LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil      
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

EL 7º DÍA


Dirección: Carlos Saura.
País:
España.
Año: 2004.
Interpretación: Juan Diego (Antonio), José Luis Gómez (Emilio), José García (José), Victoria Abril (Luciana), Yohana Cobo (Isabel), Eulalia Ramón (Carmen), Ramón Fontserè (Jerónimo), Carlos Hipólito (El tonto), Oriol Vila (Chino), Juan Sanz (Amadeo), Ana Wagener (Ángela), Elia Galera (Clara), Carlos kaniowsky (Raúl), Antonio de la Torre (Cabo guardia civil), Joaquín Notario (Sargento guardia civil), Irene Escolar (Antonia), Alejandra Lozano (Encarnación), Lilla Annechino (Luciana joven).
Guión: Ray Loriga.
Producción: Andrés Vicente Gómez.
Música: Roque Baños.
Fotografía:
François Lartigue.
Montaje: Julia Juániz.
Dirección artística: Rafael Palmero.
Vestuario: María José Iglesias.
Estreno en España: 23 Abril 2004.

 

CRÍTICA
por David Garrido Bazán

Las raíces de la violencia

  «Dicen que Dios creó el mundo en seis días y en el séptimo des-cansó. Por eso muchos creen que las cosas más horribles suce-den en Domingo, mientras Dios está durmiendo»

  En una noche de domingo, efectiva-mente, ocurrió hace casi catorce años uno de los hechos más tenebro-sos de la historia reciente de España. Dos hermanos, armados con escope-tas de caza, irrumpieron en la plaza de un pequeño pueblecito extremeño, Puerto Hurraco, y dispararon contra la población reunida en la calle, con el resultado de nueve muertos (entre ellos dos niñas de corta edad) y doce heridos de distinta gravedad. La pos-terior detención de ambos hermanos y de sus dos hermanas, acusadas de ser las instigadoras de la matanza por una cuestión de odios y ren-cores contra otra familia del pueblo cultivados a lo largo de muchos años, conmocionó enormemente a este país y llamó la atención del productor Andrés Vicente Gómez, que encargó un guión inspirado en el suceso al escritor Ray Loriga y ofreció la película a un direc-tor, Carlos Saura, que ya había tratado numerosas veces a lo lar-go de su filmografía el tema de la violencia y la muerte en películas como "La caza", "Deprisa, Deprisa", "¡Dispara!" o "Taxi", por poner unos cuantos ejemplos.

  "El 7º día" es una película que, más que recrear fielmente aque-llos hechos, se inspira más o menos libremente en ellos para cons-tituir un interesante estudio sobre las raíces ocultas de esa violen-cia incontrolada que se desató aquella noche. La película no cae en el error de ofrecer explicaciones, pues difícilmente se pueden buscar soluciones racionales a lo que resulta completamente inex-plicable, pero sí es un interesante esfuerzo por encuadrar aquellos hechos en un marco mucho más amplio. Para ello, Loriga utiliza el recurso de emplear la mirada de una victima directa de aquella ma-tanza, la hija adolescente de la familia odiada por los instigadores de la misma, a través de cuyos ojos seguimos el proceso de in-quieta investigación de ese pasado que esconde en sus oscuras esquinas las raíces de ese rencor espeluznante.

  La idea es interesante, desde luego, y ofrecía a Saura la posibi-lidad de darle más cuerpo a una historia cuyos hechos desnudos no parecen ser capaces por sí solos de conformar un largometraje, pe-ro el problema es que las intencio-nes pesan mucho más que los re-sultados finalmente conseguidos: a pesar de los esfuerzos de la debu-tante Yohana Cobo, sus pesquisas en busca del pasado de su propia familia, puestas en paralelo con una incipiente historia de amor con el per-sonaje de Oriol Vila (una historia que recuerda, salvando las distancias, a la de Penélope Cruz y Javier Bardem en "Jamón, jamón", pero en una versión mucho peor) inte-resan mucho menos al espectador que la magnética presencia en pantalla de la familia Fuentes, descrita como una especie de de-mentes embrutecidos por su propio aislamiento y perdidos en su propia locura y furia homicida, alimentada por el rencor de muchos años. Esto produce un fatal desequilibrio entre las dos líneas princi-pales de la película que perjudica, y mucho, al resultado final de la misma, pues esas dos líneas son divergentes cuando deberían ir entrelazadas, no parecen guardar relación clara una con la otra y, para colmo, una interesa casi en la misma medida que la otra abu-rre, con lo que la atención del espectador sólo se fija cuando la amenazante presencia de cualquiera de los miembros de la familia Fuentes, con su carga de dolor y de locura, ocupa la pantalla.

  "El 7º día", no obstante, se mantiene en pie gracias al maravilloso elenco que Saura ha logrado juntar en pantalla. Película principal-mente de actores, el escalofriante retrato que Juan Diego, José Luis Gómez, Victoria Abril, Ana Wagener y Ramón Fontserè ofrecen de esa familia permite a Saura dispensar al espectador un atisbo de la locura obsesiva en la que se veían inmersos unos per-sonajes que son capaces de transformar el rencor eterno de un amor no correspondido de una mujer seducida y luego abandonada en un odio primero personal y, tras la oscura muerte de la matriar-ca en un incendio, extendido luego a toda la familia y posteriormen-te y de forma indiscriminada a todo un pueblo a quien se hace cómplice de esas viejas cuentas nunca ajustadas y se culpa de to-dos los males. El trabajo de todos los actores es impresionan-te, empezando por ese Ramón Fontserè que es la viva ima-gen de la locura homicida desatada, siguiendo con esos dos hermanos arrastrados el uno por el otro (la química entre Juan Die-go y José Luis Gómez es digna de mención) y culminando con una Victoria Abril espléndida que se erige en la figura clave de los he-chos, una mujer enferma de rencor y odio que maneja a sus herma-nos a su antojo.

  En el otro lado, José García inter-preta correctamente a un padre al que no llegamos nunca a conocer del todo y una magnífica Eulalia Ramón (de lejos, lo mejor de la función) da vida a una mujer que sigue contra su volun-tad y su instinto las decisiones de su marido, que condena a sus hijas a crecer en un ambiente que no desea para ellas. Este retrato de una mujer fuerte y, sin embargo, sufridora que mantiene unida la familia es el más certero de la cinta. Es una lástima que la película se pierda por unos veri-cuetos tan poco interesantes como los que tratan de ser la colum-na vertebral, el armazón narrativo de la misma, cuando para cual-quier espectador resulta evidente que el interés de la misma trans-curre por otros derroteros que los de ese primer amor tópico y can-sino entre el chulesco camello y la tierna mocita, los momentos musicales alargados o esa galería de personajes que pululan por el pueblo (el tonto que sabe más de lo que aparenta y que encarna Carlos Hipólito, ese enano cantor de ópera o la atractiva mujer del dueño del bar) como simples excusas argumentales de poco peso para hacer avanzar la acción hacia su esperado y anunciado clímax final. Hablando claro: se nota mucho la ‘paja’ del film.

  Es precisamente en el tramo final de la película donde Sau-ra despliega su maestría: la compleja secuencia de la matan-za está narrada con tal sencillez y concisión (con el número de planos justos para mostrar lo que sucede, sin alardes de montaje, mareantes movimientos de cámara ni mucho menos innecesarias cámaras lentas) que resulta sobrecogedora simplemente apoyán-dose en la terrible fuerza de unas imágenes que no precisan de ar-tificio alguno para conmocionar al espectador con toda su desnuda fuerza. En el haber de la película hay que sumar a lo ya dicho la bella fotografía de François Lartigue (que sabe sacar buen partido de los áridos espacios abiertos en los que se encuadra la historia) y el acertado fondo musical de Roque Baños, que consigue crear tensión con una banda sonora aflamencada de inusitada belleza, mientras que en el debe hay que resaltar el abuso de la tan inevi-table como ya cansina voz en off narrativa.

  Es obligado, como extremeño que soy, hacer referencia a la ab-surda polémica creada por las autoridades de la Junta de Extrema-dura, cuyos lógicos recelos sobre que esta película avivara de nue-vo los tópicos de la ‘España negra’ se demuestran completamente infundados: no hay a lo largo de la obra una sola referencia ni a Puerto Hurraco ni a Extremadura que impida pensar en ella como una reflexión universal sobre la violencia, jamás localizada en el mapa. Un servidor no esperaba menos, la verdad.

Calificación:


Imágenes de "El 7º día" - Copyright © 2004 Lolafilms y Artedis. Distribuida en España por Lolafilms. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El 7º día"
Añade "El 7º día" a tus películas favoritas
Opina sobre "El 7º día" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "El 7º día" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Nubes de verano     Iris     Yo, puta     Cachorro     Astronautas

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2004 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportaje
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos