LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 


Compras de cine

 
DVD

 
BSO

Fnac

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

LOST IN TRANSLATION


Dirección y guión: Sofia Coppola.
Países:
USA y Japón.
Año: 2003.
Duración: 105 min.
Interpretación: Bill Murray (Bob Harris), Scarlett Johansson (Charlotte), Anna Faris (Kelly), Giovanni Ribisi (John), Akiko Takeshita (Srta. Kawasaki), Catherine Lambert (Cantante de jazz), Fumihiro Hayashi (Charlie), Akiko Monou (P Chan), Kazuyoshi Minamimagoe (Agente de prensa), Kazuko Shibata (Agente de prensa).
Producción: Sofia Coppola y Ross Katz.
Producción ejecutiva: Francis Ford Coppola y Fred Ross.
Música: Brian Reitzell y Kevin Shields.
Fotografía:
Lance Acord.
Montaje: Sarah Flack.
Diseño de producción: Anne Ross y K.K. Barrett.
Dirección artística: Mayumi Tomita.
Vestuario: Nancy Steiner.
Estreno en USA: 3 Octubre 2003.
Estreno en España: 13 Febrero 2004.

 

CRÍTICA
por Miguel Á. Refoyo

Sentimientos y complicidad compartidos

La segunda película como directora de Sofia Coppola supone una obra maestra sobre las amistades no duraderas, pero imborrables en el tiempo

  Cuando Sofia Coppola adaptó la novela homónima de Jeffrey Eugeni-des "Las vírgenes suicidas", dejó muy claro que su prometedora visión cine-matográfica de futuro heredada de su célebre progenitor no estaba exenta de una mirada propia e independiente. Una excelente ‘opera prima’ estable-cida en un difícil equilibrio sobre el que jugó con el contrapunto entre lo explícito y lo implícito, lo que se sien-te y lo que se hace, apelando a la ex-traña identificación con unas herma-nas inmersas en un romántico pero fatal destino. En su esperado regreso tras la cámara, Sofia Cop-pola continúa en su empeño por manifestar su gran delica-deza a la hora de rodar historias intimistas, obteniendo en su segundo trabajo un prodigio de exactitud y agudeza, de ele-gante equilibrio. La joven directora narra en "Lost in translation" las vidas cruzadas de Bob Harris, una decadente estrella del celu-loide en proceso de crisis debido al estado ‘stand by’ de su matri-monio (a su mujer le importa más cómo va a ser la moqueta de su despacho que su propia felicidad) que viaja a Tokio a grabar un anuncio de whisky, y Charlotte, una veinteañera licenciada en filo-sofía y recién casada que busca encontrarse a sí misma y a su marido, fotógrafo absorbido por su trabajo, pero que no encuentra más que dudas e insatisfacción. Entre ambos se establecerá una preciosa relación de complicidad e intimidad inocente a través de la cual luchan para encontrarse a sí mismos y que les permitirá so-brevivir al insomnio, a sus respectivas inestabilidades emocionales y al exotismo de una ciudad tan extraña como lo es la capital de Japón.

  Una odisea sentimental con sabor agridulce que se entabla con peque-ños encuentros fugaces en un ascen-sor, en un piscina, en un hall... au-mentando sus conversaciones sobre la felicidad, la vida y las aspiraciones perdidas y futuras, pretéritas y logra-das. El ‘jet lag’ de Bob Harris es re-creado en cómicos problemas con la ducha, con las cortinas mecánicas y con un idioma ininteligible. Un agobio compartido con Charlotte, enclaustra-da en su habitación, en ropa interior, sin saber qué hacer, sin encontrar la fascinación por la cultura nipona, sentada en el alféizar de la ven-tana con la cabeza contra el cristal y la mirada perdida. Miradas di-sipadas a una metrópoli que se funden con las de Bob desde un ta-xi, observando rascacielos sobre los que publicitan la bebida para la que sirve de rostro. Será la barra de bar del hotel en el que am-bos se hospedan la que una sus destinos, la que les haga encon-trar la complicidad del aburrimiento de alguien desalentado y perdi-do, hermanado por una situación de lejanía de Occidente, de su pa-ís, de su habitual y desconocida cotidianidad. Un entorno de confu-sión que convierte a los protagonistas en vulnerables y distantes, en un contexto como es la indescifrable ciudad de Tokio, lugar don-de la alineación es el factor fundamental para describir la amistad, el amor y la confianza entre estos dos personajes, distintos en apariencia, iguales en su interior. Mediante una excelente síntesis de tiempo, Coppola conmueve por las reflexiones vertidas en esta prodigiosa película en torno a la soledad, la decadencia y el paso del tiempo en un viaje a la vida de dos personajes en los que destaca, sobre todo, el exquisito gusto de su creadora por el detalle, logrando la trascendencia del halago para hacer disfrutar de viejos sentimientos tan difíciles de encontrar en el cine contem-poráneo.

  Tercer personaje en la historia, Tokio es el infrecuente hábitat de esta unión y Sofia Coppola lo utiliza (con cariño) como una tierra de nadie donde brin-dar una historia de amor platónica concentrada no tanto en la acción y el lugar –excusa irremediable para los excelentes momentos cómicos a car-go de Murray–, sino en una granítica y soberbia forma de indagar en los personajes, único mundo de esta ro-tunda obra maestra moderna y moder-nista. Las luces de neón de la urbe, los enormes carteles luminiscentes que se contraponen al sombrío hotel y los diferentes lugares que recorre el relato son altamente sugestivos y revelan una mirada personal y femenina de la cineasta que consigue envolver la totalidad del filme. La ciudad nipona repre-senta ese laberinto existencial en el que ambos se pierden, acu-diendo a un karaoke a cantar canciones americanas, o donde dis-frutan de comidas en ‘kaiten-zushi’ o pierden el tiempo en salas de ‘pachinko’ para volver a reencontrarse en el punto de encuentro, en la barra del bar del mismo hotel.

  Existe en "Lost in translation" un extraño abandono de los meca-nismos narrativos, de los artificios argumentales que hacen mover-se a los personajes de un lado a otro o que hacen suceder situa-ciones imprevistas que sirvan como avance del relato. Coppola libe-ra sus creaciones en una terminante y reconocible verdad, diáfana y sugestiva, que manifiesta en su fondo y forma un sincero alegato al romanticismo, al amor y las inquietudes de unos roles que viven por sí solos y que se necesitan para poder comprender un periplo de dudas existenciales, de crisis iniciáticas o maduras, ambas adultas, equiparables en sus preguntas sobre la vida y la felicidad. Esta nada sensiblera oda al amor va más allá de cualquier concesión genérica, compensada en un guión lapidario y deslumbrante que mezcla géneros y deja autonomía trascen-dental a unos caracteres identificativos, cercanos, que ena-moran al espectador y despiertan emociones compartidas. Un cúmulo de virtudes que aportan a esta hermosa fábula encuen-tros y desencuentros de tono melancólico para dejar que esa me-lancolía se fracture por acertados gags que se convierten en garan-tía de una determinada poética personal.

  A las innumerables y plausibles consecuciones narrativas de Cop-pola se une el recital de dos intér-pretes en estado de gracia. El grandioso Bill Murray, comedido en un papel en el que podría haber explo-tado su vena histriónica, pero que su-tiliza a favor de la emotividad y ternura necesaria, aprovechando con ello su gran oportunidad de reivindicarse co-mo lo que siempre ha sido, uno de los mejores actores modernos. Y, por su parte, Scarlett Johansson, actriz de talento inalcanzable y voz perturba-dora, indetermina una capacidad soberbia en un papel dotado de una madurez memorable. Los dos ofrecen bajo la dirección de Cop-pola una exhibición prodigiosa de equilibrio y naturalidad, de hipnó-tica, sensible y excepcional calidad interpretativa en una relación totalmente desprovista de sexo, pero marcada por una atracción irrefrenable, de sólida amistad basada en la comprensión y el en-tendimiento, en la complementación espiritual. Una apuesta arries-gada que Coppola utiliza para reflejar también las imperfecciones de los seres humanos que, lejos de encontrar solución a sus pro-blemas, encuentran el alivio en breves fracciones de amor, de amis-tad efímera pero imborrable, de necesidad de ser escuchado en es-ta vida.

  La inolvidable "Lost in translation" deja en el espectador una inau-dita sensación de pesadumbre por un final nunca querido (admira-ble secuencia de despedida con la canción "Just like honey", de Jesus & Mary Chain acaparando las miradas entristecidas de sus protagonistas) en una cinta que aporta grandes dosis de cine con mayúsculas. Una película que se sale de la norma y que descubre que en este arte no hay etiquetas, pudiéndose digni-ficar varios géneros en una prodigiosa miscelánea artística sin am-bición, pero perfecta en sus logros, capaces de obtener la difícil carcajada o la emotiva lágrima final sin que haya ni un solo recodo para caer en el sentimentalismo o el melodrama. Rotunda y perfec-ta, así es la última película de esta nueva estandarte del cine nor-teamericano llamada Sofia Coppola.

Calificación:


 

Imágenes de "Lost in translation" - Copyright © 2003 Focus Features, American Zoetrope, Elemental Films y Tohokashinsha Film. Distribuida en España por UIP. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Lost in translation"
Añade "Lost in translation" a tus películas favoritas
Opina sobre "Lost in translation" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Lost in translation" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

21 gramos (21 grams)     En carne viva (In the cut)     La vida que te espera     Todo lo que quiero (Try seventeen)     La sonrisa de Mona Lisa (Mona Lisa smile)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2004 LaButaca.net. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportaje
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos