LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 


Compras de cine

Comprar DVD de "Crueldad intolerable"
DVD

Comprar novelización de "Crueldad intolerable"
NOVELIZACIÓN

Comprar guión cinematográfico de "Crueldad intolerable"
GUIÓN

Fnac

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

CRUELDAD INTOLERABLE
(Intolerable cruelty)


Dirección: Joel Coen.
País:
USA.
Año: 2003.
Duración: 100 min.
Interpretación: George Clooney (Miles Massey), Catherine Zeta-Jones (Marylin Rexroth), Geoffrey Rush (Donovan Donaly), Cedric The Entertainer (Gus Petch), Edward Herrmann (Rex Rexroth), Richard Jenkins (Freddy Bender), Billy Bob Thorton (Howard D. Doyle), Paul Adelstein (Wrigley), Julia Duffy (Sarah Sorkin), Jonathan Hadary (Heinz).
Guión: Robert Ramsey, Matthew Stone y Ethan & Joel Coen; basado en un argumento de Robert Ramsey, Matthew Stone y John Romano.
Producción: Ethan Coen y Brian Grazer.
Música: Carter Burwell.
Fotografía:
Roger Deakins.
Montaje: Roderick Jaynes.
Diseño de producción: Leslie McDonald.
Dirección artística: Tony Fanning.
Vestuario: Mary Zophres.
Estreno en USA: 10 Octubre 2003.
Estreno en España: 24 Octubre 2003.

 

CRÍTICA
por David Garrido

La guerra de sexos según los Coen

  No hay que ser un genio para darse cuenta que, muy probablemente, "Crueldad Intolerable" será uno de los títulos más rentables de los Coen de cara a la taquilla. Tanto el eterno te-ma que trata la película, que jamás perderá el interés por muchas produc-ciones que se hagan, como la presen-cia de dos estrellas como George Clooney y Catherine Zeta-Jones, sumado al hecho de que estamos an-te la que sin duda es la comedia más accesible de este par de cineastas geniales, así parecen indicarlo. Ante esta previsible borrachera de éxito comercial, los hay que se están apresurando a borrar la etiqueta de “independientes” con la que siempre se les ha identificado y los más osados no dudan en pro-clamar a los cuatro vientos que los Coen “se han vendido” a las exi-gencias de los grandes estudios de Hollywood... Estos suelen ser los mismos que aún no han entendido que los cineastas más inde-pendientes de la actualidad son Steven Spielberg y George Lucas, simplemente porque tienen tales recursos que pueden hacer cual-quier película que les venga en gana, independientemente de su presupuesto. Y los Coen, gracias a su bien ganado prestigio, están en la misma posición.

  Hecha esta (in)necesaria precisión, uno puede afrontar "Crueldad Intolerable" desde dos puntos de vista complementarios pero no ne-cesariamente coincidentes, a saber: se puede hablar de la película dentro del panorama del cine actual o se puede hablar de ella den-tro del papel que ocupa en la filmografía de los Coen. Ciñéndonos a la primera cuestión decía Clooney recientemente que «la peor pelí-cula de los Coen es mucho mejor que la mejor película de la gran mayoría de directores del cine actual» y "Crueldad Intolerable" co-rrobora esta gran frase desde el primer al último fotograma. De for-ma más que convincente.

  Ante todo, una comedia tiene la inexcusable obligación no sólo de en-tretener al espectador, sino de hacer-le reír, y a ser posible reírse con inte-ligencia de situaciones que le resulten familiares o en la que pueda fácilmen-te identificarse con lo que está viendo en pantalla. Pues bien, "Crueldad In-tolerable" cumple esta máxima a la perfección: desde la desternillante secuencia inicial con Geoffrey Rush viviendo intensamente los cuernos más divertidos vistos en una pantalla desde el comienzo de "Una Cana Al Aire" (Blake Edwards) hasta el imprevisto y cruel gag que casi cierra la película cien minutos después, uno tiene tiempo más que suficiente no ya de reírse, sino carcajearse a mandíbula batiente y sin freno con las peripecias de ese abogado matrimonialista, arrogante y tan pagado de sí mis-mo que acepta casos aparentemente imposibles de ganar con el único fin de encontrar nuevos retos y esa exquisita y a ratos des-piadada caza millonarios que se convierte en una formidable anta-gonista gracias a ese sentimiento tan humano que es la venganza.

 

La película respira por los cuatro costados la herencia de la comedia clásica de Hollywood

  Los Coen pisan terreno resbaladi-zo por varios motivos. En primer lu-gar, como se ha dicho hasta la sa-ciedad, la película respira por los cuatro costados la herencia de la comedia clásica de Hollywood, y no estamos hablando de obras meno-res: gente como Preston Sturges, Ernst Lubitsch, Mitchell Leisen, Ge-orge Cukor y, por encima de todo, Howard Hawks (la influencia más evidente que pesa sobre la pelícu-la) construyeron en su momento una serie de obras maestras del cine que sacaban su genio del inagotable caudal que supone la ca-si siempre imposible y a veces milagrosa relación entre hombres y mujeres. La época dorada de la llamada screwball comedy es el género que los Coen toman por asalto a golpe de instinto con una desventaja añadida: por primera vez parten de un material que no es original suyo y que han de atraer a su terreno. Para ello, nada mejor que aplicarse a lo que mejor saben hacer: trabajar sobre el guión hasta conseguir, por un lado, que el peso de la rica tradición no les aplaste, y, por otro, que sea una obra reconocible como par-te de la filmografía de los Coen. Casi nada.

  Se olvida con frecuencia que no hay género más serio que la comedia, que precisa de una gran intuición para que las piezas encajen, los diálogos cojan su ritmo y formen esa música tan par-ticular. Pues bien, "Crueldad Intolera-ble" posee todas estas virtudes y, lo que es aun más difícil, cumple con los dos requisitos antes menciona-dos. Porque, en efecto, es más que evidente que Clooney está aquí lo más cercano que ha estado nunca de la famosa sombra de Cary Grant que le ha perseguido toda su carrera, pero hay que reconocer que hace un trabajo ma-gistral en una película que descansa casi exclusivamente en sus hombros y en los de su compañera. Clooney aborda su cínico abogado con una demostración absoluta de sus recursos ex-presivos (es un papel que se juega con los ojos, con la expresión corporal, con la mirada cómplice) que le lleva a niveles nunca vistos anteriormente, arriesgando mucho a veces (véase esa malsana ob-sesión con sus dientes) y eso sin perder un ápice de ese encanto irresistible que le ha llevado a estar donde está. Zeta-Jones no se queda atrás, su presencia es magnética en cuanto aparece en la pantalla iluminando cualquier escena, mantiene el tú a tú con Cloo-ney de forma admirable y se permite el lujo de resultar a ratos inso-portablemente perversa y a ratos hasta vulnerable. Enorme.

  Es en esta jugosa pelea, este combate a veces feroz y despiada-do donde sale a relucir eso tan difícil de conseguir en la pantalla y tan imposible de definir llamado química, que esta pareja posee a raudales, y ése, sin duda, es el mayor logro de una hilarante histo-ria en la que es mucho menos importante lo que está pasando que el cómo está pasando, con la atención del espectador fija en el de-talle malévolo, en la sonrisa cómplice, en la eterna guerra de siem-pre. No obstante, Clooney y Zeta-Jones no saturan la pantalla gra-cias a los impagables secundarios que pueblan la cinta: resulta es-pecialmente divertido ver a Billy Bob Thornton decir estupideces sin parar tras su hierática composición para la anterior película de los Coen, "El Hombre Que Nunca Estuvo Allí"; Edward Herrmann produce risas dondequiera que aparece; y hasta los papeles más propios de la farsa, más desequilibrados, cumplen su cometido de aliviar el peso de la pareja estelar en la película.

  Cuestión bien distinta es diluci-dar el lugar que ocupa esta esti-mable comedia dentro de la filmo-grafía de los Coen, y ahí es donde hay que decir que puede que los más fanáticos de la pareja se vean decepcionados: no hay tanto vitriolo en la propuesta como cabría esperar-se y el tono de farsa de la obra es tan patente que acaba con cualquier se-gunda lectura cargada de mala leche que pudiera hacerse. No hay otra pre-tensión que la de divertir y punto, lo que deja a "Crueldad Intolerable" mu-cho más cerca de "Arizona Baby" o "El Gran Salto" que de la impresionante "Fargo" o la socarrona "El Gran Lebowski", películas mucho más personales e interesantes dentro de lo que podrían considerarse propiamente comedias. Bien es cierto que los Coen dejan su sello personal, en algunas ocasio-nes con más fortuna que en otras (ese decrépito jefe), pero sería in-justo juzgar "Crueldad Intolerable" sólo en función de los enormes méritos acumulados por los Coen con el paso de los años. A pesar de que pueda considerarse una película “menor” dentro de su filmo-grafía, es quizás la comedia más divertida e inteligente vista en es-te 2003, en la que las risas están más que garantizadas. Ése y no otro era su objetivo esencial. Y lo cumple más que sobradamente.

Calificación:


Imágenes de "Crueldad intolerable" - Copyright © 2003 Universal Pictures, Imagine Entertainment y Alphaville Films. Distribuida en España por UIP. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Crueldad intolerable"
Añade "Crueldad intolerable" a tus películas favoritas
Opina sobre "Crueldad intolerable" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Crueldad intolerable" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Atraco a las 3... y media     Cómo perder a un chico en 10 días (How to lose a guy in 10 days)     5 hombres para Lucy (I'm with Lucy)     Brown sugar     Esto no es un atraco (Scorched)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2004 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportaje
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos