LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 


Compras de cine

Comprar DVD de "Love actually"
DVD

Comprar banda sonora de "Love actually"
BSO

Fnac

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

LOVE ACTUALLY


Dirección y guión: Richard Curtis.
País:
Reino Unido.
Año: 2003.
Duración: 129 min.
Interpretación: Alan Rickman (Harry), Bill Nighy (Billy), Colin Firth (Jamie), Emma Thompson (Karen), Hugh Grant (Primer Ministro), Laura Linney (Sarah), Liam Neeson (Daniel), Martine McCutcheon (Natalie), Keira Knightley (Juliet), Rowan Atkinson (Rufus), Andrew Lincoln (Mark), Billy Bob Thornton (Presidente).
Producción: Duncan Kenworthy, Tim Bevan y Eric Fellner.
Música: Craig Armstrong.
Fotografía:
Michael Coulter.
Montaje: Nick Moore.
Diseño de producción: Jim Clay.
Vestuario: Joanna Johnston.
Estreno en Reino Unido: 21 Nov 2003.
Estreno en España: 21 Nov 2003.

 

CRÍTICA
por David Garrido

Ensalada de tópicos sobre el amor

  El nombre de Richard Curtis está indisolublemente unido a al-gunos de los mayores éxitos taquilleros británicos de los últimos tiempos, las comedias "Cuatro Bodas y un Funeral", "Notting Hill" y "El Diario de Bridget Jones" que, además de compartir protago-nista (Hugh Grant) e infalible fórmula comercial, tienen en común a Curtis en la escritura de las tres películas, a las que ha aportado su estupendo talento para construir diálogos chispeantes y una mane-ra de hacer humor indiscutiblemente inglés que parece haber cala-do bien tanto en el mercado interior como en el internacional.

  Ahora, sin abandonar el guión, Curtis salta a la dirección con esta ambiciosa película en la que afronta la difícil tarea de conciliar su voluntad de hacer una comedia coral que consiga retratar las múlti-ples esquinas y recovecos de un tema tan inagotable como el amor (alejándose con ello de sus anteriores historias más o menos linea-les pobladas de excelentes secundarios) sin que por ello, y he aquí el reto, abandone la fórmula que tanto éxito ha conseguido en los últimos años. Una tarea que, como veremos, sólo consigue a me-dias.

  "Love Actually" se estructura en tor-no a diez breves historias de amor cu-yos protagonistas se relacionan entre sí a través de sus trabajos, relaciones de parentesco o coincidencias en di-versos espacios físicos (un aeropuer-to, una boda) sin que, con alguna no-toria excepción, haya una intención de dar a algunas de esas historias más relevancia que a las otras. La pe-lícula salta constantemente de unas a otras a la menor ocasión, conforman-do un puzzle que no resulta complica-do de seguir gracias a la habilidad de Curtis para trazar personajes recono-cibles con apenas un par de pinceladas y a la fluidez con las que se suceden las escenas. Por supuesto, también ayuda lo suyo que la mayor parte de esas historias que pretenden conformar esa ra-diografía del amor son situaciones archiconocidas y vistas mil ve-ces en pantalla. Así, la estructura coral de la película consigue su objetivo de enganchar el interés del espectador gracias a que pasa de una historia a otra con rapidez (lo que permite mantener una cierta capacidad de sorpresa) sin que por ello éste se fatigue o se aburra, ya que la nula complejidad de las mismas no exige un mayor esfuerzo por su parte y además tiene constante-mente en la mano una baza: su propuesta es tan amplia que puede llegar a contentar a un amplio espectro de espectadores.

  Con diez historias en juego a la vez, uno puede interesarse más por la aparentemente imposible relación entre un recién nombrado Primer Ministro (un Hugh Grant que repite por enésima vez, para lo bueno y para lo malo, su personaje de chico encantador al que nos tiene acostumbrados, aunque ahora esté en tan importante cargo) y su cándida asistente personal (una relación parecida a la que se mostraba en "El Presidente y Miss Wade") que por la insoportable e insultante a la inteligencia peripecia del camarero que emigra a los USA con el único objetivo de follarse a alguna moza ligera de cascos; reconocerse más en las dudas de una insegura Laura Linney incapaz de declararse a su compañero de trabajo que en la historia de amor sin palabras que nace entre un escritor cornudo (un Colin Firth en su línea de siempre) y su asistenta portuguesa que no habla una palabra de inglés, pero con la que consigue co-municarse gracias a un recurso que ya usó con habilidad Jim Jar-musch en "Ghost Dog" en una situación parecida; o sufrir con el mejor amigo de un recién casado que guarda un secreto inconfesa-ble mientras se asiste divertido a la peculiar relación que se esta-blece entre dos dobles de cuerpo que se desnudan y simulan hacer el amor por exigencia de su trabajo antes de intentar una relación más normal.

  Curiosamente, las historias que me-jor funcionan en "Love Actually" son las menos originales: muchos de los mejores momentos de la película los deparan la historia de amor maduro que protagonizan la excelente pareja formada por Alan Rickman y Emma Thompson, amenazada por los co-queteos de él con una tentadora se-cretaria (atención a la escena en que la Thompson confirma sus sospe-chas, de altísimo voltaje emocional) que se beneficia de la gran química de ambos actores, ya demostrada en películas anteriores; conmueve ver los torpes intentos de Liam Neeson por restablecer la comunicación con su hijastro tras la terrible pérdida de su madre y los momentos más divertidos (y co-rrosivos, algo que se echa en falta demasiado a menudo en una película tan blandita como ésta) están a cargo de la deliciosa his-toria del rockero de vuelta de todo que intenta reverdecer laureles gracias a ¡una versión navideña del "Love is All Around", que era la canción principal de "Cuatro Bodas y un Funeral"! Un excelente Bill Nighy y su peculiar relación con su manager se erigen así por derecho propio en la historia mejor construida y resuelta de la obra.

  Con un antiamericanismo de andar por casa (atención al divertido Billy Bob Thornton), cameos fugaces de alguna que otra celebri-dad y multitud de guiños autoreferenciales, "Love Actually" no con-sigue en ningún momento deshacerse de la imagen de ser un producto manufacturado para el éxito inmediato gracias a una fórmula más que conocida. A ello ayuda no poco que Curtis se empeñe, de nuevo con alguna que otra excepción, en finalizar todas y cada una de las historias desarrolladas con finales felices de mayor o menos intensidad, lo que provoca una infame blanden-guería y una absoluta falta de verosimilitud de gran parte de las re-soluciones que importará poco a los adictos a la sensiblería que se complazcan con esos finales felices pero que probablemente exas-perará bastante a aquellos que sean mucho más exigentes. Y es que hay demasiados momentos en los que el afán de Curtis por re-matar positivamente una historia conduce a un empacho de azúcar rayano en la cursilería que nada tiene que ver con la fina ironía y cierta saludable mala leche de la que este guionista ha hecho gala en anteriores trabajos.

 En cualquier caso, "Love Actua-lly" es una comedia ágil que no aburre en absoluto y que se bene-ficia de su nutrido reparto de ex-celentes intérpretes y algunos mo-mentos aislados en los que consigue conmover gracias a la sencillez de sus propuestas (la inteligencia de al-gunos momentos de la relación Rick-man/Thompson, la romántica secuen-cia de los carteles o la resolución de la historia del rockero); sin olvidar que a lo largo de la película hay muchos instantes en los que Curtis echa ma-no de su talento para construir algunos diálogos brillantes y sacar partido de algunas situaciones hilarantes (como ese Primer Minis-tro constantemente incómodo con su nueva situación y cuyo com-portamiento no siempre se ajusta a su cargo), algo a lo que sin du-da ayudan fugaces pero irresistiblemente divertidas apariciones co-mo la de ese Rowan Atkinson que provoca la sonrisa con su sola presencia. En su debe hay que colocar sin duda su búsqueda a cualquier precio de tocar la fibra sensible del espectador apelando al sentimentalismo más inmediato, sin cuyo abuso estaríamos hablando de una comedia a la altura de sus predece-soras y no un escalón por debajo de ellas, pese a sus ambiciosas intenciones.

Calificación:


Imágenes de "Love actually" - Copyright © 2003 Universal Pictures, StudioCanal, Working Title Films y DNA Films. Distribuida en España por UIP. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Love actually"
Añade "Love actually" a tus películas favoritas
Opina sobre "Love actually" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Love actually" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Días de fútbol     Human nature     Abajo el amor (Down with love)     El gurú del sexo (The guru)     Como Dios (Bruce almighty)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2003 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportaje
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos