LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 


Compras de cine

Comprar DVD edición especial de "El último samurái"
DVD
Edición especial

Comprar BSO de "El último samurái"
BANDA SONORA
Hans Zimmer

Fnac

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

EL ÚLTIMO SAMURÁI
(The last samurai)


Dirección: Edward Zwick.
Países:
USA, Nueva Zelanda y Japón.
Año: 2003.
Interpretación: Tom Cruise (Capitán Nathan Algren), Timothy Spall (Simon Graham), Ken Watanabe (Katsumoto), Billy Connolly (Zebulon Gant), Tony Goldwyn (Coronel Bagley), Hiroyuki Sanada (Ujio), Koyuki (Taka), Shichinosuke Nakamura (Emperador), Shun Sugata (Nakao), Seizo Fukumoto (El samurái mudo), Masato Harada (Omura), Shin Koyamada (Nobutada).
Guión: John Logan, Edward Zwick y Marshall Herskovitz; basado en una historia original de John Logan.
Producción: Edward Zwick, Marshall Herskovitz, Tom Cruise, Paula Wagner, Scott Kroopf, Tom Engelman.
Música: Hans Zimmer.
Fotografía:
John Toll.
Montaje: Steven Rosenblum y Victor du Bois.
Diseño de producción: Lilly Kilvert.
Vestuario: Ngila Dickson.
Estreno en USA: 5 Diciembre 2003.
Estreno en España: 9 Enero 2004.

 

CÓMO SE HIZO SE HIZO "EL ÚLTIMO SAMURÁI"

Notas de producción
© 2003 Warner Sogefilms

1. El director Edward Zwick hace realidad su sueño

  Aunque el rodaje de El último samurai comenzó oficialmente en octubre de 2002, el director Edward Zwick ha estado fascinado desde hace mucho tiempo por la cultura y el cine japoneses. En cierto sentido, ha estado imaginando El último samurai desde que era adolescente.

  “Vi por primera vez Los siete samurais de Akira Kurosawa cuando tenía 17 años y desde entonces la he visto más veces de las que puedo recordar”, reconoce. “En esa película concreta está todo lo que un director necesita aprender sobre cómo contar una historia, sobre el desarrollo de los personajes, sobre cómo rodar escenas de acción y cómo dramatizar un tema. Después de verla me dispuse a estudiar todas y cada una de sus películas. Aunque no podía saberlo entonces, me marcó el camino para convertirme en director de cine”.

  A Zwick, que estudió historia durante mucho tiempo, el período conocido como la restauración Meiji le parecía especialmente atractivo. El final del dominio del viejo shogunado dio lugar al primer encuentro significativo de Japón con Occidente después de un aislamiento voluntario de 200 años.

  “Sobre todo”, dice Zwick, “fue una época de transición. En todas las culturas, ese momento de cambio de lo antiguo a lo moderno es especialmente doloroso y dramático. Es también extraordinariamente visual. Cada imagen, cada paisaje, cada habitación cuenta la historia, la yuxtaposición de lo viejo y lo nuevo. Un hombre con bombín pasea al lado de una mujer vestida con kimono. Un hombre que dispara un rifle de repetición se enfrenta a otro que empuña una espada”.

  Zwick, cuyo largometraje Shakespeare enamorado consiguió el Oscar a la mejor película, conoce bastante bien las historias que transcurren en ese período. Sus películas Tiempos de gloria y Leyendas de pasión transcurrían a finales del siglo XIX. “Me siento atraído, una y otra vez, por ese momento histórico”, dice. “Hay algo conmovedor, incluso hipnótico, en el hecho de observar a un personaje experimentar una transformación personal en un momento en que toda la cultura que le rodea está asimismo sumida en el caos”.

  Tom Cruise, nominado varias veces al Oscar, y elegido para interpretar al obsesionado capitán Algren, comparte el interés de Zwick y su admiración por el espíritu japonés, en concreto el de los samurais. Al igual que Zwick, descubrió a Kurosawa y el cine japonés cuando era adolescente, y reconoce haber tenido siempre “un profundo respeto y una gran sensibilidad hacia la cultura y el pueblo japoneses, hacia la elegancia y la belleza de los samurais, hacia su espíritu del bushido que enseña a tener fuerza, compasión e intensa lealtad, y hacia su compromiso en cumplir su palabra y la decisión de dar su vida por lo que ellos creen justo. Se trata esencialmente de asumir la responsabilidad de lo que haces y dices, cualesquiera que puedan ser las repercusiones. Más que un código para los guerreros samurais, es una manera firme de vivir la vida – cualquier vida. Era algo a lo que no podía resistirme. Cuando Ed se reunió por primera vez conmigo para hablar de ella, supe que tenía que hacer esta película. Me siento fuertemente conectado con su tema, así como con los personajes de la historia”.

  Cruise, que es también uno de los productores de El último samurai, dice que la naturaleza épica de la historia, además del arco emocional y filosófico de Algren y la oportunidad de trabajar con Edward Zwick y Marshall Herskovitz, eran unos incentivos muy tentadores. “Esta película tiene de todo”, dice. “La aventura y el viaje del personaje, el mundo en el que se adentra y la gente que conoce – es una historia rica, difícil y realmente fascinante. Desde el punto de vista de la producción, es la más ambiciosa de todas las que he hecho en mi carrera: es física, es dramática, es romántica y es filosófica”.

  “Francamente”, continúa diciendo, “lo que también me atrajo fue que los tres compartiésemos un entusiasmo tal por el tema. Cuando hablé por primera vez con Ed, estaba muy apasionado y entusiasmado con él; era como un chaval de 15 años, saltando por la habitación, describiendo las escenas con las manos. Y mantuvo esa pasión a lo largo de toda la producción”.

  Las películas de Zwick han explorado a menudo las complejidades de la guerra y el honor. Llevar al cine las diferencias y los puntos en común que tienen un soldado occidental y un guerrero samurai, era algo irresistible. “Primero en la facultad y luego durante años, leí mucho sobre historia japonesa”, cuenta Zwick. “Me emocionó profundamente “The Nobility of Failure” de Ivan Morris, que cuenta la historia de Saigo Takamori, una de las figuras más famosas de Japón, que primero ayudó a crear el nuevo gobierno y luego se rebeló contra él. Su hermosa y trágica vida supuso el punto de partida para nuestra historia de ficción”.

  El cambio del Japón feudal a una sociedad más moderna supuso la desaparición de ciertas costumbres y valores “arcaicos” personificados por los samurais. Durante muchos años, éstos ocuparon un puesto muy respetado en el orden social. Al igual que los caballeros ingleses, los soldados samurais protegían a los señores, o, en este caso, al shogunado, al que habían jurado lealtad. Al igual que los caballeros respetaban y defendían su sistema de caballería, los samurais vivían de acuerdo con un código llamado bushido, “la conducta del guerrero”, que ponía de relieve, entre otras cosas, la lealtad, el valor, la fortaleza y el sacrificio.

  En contraste con las modernas armas que Occidente ofrecía ahora a Japón, los samurais parecían anacrónicos respecto a los defensores del progreso. Esta nueva pasión por todo lo moderno no dejaba sitio a los samurais con sus legendarias espadas y sus anticuadas nociones del honor, ejemplificadas aquí por su último líder, Katsumoto (interpretado por Ken Watanabe) y sus pocos y leales guerreros. El reto de Katsumoto es mantener sus principios personales en una sociedad que ya no los valora. Su lucha, especialmente en combinación con el viaje espiritual que emprende Algren a su pesar, atrajo a Zwick.

  “Los valores básicos de la cultura samurai siempre me han parecido admirables y válidos”, explica, “en concreto, la creencia de que la violencia y la compasión van juntas y que la poesía, la belleza y el arte son parte de la formación de un guerrero del mismo modo que la destreza en el manejo de la espada o la fuerza física. También me interesa la inesperada posibilidad de renacimiento espiritual que llega a esas vidas para quienes parecía que tenían menos posibilidades”. Hablando de su deseo de combinar estos elementos en El último samurai, dice, “Nuestra historia es una aventura romántica en el más amplio sentido de la palabra y, al mismo tiempo, una odisea muy personal. El reto es crear una historia en la que las relaciones rivalicen con el contexto más amplio, el paisaje interior resonando contra la trama épica.

  “El personaje de Katsumoto me resulta tan fascinante como el de Algren”, continúa diciendo Zwick. “Personalmente, me identifico con su dilema y veo como es aplicable a otros muchos aspectos de la vida moderna”.

  Del mismo modo que el código de los samurais es vívidamente expresado por Katsumoto y sus hermanos, también es evidente en la hermana de Katsumoto, la joven viuda de guerra Taka, que se encuentra con Algren en medio de las circunstancias más amargas. Taka, interpretada por la actriz japonesa Koyuki, se comporta con una compostura tan estricta que el extraño americano no sospecha las complejas y poderosas emociones que ella siente hacia él hasta que se da cuenta de que es tan samurai como homólogos masculinos.

  La productora Paula Wagner, que, junto con Cruise, dirige Cruise/Wagner Productions, comenta que el entusiasmo de Cruise for la película y su intensa conexión y colaboración con Zwick y Herskovitz tiene mucho que ver con la excepcional y ferviente visión que tiene Zwick del proyecto y del personaje del capitán Nathan Algren. “Ed fue capaz de combinar el empuje épico y la acción de la historia con el viaje íntimo y heroico de este poderoso personaje”, dice. Añade que la complejidad de la película atrajo a Cruise/Wagner Productions, que ha desarrollado y producido una variada serie de películas, comentando que, “Esta película funciona a muchos niveles. El último samurai ofrece personajes interesantes y complejos, grandes escenas de acción y aventuras y, en concreto en el capitán Algren, una persona que recorre una gran distancia, literal y figuradamente, para encontrarse a sí mismo y a sus valores”.

  La película tuvo su origen en un proyecto que tenía Radar Pictures a principios de los años 90 sobre un norteamericano que viaja a Japón en una época similar. “Nos llamaron la atención los paralelismos entre la dominación del Oeste americano y la occidentalización del Japón tradicional”, explica Scott Kroopf de Radar Pictures, “y supimos que había una historia que contar sobre el modo en que la modernización empequeñecía a estas dos culturas tan enormemente distintas”.

  “Contratamos a Ed Zwick”, dice Tom Engelman, que también trabajaba en Radar Pictures en aquel momento, “al que yo conocía desde hacía años como amigo y vecino. Era sin duda la persona ideal para hacerlo, por su obra y por su interés en acercarse a los héroes del Oeste americano desde una perspectiva totalmente nueva”. Más tarde, continúa diciendo Kroopf, “Ed sugirió contratar a John Logan y resultó que John, al igual que Ed, era un estudioso de la caída de los samurais. Al final, nuestra paciencia con el proyecto fue recompensada no sólo por el magnífico guión sino también por la increíble habilidad de Ed al poner en marcha la película”.

  Zwick y Logan, el guionista de Gladiator (El gladiador) nominado al Oscar, coincidieron en que la revuelta de los samurais de 1876-1877 sería un punto de referencia histórica para la película apasionante y provocador. “Desarrollar al protagonista con Ed”, recuerda Logan, “fue uno de los elementos más difíciles de la historia. A medida que trabajábamos, el personaje del capitán Algren surgía como una figura realmente atormentada; un hombre que ha perdido su fe. Ed, Marshall y yo queríamos que fuese una figura muy vulnerable, no un típico héroe de película. Intentamos que fuese un alma perdida, buscando su camino. Sólo a través de su interacción con los samurais y su creciente respeto por su código guerrero encuentra su auténtico lugar en el mundo”.

  Herskovitz, que pronto se unió al equipo de guionistas, añade que, si bien la historia y los personajes son totalmente ficticios, los realizadores se esforzaron mucho en conseguir un nivel general de autenticidad en todos los aspectos, “una fiel evocación de ese período de la historia japonesa y de los principios y valores de los samurais. Tratamos de ser fieles y respetuosos. Consultamos a expertos, establecimos contactos con académicos y guionistas de Japón y contamos con la colaboración de muchos especialistas y personal japoneses como parte de la producción. Queríamos hacerlo bien”.

  En cuanto a los temas que aparecen en El último samurai, Herskovitz cree que no sólo son genuinos sino también intemporales. “La historia de un individuo que debe aceptar la pérdida del honor y del yo, y su posterior viaje para recuperar ese honor, para confiar de nuevo en sí mismo para tomar las decisiones correctas, es aplicable a cualquier época histórica pero sin duda alguna al momento actual, en que estamos rodeados por los compromisos de la vida moderna”.

  A medida que transcurre El último samurai, los espectadores experimentan la turbulencia física, emocional y espiritual de esta exótica y contradictoria época a través del capitán Algren. Zwick dice, “Cuando él lo descubre, tú también lo haces; cuando él se siente conmovido por ello, tú también”.

2. La investigación y la acción se dan la mano >>


Imágenes y notas de cómo se hizo "El último samurái" - Copyright © 2003 Warner Bros Pictures, Radar Pictures, Bedford Falls Company y Cruise-Wagner Productions. Distribuida en España por Warner Sogefilms. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El último samurái"
Añade "El último samurái" a tus películas favoritas
Opina sobre "El último samirái" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "El último samurái" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Bichunmoo     Matrix reloaded     La Liga de los Hombres Extraordinarios (The League of Extraordinary Gentlemen)     Lara Croft. Tomb Raider: La cuna de la vida (Lara Croft. Tomb Raider: The cradle of life)     Los ángeles de Charlie: Al límite (Charlie's angels: Full throttle)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © LaButaca.net, 2004. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportaje
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos