piratas; es casi una obsesión. Así que Elizabeth tendrá que cambiar sus ideas románticas por la dura y cruel realidad de la piratería. Pero ella lleva en sí misma a un pequeño pirata", dice Knightley con un brillo especial en los ojos. "¿No nos pasa a todos?"

  Lo que le decepcionó a Knightley fue no recibir clases de esgrima como sus compañeros de rodaje. "Lo único que quería era una espada", dice quejándose pero sonriendo. "Lucho con candelabros, con palos, incluso con un orinal... pero nunca con una espada. ¡Nadie me dio una espada!" Y añade: "Conseguí que Jerry y Gore me prometieran que si hacíamos otra película juntos me darían una espada."

  El Gobernador Weatherby Swann, que encarna el veterano actor Jonathan Pryce, tiene muchas dificultades para educar a una hija bastante original y atrevida y en algunas ocasiones audaz. Consigue arreglar un matrimonio con el Comodoro Norrington, el recién nombrado Comandante de la Marina Británica en Port Royal, un personaje que interpreta Jack Davenport.

  "El padre de Elizabeth espera que su hija se case con alguien de su misma clase social", afirma Verbinski. "Jonathan Pryce hace un magnífico trabajo. No sólo es el arrogante gobernador británico sino que también es un padre preocupado que hace todo lo que puede por su hija."

  "Está claro que no he sabido educarla demasiado bien", dice Pryce imitando la voz de su personaje. "A Elizabeth le gustan las aventuras y se resiste a obedecer a su padre. Y, no se sabe por qué razón, se siente muy atraída por los piratas. El futuro de Will Turner no se presenta muy halagüeño y yo estaría mucho más contento si se casase con Norrington porque el futuro de la esposa de un comodoro es mucho mejor."

  Al igual que muchos de los actores implicados en la película, Pryce se sintió atraído por el guión porque tal y como él dice, contenía "grandes dosis de ingenio e inteligencia... una buena historia", y también porque se desarrollaba en el Caribe. "He pasado muchas vacaciones allí. "Es una verdadera delicia trabajar en un lugar así", afirma. "Además, los años dorados de la piratería tuvieron lugar aquí".

  Jack Davenport es un hombre alto, moreno y atractivo. La personificación del soldado triunfador en su papel del Comodoro Norrington. El actor británico se ha ganado multitud de seguidores interpretando a Steve Taylor en la popular serie inglesa "Coupling".
"Jack Davenport sabe muy bien el matiz que existe en conspirar para hacer lo que es justo, pero también sabe que las circunstancias no son las más propicias", dice Verbinski. "Lo cierto es que es uno de los personajes más fuertes de la película y también se ve envuelto en muchas situaciones cómicas."

  Davenport estaba impresionado con las complejidades de lo que hubiera podido ser un personaje demasiado estereotipado, demasiado plano. "Por encima de cualquier otro calificativo, Norrington es el azote de la piratería en el Caribe Oriental. Si eres un pirata y me ves venir, lo más seguro es que te eches a temblar", explica. "Lo que me gustó de mi personaje fue que no era el típico malo inglés desagradable. No sólo tenía que mostrarse feroz."

  Davenport, que hace gala de su gran agilidad mental a la hora de hacer bromas, dice que "los volantes son bastante incompatibles con la ferocidad", refiriéndose a su vestuario. "Vi la fotografía de Johnny con su pañuelo de colores y sus rastas. Los piratas iban a la última", dice riéndose. "Yo llevo un atuendo completamente ridículo; parezco un helado."

  Una vez que tuvieron a los protagonistas, los realizadores redondearon el reparto con un elenco de magníficos actores secundarios. Durante el proceso de casting, es muy habitual que los realizadores reciban muchísimas solicitudes de agentes y representantes en nombre de sus clientes, pero en el casting de una película de piratas, esto se multiplicó hasta extremos inimaginables. El casting de la tripulación de Barbossa fue especialmente difícil y llevó a los realizadores y a Ronna Kress, directora de casting, por medio mundo, desde Los Angeles a Londres, pasando por Nueva York.

  "Ronna no sólo es buena encontrando caras interesantes. Además sabe descubrir nuevos talentos", dice Bruckheimer. "Es muy meticulosa con todos los personajes y los elige con mucho cuidado incluso cuando se trata de los papeles más pequeños. Ronna es una pieza de incalculable valor en muchos de mis proyectos y sigue presentándonos a un montón de nuevas promesas."

  "Recibimos un montón de llamadas de teléfono", dice Verbinski. "Queríamos caras nuevas porque estos personajes aportan una gran riqueza a toda la película. Cuando miras a todos estos tipos, te das cuenta que la película podría basarse en la historia de cualquiera de ellos."

  La tripulación de Barbossa incluye a Isaac C. Singleton, Jr. en el papel de Bo'sun, a Lee Arenberg como Pintel, y a Mackenzie Crook encarnando a Ragetti, la cohorte de Pintel. Treva Etienne interpreta a Koehler junto a su socio asesino, Twigg, al que da vida Michael Berry Jr. Trevor Goddard es Grapple y su compinche Mallot está interpretado por Brye Cooper.

  A semejanza de los actores, la tripulación de Barbossa es un hatajo de malhechores de todo el planeta. Un grupo plagado de talentos y muy divertido que pasó muchas horas juntos dentro y fuera del plató. "Estuvieron sensacionales. Cada vez que iba al plató, había 20 piratas", explica Geoffrey Rush. "La verdad es que cuando rodábamos formábamos una familia de lo más estrambótica. Muchos de ellos se alojaban juntos en un bloque de apartamentos en el Caribe. Eran como piratas de verdad".

  Barbossa contrata a sus secuaces en los puertos más peligrosos en los que recala y en las misteriosas islas que invade. Surgían de todas partes: un personaje viene de Oriente, otro del Caribe, otro es de Dover y alguno de Africa Occidental. La lista es interminable".

  "Hacer el casting de un grupo así es como hacer una sopa bouillabaisse", continúa diciendo Verbinski. "Cada personaje es distinto y añade un toque personal al conjunto.

  "Debido a la maldición, se ven obligados a vivir bajo el mar, y esa frustración les convierte en desenfrenados hinchas de fútbol o ese tipo de gente que se pasa el día esnifando pegamento", añade.

  "Pintel y Ragetti son como el Gordo y el Flaco, pero bajo los efectos de un ácido; son malos realmente peligrosos, pero gustan porque son muy divertidos", dice el director entre risas. "Koehler y Twigg son un par de asesinos y Mallot y Grapple dan ese toque especial a la pandilla. Bo'sun es la mano derecha de Barbossa; dirige el barco. Todos están chiflados, cada uno a su manera".

  La tripulación de Jack es muchísimo más tenebrosa. Entre su intrépido equipo está Kevin R. McNally en el papel de Joshamee Gibbs, David Bailie como Cotton (junto a su media naranja, es decir su loro). Zoe Saldana da vida a Anamaria. "Son los despojos de la sociedad", dice Verbinski. "Algo así como los personajes de 'One Flew Over the Cuckoo's Nest.' (Alguien voló sobre el nido del cuco). No tienen ninguna intención de competir con Barbossa. Pero no se parecen nada al grupo variopinto de Barbossa".

  Por algún motivo inexplicable, Norrington elige al Teniente Gillette, interpretado por el actor Damian O'Hare, y a un par de subordinados bastante patosos, el Sr. Mullroy y el Sr. Murtogg, a los que dan vida Angus Barnett y Giles New, respectivamente. A pesar de que Barnett y New no se conocían, la química surgió de inmediato entre ellos. Había nacido una pareja de cómicos.

  No hay que olvidarse, por supuesto, de los actores-animales, que tenían sus propias necesidades. El mono de Barbossa está interpretado por dos monos idénticos de raza Cabochon, un macho y una hembra. Sus caras, que son blancas, se pintaron con tinte vegetal para que parecieran aún más terroríficos.

  "El mono era como mi carné de identidad", dice riendo Geoffrey Rush. "Lo cierto es que el mono es la persona más inteligente de la película porque nunca pierde de vista su objetivo. El resto de los personajes tienen la fragilidad de los humanos y también conocen la traición, los celos y la vanidad; por el contrario, el mono sabe perfectamente que necesitamos recuperar absolutamente todos los medallones".

  Pero el mono tenía otras cosas que hacer además de estar con Rush. Observar al actor en cada etapa mientras éste último se vestía para que el animal comprendiese que seguía trabajando con Geoffrey, pero sólo con el personaje, era sólo una parte de un proceso muy cuidadoso del entrenamiento.

  "Me entrenaron para que no tuviera ninguna relación con el mono, a pesar de que en la película parece que estamos muy unidos", explica Rush. "El mono siempre estaba con el domador. Ni siquiera sabía que yo existía. Pensé, vaya, ¡mi compañero es un poco difícil!"

  El loro que se posa sobre el hombro de Cotton, el pirata mudo que encarna David Bailie, estuvo interpretado por tres aves: uno sentado, otro que habla y un tercero que vuela. A uno de ellos le encantaba picotear la oreja de Bailie porque le gustaba su textura.

  Unos días antes de que el avión abandonara Los Ángeles rumbo al rodaje, la producción supo que el servicio de aduanas no autorizaba el traslado de los loros al Caribe debido a que se había detectado una enfermedad mortal que afectaba a las aves en ese lugar del mundo y que también estaba afectando a su producción avícola. A pesar de que la epidemia estaba controlada, el riesgo era aún demasiado grande para que los amigos voladores pudieran viajar al sur.

  Mark Harden y Ursula Brauner, los domadores de animales, se volvieron locos buscando un tipo de pájaros de colores similares en las Indias Occidentales. Los animales, al igual que los seres humanos, necesitan tiempo para crear un clima de confianza; así que Harden tuvo que acelerar el proceso de familiarización lo más posible llevando al nuevo pájaro en su hombro o en su antebrazo por todas partes, día y noche, hablando con él y calmándolo continuamente. Y hay que decir que funcionó. La prueba es que Harden terminó con cicatrices de garras por todas partes y con todas sus camisas cubiertas de manchas. Pero no le importó dado su buen corazón y su preocupación por el animal porque además había hecho un nuevo amigo.

2. La historia y la escuela de los piratas >>


Imágenes y notas de cómo se hizo "Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra" - Copyright © 2003 Walt Disney Pictures, Touchstone Pictures y Jerry Bruckheimer Pictures. Distribuida en España por Buena Vista International. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Piratas del Caribe"
Añade "Piratas del Caribe" a tus películas favoritas
Opina sobre "Piratas del Caribe" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Piratas del Caribe" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Superagente Cody Banks (Agent Cody Banks)     Driven     El monje (Bulletproof monk)     Soy espía (I spy)     En el filo de las olas (Blue crush)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportaje
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos