LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil      
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

HOLLYWOOD: DEPARTAMENTO DE HOMICIDIOS
(Hollywood homicide)


Dirección: Ron Shelton.
País:
USA.
Año: 2003.
Duración: 111 min.
Interpretación: Harrison Ford (Joe Gavilan), Josh Hartnett (K.C. Calden), Lena Olin (Ruby), Bruce Greenwood (Bennie Macko), Isaiah Washington (Antoine Sartain), Lolita Davidovich (Cleo), Keith David (Leon), Master P (Julius Armas), Dwight Yoakam (Wasley), Martin Landau (Jerry Duran), Lou Diamond Phillips (Wanda).
Guión: Ron Shelton y Robert Souza.
Producción: Lou Pitt y Ron Shelton.
Música: Alex Wurman.
Fotografía:
Barry Peterson.
Montaje: Paul Seydor.
Diseño de producción: Jim Bissell.
Dirección artística: Christa Munro.
Vestuario: Bernie Pollack.
Estreno en USA: 13 Junio 2003.
Estreno en España: 24 Octubre 2003.

 

CRÍTICA
por Joaquín R. Fernández

Puntuación: 4.75 / 10
Banda Sonora Original:
*****

  No se puede decir que Harrison Ford esté atravesando uno de los me-jores momentos de su carrera. En los últimos cinco años tan sólo "Lo que la Verdad Esconde" lo aupó a lo más al-to de la taquilla mundial, mérito que tal vez no le correspondiera única-mente a él, puesto que a su lado te-nía a una actriz tan estimada como Michelle Pfeiffer y a un director tan competente como Robert Zemeckis. Es por ello que quizás necesite más que nunca volver a ponerse en la piel de Indiana Jones, uno de los aventureros más conocidos de la His-toria del Cine, de igual forma que Schwarzenegger ha tenido que re-cuperar a Terminator para volver a ganarse el favor del público (eso sí, esperemos que al protagonista de "Único Testigo" no le dé por meterse también en el farragoso terreno de la política y perdamos así el carisma que casi siempre destila en la pantalla grande).

  Otro al que aún le va muchísimo peor en esto de las finanzas de Hollywood es al realizador Ron Shelton, que acumula fracaso tras fracaso desde hace una década y que, sin embargo, aún le ofrecen trabajos en los libretos de superproducciones del tipo "Dos Policías Rebeldes II" o en películas de elevado presupuesto como "Holly-wood: Departamento de Homicidios". Shelton ha demostrado en numerosas ocasiones que es un nefasto guionista, algo que se confirma en esta típica comedia de acción de policías que, con su carácter contrapuesto, se supone que han de di-vertir al personal.

  Por desgracia, "Hollywood: Departa-mento de Homicidios" es una cinta en la que el argumento es lo de menos, pues tanta es la falta de estructura en su guión que en ocasiones uno se pregunta si en verdad asistimos a una investigación policial en toda regla o a un cúmulo de chistes fáciles y rutina-rios que apenas consiguen sonsacar una sonrisa al espectador. La previsi-bilidad de algunos de sus gags es tal que incluso provoca el sonrojo del es-pectador, incapaz de creerse que al-guien haya podido escribir algo tan manido como lo que luego se desarrolla en la pantalla. Por poner-les un ejemplo, al comienzo del filme observamos al protagonista, Joe Gavilan, exhibiendo distintas caras de preocupación mientras analiza la forma en la que pudo haberse producido el crimen que, en teoría, es pieza fundamental de la trama. Su joven compañero imita sus gestos, sabedor de que es bueno aprender de alguien tan ducho en estos temas. Finalmente, Gavilan le dice al muchacho que coja una libreta para que haga en ella una serie de anotacio-nes: sin inmutarse, le pide que le traiga una hamburguesa de que-so, con cebolla cruda, vinagre y ketchup. Como comprenderán, an-te tan "desternillante" chiste uno no puede hacer otra cosa que re-signarse y resoplar ante las banalidades que aún le quedan por contemplar.

  La historia, si es que la hay, intercala la investigación de Gavilan y Calden acerca del asesinato de un conocido grupo de raperos con los problemas personales de los personajes principales, siendo ambos aspectos del filme planos y aburri-dos. Gavilan se pasa media película intentando vender una man-sión, pues también se gana la vida como agente inmobiliario, mien-tras que Calden, aparte de querer ser actor, es profesor de yoga, un buen sistema para ligarse a sus alumnas. Por si no le bastara, el pobre anda un tanto traumatizado por la extraña muerte de su padre, que también era policía. En medio, Bennie Macko, un agen-te de asuntos internos que intenta ponerle las cosas difíciles a Ga-vilan, algo que en teoría debería servir para introducir nuevas esce-nas cómicas que, finalmente, resultan toscas y carentes de gracia (ver el interrogatorio en el que el protagonista no para de recibir lla-madas relativas a sus negocios mientras Calden enseña yoga a una de las integrantes del equipo de Macko).

  Si existiese un poco de acción entre tanta nadería, bien, al me-nos el espectador podría mante-nerse entretenido durante un buen rato, pero la cuestión es que ésta sólo aparece en los veinticinco mi-nutos finales de la cinta, transfor-mándose aquí completamente la pelí-cula y provocando, por primera vez en todo su minutaje, el disfrute del pú-blico. Las persecuciones automovilís-ticas están muy bien rodadas y en esta ocasión se mezclan acertadamente con algún que otro pasaje cómico (personalmente me resultó hilarante ver a un enojado Harri-son Ford incapaz de encontrar un coche que le ayude a seguir la pista del villano de turno y teniendo que coger una bicicleta para continuar su persecución). Ahora bien, ¿es esto suficiente como para pagar el precio de una entrada de cine? Evidentemente, no.

  La banda sonora de Alex Wurman capta con acierto el tono de comedia ligera de "Hollywood: Departamento de Homicidios", repi-tiendo un adecuado tema paródico cada vez que los protagonistas sueltan alguno de sus anodinos diálogos a lo largo de toda la pelí-cula. Donde el compositor en verdad más disfruta es en los minu-tos finales de la misma, creando una música tan eficaz como vi-brante y sin perder en ningún momento la comicidad general de la partitura.


Imágenes de "Hollywood: Departamento de homicidios" - Copyright © 2003 Revolution Studios y Pitt/Shelton. Distribuida en España por Columbia TriStar Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Hollywood: Departamento de homicidios"
Añade "Hollywood: Departamento de homicidios" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

El monje (Bulletproof monk)     Soy espía (I spy)     Esto no es un atraco (Scorched)     Un diploma muy caro (Stealing Harvard)     Johnny English

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Buscar
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Top10
Afiliación
Quiénes somos
Contacto

Añadir a Favoritos