LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 


Compras de cine

  Comprar banda sonora de "Mar adentro"
 BSO

Fnac

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

MAR ADENTRO


Dirección: Alejandro Amenábar.
País:
España.
Año: 2004.
Duración: 110 min.
Género: Drama.
Interpretación: Javier Bardem (Ramón Sampedro), Belén Rueda (Julia), Lola Dueñas (Rosa), Mabel Rivera (Manuela), Celso Bugallo (José), Clara Segura (Gené), Joan Dalmau (Joaquín), Alberto Jiménez (Germán), Tamar Novas (Javi), Francesc Garrido (Marc).
Guión: Alejandro Amenábar y Mateo Gil.
Producción: Fernando Bovaira y Alejandro Amenábar.
Música: Alejandro Amenábar.
Fotografía:
Javier Aguirresarobe.
Montaje: Iván Aledo.
Dirección artística: Benjamín Fernández.
Vestuario: Sonia Grande.
Estreno en España: 3 Septiembre 2004.

 

OPINIÓN DEL PÚBLICO

Jenny (Lista de Cine)

  «Con un cambio de género bajo el brazo, el director Alejandro Amenábar vuelve a las pantallas. Sólo tres películas le bastaron an-teriormente para hacerse un hueco en la meca del cine española e internacional. Se movía entre el thriller y el terror. "Tesis" conseguía una ideal atmósfera de suspense que no caía en la imitación de las scream-movies norteamericanas; "Abre los ojos" rozó la fantasía y la ciencia ficción, y con "Los otros" nos llevaba al mundo de la ul-tratumba. El denominador común de las tres era el miedo: miedo a un psicópata, miedo a tener la cara desfigurada y miedo a aceptar la muerte que te envuelve. Entonces, debemos plantearnos ¿en qué se diferencia "Mar adentro"? ¿Es realmente un cambio de gé-nero? Ni siquiera las tres anteriores películas de Amenábar podían clasificarse en un género y mucho menos en el mismo. Y si pensa-mos en “miedos”, "Mar adentro" nos habla del miedo a ver morir a alguien que realmente lo desea. La diferencia es que, gracias a un hecho real, también se nos habla de la fortaleza de alguien a afron-tar ese miedo, la lucha de Ramón Sampedro por mostrar la otra ca-ra de la situación… que no todo es miedo cuando se trata de la muerte. Amenábar consigue plasmar la historia verídica de este hombre, y lo hace con la esencia de sus películas anteriores, con la belleza visual y musical que le ha caracterizado anteriormente. Incluso, los actores elegidos no le defraudan pero sólo tres de los personajes parecen ser el eje de una historia que se endurece por momentos a pesar de la hermosura de las imágenes. El director tendría que haber tomado referencia de la cercana "Las invasiones bárbaras" –premiada en los últimos Oscar®–, donde se alza un re-parto coral que hace más digerible el momento de la muerte del “más protagonista”. Y no es que el final de la película sea duro en un sentido emotivo o desagradable, pero se hace largo hasta el punto de desear que se acabe el metraje. Y eso no es bueno. Te-ner en cuenta la película mencionada, hubiera servido también para limar las asperezas que la temática de esta historia levantaba. El personaje de Ramón Sanpedro tenía mucho carisma y Javier Bar-dem lo ha sabido plasmar, pero no era necesario que todo el peso de la historia recayera sobre él, porque siempre alrededor de una persona hay otras y no fueron sólo las dos mujeres que vemos en la película. Es más, de hecho vemos a otros personajes pero no se profundiza en ellos. Es, a pesar de defectos como éste, una pelícu-la que no se puede dejar de ver.»

Noèlia (Lista de Cine)

  «Amenábar no ha sabido dar el paso de lo fantasmagórico a lo real. En contra de lo que opina la mayoría de la gente que la ha vis-to, me ha parecido una película terriblemente apática, aburrida, len-ta, vacía, superficial. [...]. Lo único que me ha gustado son esos secundarios que arropan al personaje principal, que están brillan-tes, tanto a nivel interpretativo como a nivel humano. [...]. La histo-ria de amor entre la abogada y Sampedro es una tomadura de pelo, además de ser el hilo por el cual destapamos y descubrimos la su-perficialidad con la que se nos narra la historia. [...]. Sobre la banda sonora, me parece totalmente inapropiada. [...]. El montaje es to-talmente mediocre y previsible [...]. Los diálogos son, como el res-to de la película, superficiales, y no pasan del discurso políticamen-te correcto [...] La película trata sobre la muerte, sobre una persona que quiere morir, querría suicidarse pero no puede, necesita la ayu-da de alguien, lo cual hace la situación más desesperada, y Javier Bardem sonriendo. Cuando lo interesante de la historia hubiera sido contar qué es lo que le hace llegar a una persona al punto de de-sear su muerte, el origen de eso, el sufrimiento de una persona postrada en una cama sin posibilidad de mover más que la cabeza, una profundidad que Amenábar era incapaz de darle. [...]. Una au-téntica lástima que un tema tan apasionante como la eutanasia sea llevado a la gran pantalla por un director que debería seguir en-tre fantasmas e historias de criogenización. Si sois de los que os gusta ver buen cine y no películas que no pasan de la fachada, no perdáis el tiempo ni el dinero. Si sois de los que os gustan las su-perproducciones y os tragáis hasta las películas de Vin Diesel y las de Adam Sandler, saldréis pensando, como muchos, que es una obra maestra. Al fin y al cabo es una película diseñada para gustar, comercial 100%, y para que los no exigentes salgan cre-yendo haber visto algo profundo.»

Lucía (Reseñas de un Butaquero)

  «¿Acaso soy la única persona a la que "Mar adentro" le ha de-cepcionado por su convencionalidad y por ciertos recursos estilís-ticos mediocres (véase rellenar parte de la película con escenas fa-cilonas de acercamiento entre Bardem y Belén Rueda, al más puro estilo comedia romántica), además de una Belén Rueda que no ter-mina de resultar creíble? La película tiene, en mi opinión, el gran mérito de no caer en el moralismo ni en el melodrama, es una bue-na película, pero no una obra maestra como parece quererse hacer ver. Estilísticamente cabría esperar más de la evolución de Amená-bar.»

Javi (Lista de Cine)

  «La figura de Sampedro, increíblemente interpretada por Bardem, busca su suicidio, y subrayo "su". En ningun momento se hace apología de la eutanasia, sino de la libre elección de la vida, de la libertad humana. La fotografia es exquisita, tal como es la pelicula entera. Ésta, cargada de sutiles simbolismos, de una banda sonora que despunta nuestros sentidos y de unas actuaciones, primarias tanto secundarias, sin un gesto más que el realista, se consagrará como la mejor pelicula de Amenábar. Sólo hay que tener menos sensibilidad que un ladrillo para no ver ni una migaja de calidad en esta pelicula.»

Rapul (Reseñas de un Butaquero)

  «Es una "peli" que esperaba casi con ansiedad, ya que soy fanático de Amenábar, y no me ha defraudado en absoluto. La his-toria de Sampedro se cuenta de forma muy cuidada y con mucho respeto para mi parecer, pero a la vez se deja constancia de la opi-nión del director de que "todos somos libres para decidir qué hacer con nuestra propia vida". La fotografía es exquisita, con esas fan-tásticas panorámicas del paisaje gallego; la música, como siempre tan imprescindible en la filmografía de Alejandro, es muy acorde al dramatismo del argumento, y me ha fascinado el tema final por esos toques tan celtas, tan gallegos, que claman a la vida. Una vez más percibo el crecimiento interpretativo de Javier Bardem; a través de gestos, miradas y expresiones nos convence de su casi perfec-ta caracterización de Ramón. A su alrededor, todo un reparto de lujo, del que destaco a Belén Rueda ya que, a pesar de su inexpe-riencia cinematográfica, ha defendido muy bien su personaje con una profundidad dramática totalmente nueva de esta estrella habi-tual de la televisión. En general, aún no siendo una película perfec-ta (ninguna lo es, de hecho), creo que es merecedora de la acepta-ción unánime de todo el que la vea, tanto en temas cinematográfi-cos como sociales, ya que es un film necesario para la sociedad.»

David Rovira (Lista de Cine)

  «Sin llegar a decepcionarme, no me pareció tan buena como po-dría haber sido. De Amenábar me gustó mucho "Los otros", de Bar-dem "Los lunes al sol", y en mi opinión esta "Mar adentro" no llega a la altura de ninguna de las dos. Quizá conocer ya la historia de antemano y las altas expectativas han condicionado mi forma de verla, pero el caso es que no me llegó del todo.»

Óscar (Lista de Cine)

  «La película me gustó, pero no pude evitar sentirme algo timado, engañado... y ese sentimiento va adquiriendo forma a medida que pasa el tiempo, pero me cuesta horrores explicar todo ello con pa-labras. Básicamente, lo que me ocurre con "Mar adentro" es que veo a un Amenábar ávido de agradar al espectador a toda costa, y eso en "Los otros" lo entiendo, pero en un biopic aparentemente reflexivo y realista (no hay más que ver la milimétrica imitación que Bardem hace de Ramón Sampedro y la convincente interpretación de su familia) que trata sobre un tema tan delicado como la eutana-sia, utilizar recursos fílmicos tan facilones me parece tosco. Se han usado adjetivos como "poética" y "honesta" para alabarla, pero creo que el guión está tan lleno de trucos sutiles y no tan sutiles para enganchar al espectador, que se aleja del espíritu poético que se le pretende dar. No le veo poesía a esta película, ni tampoco ho-nestidad, porque jugar de esta manera con una historia como esta para llevar a la gente al cine carece de honestidad. Alejandro Ame-nábar es un gran director, un espléndido creador de películas sol-ventes y atractivas, pero no es un poeta ni un autor, al menos de momento.»

Sonia Puerto (Lista de Cine)

  «Haciendo honor al humor del admirable Ramón Sampedro tengo que decir que la peli no mata. Vamos, que no hay para tanto. Está clarísimo que si la peli no estuviese protagonizada por Bardem y la historia no fuese tan atrayente, la cinta habría pasado sin pena ni gloria. No sé, con un guión casi hecho (todos conocíamos la dura vida y la aún más dura muerte de su protagonista) y con los acto-res con los que Amenábar cuenta (todos excepcionales) no es de-masiado difícil hacer una peli. Vamos, que Amenábar lo ha tenido fácil y el resultado final me ha decepcionado un poco, al igual que lo hizo con "Los otros", que no deja de ser "Al final de la escalera", pero al revés. Eso sí, emociona. Claro que emociona... sobre todo la bendita frase de Joan Dalmau que te pone los pelos de punta. Pero vamos, que no me quedan ganas de volverla a ver, supongo que es un pelín empalagosa.»

Jordi Trenzano (Lista de Cine)

  «Me parece una buena película, pero hay un exceso de concesio-nes que para mí distan de convertirla en esa especie de gran obra que ha querido ver cierto sector de la crítica. Creo que deberíamos ir con cuidado, criticamos mucho a los franceses cuando decimos que aplican de forma especial su "chauvinismo" a la hora de cuidar su cine y aquí hacemos lo mismo, elevando a los altares a pelícu-las más por su tema que no por su acabado. Porque ni "Los lunes al sol" ni "Te doy mis ojos" ni "Mar adentro" creo que pasen a la historia del cine, francamente. Por mucho que esté de acuerdo en sus planteamientos.»

Víctor Barrio Núñez (Lista de Cine)

  «A mí me gustó mucho la película, me parece que está muy bien llevada (quizás se hace un poco larga en la parte en la que Ramón va a Coruña) y que absolutamente todos hacen interpretaciones de mérito, incluida Belén Rueda, a la que no me veía en un papel así... pero Bardem está tremendo, Lola Dueñas bárbara, Mabel Rivera, Joan Dalmau... todos absolutamente. Yo, personalmente, me he pasado moqueando la mitad de la película, teniendo como punto álgido una demoledora frase de Joan Dalmau que ha hecho que ya se me cayeran los lagrimones como a una nena. Llevo toda la no-che trabajando con la idea de volver a verla cuanto antes, yo la re-comiendo al cien por cien. Para mí, la mejor película de Amenábar hasta ahora. Me gustó mucho "Tesis", pero nada "Abre los ojos" y "Los otros" me parece bastante sobrevalorada, sin embargo con "Mar adentro" ha conseguido ganarme como adepto. De Bardem ni hablar, decía mi compañera hoy que últimamente después de cada película que hace parece imposible que pueda superar su actua-ción, y finalmente lo hace una vez tras otra. ¡Id a verla!»

Benito Páramo (Lista de Cine)

  «Durante mis vacaciones del pasado año coincidí con el equipo de "Mar adentro" en el rodaje de la película. Durante un día entero (me despertó temprano el helicóptero) vi como despegaban y aterri-zaban realizando continuas tomas de las imágenes que en la pelí-cula nos presentan los vuelos de Ramón. Mientras Javier Bardem comía relajado y charlaba distendido con parte del equipo y los cu-riosos que le requerían para fotografiarse, Alejandro, totalmente centrado en su trabajo, rodaba y visionaba cada toma de forma mi-nuciosa. Después de ver la película con un grupo de amigos y leer diversos comentarios creo que la película no pasará desapercibida. [...] notables todas las interpretaciones, creo que los secundarios se salen: Lola Dueñas, Mabel Rivera, Celso Bugallo... todos hacen, junto a la fotografía prodigiosa, la historia sumamente real. Cierto que impactan de forma diferente diversos momentos, el primer vue-lo, la primera salida en ambulancia digamos que ponen los pelos de punta con la fusión de imágenes y sonido, la fibra la tocan otras escenas, supongo que diferentes a cada cual, pero tocan. Cada plano, cada secuencia mantiene una importante carga visual y emotiva, con la pantalla que proporciona el humor (decía mi padre que con miel también se cazan moscas) nos podemos acercar a los personajes, mientras que éstos rompen de forma demoledora la norma, la histórica mentira. El enfrentamiento/dialogo entre el sa-cerdote y Ramón y familia, es tremendo, los manipuladores con sus juicios sumarísimos, sus opiniones, su desvergüenza en el co-mentario se encuentran con una escalera insalvable, una lucidez notable, la de Ramón y una vergüenza rural seria y firme, la de la cuñada, que hacen correr gotas de sudor a unos seminaristas que presencian aturdidos como posiblemente estén en un camino podri-do. [...]. El amor, los amores, el poder hacer el amor de forma dife-rente, el sentir con esos sentidos que no siempre hacemos funcio-nar, olfato por ejemplo, tacto,... son poesía en imagen y sonido. Luego queda la justicia, las personas frente a la libertad individual, las leyes y sus mecanismos. Aquí en este rincón creo que está lo complicado. Amenábar y Mateo Gil dejan pendiente un tema que se aparta de la película, por ser conflicto de todos, la reforma de las leyes, que es donde duele, que es donde se ve la evolución de los pueblos, y esto es evidentemente difícil pero necesario, pese a quien pese.»


Imágenes de "Mar adentro" - Copyright © 2004 Sogecine e Himenóptero. Distribuida en España por Sogepaq. Fotos por Teresa Isasi. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Mar adentro"
Añade "Mar adentro" a tus películas favoritas
Opina sobre "Mar adentro" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Mar adentro" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

El año del diluvio     The mother     Una película hablada (Um filme falado)     Perfecto amor equivocado     El abrazo partido

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2004 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportaje
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos