49º SEMANA INTERNACIONAL DE CINE DE VALLADOLID
LA BUTACA - Revista de Cine


COBERTURA DE LA 49ª EDICIÓN DE LA SEMINCI
                                          22 - 30 Octubre 2004

 

 

 

 

 

 

 


 

PELÍCULAS   CRÓNICAS   PALMARÉS

EL MENSAJERO DEL MIEDO
(The Manchurian candidate)


Dirección: Jonathan Demme.
País:
USA.
Año: 2004.
Duración: 132 min.
Género: Thriller.
Interpretación: Denzel Washington (Ben Marco), Meryl Streep (Eleanor Shaw), Liev Schreiber (Raymond Shaw), Jon Voight (Senador Thomas Jordan), Kimberly Elise (Rosie), Jeffrey Wright (Al Melvin), Ted Levine (Coronel Howard), Bruno Ganz (Richard Delp), Simon McBurney (Dr. Atticus Noyle), Vera Farmiga (Jocelyn Jordan).
Guión: Daniel Pyne y Dean Georgaris; basado en el guión de George Axelrod; sobre la novela de Richard Condon.
Producción: Tina Sinatra, Scott Rudin, Jonathan Demme e Ilona Herzberg.
Música: Rachel Portman.
Fotografía:
Taki Fujimoto.
Montaje: Carol Littleton y Craig McKay.
Diseño de producción: Kristi Zea.
Dirección artística: Teresa Carriker-Thayer.
Vestuario: Albert Wolsky.
Estreno en USA: 30 Julio 2004.
Estreno en España: 12 Noviembre 2004.

 

CÓMO SE HIZO SE HIZO "EL MENSAJERO DEL MIEDO"

Notas de producción © 2004 UIP

1. La historia

  Basada en el best-seller de Richard Condon, esta hipnótica historia de control y abuso de poder político está dirigida por Jonathan Demme, ganador de un Oscar®, y protagonizada por grandes estrellas como Denzel Washington y Meryl Streep, ganadores de dos Oscar, Liev Schreiber y una extraordinaria lista de actores secundarios.

  Después de leer el guión, Washington – que encabezaba la lista de actores escogidos para hacer el papel del atormentado comandante Ben Marco – no dudo un momento en aceptar el papel encarnado por Frank Sinatra en la versión rodada en 1962 dirigida por John Frankenheimer. “Al hacer un papel creado por otro actor, uno siempre se pregunta si ver la interpretación anterior aportará algo. Decidí no ver la película original para que la forma de interpretar a Marco fuera totalmente mía,” dice Washington. “Es una historia muy interesante y muy complicada, mi personaje es muy complejo. Lo que Marco recuerda de la emboscada no coincide con lo que ve en sus sueños ni con lo que cree que ocurrió realmente. Es un hombre atrapado en un tremendo conflicto. Le han adoctrinado acerca de lo que debe decir, pero no es lo que siente”.

  Otro soldado le cuenta a Marco que tiene pesadillas similares a las suyas, pero no decide hacer nada hasta que Shaw presenta su candidatura para la vicepresidencia. Entonces se topa con la imparable madre de Shaw, la senadora Eleanor Shaw, que ha decidido catapultar a su hijo hasta la Casa Blanca, pase lo que pase. Meryl Streep, ganadora de dos Oscar, da vida a la formidable senadora Shaw, una mujer capaz de destruir todo lo que se interponga en su camino. “Me encanta cómo se describe a Ellie Shaw en el guión: una mujer sin edad, de suaves curvas detrás de las que se esconden garras de acero y una espina dorsal de titanio”, dice Streep, cuyas nominaciones a los Oscar ya ascienden a trece. “¿Cómo no iba a querer encarnar un personaje tan sabroso?”

  Para el papel de Raymond Shaw, el adorado hijo de Ellie y candidato de Manchurian Global, los cineastas escogieron a Liev Schreiber, un actor muy respetado cuyos numerosas apariciones en la gran pantalla, con papeles clave en películas como Rescate, Pánico nuclear y Kate & Leopold, van a la par con su trabajo en los escenarios donde ha protagonizado con gran éxito obras como “Enrique V” y “Hamlet”.

  “Raymond es un héroe muy a pesar suyo, pero su fama, además de dar pie a las ambiciones de su madre, le abre la puerta para una carrera política”, observa Schreiber. “A pesar de tener poder, Raymond no puede hacer nada contra su madre que le controla hasta el punto de decirle qué debe ponerse”.

  Schreiber cree que Meryl Streep no sólo consigue que el personaje de la madre sea más complicado de lo que parece e incluso soportable, sino que también el público acabará por identificarse con ella. “Meryl Streep aporta al personaje una ternura encubierta; el público se quedará sorprendido ante la profundidad y el amor que demuestra tener Ellie Shaw”.

  El director Jonathan Demme, ganador de un Oscar por la asombrosa El silencio de los corderos, está encantado de haber trabajado con estrellas del calibre de Washington, Streep y Schreiber. También cree que El mensajero del miedo es una película tan actual como los titulares que puedan leerse mañana en los periódicos.

  “Todo el país está pendiente de las elecciones de este año”, dice Demme. “No se me ocurre un momento mejor para tocar el lado oscuro del proceso político y las fuerzas que intentan minarlo”.

  La productora Tina Sinatra está totalmente de acuerdo ya que también era la opinión de su legendario padre, el desaparecido Frank Sinatra, a quien pertenecían los derechos de la primera versión.

  “En 1991 le pregunté a mi padre qué le parecería rodar una versión contemporánea de El mensajero del miedo y dijo que era una idea inteligente, que atraería a más público ahora que entonces”, recuerda Sinatra. “Para mí, lo más importante era conservar el lado humano. Me parece crucial en una película como ésta. Es una cualidad intemporal. También me pareció muy lógico actualizar la historia con la Guerra del Golfo, sobre todo si tenemos en cuenta la importancia política de esa zona hoy en día”.

  Además del reto que significaba semejante actualización de la primera versión y del guión, Demme no pudo resistirse a la idea de volver a formar equipo con Washington, al que ya había dirigido en la aclamada Philadelphia. “En mi opinión, Denzel es uno de los grandes actores del cine de todos los tiempos”, dice el director. “No es fácil retratar a alguien cuya cordura se pone en entredicho, sobre todo cuando él mismo no está tan seguro, y Denzel lo hace a la perfección. Las diversas capas que aporta al personaje de Marco enriquecen toda la película”.

  Demme también hace hincapié en el hecho de que la senadora Eleanor Shaw se ha convertido en un personaje mucho más complejo. En la novela, es la calculadora esposa del candidato a la vicepresidencia, pero en la versión contemporánea se convierte en una política de peso y con mucha influencia, además de una madre manipuladora que empuja a su hijo hacia la vicepresidencia con vistas al sillón más elevado del país.

  “Ellie Shaw adora a su hijo y cree profundamente en él”, explica Streep. “También es una mujer que, a través de su hijo, quiere alcanzar la posición política que quería para sí misma. Por eso, cuando Ellie prepara a su hijo para ocupar tan elevado puesto, también cumple con su destino”.

  Demme está totalmente de acuerdo. “La forma en que Meryl vio a Ellie me llenó de ideas y me entusiasmó”, recuerda el director. “Todavía hoy me preguntó si de verdad tuve la oportunidad de trabajar con Meryl Streep. Poder colaborar con ella es un sueño hecho realidad para cualquier director”.

  Demme también quedó entusiasmado con la magnífica interpretación de Schreiber, sobre todo en un mano a mano con actores de la talla de Washington y Streep. “Liev no sólo es capaz de hacer frente a actores de semejante talento”, dice Demme, “se coloca a su altura y consigue sacar lo mejor de los que le rodean a través de su trabajo”.
Jon Voight, ganador de un Oscar, hace el papel del senador Jordan, el perdedor en la contienda por la vicepresidencia y eterno rival de Ellie. Voight describe a su personaje como uno de los pocos tipos "buenos" y trabajadores del Congreso, y una de las escasísimas personas que escuchan a Marco.

  “Es una historia complicada, muy rica, con personajes bien construidos y a menudo peligrosos”, observa Voight. “Una película tan multidimensional necesita un maestro en el arte de contar historias como Jonathan Demme para sacar todo su potencial a la luz. Por eso es tan atractiva”.

  El guión añadía una mayor dimensión a la película a través de los papeles secundarios, oportunidad que Demme no iba a dejar escapar: “Me encanta trabajar con un reparto importante”, dice el director. “Es una película llena de papeles extraordinarios que han cobrado vida a través de talentos excepcionales. Es un placer ver cómo cada uno de los papeles secundarios brilla por sí mismo gracias a los grandes actores que los interpretan”.

  Uno de los personajes clave es Rosie, la misteriosa mujer que Marco conoce en un tren. Kimberly Elise ya había trabajado con Demme cuando coprotagonizó Beloved con Oprah Winfrey, y se alegró mucho cuando se enteró de que el papel de la agente del FBI que intenta ayudar a Marco era suyo.

  “Rosie tiene un corazón de oro y es una de las pocas personas que quiere comprender que le pasa a ese hombre”, dice Elise, que también trabajó con Washington en John Q. “Es un placer ver a Denzel interpretar a Ben Marco porque estamos acostumbrados a verle en personajes muy controlados. Pero, en este caso, interpreta a alguien vulnerable; un hombre fuerte perdido en una tela de araña que no acaba de entender”.

  Jeffrey Wright, ganador de un Globo de Oro y de un Premio Tony por sus múltiples papeles en "Angels in America" hace el papel de Al Melvin, un veterano trastornado que le cuenta a Ben Marco sus pesadillas acerca del horror vivido en Kuwait.

  Según Demme, Melvin obliga a Marco a preguntarse qué les pasó realmente a los hombres del pelotón que tenía a su mando en el Golfo.
“El papel de Melvin es vital, intenso y de extraordinaria importancia”, dice Demme. “Me sentí feliz cuando Jeffrey aceptó el papel. Sabía que aportaría gran brillantez a su interpretación”.

  Para redondear un reparto sin par, el actor suizo Bruno Ganz interpreta a Richard Delp, un científico algo dudoso que intenta ayudar a Marco a recuperar sus recuerdos; Dean Stockwell, Jude Ciccolella y John Bedford Lloyd son los tres ejecutivos de la corporación Manchurian Global, el principal patrocinador de la campaña política de Raymond; Miguel Ferrer interpreta al coronel Garret, el superior de Marco; el actor/director Simon McBurney es Noyle, un médico especializado en el cerebro; el cantautor Robyn Hitchcock debuta en la gran pantalla como Laurent Tokar, el guía británico del pelotón en Kuwait.

  Finalmente, en el papel de políticos de peso están el legendario productor Roger Corman, que ha producido varias películas de Demme, y el famoso autor Walter Mosley, cuya novela El demonio vestido de azul fue llevada a la gran pantalla, protagonizada por Washington y producida por Demme.

  Según Denzel Washington, protagonista de El mensajero del miedo, el hecho de que la película haya reunido a tantos actores de talento es una prueba de la admiración que la profesión siente por Jonathan Demme. “Tiene mucha energía positiva y hace que un actor sienta que puede intentar lo imposible”, dice Washington. “Me ha enseñado mucho como ser humano, actor y cineasta”.

2. La búsqueda del realismo >>


Imágenes y notas de cómo se hizo "El mensajero del miedo" - Copyright © 2004 Paramount Pictures, Scott Rudin/Tina Sinatra Productions y Clinica Estetico Productions. Distribuida en España por UIP. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El mensajero del miedo"
Añade "El mensajero del miedo" a tus películas favoritas
Opina sobre "El mensajero del miedo" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "El mensajero del miedo" a un amigo
 

OTRAS PELÍCULAS DEL FESTIVAL

Caminos cruzados (Chemins de traverse)     Días de Santiago     Domicilio privado (Private)     Control (Kontroll)     Los chicos del coro (Les choristes)

Suscribe tu correo para recibir gratis los boletines de La Butaca:

Copyright © 2004 LaButaca.net - Revista de Cine. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.