LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil      
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

MEMORIA DEL SAQUEO


cartel
Dirección y guión: Fernando E. Solanas.
Países:
Argentina, Francia y Suiza.
Año: 2003.
Duración: 120 min.
Género: Documental.
Producción: Fernando E. Solanas.
Música: Gerardo Gandini.
Fotografía:
Alejandro Fernández Mouján y Fernando E. Solanas.
Montaje: Juan Carlos Macías y Fernando E. Solanas.
Estreno en Argentina: 18 Marzo 2004.
Estreno en España: 25 Febrero 2005.

 

CRÍTICA
por David Garrido Bazán

Contra el olvido

  «"Memoria del saqueo" es el tipo de film que inmediatamente da ganas de comunicar la emoción increíble que nos transmite. Emo-ción, pero también rabia frente a lo que allí se denuncia con tanta fuerza: el robo sistemático de la economía de un país que fue rico y que termina en el genocidio social.» (Bertrand Tavernier, director de cine)

  En diciembre del 2001, el mundo asistía asombrado a un espectáculo increíble en Argentina: las movilizacio-nes populares de miles de personas indignadas con la catastrófica situa-ción económica del país provocaba no sólo la caída del gobierno de la Alian-za del Presidente De La Rua, sino la huida precipitada de éste (¡en helicóp-tero, nada menos!) de la Casa Rosa-da. Entre esas multitudes exaltadas que se manifestaban a golpe de cace-rola se encontraba Pino Solanas, ar-mado con una cámara digital y regis-trando de primera mano lo que luego sería la parte final de este im-presionante testimonio llamado "Memoria del saqueo", una de esas películas imprescindibles, militantes, airadas, construi-das para denunciar el proceso mediante el cual Argentina, uno de los países más prósperos de toda América Latina, ha tenido que enfrentarse a lo largo de los últimos veinticinco años, además de a una terrible dictadura militar, a una política ultraliberal en materia económica cuyas consecuencias son de todos bien conocidas.

  "Memoria del saqueo" echa la vista atrás en el tiempo, y en un documental estructurado en diez bloques, con títulos tan sugesti-vos como "La deuda eterna", "Elogio de la traición" o "El principio del fin", lleva al alucinado espectador por una aventura con vocación de ensayo que señala con el dedo, poniendo nombres y apellidos, a todos aquellos que Pino Solanas considera los responsables del continuado expolio al que ese país se ha visto sometido. Es, pues, "Memoria del saqueo" la denuncia cargada de rabia de la corrup-ción generalizada de toda una clase política, que no tuvo el más mínimo reparo en continuar el endeudamiento de los recursos del país que puso en práctica la dictadura militar, una política de tierra quemada en la que figuras tan oscuras como Carlos Menem, con la complicidad de las compañías multinacionales occidentales y de todos los organismos internacionales, condujeron al país a una es-pecie de cataclismo de hambre y pobreza (recordemos que en aquella época empezaron a llegar a nuestras casas las increíbles imágenes de niños muriéndose de inanición en uno de los países más ricos en recursos de la zona) que Solanas no duda en calificar como un genocidio social.

  Con todo, el verdadero valor de "Me-moria del saqueo" no está sólo en mostrar con implacable y cruda clari-dad la forma en la que tuvo lugar ese proceso imparable, sino en que Sola-nas ha conseguido equilibrar de forma admirable la manera peda-gógica de mostrarlo sin descuidar por ello una propuesta estética di-námica, atrayente y entretenida para el espectador, que es perfecta-mente capaz de aguantar, con los ojos bien abiertos y con una mueca de estupefacción, el continuo flujo de nombres, datos e historias sin que el interés decaiga lo más mínimo en ningún momento. Solanas habla en primera persona en todo momento (no haberlo hecho así sería imperdonable, pues aunque no es un personaje muy conocido en España, sí tiene una larga trayectoria pública en su país y sabe muy bien de lo que habla), pero, a diferencia de un Michael Moore que suele acaparar todo el protagonismo, Solanas se limita a ser sólo la voz conductora, implacable narrador, eso sí, de hechos tan llamativos como que Argentina es el único país del mundo que ha perdido todos sus recursos energéticos procedentes de los hidro-carburos (gas o petróleo) sin que haya habido una guerra de por medio, o la forma en la que corporaciones como las españolas Repsol y Telefónica han podido llevar a cabo en Argentina (y por extensión, en muchos otros países de América Latina) prácticas empresariales que jamás les hubieran permitido hacer en sus paí-ses de origen, lo que no deja de ser una nueva forma de neocolo-nialismo mucho más perversa y difícil de combatir que la antigua dominación política.

  "Memoria del saqueo" se configura así como el complemento imprescindible de todas esas películas argentinas que, de una forma u otra, nos han ido familiarizando con los estragos de la crisis, con el tristemente famoso "corralito", y con el progre-sivo empobrecimiento y la práctica desaparición como tal de lo que antes podía considerarse una clase media. Su capacidad de con-moción reside además en que, por mucho que uno se considere medianamente bien informado sobre las causas que llevaron a las revueltas de diciembre del 2001, la película ofrece multitud de datos y hechos desconocidos para el espectador europeo, tantos que uno no puede sino preguntarse sorprendido cómo pueden las insti-tuciones de aquel país haber sobrevivido al descrédito y al abismo abierto entre ellas y el pueblo a lo largo de los últimos años de de-mocracia. Solanas pone el acento en lo que verdaderamente resul-ta inquietante: cómo puede gestarse ese proceso desde la legali-dad democrática. Es terrorífico asistir a la forma en la que Menem consiguió que el poder legislativo delegara sus atribuciones en el poder ejecutivo, que tuvo así las manos libres para poder aplicar una política de privatizaciones masivas que se tradujeron en el ex-polio del patrimonio del país, con la bendición, faltaría más, de los organismos internacionales, que además festejaron aquello como "El Milagro Argentino" del que tanto se ufanaban sus dirigentes. Que una figura tan siniestra como Menem, señalado como inequí-voco responsable de muchos de los hechos que se narran en el film, ande hoy en día postulándose como senador, con el nada disi-mulado propósito de conseguir cierto tipo de inmunidad parlamenta-ria, en lugar de estar entre rejas no deja de ser un dato tan signifi-cativo como alarmante.

  Con todo, hay que reconocer, dejan-do aparte esas inevitables acusacio-nes de demagogia y partidismo por parte de aquellos a los que la verdad siempre escuece, acusaciones que se desmontan con la simple enumera-ción de los incontestables hechos ob-jetivos, el enorme mérito que tiene sa-lir airoso en ese empeño que Solanas denomina "inventar el film como he-cho cinematográfico", o sea, convertir más de cien horas de grabación de un material heterogéneo y casi inacaba-ble en dos horas plenas de ritmo, presentadas de una forma tan comprensible como inteligente gracias a un magnífico traba-jo de montaje capaz de condensar ese enorme torrente de información en una película que, como dice acertadamente Ta-vernier, emociona e indigna a partes iguales mientras petrifica en la butaca al espectador, al que no le queda más remedio que seguir atónito este análisis preciso y lúcido de los motivos por los que un país de la envergadura de Argentina ha logrado convertirse en uno de los más pobres del planeta. Solanas ha inventado el término "Mafiocracia" para definir esa manera en la que la estructura demo-crática de un país se retuerce y se corrompe hasta más allá de lo legítimo (que no de lo legal) con tal de que la clase dirigente consi-ga sus objetivos de enriquecerse y agrandar el abismo existente entre el pueblo y sus representantes políticos. En frío, puede pare-cer exagerado. Acepten el reto de ver este imprescindible film y for-marse su propio criterio al respecto.

Calificación:


 

Imágenes de "Memoria del saqueo" - Copyright © 2003 CineSur, ADR Productions y Thelma Films. Distribuida en España por Nirvana. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Memoria del saqueo"
Añade "Memoria del saqueo" a tus películas favoritas
Opina sobre "Memoria del saqueo" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Memoria del saqueo" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Adiós querida Luna     Paloma de papel     Mi piace lavorare     Cold light     Tristan

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportajes
Clásicos
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

La ventana indiscreta
Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos