LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 

Compras de cineFnac

Comprar DVD "El rey Arturo" de Antoine Fuqua
DVD

Comprar DVD edición extendida de "El rey Arturo" de Antoine Fuqua
DVD Edición
Extendida

Comprar banda sonora de "El rey Arturo" de Hans Zimmer
 BSO

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

EL REY ARTURO (KING ARTHUR)
(King Arthur)


Dirección: Antoine Fuqua.
Países:
USA, Irlanda y Reino Unido.
Año: 2004.
Duración: 130 min.
Género: Acción, aventuras.
Interpretación: Clive Owen (Arturo), Keira Knightley (Ginebra), Stellan Skarsgård (Cedric), Stephen Dillane (Merlín), Ray Winstone (Bors), Hugh Dancy (Galahad), Til Schweiger (Cynric), Ioan Gruffudd (Lancelot), Mads Mikkelsen (Tristán), Joel Edgerton (Gawain), Ray Stevenson (Dagonet), Sean Gilder (Jols).
Guión: David Franzoni.
Producción: Jerry Bruckheimer.
Música: Hans Zimmer.
Fotografía:
Slawomir Idziak.
Montaje: Conrad Buff y Jamie Pearson.
Diseño de producción: Dan Weil.
Vestuario: Penny Rose.
Estreno en USA: 7 Julio 2004.
Estreno en España: 13 Agosto 2004.

 

CRÍTICA
por Joaquín R. Fernández

  Aunque parezca increíble, hasta alguien como Jerry Bruckhei-mer puede trompicar de vez en cuando en la taquilla. Si bien un servidor creía que semejante circunstancia se produciría con el es-treno el año pasado de "Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra" (¿cuándo han tenido éxito las películas contemporáneas dedicadas a los camaradas del temible John Silver?), lo cierto es que ha sido "El rey Arturo" la cinta que ha ocupado su lugar, convir-tiéndose precisamente en uno de los grandes fiascos dentro de la filmografía del máximo impulsor de "Armageddon" y "Pearl Harbor", situándose así al lado de aquella tontería llamada "9 días", auspi-ciada también por el señor Bruckheimer.

  ¿Qué es lo que ha hecho que "El rey Arturo" haya pasado por las carte-leras norteamericanas sin causar ex-cesivo entusiasmo entre el público? En primer lugar, su título, ligado a una leyenda mil veces explotada en el ci-ne y en la televisión y, segundo, su aparente contenido medieval, temáti-ca que no atrae demasiado a los es-pectadores estadounidenses. No obs-tante, también hay que tener presente que existen auténticos fanáticos de las proezas de los Caballeros de la Mesa Redonda que habrán visto con malos ojos que se quiera enterrar un mito y se acuda a nuevas fuentes históricas que le restan al relato que todos conocemos su magia y su encanto original. Finalmente, nos topamos con un reducido grupo de personas que, por contra, se muestran encantadas con que por fin una película hable del rey Arturo como un posible romano llamado Artorius que vivió entre los siglos V y VI después de Cristo y que combatió con éxito contra los bárbaros que querían conquistar Bretaña. Su decepción llegará en el momento en el que se percaten de lo concisa que es la na-rración y de las licencias que se ha permitido el guionista, algo en cierta manera comprensible (imagínese el lector, por ejemplo, que se tuviese que condensar la vida de Hernán Cortés en un único fil-me; en este sentido, es imposible que el cine sustituya los libros y documentos que se han escrito sobre él, tanto en su época como ahora, pero puede ser un buen punto de partida para que muchos se interesen por su agitada vida y no se queden únicamente con los tópicos que aparecen en algunos medios de comunicación).

  Pero lo que a nosotros nos interesa, y lo que en definitiva hemos de valorar, es una película, una historia en la que la imagen y el sonido se fusionan para lograr despertar en la platea ciertas emo-ciones de empatía hacia lo que acontece en la pantalla. ¿Consi-guen Antoine Fuqua y su guionista, David Franzoni, su objetivo? Aunque no hay duda de que "El rey Arturo" posee instantes de gran calidad, como la sorprendente inclusión de breves pasajes en los que se detallan determinados entresijos políticos de la época, en un intento de mostrarnos el comienzo de la decadencia de Ro-ma y el auge de sus enemigos (ver las conversaciones del obispo con Arturo o la presentación del sajón Cedric, que siente el aliento de su hijo en su espalda, ansioso de convertirse en su sucesor), hay otros momentos que naufragan en sus intenciones.

  Así, la relación de amor que envuel-ve al protagonista y a Ginebra termina siendo muy forzada, al igual que la personalidad de ésta, cuya presencia en el filme es anecdótica (incluso se puede decir que Franzoni práctica-mente no tenía ni idea de lo que hacer con este personaje). En contraste, cabe apreciar el sentido dramatismo de algunos de los pasajes de la cinta (la ira de los hombres de Arturo cuan-do éste les dice que aún tienen una misión que cumplir antes de obtener la libertad o el descubrimiento de los infieles, encerrados por los romanos en la villa que han de evacuar antes de la llegada de los sajones), si bien algunos de ellos se revelan algo forzados, como ese «flash-back» en el que el protagonista recuerda cómo arrancó de la tierra la espada de su progenitor con la intención de vengar el asesinato de su madre. Otro aspecto positivo de la película lo encontramos en la realización de Fuqua, que nos presenta unas espectaculares tomas aéreas de los personajes cuando cabalgan o recoge con su cámara toda la belleza de los paisajes que éstos recorren. Eso no quiere decir que descuide el trabajo con los actores, percibiéndose sus esfuerzos con tal de mitigar las limitaciones del libreto. Quizás muchos espectadores puedan pensar que a este filme le falta espectacularidad y que su elevado presupuesto no se refleja en el mismo, algo que es cierto, pero es justo reconocer que también existe más vida en los personajes de "El rey Arturo" que en los de, por ejemplo, "Troya", y que se ha preferido no abusar de los efectos digitales para otorgarle una mayor crudeza a los combates cuerpo a cuerpo.

  No existe ninguna estrella en el elenco de esta película, pero en general se puede decir que nos hallamos ante un competente gru-po de actores, en especial algunos secundarios. Clive Owen, que no sé por qué últimamente casi todo el mundo está obsesionado por encumbrarlo en Hollywood, se muestra adecuado dando vida a un hombre cuyo mundo interior evoluciona según va observando los acontecimientos que le rodean. Sin embargo, a Keira Knightley se la ve completamente perdida como Ginebra, no encontrando en su actuación ese equilibrio entre el romanticismo y la fuerza de la mujer que ha de conquistar el amor de Arturo. Un irreconocible Ste-llan Skarsgård se erige como un villano perfecto al ponerse en la piel de Cedric, mientras que de los intérpretes más jóvenes merece ser destacada la corrección de Ioan Gruffudd como Lancelot fren-te a la indiferencia que nos produce la presencia de Til Schwei-ger.

  Para terminar, tan sólo comentar la excesiva pompa de la banda sonora de Hans Zimmer, cuyas notas suenan demasiado aparato-sas en determinados momentos del filme (el prólogo en el que se nos explica cuáles eran los dominios del Imperio Romano o la pre-sentación de Lancelot, por ejemplo). No obstante, existen fragmen-tos intimistas dignos de rescatar, como la música que escucha-mos durante la dura conversación entre Lancelot y Arturo antes de cumplir su último encargo para los romanos o la hermosa canción que luego se puede oír ampliada en los títulos de crédito finales de "El rey Arturo".

Calificación película:
Calificación banda sonora original:


Imágenes de "El rey Arturo (King Arthur)" - Copyright © 2004 Touchstone Pictures y Jerry Bruckheimer Films. Distribuida en España por Buena Vista International. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El rey Arturo"
Añade "El rey Arturo" a tus películas favoritas
Opina sobre "El rey Arturo" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "El rey Arturo" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Blueberry. La experiencia secreta (Blueberry. L'expérience secrète)     Titus     Océanos de fuego (Hidalgo)     Fanfan la Tulipe     El último samurái (The last samurai)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2004 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportaje
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos