LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

Compras de cineFnac

Cómic "Corto Maltés: La balada del mar salado" (Hugo Pratt)
CÓMIC

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


CORTO MALTÉS: LA PELÍCULA
(Corto Maltese: La cour secrète des arcanes)


cartel
Dirección: Pascal Morelli.
País:
Francia.
Año: 2002.
Duración: 92 min.
Género: Animación, drama, aventuras.
Guión: Natalia Borodin y Thierry Thomas; basado en el cómic "Corto Maltés en Siberia" de Hugo Pratt.
Producción: Robert Réa.
Música: Franco Piersanti.
Montaje:
Benoit Humbert.
Estreno en Francia: 25 Sept 2002.
Estreno en España: 23 Febrero 2007.

REPORTAJE por Tònia Pallejà

  Coincidiendo con el estreno de la cinta de animación "Corto Maltés: La película", que lleva a la gran pantalla el cómic de Hugo Pratt "Corto Maltés en Siberia", aprovechamos para hacer un recorrido por el estimulante universo de este popular personaje convertido en icono, empezando por la novela gráfica que le vio nacer, "La balada del mar salado", hoy día objeto de culto, y terminando por la propia vida de este ilustre dibujante y guionista, todo un referente en el género de aventuras, sin la cual sería imposible entender su obra.

 

1. Los orígenes del personaje: Corto Maltés antes de "La balada del mar salado"

  Aunque intentar trazar una especie de biografía exhaustiva acerca de este personaje de ficción escaparía a las pretensiones de este artículo, debido, sobre todo, al enorme volumen que constituyen sus andanzas, sí merece la pena esbozar algunos datos sobre las raíces e inicios de Corto Maltés, para situarlo mucho mejor dentro de su trayectoria al comienzo de "La balada del mar salado".

  Corto Maltés había nacido en La Valletta, isla de Malta, el 10 de julio de 1887, fruto de la explosiva relación entre una gitana de Sevilla apodada "La Niña de Gibraltar" y un marinero inglés procedente de Cornualles que se habían conocido en Gibraltar. Debido a la nacionalidad de su padre, Corto era, por tanto, súbdito británico, y si bien a efectos prácticos se trataba de un marinero sin patria ni puerto, mucho más adelante establecería su residencia oficial en La Antigua, Las Antillas, siendo, no obstante, Hong Kong su lugar preferido. A este mestizaje sanguíneo se vendrían a sumar los años que pasó de niño en Córdoba y que le pondrían en contacto con las culturas árabes, judías y cristianas, despertando de este modo su fascinación y respeto por otros pueblos y tradiciones, pero también por lo oculto. En este último sentido, sería muy significativa la influencia ejercida por el Talmud, el Zohar y la Cábala, que estudió bajo la protección del rabino Ezra Toledano, pero también una anécdota en la que se vio envuelta una gitana amiga de su madre que le leyó la mano.

  Como no podía ser de otra forma, el Maltés dejaría entrever muy pronto su sed de aventuras y no tardó mucho en lanzarse a recorrer mundo, empezando por Egipto, donde conseguiría un mapa para encontrar el preciado tesoro del Rey Salomón, y continuando por Manchuria. Allí, en plena guerra entre rusos y japoneses, Corto entabla amistad con el norteamericano Jack London, lo que, a su vez, le lleva a conocer al desertor Rasputín, al que se le encarga que rescate. Ambos huyen en dirección a África en busca del famoso tesoro, pero un motín de su tripulación y diversas circunstancias adversas provocan que terminen dando con sus huesos en la Patagonia, lugar en el que coinciden con Butch Cassidy, Sundance Kid, su mujer Etta Place y su banda de cuatreros. Tras haber dado tumbos por medio mundo y parte del otro, Corto Maltés reaparece en 1913, en los momentos previos a la Primera Guerra Mundial. Entonces es capitán de su propio barco y ejerce como pirata al servicio del misterioso "El Monje", un personaje envuelto en leyenda que tiene su refugio en la no menos secretista isla de "La Escondida". Sin embargo, cuando Corto se convierte en víctima de un nuevo motín, acaba siendo rescatado en las aguas del Pacífico por su viejo amigo Rasputín, otro pirata mercenario que trabaja para "El Monje", aunque con bastantes menos escrúpulos que nuestro protagonista.

2. "La balada del mar salado"

2.1. Ediciones

  "La balada del mar salado" ("Una ballata del mar salato") supuso la primera aparición del ahora legendario personaje de Corto Maltés en las viñetas, dando lugar, gracias a su éxito, a una larga serie de aventuras que incluye doce álbumes. Esta novela gráfica, considerada hoy en día una obra de culto dentro del noveno arte, se comenzó a lanzar por entregas en julio de 1967 a través de la revista Sgt. Kirk, fundada por el propio Hugo Pratt, y su publicación se extendió hasta febrero del año 69. Posteriormente, la sucederían una edición francesa, argentina y española. En Italia esta historia no sería recopilada en un único tomo hasta 1977, estando coloreado por Mariolina Pasqualini. En 1991 se reeditaría a color tanto en Fancia, por Casterman, como en España, por Norma. Recientemente, Norma Editorial ha sacado una nueva edición de "La balada del mar salado" en cartoné que incluye un prólogo del prestigioso escritor Umberto Eco.

2.2. Influencias

  Se ha dicho que "La balada del mar salado" y, por extensión, el resto de la bibliografía protagonizada por Corto Maltés beben principalmente de las novelas de aventuras de Conrad, Melville y Stevenson, de las que Hugo Pratt siempre se había declarado un ferviente seguidor desde niño, así como del cine de piratas de los 60 (con "Rebelión a bordo" como principal referencia) y del propio cómic ("Terry y los piratas" de su admirado Milton Caniff), donde el autor ya había incurrido en el género con "Capitán Cormorant". Dichas fuentes son tan ciertas como evidentes, sin embargo, tal y como confiesa él mismo en el prefacio de este volumen, el primer libro que le hizo amar de verdad los mares del Sur fue "El Lago Azul", del dublinés Henry de Vere Stackpoole, al que le dedica esta historia.

2.3. Argumento y reseña

  "La balada del mar salado" nos traslada a las peligrosas aguas del Pacífico en una época en que los albores de la Primera Guerra Mundial ya son una realidad cercana, introduciéndonos así en un exótico y exuberante universo poblado por piratas, mercenarios, soldados, insospechados aventureros, indígenas al servicio de los primeros y tribus salvajes.

  Todo comienza cuando Rasputín recoge en su catamarán tripulado por melanesios a dos jóvenes náufragos de El Chica de Ámsterdam, la guapa y madura Pandora y su impulsivo primo Caín. Cuando el pirata de origen ruso descubre que los muchachos pertenecen a una conocida y acaudalada familia, decide retenerlos en cautividad para, más adelante, solicitar un rescate. Prácticamente a continuación, Rasputín y compañía se encuentran con Corto Maltés, abandonado a su suerte en medio del mar por su tripulación después de que ésta se amotinara, al que también rescatan. Cumpliendo los mandatos de "El Monje", se dirigen entonces a negociar con los alemanes, a los que suministran el carbón para la guerra que consiguen mediante la piratería. A partir de aquí se inicia un relato plagado de inesperadas aventuras, seductores personajes e intriga que no deja tregua al lector, y donde tampoco se echan de menos las habituales notas románticas y humorísticas.

  Si algo destaca de "La balada del mar salado", al margen de su precisa ambientación, es el cuidado y detalle que pone Hugo Pratt a la hora de construir las diferentes subtramas y personajes. A diferencia de otros cómics de este estilo, aquí, si bien hay acción a raudales, ésta no es un fin en sí mismo y viene respaldada por una historia sólida e interesante que deja espacio a la dimensión dramática de sus protagonistas y a las relaciones cambiantes que se establecen entre ellos. Aunque existe un trasfondo bélico, éste no domina el argumento, sino que le sirve para tejer su propia historia a partir de unas circunstancias reales. Otro componente adicional es la profundidad de la que goza el relato más allá de narrar de forma atractiva unos hechos. "La balada del mar salado" no sólo denuncia los sucios ardides que se emplean en la guerra, sino que también defiende valores como la lealtad y el honor, o muestra una profunda consideración hacia los nativos y sus reivindicaciones anticolonialistas. A pesar de recurrir a los esperados lugares comunes del género, el tratamiento matizado y sometido a evolución que reciben todos los personajes, desde los centrales hasta los más secundarios, está gratamente alejado de los maniqueísmos y clichés unidimensionales que predominan en otras novelas gráficas, y la propia trama escapa en muchos momentos de convencionalismos complacientes.

  Con todo y con ello, quizás lo que más puede llamar la atención es el perfil que presenta este Corto Maltés iniciático si lo comparamos con la transformación que sufriría después o, incluso, hacia el final de este mismo libro. Al principio de "La balada del mar salado" Corto Maltés es un pirata que no tiene reparos a la hora de venderse a causas nada nobles, aunque conserva unos férreos principios éticos y morales que lo distancian de las maneras toscas, aviesas y traicioneras del ambicioso Rasputín, con el que mantiene una relación de amor-odio. Así pues, se podría entender que "La balada del mar salado" no sólo significa la primera aparición del personaje, sino también la experiencia que terminaría de consolidar su personalidad definitiva.

3. El universo Corto Maltés

3.1. ¿Quién es Corto Maltés?

  Corto Maltés no sólo es el personaje más popular de Hugo Pratt, sino que fue absorbido rápidamente por la cultura popular como icono contemporáneo, dando lugar a numerosas creaciones artísticas y productos al margen de las viñetas. La fuerza de su mito es tal que muchos lectores han llegado a asumir que existió en realidad.

  El nombre de Corto Maltés es, por encima de cualquier otra cosa, sinónimo de aventuras exóticas y viajes por alta mar. Nacido en Malta en 1887 y desaparecido en combate en 1937 durante la Guerra Civil española (aunque, según palabras de Hugo Pratt, nunca llegó a fallecer), este marinero de físico tan rudo como atractivo, y de carácter socarrón y flemático pero en el fondo amable, se podría definir como un aventurero intrépido e infatigable de espíritu humanista, culto y romántico, tan libre como fiel amigo de sus amigos, seductor a la par que enamoradizo. En sus inicios, con "La balada del mar salado", Corto Maltés era un pirata y mercenario que servía a "El Monje" y no dudaba en colaborar con los alemanes, equiparándose de este modo a Rasputín, uno de los personajes que le acompañarían a lo largo de sus diversas peripecias. Sin embargo, llegados a cierto punto, Hugo Pratt decidió dotarlo de un mayor rango moral, distanciándose de este modo del poco escrupuloso Rasputín, que se convertiría así en su antagonista. Y es que, si bien se puede decir que ambos persiguen en el fondo lo mismo, la riqueza, mientras que Rasputín no tiene reparos en utilizar todos los medios a su alcance para conseguirla, Corto Maltés actúa con una mayor conciencia.

3.2. Otros personajes destacados

  Si el mundo surgido de la imaginación de Hugo Pratt sobresale por sus elaboradas tramas repletas de aventuras y por su fascinante ambientación en territorios lejanos, no es menos cierto que este autor también destaca por su capacidad para idear personajes interesantes y bien definidos, muchos de los cuales no sólo vuelven a intervenir en diferentes capítulos de la serie protagonizada por Corto Maltés, sino que también están presentes en otras de sus obras ajenas a esta saga.

  Además del mencionado Rasputín, otros personajes con un peso importante en el devenir de Corto Maltés, ya sea como aliados, enemigos o una combinación de ambos, serían: Pandora y su primo Caín, dos jóvenes anglo-americanos de familia adinerada que son rescatados de un naufragio por Rasputín en "La balada del mar salado"; "El Monje", enigmático personaje que siempre se oculta tras su hábito con capucha y que controla su imperio de piratería desde la isla "La Escondida", teniendo a Rasputín y a Corto Maltés bajo sus designios; Boca Dorada, misteriosa mujer de Itapoa, con asombrosas dotes adivinatorias y estrategas, que controla la Compañía Financiera Atlántica y ejerce como líder en la revolución de Mosquito; Cush, un nómada guerrero de la tribu de los Beni-Amer; el Profesor Jeremías Steiner, eminente profesor de Universidad nacido en Praga y reconvertido en borracho, que se siente en deuda con Corto Maltés; Tristán Bantam, un británico que continúa la búsqueda de la tierra Mú que había emprendido su padre; Morgana Bantam, hermanastra del anterior y discípula de Boca Dorada, por lo que domina la magia negra brasileña; Veneciana Stevenson, valiente aventurera y despiadada asesina, también instruida en la escuela de Boca Dorada; Banshee, infeliz irlandesa que lucha por vengar la muerte de su marido, Patt Finnucan; Shangai Lil, activista de la secta de "Las linternas rojas" que persigue la independencia de las colonias asiáticas; Christian Slütter, un hombre decente a pesar de sus circunstancias, oficial de la Marina Imperial Alemana y comandante de un submarino; Soledad Lokäart, miembro de una familia de bandidos conocidos como "Los evangelistas" dado su fanatismo religioso, que va siempre acompañada por Jesús María, un indio caribeño que intenta matar a Corto para protegerla; Shamael, otro personaje con capacidad para comunicarse con el Más Allá; Leví Columbia, antiguo compañero del Profesor Steiner, coleccionista de antigüedades y dueño de un museo, también persigue El Dorado y la Tierra de Mú, por lo que ejerce como mecenas de otros aventureros como Corto; Duquesa Marina Seminova, ex aristócrata rusa de presencia tan seductora como turbias son sus intenciones; y Cráneo, originario de las Fidji y fiel aliado de Corto Maltés, se encarga de controlar a Rasputín para "El Monje". A todos éstos, y a los que por cuestiones de espacio omitimos, cabría añadir otras mujeres señaladas en la vida de Corto Maltés y allegados, caso de la emigrante polonesa Louise Brookszowic, Esmeralda, a la que conoció siendo niña, o la actriz Tracy.

3.3. Fuentes y principales ingredientes

  Ya hemos comentado la importante influencia que ejercieron las antiguas novelas de aventuras de Joseph Conrad y Robert Louis Stevenson, entre otros, así como el cine clásico de piratas y los cómics como "Terry y los piratas" de Milton Caniff en la gestación de Corto Maltés. A todo ello se sumaría el carácter aventurero y las nada desdeñables experiencias propias de su creador, que relatamos más abajo en el apartado dedicado a su biografía. En la serie de Corto Maltés hay, desde luego, mucha imaginación, pero sus andanzas marítimas siempre se ciñen a un contexto histórico y a un marco social y geográfico bien concretos, de los que saca provecho tanto para tramar sus propios argumentos como para hacer aparecer personajes reales que se mezclan con aquellos inventados. Así pues, se podría catalogar como ficción sobre una realidad histórica. Precisamente, si algo resulta llamativo de la saga Corto Maltés es la atención y el respeto que procura a todos estos detalles culturales. También se hace patente el interés que le despiertan todas las tradiciones y leyendas ligadas al ocultismo. Y, por supuesto, además de las consabidas aventuras y del componente de acción, tampoco podían faltar los elementos humorísticos y románticos, encarnados estos últimos por una larga de lista de seductoras mujeres.

  En cualquier caso, y como ya apuntábamos en la reseña de "La balada del mar salado", la clave de su éxito reside en haber sabido combinar todos estos ingredientes épicos y exóticos con un nivel más íntimo y humano a través de historias bien construidas y personajes mejor definidos.

3.4. La obra: cómics, libros y películas

 La obra protagonizada por Corto Maltés se compone de un total de 12 álbumes, titulados, por orden de aparición, "La balada del mar salado", "Bajo el signo de Capricornio", "Corto: Siempre un poco más lejos", "Las Célticas", "Las Etiópicas", "Corto Maltés en Siberia", "Fábula en Venecia", "La casa dorada de Samarkanda", "La juventud de Corto Maltés", "Tango... Y todo a media luz", "Las Helvéticas" y "Mú, la leyenda del continente perdido". A estos volúmenes cabe sumar otras obras relacionadas con su universo, caso de "Memorias", editado por New Comic, "Las mujeres de Corto Maltés", "La guía de Venecia de Corto Maltés", ambas editadas por Norma Editorial, "Las baladas de Corto Maltés", "Dedicado a Corto Maltés" de su colega Milo Manara, o la novela "Corto Maltés: La balada del mar salado", escrita por el propio Hugo Pratt y editada por Muchnik Editores. Asimismo, Corto Maltés ha dado lugar a varias cintas de animación editadas en dvd, a una serie de televisión e, incluso, a una ópera-ballet, a las que se añade ahora el largometraje animado "Corto Maltés: La película", de Pascal Morelli, que se ha estrenado estos días en nuestras salas.

4. Biografía de Hugo Pratt

  Aunque sin llegar a los extremos de Corto Maltés, se podría decir que la vida de Hugo Pratt estuvo marcada por los viajes y las aventuras desde muy temprana edad, siendo, sin duda alguna, todas estas experiencias propias parte del bagaje que más tarde transmitiría a este mítico personaje.

  Hugo Pratt nació el 15 de junio de 1927 en una aldea próxima a la ciudad italiana de Rímini. Sin embargo, él siempre se consideraría veneciano por ser ésta la ciudad en la que se crió y estudió. Con tan sólo diez años, se trasladó junto a su madre a Abisinia, una colonia italiana de Etiopía, donde se encontraba destinado su padre como funcionario. Allí no sólo se interesaría por la cultura y las tradiciones africanas, sino que también aprendió el abisinio y el swahili gracias a su amistad con los indígenas, pero, sobre todo, con un joven etíope criado de la familia que había luchado contra los italianos. Cuando contaba tan sólo catorce años, se enrola en la policía local animado por su padre. No obstante, al estallar las revueltas independentistas, Pratt es hecho prisionero y, más tarde, se le envía de regreso a Italia repatriado por la Cruz Roja.

  La Venecia que se encuentra a su vuelta en 1944, con diecisiete años, está bajo el control de los alemanes, y no tarda en tener problemas con las SS tras su negativa a servir al Reich en la policía marítima, hasta que finalmente deserta y se une al bando Aliado. Durante la guerra, trabaja como intérprete y organiza espectáculos para las tropas. En aquella época Pratt ya se había convertido en un gran apasionado de los cómics y fundaría "El grupo de Venecia" junto a Alberto Ongaro, Mario Faustinelli, Fernando Carcupino, Bellavitis, Ivo Pavone, Paolo Campani, Rinaldo D'Ami y Dino Battaglia. Su finalidad era acercar a los jóvenes las grandes aventuras clásicas (Conrad, Melville, Stevenson, London...) a través de historietas realizadas al estilo americano.

  Una vez terminada la guerra, Hugo Pratt debuta en el cómic profesional de la mano de la revista Albo Uragano, donde participa como dibujante en la serie de "As de Picas" ("Asso di Picche"), que contaba con un guión de Alberto Ongaro. Ésta seguía las peripecias de un periodista de San Francisco que de noche se convertía en justiciero y el estilo de Pratt estaba fuertemente influido todavía por el cómic americano, y más concretamente por la obra de Milton Caniff. Si bien "As de Picas" se continuó publicando hasta 1949 en la revista del mismo nombre, Pratt también colaboró en otras historietas dentro de su etapa en Albo Uragano, como "Ray e Roy", "Silver Pan", "Indian River" o "April y el fantasma", en todas ellas junto a Mario Faustinelli.

  En 1949 recibe una invitación para trabajar en Argentina con Cesar Civita, propietario de la editorial Abril, quien había quedado fascinado por su trabajo tras la aparición de "As de Picas" en las páginas de Salgari. Allí interviene en diversas series, tanto en funciones de guionista como de dibujante, caso de "Junglemen", "El cacique blanco" o "Legión extranjera". Durante su estancia en este país sudamericano aprovecha para recorrer la Pampa y hasta canta en una orquesta de jazz.

  Cuatro años más tarde regresa a Venecia, donde se casa con la yugoslava Gucky Wogerer, con quien tendría dos hijos, Lucas y Marina, aunque su matrimonio se disolvería poco después, en 1957. Es en esos momentos cuando empieza a colaborar con Hector Oesterheld. Pratt inicia así una de sus etapas más importantes y decisivas, en la que empieza a definir su propio estilo, alejándose cada vez más de sus referentes norteamericanos. Fruto de la unión con Oesterheld nacen las series "Sargento Kirk", "Ticonderoga" y "Ernie Pike", pero Pratt también desarrolla otros trabajos propios como "Ana de la jungla", "El Capitán Cormorant" y "Wheeling", una secuela de "Ticonderoga". También por aquel entonces, Pratt da clases de dibujo junto al reputado Alberto Breccia.

  Tras contraer segundas nupcias con Anne Frognier en México, de la que se divorciaría en la década de los 70 después de haber tenido dos hijos fuera del matrimonio, realizar historias bélicas para Fleetway Publications en Londres y crear en Brasil la Escuela Panamericana del Arte junto a Enrique Lipszyc, en 1962, de nuevo en Italia, Pratt se encarga de ilustrar la publicación infantil Corriere dei Piccoli, así como otros cuentos para niños.

  En 1967 Fiorenzo Ivaldi, un rico promotor inmobiliario de Génova, le propone la creación de una revista de cómics que diera cabida a toda su obra publicada en Argentina. Nace así Sgt. Kirk, donde se publica "La batalla del mar salado" y Corto Maltés hace acto de presencia por primera vez. Dos años después aquella publicación desaparecería por desacuerdos entre sus fundadores, y Pratt continúa con la serie "Los escorpiones del desierto" en la revista Alter Linus.

  Pratt se traslada a Francia en 1970, dedicándose entonces por completo a la saga de Corto Maltés, que se publicaba en las páginas de la revista Pif. Sin dejar de lado el ciclo de Corto Maltés, en 1975 vuelve a retomar "Los escorpiones del desierto" con varias secuelas.

  En 1983 escribe "Verano Indio", ilustrado por el no menos celebrado Milo Manara, con quien volvería a colaborar en 1991 en "El gaucho". En 1984 crea la nueva serie "Cato Zulú", instalándose en Suiza después de recibir el premio Phenix a la mejor historieta de aventuras y el Yellow Kid.

  El 20 de agosto de 1995, poco después de cumplir los 68 años, Hugo Pratt fallecía en Pully, cerca de Lausanne, como consecuencia de un cáncer de intestino. De manera póstuma, se publican sus obras "Morgan", "El último vuelo" y "Bajo un cielo lejano".

5. Enlaces relacionados

Norma Editorial
Web Oficial de Corto Maltés
Venecia Ciudad Abierta
La Web de Corto Maltés
Corto Maltese
Le Monde de Corto Maltese
Corto Maltés en Casterman
Spazio Corto Maltese


Imágenes del cómic "Corto Maltés: La balada del mar salado" - Copyright © 2007 Norma Editorial. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Corto Maltés: La película"
Añade "Corto Maltés: La película" a tus películas favoritas
Opina sobre "Corto Maltés: La película" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Corto Maltés: La película" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

De profundis     A scanner darkly (Una mirada a la oscuridad) (A scanner darkly)     El castillo ambulante (Howl's moving castle) (Hauru no ugoku shiro)     Ghost Rider: El Motorista Fantasma (Ghost Rider)     Superman returns: El regreso (Superman returns)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad