LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 

Compras de cineFnac

Comprar DVD de "Hellboy" de Guillermo del Toro
 DVD

Comprar DVD edición del director de "Hellboy" de Guillermo del Toro
 DVD Edición
del Director

Comprar DVD edición coleccionista de "Hellboy" de Guillermo del Toro
  Edición
Coleccionista

Comprar banda sonora de "Hellboy" de Marco Beltrami
 BSO

Comprar cómic "Hellboy. Semilla de destrucción" de Mike Mignola
 
CÓMIC

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

HELLBOY


Dirección: Guillermo del Toro.
País:
USA.
Año: 2004.
Duración: 122 min.
Género: Ciencia-ficción, acción.

Interpretación: Ron Perlman (Hellboy), John Hurt (Trevor "Broom" Bruttenholm), Selma Blair (Liz Sherman), Jeffrey Tambor (Tom Manning), Karel Roden (Grigori Rasputín), Rupert Evans (John Myers), Doug Jones (Abe Sapien), Brian Steele (Sammael), Ladislav Beran (Karl Ruprect Kroenen), Bridget Hodson (Ilsa), Corey Johnson (Agente Clay).
Guión: Guillermo del Toro; basado en un argumento de Guillermo del Toro y Peter Briggs; basado en el cómic creado por Mike Mignola.
Producción: Lawrence Gordon, Lloyd Levin y Mike Richardson.
Música: Marco Beltrami.
Fotografía:
Guillermo Navarro.
Montaje: Peter Amundson.
Diseño de producción: Stephen Scott.
Dirección artística: Marco Bittner Rosser y Peter Francis.
Vestuario: Wendy Partridge.
Estreno en USA: 2 Abril 2004.
Estreno en España: 1 Octubre 2004.

 

CRÍTICA
por David Garrido Bazán

Espléndida muestra de cine fantástico

  La mayor parte de las revistas de cine se han hecho eco de la úl-tima película de Guillermo del Toro presentándola como “una obra protagonizada por un superhéroe diferente”, lo que en realidad no es una definición muy acertada, pues perpetúa esa errónea identificación entre cómic y superhéroes que películas como "Ca-mino a la perdición", "Desde el infierno" o la desafortunada "La liga de los hombres extraordinarios", todas ellas basadas en cómics que difícilmente podrían ser catalogadas como ‘de superhéroes’, han intentado soslayar (sin mucho éxito, la verdad: es una iden-tificación que la mayor parte del público no entendido hace de for-ma natural). Mike Mignola, espléndido dibujante y entintador con mucha experiencia en el mundillo del cómic, decidió un día publi-car, en una editorial pequeña, una obra bastante a contracorriente protagonizada por un demonio rojo venido a la Tierra por error y educado por humanos, que acaba por convertirse en un defensor de la especie humana frente a las amenazas paranormales que, en forma de monstruos, acechan de cuando en cuando: en suma, un monstruo que caza a otros monstruos y cuya humanidad es bas-tante mayor de la que su aspecto podría dar a entender. ¿Superhé-roe? Pues no en el sentido usual, no.

  Hellboy cuenta así con alguna venta-ja respecto a los mucho más famosos Spiderman o X-Men y es que precisa-mente el hecho de que sea un cómic relativamente conocido, pero no uni-versal, permite a Del Toro una mayor libertad creativa, lo que en realidad no pone en peligro la fidelidad al mismo, ya que el director mexicano es un fan tan convencido de las posibilidades del personaje que peleó durante seis años para que una productora le diera luz verde para hacer el proyecto a su manera y con el reparto que él consi-deraba idóneo, amén de tener que pa-gar el peaje de realizar "Blade II" (sin ninguna duda, su película me-nos interesante, aunque sus resultados comerciales fueran más que aceptables) para demostrar que tenía la capacidad de hacer viable una obra tan peculiar como ésta, que, como ya se ha dicho, no puede inscribirse en el género de superhéroes sin admitir que, como mínimo, es un relato muy poco convencional en ese sentido, mientras que sus mejores bazas están sin duda en todo aquello que hace de la película una estupenda y muy entretenida muestra del género del cine fantástico.

  Lo más interesante de "Hellboy", la película, es cómo Gui-llermo del Toro ha conseguido realizar una adaptación mo-délica, fiel a la esencia básica del personaje y a los argu-mentos de los cómics en los que se basa sin renunciar por ello a muchas de las claves más reconocibles del realizador de "Cronos", "Mimic" o "El espinazo del diablo". En otras palabras, "Hellboy" es tan inequívocamente un producto del universo personal de su director como la reconocible obra de Mignola, con la virtud añadida de que en absoluto resulta mínimamente necesario que el espectador conozca la obra en la que está basada para disfrutarla en su totalidad. Del Toro ha construido una película con una atmós-fera propia en la que se dan cita sin mucha dificultad y con un sorprendente equilibrio el terror gótico, la aventura paranormal, un desarmante sentido del humor, una nueva lectura de la conocida historia de amor de "La bella y la bestia" y hasta unos toques de cine bélico en su prólogo, todo ello aderezado por un buen puñado de escenas rebosantes de acción que, afortunadamente, no aca-ban devorando el film, pues Del Toro pone buen cuidado en mante-ner la coherencia argumental y bosquejar bien el retrato de los per-sonajes de su relato.

  El arranque de "Hellboy" da buena idea del tono general de la película: en un prólogo que nos remite de for-ma inevitable a Spielberg (las referen-cias a "En busca del arca perdida" son evidentes) asistimos a la entrada en este mundo de un niño/demonio de otro plano, por culpa de un desespe-rado ritual mágico –en el que un Ras-putín al servicio de unos nazis ocul-tistas trata de cambiar el rumbo de la guerra– interrumpido por un pelotón de soldados norteamericanos. Este un tanto delirante argumento inicial, que en manos de un realizador menos inspirado resultaría imposible de mantener, está tan bien perfilado por Del Toro que lo aceptamos con naturalidad en lo que acaba por convertirse en una de las características más interesantes de la pe-lícula, donde la perturbación que podría causar la inclusión de lo fantástico en la vida normal es compensada por la naturalidad con la que dicho elemento fantástico es presentado como algo cotidia-no: véase la secuencia en la que Myers es introducido en su nuevo destino, esa agencia secreta de lucha contra lo paranormal, con la mágica presentación de Abe, el fascinante anfibio, en su pecera y culminada con la primera introducción de Hellboy burlándose de su ‘imagen pública’... en forma de cómic.

  La precisa construcción de Hellboy como personaje es otro de los aciertos del film: Del Toro nos presenta a un demonio fu-mador de puros, buen comedor y bebedor, resignado por sus ca-racterísticas (es casi virtualmente invulnerable, además de muy fuerte) a su trabajo de cazador de monstruos que desempeña con la ironía y la amargura propia de aquel que se sabe, pese a haber crecido entre humanos, más cercano en origen a aquellos que combate que a los que defiende. Y, sin embargo, sus sentimientos son muy humanos: el tierno amor que siente por la desdichada pi-rokinética Liz o el que profesa a su padre adoptivo, el profesor Broom, están sólidamente mostrados. Ron Perlman, bajo todo ese maquillaje, hace un trabajo espléndido en la construcción de este héroe que se mueve entre su apariencia monstruosa y la inna-ta bondad de su alma, una característica que hace reflexionar una vez más sobre la difícil, por no decir imposible, integración en la sociedad de aquellos que son muy diferentes y sobre lo que hace verdaderamente considerar a uno humano, pregunta retórica con la que, al igual que aquella famosa «¿Qué es un fantasma?» de "El espinazo del diablo", se abre y se cierra la película.

  "Hellboy" se disfruta como una película fantástica bien construida en la que no faltan unas muy bien coreografiadas y nada confusas escenas de acción (a destacar la secuencia del museo y la posterior persecución en el metro, por lo que tiene tanto de presentación de las ha-bilidades de Hellboy como, aun más importante, de mostrar los rasgos esenciales de su personalidad) en las que Del Toro, por fortuna, no abusa de los efectos generados por ordenador a favor de un cuidado trabajo de maqui-llaje y efectos especiales convencio-nales, algo que, a diferencia de otros productos recientes, consigue no crear una excesiva distancia con el espectador. A ello ayudan escenas tan logradas como la resurrección de Rasputín, la visuali-zación en flashback de lo ocurrido en el museo gracias a los pode-res de Abe o la autopsia (casi siempre hay una autopsia en los films de Del Toro) de uno de los villanos más inquietantes del cine reciente, el enmascarado y letal nazi Kroenen, especie de zombie ninja que resulta a ratos de lo más tétrico. Y es que el film no se recata en su lado más gore, por así decirlo, ni obvia la evidente fas-cinación que Del Toro siente por las criaturas surgidas de la mente del novelista H.P. Lovecraft (tanto Sammael como las criaturas del otro plano dimensional guardan un parecido más que razonable con los viscosos seres tentaculares surgidos de la mente del creador de Cthulhu) o por las enormes posibilidades del universo que tiene entre manos (la estupenda secuencia acuática protagonizada por Abe, muy bien rodada).

  Pero quizás lo que más se agradece de Hellboy es ese tono general de la película que se mueve entre lo fantástico (no hay que olvidar que esto es a ratos un delirante cómic en el que no faltan ese extravagante villano que es Rasputín, ar-mas cargadas de agua bendita o imaginería católica) y lo hu-mano, como ese prometedor romance entre la Bestia de aparien-cia monstruosa pero hermosa en su interior y la Bella, esa chica melancólica (qué razón tiene Del Toro cuando afirma que Selma Blair tiene una de las miradas más tristes de la actualidad) cuya diferenciación que le aparta de los demás no radica en su aspecto exterior, sino en el incontrolable y muy destructivo poder que es-conde en su interior, que no por azar a Hellboy, ignífugo, no afecta, lo que permite a Del Toro hacer un hermoso plano casi al final de la película. Si algo puede reprochársele a "Hellboy" es que simplifique en exceso el retrato de algunos personajes secundarios que devie-nen tópicos (el novato Myers, el típico jefe mandón aunque un pun-to cínico encarnado por Jeffrey Tambor, la pérfida y entregada vi-llana Ilsa) por comparación al preciso trazado de Hellboy, el profe-sor Broom (un felizmente recuperado John Hurt) o Liz y que, aun-que esto suene a concesión final hecha a Hollywood en una pelícu-la tan personal, en el algo menos logrado tramo final se derroche en efectos visuales lo que durante la película se ha administrado con bastante inteligencia.

 "Hellboy" demuestra de forma bastante fehaciente que Del Toro está empezando a saber conciliar su muy personal universo fílmico con las exigencias de una super-producción de Hollywood y salir bien parado del intento (a diferen-cia de lo que sucedió en las fallidas "Mimic" o "Blade II"), lo que sin duda le permitirá en el futuro seguir cons-truyendo más proyectos personales que no necesariamente tienen por qué estar reñidos con la comercialidad. Esperemos que, a la luz de los nume-rosos logros de esta "Hellboy", haya productoras en Hollywood que sigan confiando en la indudable ca-pacidad de este interesante realizador mexicano. Al fin y al cabo, una industria que financia productos inscritos en la misma tenden-cia pero mucho más caros y, por supuesto, sensiblemente inferio-res como "Van Helsing", "Underworld" o "La liga de los hombres extraordinarios" debería ser capaz de ver la diferencia. Aunque igual es mucho pedir.

Calificación:


Imágenes de "Hellboy" - Copyright © 2004 Revolution Studios, Dark Horse Entertainment, y Lawrence Gordon Productions. Distribuida en España por Columbia TriStar Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Hellboy"
Añade "Hellboy" a tus películas favoritas
Opina sobre "Hellboy" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Hellboy" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Spider-Man 2     The Punisher (El Castigador)     Bloody Mallory     Troya (Troy)     Van Helsing

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2004 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportajes
Clásicos
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos