LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil      
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

KITCHEN STORIES
(Salmer fra kjøkkenet)


cartel
Dirección: Bent Hamer.
Países:
Noruega y Suecia.
Año: 2003.
Duración: 95 min.
Género: Comedia, drama.
Interpretación: Joachim Calmeyer (Isak Bjornsson), Tomas Norström (Folke Nilsson), Reine Brynolfsson (Malmberg), Bjørn Floberg (Grant), Sverre Anker Ousdal (Doctor Jack Benjaminsen), Leif Andrée (Doctor Ljungberg), Gard B. Eidsvold (Bakkerman), Lennart Jähkel (Green), Trond Braenne (Ordforer).
Guión: Bent Hamer; con la colaboración de Jörgen Bergmark.
Producción: Bent Hamer.
Música: Hans Mathisen.
Fotografía:
Philip Øgaard.
Montaje: Pål Gengenbach.
Diseño de producción: Billy Johansson.
Vestuario: Karen Fabritius Gram.
Estreno en Noruega: 17 Enero 2003.
Estreno en España: 27 Mayo 2005.

 

CRÍTICA
por Tònia Pallejà

El laboratorio en la cocina

  "Kitchen stories" —"salmos de la cocina", si nos atenemos a una tra-ducción literal del título original— es una de esas películas que tiene toda la pinta de acabar pasando práctica-mente desapercibida en su anecdóti-co tránsito por la cartelera, cuando la realidad es que el interés y la afabili-dad de esta propuesta se merecen no poca atención. De entrada, su director y guionista, el noruego Bent Hamer, es un gran desconocido por estos lares, y eso que su anterior trabajo, "Un día bajo el sol", no sólo fue roda-do en tierras gallegas, sino que incor-poraba en su equipo a un nutrido grupo de nombres españoles, entre los más visibles el del fallecido Paco Rabal, Pilar Bardem, Ingrid Rubio, Luis Cuenca e incluso El Gran Wyoming. Por otro la-do, se trata de una modesta producción alejada de las convencio-nes comerciales, que no cuenta con el aparato propagandístico ha-bitual y de la que no se espera que vaya a atraer a un sector del público mayoritario; claro síntoma de ello es que en ciudades como Barcelona o Madrid ha sido estrenada en una única sala de cine, por lo que no cuesta imaginar que en otras poblaciones de menor envergadura ni siquiera se vaya a distribuir. Y, por último, proviene de una cinematografía, la noruega, tan humilde y todavía pendiente de descubrir, sobre todo si la comparamos con sus hermanas escandinavas sueca y danesa, que de no ser por los premios que ha recibido esta pequeña muestra en los festivales de Valladolid y Sao Paulo, amén de otros tantos cosechados en el circuito nórdi-co, su repercusión hubiese sido nula. En definitiva, los handicaps que debe superar "Kitchen stories" son sólo un ejemplo más del pez que se muerde la cola —sin posibilidad de acceder a una pelí-cula no habrá público que vaya a verla, y la ausencia de concurren-cia tampoco facilitará que cintas de este tipo se pongan a su dispo-sición—, de manera que sólo le queda confiar su suerte a los bene-ficios del boca a boca, siempre que además exista una butaca don-de el espectador pueda sentar el culo para disfrutarla.

  "Kitchen stories" aborda esa idea del confort doméstico que vivió una época de apogeo durante los años 50, en la que los científicos se proponían racionalizar y optimizar los hábitos del ama de casa en la cocina, así como facilitar sus tareas diarias desarrollando nuevos enseres y electrodomésticos. La película no se ciñe a he-chos reales, pero parte de ellos al centrarse en un peculiar estudio realizado en 1944 por el Instituto de Investigaciones del Hogar —in-tegrado por amas de casa y profesores de Economía Doméstica suecos—, que se proponía analizar el comportamiento de los varo-nes solteros de una región rural de Noruega en sus cocinas. Ha-mer, en colaboración con Jörgen Bergmark, nos acerca a ese ca-prichoso proceso a través de la historia particular de Folke e Isak: el primero, uno de los observadores entrenados que se instala con su caravana en casa del segundo para, desde una silla alta similar a la de un árbitro de tenis situada en un rincón de la sala, anotar todos los movimientos del sujeto sin interferir lo más mínimo en su rutina; y el otro, un viejo granjero que acepta a regañadientes ser su conejillo de Indias creyendo que obtendrá una compensación que no se corresponde con la realidad. El relato pivota en un primer momento en torno a la divertida dinámica entre estos dos persona-jes, obligados a convivir sin convivir, sin hablarse ni tomar contacto, mientras el uno se limita a observar y el otro debe comportarse co-mo si no fuera observado. Pero pronto se hace evidente que lo que falla en este experimento es, precisamente, el factor humano: el objeto de observación se rebela, el observador se convierte en ob-servado y no puede evitar implicarse con su objeto, y esa barrera invisible se rompe.

  Hay mucho de la comedia clási-ca muda, y menos muda, en este simpático y entrañable film, aun-que es inevitable no escuchar, por encima del resto, los ecos de la obra de ese Jacques Tati que en títulos como "Mi tío" ridiculizaba las contradicciones del progreso, y que mediante el personaje de Hu-lot reivindicaba un aporte de hu-manidad y sentido común en me-dio de tanta tecnificación y rela-ciones sociales encorsetadas. "Kit-chen stories" es una cinta eminente-mente visual, con una fuerza en la imagen que también encuentra espacio para la poesía y el surrealismo, y  en donde, por encima de los diálogos, dominan unos gags apoyados en los objetos, la actividad y la distribución de los personajes en el espacio, y que a través de un sentido del humor relajado, sin aspavientos pero efec-tivo, y algo lunático, que quizás no siempre encuentre la carcajada del espectador pero sí su complicidad y reconocimiento, ironiza so-bre el absurdo de algunas situaciones. Pero, tras esa primera parte más desenfadada y ligera, la cinta va tomando cada vez tintes más próximos al drama —aunque manteniéndose en un tono todavía alejado de baratos sentimentalismos— a medida que se estrecha la relación entre esos dos seres que se van revelando como dos almas solitarias abocadas, a pesar de sus reticencias, a algo más que al entendimiento. En este sentido, llama la atención encontrar-se con un desenlace que escapa del final feliz y complaciente que podríamos haber esperado en otro tipo de producto, y que provoca que se abandone el cine con un inevitable sabor agridulce, no debi-do a la insatisfacción, sino a su triste conclusión.

  Son los estupendos Joachim Calmeyer, prestigioso actor te-atral noruego, y Tomas Norström quienes cargan sobre sus espaldas el peso de una película que se desarrolla en base a ese mano a mano interpretativo, haciendo que sus persona-jes dispongan de una profundidad y evolución, y dotándolos de la contención necesaria, pero al mismo tiempo potenciando la expresividad de gestos, miradas y posturas para dejar entrever unos sentimientos que a veces no se corresponden con los que sa-can a la luz.

  "Kitchen stories" es una historia que ofrece lecturas a varios niveles desde lo más concreto a lo más abstracto. Se puede entender como el relato de la amistad entre dos personas que tienen más en común de lo que pare-ce a primera vista, pero más allá exis-te un alegato en favor de la comunica-ción y el entendimiento, y en contra de la deshumanización en el trabajo, en el hogar y en las relaciones perso-nales que se impone en las socieda-des modernas. También cuestiona la objetividad y validez de la observación como método científico, en tanto que ni el sujeto de estudio se mantiene imperturbable ni el observador puede evitar implicarse con él. No falta tampoco una crítica a la in-vasión de la privacidad y a la despersonalización del individuo, con-vertido en simple objeto. Y, por último, en un plano más cultural, están presentes algunas referencias a las tradicionales rivalidades entre suecos y noruegos, debidas tanto a sus distintas posturas durante la Segunda Guerra Mundial como a ese papel de hermana mayor que ha desempeñado históricamente Suecia, aunque lamen-tablemente nos pasen por alto algunos matices y diferencias idio-máticas en la versión original. Pero a pesar de que "Kitchen sto-ries" sea una película local, no es una película localista, pues apela en todo momento a circunstancias y emociones universales que se pueden trasladar a cualquier ámbito.

  Contada desde un tiempo sosegado, y enmarcada por la fotografía de Philip Øgaard, que sirve para reforzar la naturalidad e intimis-mo de la historia a la vez que conserva la frialdad propia del cine de aquellas tierras, "Kitchen stories" es una película sencilla y agradable, sin artificios ni grandes ambiciones, que pretende aportar algo de cordura y humanismo, metas que alcanza sobradamente, y cuyas buenas intenciones no empala-gan. Quizás algunos motivos secundarios estén dibujados con menor eficacia, como el personaje de Grant, el vecino y amigo del granjero, o de ese doctor y director del estudio que se lo monta en grande dentro de su avión privado, y no haya aprovechado ese con-tinuo que recorre entre lo personal y lo científico y social para inda-gar con mayor profundidad. Pero en conjunto resuelve de manera notable sus objetivos, sacando un gran partido de su mínima premi-sa —los actores y el espacio—, y, como quien no quiere la cosa, con esa apariencia humilde y grata, pone sobre la mesa algunas in-teresantes cuestiones.

Calificación:


 

Imágenes de "Kitchen stories"- Copyright © 2003 BulBul Film. Distribuida en España por Pirámide Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Kitchen stories"
Añade "Kitchen stories" a tus películas favoritas
Opina sobre "Kitchen stories" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Kitchen stories" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Fernando y Carolina (Ferdinando e Carolina)     Monsieur Batignole     Bodas y prejuicios (Bride & prejudice)     Los edukadores (The edukators)     La última primavera (Ladies in lavender)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportajes
Clásicos
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

La ventana indiscreta
Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos