LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 

Compras de cineFnac

Comprar DVD de "El espantatiburones"
DVD

Comprar banda sonora de "El espantatiburones"
BSO

Comprar videojuego de "El espantatiburones" para XBox
VIDEOJUEGO

Comprar álbum gráfico de "El espantatiburones"
ÁLBUM
 

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

EL ESPANTATIBURONES
(Shark tale)


Dirección: Vicky Jenson, Bibo Bergeron y Rob Letterman.
País:
USA.
Año: 2004.
Duración: 90 min.
Género: Animación, comedia.
Personajes: Oscar, Don Lino, Angie, Lola, Lenny, Sykes, Bernie, Ernie, Frankie, Luca, Don Feinberg, Katie Current, Joe "El Loco", Vinny.
Guión: Michael J. Wilson y Rob Letterman.
Producción: Bill Damaschke, Janet Healy y Allison Lyon Segan.
Música: Hans Zimmer.
Montaje:
Peter Lonsdale y John Venzon.
Diseño de producción: Daniel St. Pierre.
Dirección artística: Samuel Michlap y Seth Engstrom.
Estreno en USA: 1 Octubre 2004.
Estreno en España: 8 Octubre 2004.

 

CRÍTICA
por Juan Beiro Martínez

  Desde hace ya bastante tiempo, la salvaguardia de la comedia clásica americana se encuentra en las series de televisión y, de manera aún más clara y purista, en el cine de animación. En la co-media contemporánea, centrada exclusivamente en personajes que no ven más allá de sus hormonas, y tan preocupada por el humor escatológico, por las autoparodias y por el metalenguaje (todo son referencias a otras películas que a la vez parodiaban a otras pelí-culas), no se reconocen ya las formas que tan magistralmente ha-bían establecido directores como Howard Hawks, Billy Wilder o Blake Edwards. Paradójicamente, si hoy en día se quiere ver en pantalla grande a unos personajes ingeniosos envueltos en una aventura de estructura cómica sólida y ritmo endiablado, lo mejor es coger a hijos, sobrinos, vecinitos, lo que sea… por banda, y lle-varlos a la sala de proyección más cercana. El cine de animación norteamericano ha dado últimamente claras muestras de inteligen-cia, y más ahora que se han subido al carro productoras como DreamWorks o Pixar, en eterna disputa por ser los más ocurrentes e innovadores del momento.

  El año pasado, Pixar nos sorprendía con "Buscando a Nemo", otro clásico instantáneo de los suyos, que de nue-vo ponía la barrera bien alta para todo aquel que quisiese superar en sabidu-ría y buen hacer el trabajo del equipo de John Lasseter. Pues bien, pocos meses después, la compañía rival ca-pitaneada por el mismísimo Spielberg estrena "El espantatiburones", que casualmente (¿casualmente?) coinci-de con la de Pixar en escenario y pro-tagonistas: pececillos encantadores que viven en las profundidades del océano. En un paralelismo que ya se había vivido con los estrenos casi simultáneos de "Antz (Hormi-gaz)" y "Bichos", la DreamWorks no ha querido ser la perjudicada por el simple hecho de ser la última en mostrar su producto a la audiencia, y para no quedarse atrás se ha hecho con un reparto bien lustroso. Ya quisiera cualquier otra compañía de Hollywood, de las que hacen películas de imagen real, tener el presupuesto capaz de convencer a actores como Will Smith, Robert de Niro, Angelina Jolie o Renée Zellweger, para trabajar todos juntos en un mismo proyecto. De hecho "El espantatiburones" es la primera película de animación que yo recuerde que comience con títulos de crédito al uso, en los que se nos anuncia a los actores que van a intervenir… como si los fuéramos a ver, no únicamente escuchar. Y no, sólo vemos peces… y si la película está doblada, escuchamos otras voces: no hay Will, no hay Renée, no hay Angelina…

  Como espectadores, nosotros hemos aprendido ya bastantes ve-ces una lección que Hollywood parece no querer ni escuchar: los fuegos artificiales sólo dejan humo tras de sí. En una rígida estrate-gia comercial, DreamWorks ha recopilado todos aquellos elemen-tos que habían brillado con luz propia en los últimos éxitos de la animación (voces conocidas, humor para todos los públicos, guiños y homenajes cinematográficos), confeccionando así una historieta de lo más aparente y resultona, que funciona mientras es contemplada, pero que se desvanece en las retinas una vez desviada la mirada de ella. Todo resulta frío y prefabricado, una película-fórmula constante en la que cada elemento está tan medido y calculado que carece de vida propia. Como si siguiese a rajatabla las enseñanzas de un manual para guionistas, "El espa-ntatiburones" ofrece una serie de personajes estereotipados (el hé-roe pillo pero buena gente, el tontuelo cándido, la secreta enamora-da, la femme fatale…) que cumplen estrictamente con lo que se espera de ellos, en un guión de estructura previsible del que, si pu-siéramos atención durante la proyección, podríamos escuchar el chirriar de las bisagras que separan el primer acto del segundo, el nudo de la conclusión, un punto de giro del siguiente…

  Aun así, dentro de todos estos lugares comunes, de gags resulto-nes pero olvidables, de humor gamberro que se queda a medio camino… "El espantatiburones" destaca por la interpretación para-lela que de su trama se puede llevar a cabo. No hay que tener mu-chas luces para vislumbrar una doble lectura en la historia de ese tiburón bonachón y amanerado, que debe ocultar ante su familia su verdadera identidad por miedo al rechazo, y que incluso llega a trasvestirse de delfín (uno de los gags re-sultones) para sentirse cómodo con su verdadera personalidad. De manera inteligente y para todos los públicos se aborda un tema que, aunque nunca llega a nombrarse, era hasta el momento im-pensable en una película de animación con visos comerciales. Al fin, en ese mundo de bienestar perpetuo como es el de los dibujos animados, todos tienen el derecho a ser felices y respetados, sea cual sea su verdadera identidad.

  "El espantatiburones", con su extra-ña moraleja final (renuncia a tus sue-ños y resígnate a vivir tu triste vida), pasará sin duda a la historia de la ani-mación, ya no tanto por sus propios méritos, sino por sus tres grandes re-velaciones. La primera de ellas es po-ner de manifiesto que el cine de ani-mación puede tener tanto o más pro-duct placement que cualquier otra pe-lícula, estando aquí enmascarado tras el tamiz de lo cómico que resulta ver todas esas marcas conocidas camu-fladas en un mundo de peces creado bajo el océano. La segunda, es de-mostrar lo que sus apariciones secun-darias en sus propias películas como director ya anunciaban: que Martin Scorsese es un gran actor cómico a descubrir. Por último, la tercera y más importante de las revelaciones de "El espantatibu-rones" es la que resulta de poner en evidencia las fisuras que ya mostraban algunos de los últimos filmes de animación que le pre-cedían: el humor para todos los públicos es uno de los géne-ros más difíciles de acometer. Muchas veces nos venden di-bujos animados como supuesto entretenimiento para adultos por poseer dos chistes y tres guiños metalingüísticos, perdi-dos entre una marea de ñoñería y buenas intenciones infan-tiles. ¿A quién están dirigidas estas películas? ¿A adultos de alma naif o a niños resabiados? Esta es la lección que Hollywood sí se sabe a las mil maravillas: quedarse a medio camino nunca ha sido una buena opción en el mundo del arte… pero sí en el del comer-cio.

Calificación:


Imágenes de "El espantatiburones" - Copyright © 2004 DreamWorks Animation y Pacific Data Images. Distribuida en España por UIP. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El espantatiburones"
Añade "El espantatiburones" a tus películas favoritas
Opina sobre "El espantatiburones" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "El espantatiburones" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Hermano oso (Brother bear)     Los Balunis: En la aventura del fin del mundo     Bahía mágica     Un perro de otro mundo (Good boy!)     Doce en casa (Cheaper by the dozen)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2004 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportajes
Clásicos
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos