LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 


Compras de cine

 
DVD
Edición
coleccionista

 
DVD
Edición normal

 
BSO

 
NOVELA

Fnac

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

MASTER AND COMMANDER: AL OTRO LADO DEL MUNDO
(Master and commander: The far side of the world)


Dirección: Peter Weir.
País:
USA.
Año: 2003.
Interpretación: Russell Crowe (Capitán Jack Aubrey), Paul Bettany (Médico de a bordo Stephen Maturin), Billy Boyd (Timonel Barrett Bonden), James D'Arcy (Oficial Thomas Pullings), Lee Ingleby (Guardiamarina Hollom), Georges Innes (Joe Plaice), Mark Lewis Jones (Hogg), Chris Larkin (Capitán Howard), Richard McCabe (Higgins), Robert Pugh (Capitán Allen).
Guión: Peter Weir y John Collee; basado en las novelas de Patrick O'Brian.
Producción: Samuel Goldwyn Jr., Peter Weir y Duncan Henderson.
Música: Iva Davies, Christopher Gordon & Richard Tognetti.
Fotografía:
Russell Boyd.
Montaje: Lee Smith.
Diseño de producción: William Sandell.
Vestuario: Wendy Stites.
Estreno en USA: 14 Noviembre 2003.
Estreno en España: 28 Noviembre 2003.

 

CRÍTICA
por Joaquín R. Fernández

Puntuación: 6.5 / 10
Banda Sonora Original:
*****

  Personalmente puede caernos mejor o peor, pero no cabe duda de que Russell Crowe es uno de los más talentosos actores del cine actual. Sobrio y comedido en sus interpretaciones, hasta logró salir airoso cuando se puso en la piel del matemático John Nash en "Una Mente Maravillosa", pretenciosa cinta de Ron Howard en la que lo más reseñable era la forma en la que el protagonista de "Gladiator" dotaba de credibilidad a la progresiva curación del per-sonaje al que encarnaba, intentando no cruzar nunca esa delicada línea entre la realidad y la exageración que casi siempre conduce al desastre en este tipo de historias. Por su parte, Peter Weir es un director tremendamente irregular pero que cuenta en su filmogra-fía con un buen puñado de películas que cabría calificar de nota-bles, siendo la última de ellas, "El Show de Truman", una sólida muestra de ello.

  Ambos artistas poseen la suficiente reputación como para que varios estu-dios de Hollywood se hayan arriesga-do a producir "Master and Comman-der: Al Otro Lado del Mundo", basán-dose para ello en algunas de las vein-te novelas que el recientemente falle-cido Patrick O'Brian escribió acerca de las aventuras del ficticio capitán Jack Aubrey. Incluso ahora que sabe-mos, por los moderados resultados que ha obtenido hasta el momento, que la cinta no va a convertirse en uno de los grandes éxitos de la temporada (tampoco cabe hablar de fra-caso, pues tiene posibilidades de alzarse con alguna que otra no-minación o premio en los múltiples galardones cinematográficos que se otorgan cada año), me resulta difícil de creer que los artífi-ces de este filme tuvieran en mente una franquicia a la hora de con-feccionarlo, no ya sólo por la dureza de un nuevo rodaje como este, sino también por la dificultad de volver a contar con el propio Crowe para un papel que tal vez sólo nos muestre más de lo mismo y lo ate así incómodamente a una saga de tan largo recorrido.

  Si hubiera que utilizar algún calificativo para definir a "Master and Commander: Al Otro Lado del Mundo" ese sería el de «espectáculo minimalista». Quizás algunos espectado-res acudan al cine creyendo que se van a embarcar en una esplendorosa cinta de aventuras con una especie de Errol Flynn como protagonista, pero nada más lejos de la realidad. Lo que nos ofrece Peter Weir es una agreste descripción de una rutina con la que decenas de hombres han de aprender a convivir en una ruda prisión, un castillo de mástiles, cofas, vergas y trinque-tes que o bien la quiere asaltar un aventajado enemigo o bien de-rribarla la furiosa madre naturaleza. Son almas guiadas por una ma-no firme que no ha de exteriorizar excesivo afecto a su tripulación, pues ello sería señal de debilidad, pero tampoco convertirse en un tirano y aplicar la anarquía como su única ley.

  Batallas las hay, pero bien pocas, tan sólo una al comienzo del filme y otra en su tramo final. En medio, per-sonajes tan interesantes como el ca-pitán Jack Aubrey, interpretado con convicción por un carismático Russell Crowe, y el doctor Stephen Maturin, al que da vida un excelente Paul Bet-tany. Los diálogos de ambos y su re-lación en la película son, sin lugar a dudas, lo mejor de ésta, y aunque presenta una visión realista de cómo es posible la supervivencia en un océ-ano de guerras (contemplamos momentos tan duros como la am-putación de un brazo al joven Lord Blakeney –encarnado por un acertado Max Pirkis–, el cruel azote de una tormenta o la camara-dería que se respira cuando las cosas les salen bien a todos aque-llos que navegan en el HMS Surprise), también cae en numerosos tópicos que destrozan las virtudes de la cinta y la vuelven previsi-ble.

  Así sucede, por ejemplo, con el conato de rebelión, la muerte de alguno de los personajes –que incluso parecen anunciarla ellos mismos– o el hecho de que se tenga que sacrificar la vida de un miembro de la nave para que el resto sobreviva. Por lo demás, el relato avanza pausado aunque sin aburrir en ningún momen-to, mostrando paisajes tan fascinantes como la visión de los barcos desde los cielos o la aparición de las Islas Galápagos, pero nunca llega a calar hondo en el espectador y no deja una huella que perdure en su memoria. Peter Weir dirige esplén-didamente a los actores (incluidos todos y cada unos de los secun-darios), pero resuelve con un montaje algo precipitado las escenas de acción, algo parecido a lo que hizo Ridley Scott en "Gladiator" o, más recientemente, Peter Jackson en la saga de "El Señor de los Anillos". El diseño de producción es magnífico, al igual que los efectos visuales y sonoros, estos últimos verdaderamente impresio-nantes.

  Peter Weir parece querer sorpren-dernos con sus últimas elecciones musicales. Precisar de tres composi-tores –Iva Davies, Christopher Gor-don y Richard Tognetti– para una película como esta, donde o bien sólo se escucha el sonido del mar, el crujir de las maderas o el fragor de una ba-talla, e incluso se utiliza música clá-sica para ambientar determinadas se-cuencias del filme, hace pensar que al realizador de "La Costa de los Mosquitos" le gustó el resultado que consiguió con la ecléctica banda sonora de "El Show de Tru-man". Es una pena que Maurice Jarre, uno de sus antiguos colabo-radores, no quiera saber nada de Hollywood, pero hay que recono-cer que la breve música original que escuchamos resulta por lo menos adecuada, tanto en los pasajes de acción como en los dramáticos.


Imágenes de "Master and commander: Al otro lado del mundo" - Copyright © 2003 20th Century Fox , Miramax Films, Universal Pictures y Samuel Goldwyn Films. Distribuida en España por Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Master and commander"
Añade "Master and commander" a tus películas favoritas
Opina sobre "Master and commander" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Master and commander" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Los ángeles de Charlie: Al límite (Charlie's angels: Full throttle)     2 fast 2 furious. A todo gas 2     Matrix reloaded     X-Men 2     El núcleo (The core)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportaje
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos