LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 


Compras de cine

Comprar DVD edición especial de "El último samurái"
DVD
Edición especial

Comprar BSO de "El último samurái"
BANDA SONORA
Hans Zimmer

Fnac

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

EL ÚLTIMO SAMURÁI
(The last samurai)


Dirección: Edward Zwick.
Países:
USA, Nueva Zelanda y Japón.
Año: 2003.
Interpretación: Tom Cruise (Capitán Nathan Algren), Timothy Spall (Simon Graham), Ken Watanabe (Katsumoto), Billy Connolly (Zebulon Gant), Tony Goldwyn (Coronel Bagley), Hiroyuki Sanada (Ujio), Koyuki (Taka), Shichinosuke Nakamura (Emperador), Shun Sugata (Nakao), Seizo Fukumoto (El samurái mudo), Masato Harada (Omura), Shin Koyamada (Nobutada).
Guión: John Logan, Edward Zwick y Marshall Herskovitz; basado en una historia original de John Logan.
Producción: Edward Zwick, Marshall Herskovitz, Tom Cruise, Paula Wagner, Scott Kroopf, Tom Engelman.
Música: Hans Zimmer.
Fotografía:
John Toll.
Montaje: Steven Rosenblum y Victor du Bois.
Diseño de producción: Lilly Kilvert.
Vestuario: Ngila Dickson.
Estreno en USA: 5 Diciembre 2003.
Estreno en España: 9 Enero 2004.

 

CRÍTICA
por Miguel Á. Refoyo

Bailando con japoneses

Edward Zwick propone una fastuosa y envanecida cinta épica y líri-ca como vehículo de lucimiento de un Tom Cruise que vuelve a de-mostrar que es un espléndido actor

  Las historias épicas de samuráis creadas para el cine por el maestro Akira Kurosawa tienen en la cofradía artística "Los siete samuráis", "Trono de sangre", "La fortaleza escondida" y "Ran" un imprescindible catálogo de este género de películas de acción del autor japonés. Tal vez resultan tan fascinantes porque ninguna cae en la occidentalización y mantienen en sus historias de este ancestral guerrero nipón unos códigos cifrados mediante símbolos procedentes del Nô y el Ka-buki. Como el espectador de Occi-dente no es nihon-jin, sino un simple gai-jin, Kurosawa definió para la galería del público extranjero a sus samuráis con la típica expresión de bárbaros. Descripción de una época, de su gente, de las estrategias de la batalla, de la lucha in-dividual y de los conceptos de Bushido, "El último samurái", mega-producción dirigida por el pretencioso autoconfeso heredero de Da-vid Lean Edward Zwick, recoge todos estos elementos para com-poner una obra manifiestamente ambiciosa que pretende llevar a los altares a Tom Cruise, convertido por méritos propios en una de las estrellas más carismáticas de las dos últimas décadas.

Busca siempre el máximo apogeo épico y lírico mediante sus imponentes imágenes  

  Conocidos por su valentía sin límite y su estricto códi-go de honor, los samuráis eran los distinguidos solda-dos del Japón feudal. En un escenario de fantasía, el sa-murái poseía un coraje y un honor al servicio de un señor. La historia de "El último samurái" na-rra la decadencia y resurgimiento del capitán del Séptimo de caba-llería Nathan Algren, que es contratado por el Emperador de Japón para entrenar al ejército del país en el arte de la guerra moderna. Cuando el máximo mandatario trata de aniquilar a los antiguos gue-rreros samuráis imperiales preparando unas normas de gobierno occidentales más amistosas comercialmente, Algren será influen-ciado cuando caiga precisamente en manos de estos samuráis. Bajo su fascinación ante su cultura y su lucha, el joven militar ame-ricano se situará en una peligrosa postura que divide su corazón entre dos épocas y dos mundos. Esta fábula histórica, que busca en todo momento el máximo apogeo épico y lírico mediante sus virtuosas e imponentes imágenes, comienza mostrando a un héroe que ha reemplazo su valor y logros por un pragmatismo escondido bajo el alcoholismo del perdedor. El honor ha desaparecido tras el exterminio de los indios junto a la ribera del río Washita a manos de su ejército. El encuentro con el mundo oriental y el escrupuloso código del honor en la batalla ejercerá sobre él una redención que supone el encuentro de su propia paz interior y de la felicidad per-dida.

  Escondido bajo estos mecanismos metafóricos y representativos de his-toria épica y legendaria, "El último sa-murái" es una nueva revisitación a la –a veces– fétida finalidad puramente yanqui por exponer una americaniza-ción del héroe que se encuentra a sí mismo gracias a la pérdida de la auto-confianza y de la moral. Ese argu-mento perfectamente expuesto por Sam Fuller en "Yuma" tiene como punto de partida, envuelta en una narración desolada, la historia del fon-do de un personaje desarraigado, la de un hombre que se mueve entre las diferentes trincheras buscando inútil-mente un lugar para integrarse. Por eso, "Bailando con lobos", de Kevin Costner, es la referencia más aludida cuando se plantea un análisis sobre la última cinta de Zwick, ya que se encuentran mu-chos puntos en común devenidos de la idealización del héroe que descubre el amor y el sentido de vivir en una comunidad que le es ajena, pero que le acoge con los brazos abiertos. Como en aquélla, "El último samurái" también gira en torno a la imposición de la cul-tura occidental que infecta, como un virus, a una cultura milenaria como es la japonesa (y que en el filme de Costner era la india), visto en la ‘digitalizada’ entrada en el Japón Imperial o en la esplén-dida batalla final. Si "Bailando con lobos" era una oda a la natura-leza y la sencillez vital, en ésta se busca una comparación entre el sofisticado y amoral belicismo de las modernas armas y técnicas del ejército americano en contraposición con la ancestral lucha de unos guerreros abocados a su desaparición. Una directriz aprove-chada en su endeble guión para arremeter de forma evidente y crí-tica contra el colonialismo americano. Haciendo ver con ejemplos como la repulsión hacia el intocable Custer el conato de subrayar cómo los americanos han acorralado y condenado tanto a los in-dios de su país como al Japón tradicional (y en extensión a los ha-bitantes de Irak en la actualidad).

 

Una demostración de grandilocuencia por parte de su pretencioso director Edward Zwick

  Pero lo que podría haber sido una obra de trascendentes in-tenciones épicas, no es más que una demostración de gran-dilocuencia visual manifestada en su filmografía por su preten-cioso director en películas de estas mismas características como son "Tiempos de gloria" y, sobre todo, "Leyendas de pasión". Presente en cada plano, la intención de Zwick no reside en contar una historia. Es lo de menos. Lo que importa en "El último samu-rái" es procurar ser lo más espectacular posible y deslumbrar con sus estudiados movimientos de cámara. Para ello cuenta con la incomparable ayuda del gran y veterano fotógrafo John Toll. Pelí-cula descompensada, con grandes momentos de verdadero cine bélico (las secuencias de guerra son lo mejor de la película), rica en la reconstrucción histórica del periodo en que se sitúa, el po-derío de esta obra reside en un Tom Cruise que no desapro-vecha la oportunidad para erigirse en el pilar sobre el que se levanta todo este aparatoso espectáculo. Presente en cada uno de sus planos, Cruise está enorme dando vida a Algren, demostrando que además de una estrella que es capaz de cons-truirse superproducciones de este tipo para lucimiento propio, es un gran actor. Un elogio también extensible al magnífico Ken Wa-tanabe.

  "El último samurái" es una película tan eficaz como deficiente en su fres-cura dramática y en sus ideas temáti-cas que pretenden, en alguna subtra-ma, idiotizar la inteligencia del espec-tador. Como ejemplo, el perfecto in-glés –sin justificación alguna– del que hace gala el líder samurái Katsumoto en una región perdida en el Japón más ancestral. Divertimento enérgico, perfectamente diseñado e intensa-mente interpretado, el último intento de Zwick por construir un logrado blockbuster de tintes épicos no re-sulta del todo convincente debido a unos designios que, lamenta-blemente, se quedan en la mera superficialidad gracias a su voz en off –que sobra por lo elemental de lo narrado–, a su convenciona-lidad y a su transitoria vacuidad evolutiva que descompensa una su-perproducción para el gran público y que es vendida como gran pe-lícula aspirante a muchos Oscarsr®.

Calificación:


Imágenes de "El último samurái" - Copyright © 2003 Warner Bros Pictures, Radar Pictures, Bedford Falls Company y Cruise-Wagner Productions. Distribuida en España por Warner Sogefilms. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El último samurái"
Añade "El último samurái" a tus películas favoritas
Opina sobre "El último samirái" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "El último samurái" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Infiltrado (Impostor)     El Cid, la leyenda     S.W.A.T. Los hombres de Harrelson     Hero (Ying xiong)     Underworld

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © LaButaca.net, 2004. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportaje
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos