LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 


Compras de cine

Novela
NOVELA
Patricia Highsmith

Fnac

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

EL JUEGO DE RIPLEY
(Ripley's game)


Dirección: Liliana Cavani.
Países:
USA, Reino Unido e Italia.
Año: 2002.
Duración: 110 min.
Interpretación: John Malkovich (Tom Ripley), Dougray Scott (Jonathan Trevanny), Ray Winstone (Reeves), Lena Headey (Sarah Trevanny), Chiara Caselli (Luisa Ripley), Sam Blitz (Matthew Trevanny), Evelina Meghnagi (María), Paolo Paoloni (Franco), Maurizio Luca (Ayudante de Franco), Yurij Rosstalnyi (Guleghin).
Guión: Charles McKeown y Liliana Cavani; basado en la novela 'Ripley's game' de Patricia Highsmith.
Producción: Ileen Maisel, Simon Bosanquet y Riccardo Tozzi.
Música: Ennio Morricone.
Fotografía:
Alfio Contini.
Montaje: Jon Harris.
Diseño de producción: Francesco Frigeri.
Vestuario: Fotini Dimou.
Estreno en España: 19 Septiembre 2003.

 

CRÍTICA
por Julio Rodríguez Chico

La corrupción del inocente

  Cuando la mentira se alía con la in-teligencia y el refinamiento, el resulta-do puede ser altamente corrosivo y perturbador. Si, además, lo que el personaje en cuestión pretende es ju-gar y transformar los principios de un hombre corriente hasta convertirlo en un asesino, entonces la cuestión ad-quiere tales tintes trágicos que exige una reflexión. Eso es lo que ocurre en esta nueva adaptación de la novela de Patricia Highsmith, ahora llevada a la pantalla por la septuagenaria Liliana Cavani ("Portero de no-che", "Francesco"), y en la que John Malkovich asume el papel de Tom Ripley con todo el cinismo y la amoralidad que caracteri-zan al conocido delincuente y falsificador. Antes otros como René Clement, Wenders y Minghella lo han hecho, con Ripleys que co-braban vida en Alain Delon, Dennis Hopper y Matt Damon respecti-vamente.

  La historia de este personaje amoral comienza en Berlín con la venta de unos cuadros falsificados, con asesinato y engaño a su propio socio incluidos. Retirado en un palacio veneciano junto a Louisa, prestigiosa clavicista convertida en su amante, Ripley es in-vitado a una fiesta por su vecino Jonathan, un buen padre de familia enfermo de leucemia, que tiene la torpeza de ofenderle allí donde más le duele, en su criterio artístico. Ripley aprovechará la reapari-ción de su antiguo socio en estafas, que ahora le pide colaboración en un asesinato, para iniciar un juego que acabará complicando pri-mero la vida del ingenuo vecino, y la suya propia después; ambos se van enmarañando en una espiral de violencia que Jonathan vive con angustia mientras que Ripley resuelve con un "estas cosas te-rribles se olvidan enseguida", sin el menor atisbo de remordimiento. Estamos ante la perversión del inocente, empujado a la perdición moral por quien vive sin conciencia y sin escrúpulos; con ello High-smith y Cavani apuntan a cada uno de los lectores/espectadores que pueden sentirse firmes en sus convicciones morales, descono-cedores de la debilidad y corruptibilidad de la naturaleza humana.

  Toda la película descansa sobre la interpretación de Malkovich, que no defrauda y otorga a su per-sonaje todo el cálculo y frialdad de que es capaz, dejando siempre al espectador en la incertidumbre de có-mo va a reaccionar ante los aconteci-mientos que se van desencadenando. Su distanciamiento e imprevisibilidad le otorgan un carácter enigmático y paradójico que hacen que sea el úni-co personaje bien perfilado de la pelí-cula. El resto de los actores no están a su altura, por mucho que Dougray Scott se esfuerce por dar un dramatismo postizo al infeliz vecino. Más patética es la puesta en escena de cada uno de los matones de turno, con situaciones esperpénticas y un tanto tragi-cómicas –o ridículas–, más propias de una serie barata de televi-sión. En definitiva, Cavani logra caracterizar a Ripley pero no sus relaciones con sus compañeros de fechorías, muñecos sin alma ni sentimientos.

  La directora italiana busca también la tensión y el suspense apo-yándose en una partitura de Morricone que por momentos se sub-raya en demasía, y con una angulaciones de cámara que se hacen innecesarias, con un esteticismo pictórico decadente. Digamos, para terminar, que la película se hace larga y pesada, casi agotadora, con excesiva y gratuita crudeza de las escenas de violencia, y torpeza en el tratamiento del sexo, todo con la única finalidad de remarcar la amoralidad de un refinado e inteligente asesino que siempre sale victorioso.

Calificación:


Imágenes y notas de cómo se hizo "El juego de Ripley" - Copyright © 2002 Fine Line Features, Baby Films, Cattleya y Mr. Mudd. Distribuida en España por TriPictures. Fotos de Sergio Strizzi. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El juego de Ripley"
Añade "El juego de Ripley" a tus películas favoritas
Opina sobre "El juego de Ripley" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "El juego de Ripley" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Ted Bundy     La verdad sobre Charlie (The truth about Charlie)     Palabras encadenadas     Sin motivo aparente (No good deed)     El último golpe (Heist)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Top10
Afiliación
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos