LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 


Compras de cine

  Comprar banda sonora de "El mito de Bourne" de John Powell
 BSO

Fnac

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

EL MITO DE BOURNE
(The Bourne supremacy)


Dirección: Paul Greengrass.
País:
USA.
Año: 2004.
Duración: 108 min.
Género: Thriller.

Interpretación: Matt Damon (Jason Bourne), Franka Potente (Marie), Brian Cox (Ward Abbott), Julia Stiles (Nicky), Karl Urban (Kirill), Gabriel Mann (Danny Zorn), Joan Allen (Pamela Landy), Tom Gallop (Tom Cronin), Marton Csokas (Jarda), Karel Roden (Gretkov).
Guión: Tony Gilroy; basado en la novela de Robert Ludlum.
Producción: Frank Marshall, Patrick Crowley y Paul L. Sandberg.
Música: John Powell.
Fotografía:
Oliver Wood.
Montaje: Christopher Rouse y Richard Pearson.
Diseño de producción: Dominic Watkins.
Vestuario: Dinah Collin.
Estreno en USA: 23 Julio 2004.
Estreno en España: 17 Septiembre 2004.

 

CRÍTICA
por David Garrido Bazán

A veces segundas partes sí son buenas

  "El caso Bourne" supuso en su momento poco menos que una bocanada de aire fresco en el habitualmente desolador y repetitivo género de las películas de acción producidas en Hollywood, que desde hace ya tiempo sufre una preocupante parálisis fruto por un lado de la endémica falta de originalidad en unas propuestas cada vez más frecuentemente cortadas por el mismo y aburrido patrón con el que todos estamos familiarizados, y por otro, y esto es bas-tante más grave en mi opinión, por esa molesta tendencia presente en el cine de hoy e incomprensiblemente aceptada según la cual no resulta preciso ni explicar mucho de las motivaciones o de la psicología de los personajes (no vaya a ser que nos demos cuenta del vacío que hay tras la fachada), ni cuidar un poco las tramas y los puntos débiles de las historias si resulta mucho más fácil es-conderlo todo detrás de unas cuantas secuencias de acción lo más espectaculares posibles.

  Bien sea por el hecho de que las aventuras de Jason Bourne tengan su origen en un más que decente escri-tor de novelas de espionaje llamado Robert Ludlum, que desarrolló sus historias en plena guerra fría* o por la vista de los productores, que com-prendieron que no hacía falta sino ins-pirarse ligeramente en algunas obras de los setenta, tipo "Los tres días del Cóndor" o "French connection", con toda su carga de política y paranoia para conseguir insuflar algo de vida a un género moribundo, lo cierto es que "El caso Bourne", pese a sus titubeos en el tramo final (fruto de las desavenencias entre el director y los productores, que cambiaron su conclusión un par de veces), era una más que entretenida y dinámica película en la que se seguía con cierto interés el proceso de un amnésico asesino entrenado por la CIA por reconstruir su identidad mientras se paseaba por me-dia Europa entre persecuciones automovilísticas, peleas bien roda-das y enredos políticos de alto nivel con muchos trapos sucios de por medio. El éxito relativo en las taquillas pero aplastante en el mercado del vídeo y el DVD, sumado al hecho de que Bourne fuera el protagonista de una trilogía de novelas, hacía casi inevitable una continuación.

  El cambio principal en un equipo artístico y técnico que se man-tiene idéntico es la sustitución de Doug Liman por Paul Green-grass, una elección hasta cierto punto sorprendente si pensamos en que este realizador formado en el campo del documental venía de ganar el Oso de Oro en Berlín con una película tan brillante pero a la vez tan comprometida políticamente y tan alejada de este gé-nero como "Bloody Sunday (Domingo sangriento)", donde narraba con precisión y un notable sentido del ritmo la matanza perpetrada por el Ejército Británico en una manifestación en el Ulster en la que se abrió fuego sobre civiles. Sin embargo, en "El mito de Bourne" Greengrass parece haber comprendido a la perfección lo que se es-peraba de él y lo cierto es que su trabajo se adapta bien al de la película precedente, con la que guarda una cierta unidad de estilo, sin que por ello deje de notarse que el director británico es aún mejor planificador de las secuencias de acción y un espléndido na-rrador que, en mi opinión y pese a los defectos que enumeraré más adelante, ha conseguido que esta continuación de las aventuras del desmemoriado Bourne sea una modélica secuela que en varios aspectos incluso supera a la película original, lo que no deja de ser una agradable novedad. Quizás una de las razones sea que el estilo realista y hasta frío de Greengrass encaja muy bien con la ambientación que la película pretende conseguir en este via-je por algunas ciudades europeas emblemáticas de la Guerra Fría.

  La historia sigue dos años después de donde la dejamos, con Bourne –un Matt Damon cuya elección, con su rostro aniñado y su aire de inocencia para dar vida a este personaje a la búsqueda de sí mismo, es sin duda una de las claves del éxito de la fran-quicia por la identificación que ha lo-grado con su personaje– y su pareja Marie (Franka Potente) retirados del mundo en la India, hasta donde el pa-sado de Bourne les persigue cuando sus huellas aparecen en una opera-ción fallida de la CIA en Berlín y un pétreo asesino (Kirill: Karl Urban) aparece para liquidarle. El enfrentamiento con éste –en cuya reso-lución Greengrass filma una emotiva secuencia que tiene lugar bajo el agua y que merece destacarse por su belleza– provocará que Bourne salga de nuevo a la luz y, en algo de lo que sólo el espec-tador es consciente y nunca el protagonista, se enfrente a una do-ble amenaza: la CIA por un lado y la gente que ha tratado de impli-carle por otro. El viaje sigue punto por punto (quizás demasia-do) la estructura de la primera película, con Bourne viajando por media Europa mientras trata de averiguar lo que está ocurriendo sin perecer en el intento, en un interesante juego del gato y el ratón con sus antiguos jefes que a veces produce se-cuencias cargadas de tensión –la conversación en Berlín con el personaje de Joan Allen, que cumple de forma efectiva con un pa-pel que en este tipo de películas suele encarnar un hombre, o la posterior con Nicky en la manifestación en la plaza– y otras que, pese a estar resueltas con brillantez, no se sabe muy bien qué aportan a la historia –el enfrentamiento con Jarda en su apartamen-to– aunque hay que reconocer que, desde que la película arranca (y lo hace a un ritmo trepidante), el interés no decae ni un instante hasta su conclusión lógicamente abierta.

  Para mí hay un error de base en el concepto de la película, por-que en una decisión consciente pero a mi juicio no excesivamente acertada, "El mito de Bourne" da por sentado que el espectador po-tencial de la película ya ha visto "El caso Bourne" y sabe todo lo que hay que saber hasta el momento no sólo de él (que tampoco es que sea mucho) sino de otros personajes como Marie o, aun más importante, el ejecutivo de la CIA Ward Abbott (interpretado con su habitual solidez por Brian Cox). Así, no es extraño que al-gún espectador pueda sentirse un poco desconcertado por los comportamientos de personajes que desconoce (algo evidente en el caso de Abbott) y llama la atención que sus responsables no ha-yan previsto esa posibilidad. En cambio, el guionista Tony Gilroy se ocupa de la dimensión humana de Bourne enfrentándole conti-nuamente a los terribles hechos de su pasado y a las consecuen-cias de los mismos. En ese sentido, hay un momento especial-mente logrado y con cierta intensidad dramática para un personaje que la verdad no es que despierte excesivas simpatías en el espec-tador por su hermetismo, y es el que tiene lugar en Moscú al final de la película, casi un anticlímax comparado con el tono general de la obra.

  Pero por lo que quedará en la me-moria "El mito de Bourne", más que su endiablado ritmo y su conseguida ambientación, a la que ayudan tanto la música de John Powell como la fotografía en tonos grises de Oliver Wood, serán las espectaculares per-secuciones del film, especialmente la que tiene lugar en Moscú, de las me-jores vistas en los últimos tiempos y en las que, afortunadamente, se huye del estereotipo actual del ‘estilo video-juego’ en el que parece que nada de lo que rodea a los implicados en la escena tenga importancia, ya sean otros coches, viandantes o contenedores de basura. En una de-mostración modélica de cómo no confundir la velocidad con el sen-tido del ritmo, Greengrass nos mete de lleno en una magnífica set piece en la que, por una vez, nada resulta confuso. "El mito Bour-ne" es, en suma, una notable y a ratos espectacular película de acción en la que sus virtudes pesan más que sus defectos: segundas partes a veces sí son buenas.

Calificación:

* No por casualidad autor igualmente de dos novelas de espionaje ajenas al personaje de Bourne como "Clave: Omega" y "El pacto de Berlín", llevadas a la pantalla por dos realizadores tan interesantes como Sam Peckinpah y John Frankenheimer en 1983 y 1985, respec-tivamente, que pese a no ser consideradas grandes películas ayuda-ron a revitalizar las carreras de ambos en un momento bajo de las mismas.


Imágenes de "El mito de Bourne" - Copyright © 2004 Universal Pictures, Kennedy/Marshall Company y Ludlum Entertainment. Distribuida en España por UIP. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El mito de Bourne"
Añade "El mito de Bourne" a tus películas favoritas
Opina sobre "El mito de Bourne" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "El mito de Bourne" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Sin aliento (Highwaymen)     Yo, robot (I, robot)     Kill Bill: Vol. 2     Spider-Man 2     Spartan

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2004 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportajes
Clásicos
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos