LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 

Compras de cineFnac

Comprar banda sonora de "Obsesión (Wicker Park)"
 
 

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

OBSESIÓN (WICKER PARK)
(Wicker Park)


Dirección: Paul McGuigan.
País:
USA.
Año: 2004.
Duración: 110 min.
Género: Drama, romance.
Interpretación: Josh Hartnett (Matthew), Rose Byrne (Alice), Matthew Lillard (Luke), Diane Kruger (Lisa), Christopher Cousins (Daniel), Jessica Paré (Rebecca), Vlasta Vrana (Joyero), Amy Sobol (Ellie), Ted Whitall (Walter), Joanna Noyes (Mary).
Guión: Brandon Boyce; basado en la película "Flash-back (El apartamento)"  (1996) de Gilles Mimouni.
Producción: Andre Lamal, Tom Rosenberg, Gary Lucchesi y Marcus Viscidi.
Música: Cliff Martinez.
Fotografía:
Peter Sova.
Montaje: Andrew Hulme.
Diseño de producción: Richard Bridgland.
Vestuario: Odette Gadoury.
Estreno en USA: 3 Septiembre 2004.
Estreno en España: 5 Enero 2005.

 

CÓMO SE HIZO SE HIZO "OBSESIÓN (WICKER PARK)"
Notas de producción © 2004 Filmax

1. La producción

  Ambientada en Chicago, Wicker Park es un drama psicológico sobre un joven ejecutivo del mundo de la publicidad (Hartnett) y su obsesiva búsqueda de un amor perdido. Mientras intenta encontrar a una mujer (Kruger) quien misteriosamente desapareció de su vida dos años antes, también es atrapado en las redes de un romance con una misteriosa joven (Byrne), que sale con su mejor amigo, Luke (Lillard).

  Con un guión repleto de sorpresas y giros, así como subtramas muy eróticas, Wicker Park fue un proyecto que consiguió atraer a talentos de primera fila desde el principio.

  Para dar forma al proyecto, un remake de la aclamada película francesa L’Appartement, escrita por Gilles Mimouni, los productores necesitaban un director que pudiera gestionar el guión con pulso firme un claro y estiloso dominio del medio. Finalmente, encontraron a su hombre en el escocés Paul McGuigan.

  “Para Wicker Park, reunimos un reparto excitante y lo pusimos en manos de un director creativo y con mucho talento,” afirma el productor Tom Rosenberg. “Aunque hemos mantenido muchos elementos clave del film original, Paul aporta una visión totalmente original a esta nueva versión. Trabajando a partir de un guión fresco y nuevo, su estilo único y particular electriza una trama que más bien parece una montaña rusa de giros y sorpresas.”

  McGuigan asegura que se sintió inmediatamente atraído por el proyecto nada más leer el guión. “Quedé cautivado por el guión,” afirma. “Tenía que volver a tras y releerlo para estar seguro de que pillaba todo. Es una historia de amor, pero narrada de un modo no-lineal”

  Con McGuigan al mando, los productores y su equipo se preocuparon de reunir un reparto joven, con talento y que pudiera hacerse cargo de unos personajes que múltiples registros e inmersos en situaciones cambiantes. Para el papel protagonista, el indómito y hechizado Matthew, los productores y el director pensaron en Josh Hartnett. Además de su condición de ídolo juvenil de Hollywood, Hartnett ha demostrado su talento como actor en papeles muy especiales como en Las vírgenes suicidas y Black Hawk Derribado. Debido a su status de super-estrella, la incorporación de Hartnett ayudó a hacer despegar el proyecto de Wicker Park: tras leer el guión, decidió con ganas unirse al reparto y la producción empezó a tomar velocidad.

  “En películas anteriores, Josh ha demostrado poseer un extraordinario carisma en la pantalla,” afirma el productor Gary Lucchesi. “En Wicker Park, tira por un lado más cercano al héroe dramático y romántico, algo que antes no había hecho tanto, y sale victorioso de la prueba. Uno puede ver cómo Josh crece como actor en esta película; su trabajo se va haciendo más y más excitante.”

  Comentando sobre qué es lo que le atrajo más de Wicker Park, Hartnett atribuye gran parte de su interés al poder trabajar con el director Paul McGuigan. “Me gustan de él Gangster No. 1 y quería trabajar con Paul,” asegura Hartnett. También le atrajeron el tema y la trama del film. “Me atrajo el tema de la pasión,” prosigue, “y la creencia de que el amor lo puede conquistar todo – Pienso que es lo mejor de esta película. Es una historia sobre la capacidad del amor de abrirse paso en las circunstancias más improbables.”

  Hartnett encontró que el dilema principal de su personaje era intrigante y divertido de estudiar. “Hay una cierta ambigüedad en la película que me encanta,” señala. “Creo que hay un momento en la vida en que te abres a ciertas cosas y – bang – encuentras a esa chica y te enamoras. Estás seguro de que es una relación fantástica y un buen día, ella desaparece. Quedás destrozado. Mi personaje, Matthew, decide flotar en la vida y ver donde le lleva la corriente. Entonces, un día, se topa de Nuevo con el amor de su vida – o cree verle – y de repente se da cuenta que tiene que tomar un gran número de decisiones importantes.”

  Otro aspecto del guión que Harnett encontró fascinante fue el modo en que se mueve en el tiempo para revelar la historia. “Eso es lo genial de la película,” afirma Harnett, “su estructura. Parece una idea simple: chico encuentra chica, chico pierde chica, chico la vuelve a encontrar y va tras ella. Pero el modo en que se explica es lo bueno. Cuando la miras, es una película sobre estar enamorado, y el tipo de problemas en los que te metes para recuperar ese amor...”

  Hartnett solo tiene palabras de elogio para sus compañeros de reparto; disfrutó mucho trabajando con el reparto y encontró que sus estilos y esfuerzos se compenetraban a la perfección. Cuando se le pregunta sobre Diane Kruger, Hartnett afirma, “Es genial. Maravillosa, dulce, un amor. Ya sabes, ella, Rose Byrne, Matthew Lillard, son gente fantástica. Teníamos un reparto estupendo. Tanto Diane como Rose son dos de las mejores actrices jóvenes del momento. Ha sido una delicia trabajar con ellas.”

  La experiencia de Hartnett con McGuigan también resultó tal y cómo había esperado. “Paul es un tío genial,” afirma. “Muy inteligente, pero nunca admitirá sus habilidades o virtudes porque es escocés, y eso me gusta de él. A su vez, tiene un gran sentido de los visual. Y me gustan los directores que no sólo están ahí para “llenar huecos”. Más bien se trata la llegar a trabajar de plantearse “¿Qué vamos a hacer?” Es muy innovador.”

  Ciertamente, a McGuigan también le gusto trabajar con Harnett; de hecho, a los dos se les volverá a ver juntos en Lucky Number Slevin. “Estaba interesado en Josh porque he visto cómo trabaja,” comenta McGuigan. “Todos sabemos que es guapo y todo eso, pero lo más importante es que se trata de un gran actor que se toma muy en serio su trabajo. Hemos hablado mucho sobre las cosas que le interesan y quería saber todo sobre la película, hasta incluso la música que íbamos a utilizar. Puede ponerte en un aprieto preguntándote las cosas acertadas y no aquellas preguntas que se suponen deben hacer los actores. Eres un placer trabajar con él.”

  Para Matthew Lillard, estrella de éxitos recientes como las comedias de aventuras de Scooby-Doo films de horror como Scream y 13 Fantasmas, Wicker Park significa una oportunidad para probar un papel diferente. El golpe de suerte de conseguir ser el mejor amigo de Josh Harnett fue una mezcla de oportunidad y de su carisma y talento.

  “Saliendo de Scooby-Doo, Wicker Park fue una gran oportunidad para mí para poner a prueba otras de mis facetas como actor,” apunta Lillard. “El personaje de Shaggy es tan grande y posee tanta energía que la oportunidad de trabajar en un thriller romántico me atrajo sobremanera.” Lillard también encontró que Wicker Park le daba una nueva oportunidad de descubrir el placer de la interpretación. “Es lo grande de este trabajo,” prosigue. “Podemos ir de un extremo a otro. Podemos jugar en universos diferentes y utilizar nuestra imaginación de modos distintos.”

  A Lillard también le atrajo el hecho de que la película contenía personajes únicos y especiales. “Los triángulos amorosos que transcurren en la película son muy interesantes,” asegura. “Todo va sobre la obsesión y la pasión. A su vez, para mí, tener una escena con una mujer que no está planteada para que el público se ría es siempre algo excelente. Yo me suelo ver siempre implicado con perros generados por ordenador o gente que blande grandes cuchillos. Luke es alguien corriente, un ser humano.”

  Lillard opina que Luke es el centro moral de la película. “Luke es el inocente de la historia,” señala. “Está loca y apasionadamente enamorado de Alex y es el major amigo de Matthew, y se encuentra fuera de todos esos triángulos oscuros. Creo sobretodo que Luke es un personaje honesto, y algo así como una figura semi-trágica al final.”

  El director McGuigan cree que Lillard ayudó a equilibrar la película. “Matthew es tan gracioso, pero también un gran actor,” asegura McGuigan. “Aportó una chispa especial a su personaje. Hay solo cuatro personajes principales en esta película, por lo que estamos ante un film intimista. Con Matthew hay un pequeño receso de la tensión dramática, y él sabe caminar sobre la línea que permite mantener el tono de la película cuando aparece en la pantalla.”

  Lillard disfrutó mucho con el estilo de McGuigan y encontró que el ambiente de rodaje era muy fructífero para probar cosas nuevas. “Lo bueno de trabajar con McGuigan,” asegura, “es que hace tomas prolongadas. Te adaptas al ritmo de hacer largas tomas de diez minutos; este es un lujo que los actores no nos podemos permitir estos días en el cine. Paul es uno de los mejores directores con los que he trabajado. Es tan bueno en lo concerniente a darle instrucciones al actor que sean claras y específicas. Yo siempre trabajo con la idea de que una película es como un barco, y siempre quieres que haya un capitán preparado para guiarte a través de la tormenta y al que no dudes en seguir contra viento y marea. Paul es esa clase de director. Tiene tanto talento…”

  Sobre todo, Lillard cree que la película gustará a ese tipo de público que disfruta viendo a otra gente pasar por situaciones que ellos mismos no querrían experimentar. “La tensión es esta película proviene del sacrifico que el personaje de Josh hace de todo lo que tiene en la vida,” comenta. “Su nivel de vida, su prometida,- lo sacrifica todo para arrojarse por un precipicio que, si tiene suerte, le permitirá reencontrarse con su verdadero amor. La idea de un hombre sacrificándolo todo por amor es tan valiente y atractiva... Y creo que la mayoría de las personas fantaseamos en secreto deseando que exista alguien que haga eso por nosotros.”

  Tal y como dice Lillard, Matthew sacrifica todo por la posibilidad de encontrar el amor verdadero. ¿Pero qué actriz podría interpretar a una mujer capaz de que un hombre hiciera eso por ella? El rostro que hizo que miles de barcos se hicieran a la mar, por supuesto. Vista recientemente en el papel de Helena de Troya en el film épico de Brad Pit Troya, Diane Kruger fue captada para asumir el difícil papel de una mujer por la que un hombre lo daría todo. La inclusión de Kruger en el reparto dice mucho en cuanto al interés suscitado por el proyecto de Wicker Park y sus autores ya que, aunque estrenada más tarde, Wicker Park se rodó antes que Troya. Formada en el ballet clásico con la Royal Academy de Londres, una lesión de rodilla cambió la dirección de la carrera de Kruger hacia las pasarelas, a las que siguieron sus primeros pasos en el cine, pocos años después.

  Cuando se le pregunta cómo llegó al reparto de Wicker Park, Kruger explica, “Acababa de hacer una película en Francia producida por Luc Besson (Michel Vaillant), y Tom Rosenberg viajó a Paría para reunirse con Luc en París”. “Estaban charlando sobre otro proyecto en el que estaban involucrados, y Tom comentó, “Oh, no podemos encontrar ninguna chica para este papel.” Entonces Luc dijo, ‘Deberías ver a Diane Kruger.’ En el lugar y el tiempo adecuados, supongo.”

  “El marido de Diane, el actor y director Guillaume Canet, rodó una cinta de presentación, y esa cinta nos fue enviada por un representante,” comenta Lucchesi. “Estaba increíble; tan bien que Tom y yo la trajimos a Nueva York para conocerle y después la llevamos a Montreal para una prueba de cámara. Habíamos encontrado a nuestra Lisa.”

  “Diane Kruger es tan bella y tiene tanto talento,” añade McGuigan. “Era perfecta para este papel. Alberga todo aquello que el personaje de Josh intenta recuperar; gracia, belleza tranquila, y la cámara le adora.”

  La actriz ya estaba familiarizada con la historia de Wicker Park story, ya que había visto la versión francesa. Le atrajo hacer el remake por los sentimientos y emociones al rojo que hay tras su tema principal. “Vi el original cuando se estrenó en Francia y siempre pensé que era una historia de amor fabulosa,” afirma Kruger. “Trata sobre las casualidades, el verdadero amor y el destino. Creo que en los tiempos que vivimos, las personas están distraídas por un gran número de cosas y ambiciones, que acaban interponiéndose en las relaciones. Creo que su mensaje es precioso.”

  Kruger ve muchas diferencias entre su personaje al principio de la película, y cuando reaparece dos años después de su separación de Matthew. “En la primera parte, Lisa es más espontánea y vital,” asegura. “Está tan enamorada y su relación con Matthew es fantástica. Es increíblemente feliz. Entonces, dos años después, ha madurado y se le ve triste. Puedes sentir un aire de melancholia en ella; se encuentra así por haber perdido a Matthew y no saber bien porqué le trató así.”

  Kruger cree que el público responderá a la historia y sus giros y enigmas centrales; disfrutarán intentando adivinar qué es lo que ocurrió. “Es el modo en que está escrito el guión,” señala. “Sólo al final de todo descubres qué pasó en realidad. Hay mucha tensión en el film. No puedes decidir si algún personaje te desagrada porque no llegas a comprender las razones de porqué actúan así.”

  “Creo que el amor verdadero y la obsesión están separados por una delgada línea,” prosigue, “especialmente cuando crees que la otra persona se siente igual y entonces se separan y no entiendes porqué. El amor no se puede explicar. No se sabe porqué una persona se siente atraída por otra.”

  Acabando de redondear el cuarteto protagonista está la actriz australiana Rose Byrne. Muy popular en su país natal, (y Mejor Actriz en el Festival de Venecia por su trabajo en The Goddess of 1967), los críticos australianos la han comparado con su compatriota Cate Blanchett. Es interesante comprobar que tanto Byrne como Kruger formaban parte del plantel de actore de Troya, pero de nuevo hay que subrayar que fueron los productores y cineastas de Wicker Park los primeros que pensaron en reunirlas en la misma película.

  Los productores y el director pensaron en Byrne para encarnar a la enigmática Alex en la película desde las primeras etapas del proyecto. “Ya me habían recomendado a Rose, una estrella en alza, y le hicimos una prueba cuando empezábamos a mover el proyecto de Wicker Park,” afirma Lucchesi. “Siempre creímos que tenía un potencial tremendo para insuflar al personaje de Alex algo muy especial. Cuando Paul McGuigan se unió al proyecto, Rose fue una de las primeras personas que le presentamos, y le encantó.”

  Byrne se sintió atraída por el personaje, Alex, muy al principio del proceso de desarrollo de Wicker Park. “Cuando hice el casting, conecté con el personaje y el material,” afirma Byrne. “Pero durante un tiempo no obtuve respuesta de los productores, por lo que me olvidé del tema. Entonces contrataron a Paul como director y me llamaron para conocerle, y nos entendimos a la perfección. Pocos días más tarde me llamaron para ofrecerme el papel y avisarme de las fechas de rodaje.

  Alex es un personaje intrincado, y me resulta difícil hablar del personaje sin revelar demasiados secretos de la película. “Nunca he interpretado a alguien que minete constantemente, y eso ha sido todo un desafío,” ríe. “Todo lo que Alex dice es básicamente mentira. Tuve que documentarme un poco sobre ese desorden psicológico, porqué miente mi personaje, y cuáles son las consecuencias físicas de ese comportamiento.

  “A su vez, Alex es muy obsesiva,” prosigue Byrne. “Nunca he hecho un personaje tan determinado y obsesionado con sus planes. Es una manipuladora, pero también creo que una gran parte de su comportamiento es subconsciente. Ese es el modo en que siempre me he relacionado con ella – nunca la vi como alguien despiadado, tan sólo se guía por sus impulsos más emotivos y acaba haciendo cosas sin pensar.”

  Cuando se le preguna sobre si tiene alguna cosa en común con Alex, Byrne comenta que, “Tiendo a ser bastante cabezota en lo que respecta a mis ideas, mis sueños, y sí, me identifico con eso. Y también simpatizo con su valentía. Lo que hace en la película hiere a diversas personas, pero realmente en auténtica en sus actos.”

  Como parte de su preparación para la película, Byrne tuvo que trabajar con su acento; nunca había interpretado antes a una americana. “Recibí clases con un profesor en casa,” explica, “y entonces, en cuanto llegué a Montreal, empecé a hablar con acento americano. Estaba algo neurótica sobre eeso y pensé ‘Debo empezar de cero.’ Soy buena imitando acentos, y me crié viendo la pelis americanas en la tele australiana, por lo que estoy familiarizada. Es más un problema de entonación. Los australianos tendemos a acabar las frases, los americanos no.

  Paul McGuigan señala el trabajo con el acento como una de las pruebas del increíble talento de Byrne. “Rose fue para mí toda una revelación,” asegura. “Hablaba con acento americano durante todo el rodaje, mucha gente ni sabía que era australiana, y cuando volvió a hablar con su acento normal cuando acabamos, todo el mundo alucinó.”

  Resumiendo, Byrne siente que el público se enganchará a Wicker Park, y sus sentimientos sobre la historia se unen a los de los otros actores y actrices. “Siempre intentas adivinar lo que ocurre,” apunta. “Eso es lo que la hace emocionante. La trama es la estrella,e n cierto modo. Te lleva por se estrecho sendero, y túintentas saber qué es lo que ocurre. Vas hundiéndote más y más en la vida de esta gente – como en un remolino.”

  McGuigan se muestra de acuerdo. “Viéndolo con público,” afirma, “es maravilloso servar cómo disfruta la gente intentando adivinar qué es lo que pasa. La gente mira a sus novios o novias, o con quien hayan venido, y pudes ver cómo intentan adivinar la trama; la gente se mete en la historia. Quieren que Josh encuentre a Diane, y es interesante ver cómo todo el mundo desea eso de forma colectiva. Hemos hecho una película de misterio a partir de una historia de amor. Creo que el público considerará que ha valido la pena el precio de la entrada.”

2. Recreando Wicker Park >>


Imágenes y notas de cómo se hizo "Obsesión (Wicker Park)" - Copyright © 2004 Metro-Goldwyn-Mayer Pictures y Lakeshore Entertainment. Distribuida en España por Filmax. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Obsesión"
Añade "Obsesión" a tus películas favoritas
Opina sobre "Obsesión" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Obsesión" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Contra la pared (Gegen die wand) (Head-on)     Jersey girl (Una chica de Jersey)     El tren de Zhou Yu (Zhou Yu de huoche)     No te muevas (Non ti muovere)     Negocios ocultos (Dirty pretty things)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2004 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportajes
Clásicos
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

La ventana indiscreta
Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos