LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil      
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

EL REGRESO
(The return) (Vozvraschenie)


Dirección: Andrey Zvyagintsev.
País:
Rusia.
Año: 2003.
Duración: 106 min.
Interpretación: Vladimir Garin (Andrey), Ivan Dobronravov (Ivan), Konstantin Lavronenko (Padre), Natalia Vdovina (Madre), Galina Petrova (Abuela).
Guión: Vladimir Moiseenko y Alexander Novototsky.
Producción: Dmitri Lesnevsky.
Música: Andrey Dergatchev.
Fotografía:
Mikhail Kritchman.
Montaje: Vladimir Mogilevsky.
Dirección artística: Janna Pakhomova.
Vestuario: Anna Barthuly.
Estreno en España: 12 Marzo 2004.

 

CRÍTICA
por Mateo Sancho Cardiel

  Hay piezas cinematográficas que por su solidez, por su pasmosa coherencia y unidad y por su extraordinaria mimesis entre forma y fondo, parecen creadas en un molde, rodadas en un solo día, en una toma, sin cortes ni cambios cronológicos y, ¿acaso no es una forma de perfección fílmica la eliminación de todo rastro de trucaje cinematográfico para ofrecer una sensación de progresión lógica y, en este caso, salvajemente paulatina? “El regreso”, película vence-dora de una de las ediciones más ricas de la Mostra de Venecia, la del 2003, acumula méritos insólitos hasta convertirse en una joya de sutil orfebrería, en una malsana fascinación por las vidas brutales y agrestes de sus protagonistas.

  Deslumbrante obra de un debutante, Andrey Zvyagintsev, la película muestra, sin embargo, un conoci-miento exhaustivo del tempo narrativo abierto a topo de halagos. De este modo, el joven ruso lanza una arries-gada apuesta por el relato susurrado, intravenoso, soterrado en un clímax continuamente sustentado en la at-mósfera, en el matiz, en la mirada, en la agresividad contenida, en la sensa-ción permanente de que ese apacible volcán humano va a sufrir una inmi-nente explosión, una catarsis emocio-nal. El director ruso construye un re-trato de la dureza, del absurdo de los roles socialmente estipula-dos, con un inicio en el que el joven protagonista es tachado de co-barde por sus púberes amigos por no lanzarse al agua desde lo al-to. En ese momento, la película inicia una profundización, co-mo empujada por una caída trágica, hasta el límite sobre el concepto de la valentía, de la dignidad y del respeto y, así, evoca una preciosísima pero urticante y casi autista relación de compensación entre las dos personalidades que tendrán que en-frentarse al regreso del título, al de un padre déspota y autoritario que impone su rol a la fuerza después de doce años de ausencia. Sin embargo, tras lanzar un dramático alegato contra la imposición de los sentimientos y abogar por la naturalidad y por los méritos adquiridos, “El regreso”, sin embargo, dispara un último grito de de-sesperada naturaleza humana, de insoportable consecuencia de los convenios sociales y la angustiosa sensación de orfandad aun-que sea de la más endeble o cruel de las figuras paternas. De esta manera, “El regreso” toma el cariz de un enfermizo thriller claustro-fóbico en sus espacios abiertos porque los personajes están pre-sos en el pacto antropológico, sufren sus cargas y sus culpas cuando siempre les han sido negadas sus ventajas.

  En brillante concordancia con esta gran potencia temática, la sensación de goteo emocional que “El regre-so” proporciona está muy relacio-nada con su imagen desolada y gris, de una nostalgia que no encuen-tra pasado al que aferrarse, que la cá-mara del debutante ofrece y que cul-mina en su fantástica expresividad fi-losófica con una sucesión de fotogra-fías en blanco y negro que resumen, de una manera sintética y radical, el contraste salvaje entre realidad y re-cuerdo, el gran favor que hace al ser humano la llamada memoria selectiva. Este recurso, especialmente infantil, nos da la única con-cesión al alivio que las interpretaciones intensas, durísimas que ha-cen los dos niños protagonistas, en la que plasman un sufrimiento que traspasa la pantalla y que choca frontalmente con el mutismo de la réplica adulta de Konstantin Lavronenko, su estricto padre. Porque quizá sea, finalmente, la oposición de términos, de caracte-res, de posturas y de imágenes la que da a “El regreso” su calidad monolítica y genial, su magnífica redondez, su impactante y devas-tador efecto en el espectador.

Calificación:


Imágenes de "El regreso" - Copyright © 2003 Ren Film. Distribuida en España por Golem. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El regreso"
Añade "El regreso" a tus películas favoritas
Opina sobre "El regreso" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "El regreso" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

El abrazo partido     El domingo si Dios quiere (Inch'Allah dimanche)     El principio de Arquímedes     Cleopatra     Japanese story

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2004 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportaje
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos