LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil      
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

BLUEBERRY. LA EXPERIENCIA SECRETA
(Blueberry. L'expérience secrète)


Dirección: Jan Kounen.
País:
Francia.
Año: 2004.
Duración: 120 min.
Género: Western, aventuras.

Interpretación: Vincent Cassel (Mike S. Blueberry), Juliette Lewis (Maria), Michael Madsen (Wallace Sebastian Blount), Eddie Izzard (Prosit), Colm Meaney (Jimmy McClure), Temuera Morrison (Runi), Nichole Hiltz (Lola), Djimon Hounsou (Woodhead), Tchéky Karyo (El Tío), Hugh O'Conor (Blueberry joven), Ernest Borgnine (Rolling Star).
Guión: Jan Kounen, Matt Alexander y Gérard Brach; basado en los cómics de Jean 'Moebius' Giraud y Jean-Michel Charlier.
Producción: Thomas Langmann y Ariel Zeitoun.
Música: François Roy y Jean-Jacques Hertz.
Fotografía: Tetsuo Nagata.
Montaje: Benedicte Brunet, Joel Jacovella y Jennifer Auge.
Diseño de producción: Michel Barthélémy.
Vestuario: Chattoune.
Estreno en Francia: 11 Febrero 2004.
Estreno en España: 11 Junio 2004.

 

CRÍTICA
por Miguel Á. Refoyo

Una superproducción totalmente lamentable

  Jean Kounen ha fabricado una nefasta película con ineptitud na-rrativa basada en el efecto y, en este caso, una inexplicable obse-sión por el chamanismo lisérgico

  Vergonzoso. Así de triste y paupérri-mo es el adjetivo que define esta ex-cesiva tomadura de pelo del cine fran-cés, tan acostumbrado a seguir en sus superproducciones las líneas co-merciales de los blockbusters ameri-canos. Desde que Luc Besson poten-ciara un tipo de películas dotadas con un gran presupuesto inalcanzable pa-ra una producción media y con el ex-clusivo propósito de venderla en el mercado internacional muchos han si-do los cineastas galos que han inten-tado la proeza de un visionario como es el director de "El profesio-nal (León)" por convertir su producto en un éxito foráneo. Pitof, Jean Pierre Jeunet, Mathiew Kassovitz, Christophe Gans, Claude Zidi o Alain Chabat, entre otros, han seguido su estela con más o menos fortuna. Uno de ellos fue Jan Kounen, un cineasta formado en la publicidad y el videoclip que debutó hace algunos años con una ho-rrorosa e infecta obra llamada "Dobermann", falsa muestra de ultra-violencia efectista carente de interés cinematográfico que ocultaba sus defectos bajo un halo estético forzado y suntuoso. Con el mis-mo alarde de petulancia, Kounen demuestra con "Blueberry. La ex-periencia secreta" el grandísimo paradigma de cómo de tirar varios de millones de euros a la basura, porque hay que recordar que es-tamos ante una de las películas más caras de la historia de la cine-matografía gala (cerca de cuarenta millones de euros).

  Nacido en Francia hace cuarenta años de la mano de Jean Michel-Charlier y Jean Giraud (más cono-cido como Moebius), Blueberry, el mi-to de papel, ha sido convertido en imagen real, procurando recuperar los lugares comunes de las películas del Oeste y darles otra vuelta de tuerca para sumergir cada fotograma en en-vanecida psicodelia. Poco tiene que ver esta mezquina demencia de estul-ticia argumental con las viñetas dibu-jadas por Giraud, que logró aportar al cómic europeo numerosas novedades al arte secuencial, entre ellas, su visión cinematográfica en la es-tructura narrativa a la hora de plantear la disposición de las viñetas y el diseño. Si su Blueberry se caracterizaba por un tono diferente, surrealista y transgresor volcado en la figura de un antihéroe amo-ral, corrompido por dudas existenciales vengativas, la chanza de Kounen se mueve constantemente en un dudoso virtuosismo visual mezclado con un incoherente éxtasis místico a medio camino entre la pseudofilosofía y la imbecilidad lisérgica. Bajo la apariencia de western atípico y fantástico, pretendidamente onírico, e in-fluenciado por la cultura chamánica, reside uno de los ejerci-cios de prepotencia absurda más escandalosos y degradan-tes que se han visto en la historia del cine. Y no sólo eso, sino que la desvergüenza de Kounen, siempre dentro de la ridiculez más categórica, llega a su confesión de sentirse inspirado por la deliran-te imaginería de Alejandro Jodorowsky, guionista de historietas y artífice de películas de culto como "El topo" y creador de la obra de Moebius "El Incal", pretendiendo de esta forma confusa adoptar el misticismo nigromántico del maestro chileno. Desde ese punto de vista es comprensible que con su incompetente propensión al dis-parate, al psicotrópico efecto de un mal chute de droga visual adul-terada, someta al espectador a un tortuoso viaje hacia un aburri-miento soporífero, sin sentido ni explicación que concluye en una ridícula burla hacia la inteligencia del público o a un guiño malicioso a los entorpecidos amigos de la drogadicción chamanista y farlo-pera.

  Kounen se apoya en un guión (con Gerard Brach a la cabeza) para el que no hay suficientes adjetivos nega-tivos, más cerca del engendro y la in-mundicia que de un libreto con diálo-gos y secuencias. Un disparate donde no existe una línea argu-mental coherente a lo largo de la apática historia que se cuenta. La propensión a la chorrada, la imbecili-dad llena de boato prototípico en cual-quier producción de serie B encuadra-da en el ‘western europeo’ es el obje-tivo involuntario, responsable de que nada de lo que se dibuje en sus imágenes tenga sentido alguno. Llegados a este punto, al aturdido espectador acaba dándole igual el infantil e ilógico fantasma del pasado que hostiga la existencia del sheriff Blueberry, las malditas Montañas Sagradas, las retahílas verborréicas de los indios Huicholes de México o los Shibipo de Perú (da lo mismo quienes sean porque ni se molesta en explicar-lo) o el chamán Runi que ayuda a este héroe apático a luchar con-tra un malvado a base de drogas de todo tipo. Llega un instante, mediada la cinta, en que lo único deseable es que la película ter-mine de una vez, debido a la asfixiante aberración insana compues-ta por formas de reptiles, arañas e insectos que comprende el clí-max chamánico y digital de esta sandez indignante que es "Blue-berry. La experiencia secreta".

  Tolo lo anterior, sin entrar a valorar un duelo final que no es otra cosa que un enfrentamiento solazado por el pe-yote. Un duelo que Kounen y sus mu-chos guionistas han querido que to-mara originalidad ofreciendo un en-frentamiento mental, más que de pis-tolas. Un cósmico viaje de ácido, deli-rante y lamentable, al que tampoco ayuda mucho un reparto en horas ba-jas, como lo demuestran Vincent Cassel, que nunca ha estado peor que en el rol de Mike Blueberry, una absurda e infantilizada Juliette Lewis (lo único destacable es su desnudo integral final) y un horrible, co-mo casi siempre, Michael Madsen, en el papel de malo de la fun-ción. Todos ellos se suman a hundir totalmente este desbarajuste sin equilibrio que es "Blueberry. La experiencia secreta"’. Ni siquie-ra la ambientación llevada a cabo por los diseños de Marc Caro es destacable en este infarto lisérgico que brinda algunos de los mo-mentos caleidoscópicos más incomprensibles, mareantes y des-concertantes de los últimos tiempos. Así, la ambicionada belleza de hipnotismo efectuada por una sobresaliente labor de efectos di-gitales no es más que la demostración de que Kounen mantiene e incrementa una ineptitud como narrador que deja constante a lo largo de su tedioso filme basado en el puro efecto vacuo, en la ne-cedad llevada al paroxismo de la arrogancia.

  En definitiva, una experiencia en absoluto recomendable de la que se puede extraer como conclusión que a este mejunje in-fame de cinta sólo se puede asistir bajo los efectos de la droga en grandes cantidades, en caso contrario es imposible apreciar la su-puesta calidad de su sugestión. Y como el espectador inteligente no suele ir al cine ‘puesto hasta arriba', es de reconocer este des-propósito como una auténtica inmundicia disfrazada en una vendi-ble apariencia de gran producción.

Calificación:


Imágenes de "Blueberry. La experiencia secreta" - Copyright © 2004 La Petite Reine, Ajoz Films, UGG Images, Crystalcreek, Ultra Films y TF1 Films Production. Distribuida en España por Filmax. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Blueberry"
Añade "Blueberry" a tus películas favoritas
Opina sobre "Blueberry" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Blueberry" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

El último samurái (The last samurai)     El poder del talismán (The medallion)     El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey (The Lord of the Rings: The Return of the King)     S.W.A.T. Los hombres de Harrelson     Timeline

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2004 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportaje
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos