LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil      
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

DESCUBRIENDO NUNCA JAMÁS
(Finding Neverland)


Dirección: Marc Forster.
Países:
Reino Unido y USA.
Año: 2004.
Duración: 106 min.
Género: Drama.
Interpretación: Johnny Depp (Sir J.M. Barrie), Kate Winslet (Sylvia Llewelyn Davies), Julie Christie (Emma du Maurier), Radha Mitchell (Mary Ansell Barrie), Dustin Hoffman (Charles Frohman), Eileen Essell (Sra. Snow), Freddie Highmore (Peter Llewelyn Davies), Joe Prospero (Jack Llewelyn Davies), Nicholas Roud (George Llewelyn Davies), Luke Spill (Michael Llewelyn Davies), Ian Hart (Sir Arthur Conan Doyle), Kelly Macdonald (Peter Pan).
Guión: David Magee; basado en la obra "The man who was Peter Pan" de Allan Knee.
Producción: Richard N. Gladstein y Nellie Bellflower.
Música: Jan A.P. Kaczmarek.
Fotografía:
Roberto Schaefer.
Montaje: Matt Chessé.
Diseño de producción: Gemma Jackson.
Dirección artística: Peter Russell.
Vestuario: Alexandra Byrne.
Estreno en Reino Unido: 29 Oct. 2004.
Estreno en España: 11 Febrero 2005.

 

CRÍTICA
por Tònia Pallejà

Niños grandes y grandes niños

  A finales del año pasado se celebra-ba el nacimiento de Peter Pan, quizás uno de los personajes infantiles que más repercusión haya tenido, incluso en el mundo adulto, fuera y dentro de la ficción, y que simboliza el eterno niño que nunca crece, incapaz de ma-durar y abandonar completamente esa universo de fantasía del que pro-cede o que ocupa su mente. Aunque su relato ha sido transmitido con fre-cuencia en forma de cuento, Peter Pan era, en realidad, el protagonista de una obra teatral del dramaturgo y novelista escocés James Matthew Barrie, que, en compañía de otros niños como Wendy, vivía inten-sas aventuras en el País de Nunca Jamás, con la inevitable referen-cia a su inseparable Campanilla y al malvado Capitán Garfio. Dicho aniversario casi imponía la ocasión de rendirle un nuevo homenaje cinematográfico a esta popular figura, que ya ha sido trasladada va-rias veces a la gran pantalla, tanto desde la acción real como des-de la animación. Marc Forster, a quien tuvimos oportunidad de descubrir gracias a la discutiblemente glorificada "Monster's ball", y el guionista novel David Magee han sido los encargados de dar forma a este tributo que, lejos de tratarse de otra adaptación de la célebre pieza, centra, en cambio, su atención en un fragmento de la vida del propio autor, James Barrie, cuando, después de entrar en contacto con el pequeño Peter Llewelyn Davies, sus hermanos y su madre, se inspiró para concebir, plasmar por escrito y llevar a los escenarios la representación que dio a conocer a esta insigne criatura.

  La aproximación que hacen Forster y Magee obedece me-nos al rigor histórico que a una visión romántica e idealizada de aquel episodio biográfico; busca reflejar no tanto los hechos en sí, como la forma en que éstos nutrían su imaginario mediante el proceso creativo, y subrayar la peculiar personalidad de un hombre que prefería sumergirse en la magia de los juegos y la literatura in-fantiles que responder a los dictados de la realidad. "Descubriendo Nunca Jamás" se convierte así en la historia de un adulto que no quería crecer, y que tras conocer a un niño al que le había tocado madurar antes de tiempo, escribió la historia de otro que nunca lo hacía.

  La película arranca en el Londres de 1903, con el estreno de "Little Mary" en el teatro que dirige Charles Froh-man (Dustin Hoffman). La obra resul-ta un fracaso, y Barrie (Johnny Depp), decepcionado ante la incom-prensión del público, se siente presio-nado para escribir algo nuevo que ponga remedio a las pérdidas del em-presario y le ayude a recuperar la ilu-sión. Un día, paseando a su enorme perro por los jardines de Kensington, Barrie coincide fortuitamente con la viuda Sylvia Llewelyn Davies (Kate Winslet) y sus cuatro hijos, e inician una estrecha relación poco convencional: juntos se entregan a todo tipo de juegos, como piratas o vaqueros, en donde la imaginación les abre las puertas de otros mundos y les permite volar, y Barrie participa en ellos como un niño más. Como era de esperar, sus ab-sorbentes encuentros con los Llewelyn Davies disgustan a la espo-sa de Barrie, Mary (Radha Mitchell), una mujer educada en la tra-dición victoriana de las apariencias y la compostura, quien, a pesar de esforzarse por comprender el carácter pintoresco de su marido, ve cómo éste se aleja cada vez más de ella en todos los sentidos posibles —no sólo teme por una infidelidad, sino que cada vez pa-san menos tiempo juntos y se siente excluida de las fantasías en las que se encierra—. Pero Barrie también cuenta con el rechazo de la estricta y respetable madre de Sylvia, la viuda Emma Du Ma-rier (Julie Christie), que no considera oportuno que aquel hombre casado substituya al padre de sus nietos. Asimismo, aquella espe-cie de comunión espiritual que los envuelve es motivo de habladu-rías entre los círculos sociales en que se mueven, tanto por la natu-raleza obsesiva de su apego hacia los pequeños —piensen en las acusaciones que merodearon a ese otro autor infantil, Lewis Ca-rroll, y acertarán— como por el tinte sexual que creen ver en sus lazos afectivos con la mujer.  No obstante, Barrie continuó en con-tacto con ellos y se inspiró en sus particulares peripecias para crear "Peter Pan".

  Insinuaba antes que la visión que aquí se ofrece de la unión entre Barrie y los Llewelyn Davies está voluntariamente manipulada para que todo resulte más ingenuo  y amable de lo que pudo haber sido. El guión de Magee, basado en una obra teatral de Allan Knee, elu-de algunos detalles importantes, como, por ejemplo, que el marido de Sylvia todavía estaba vivo en aquella época. "Descubriendo Nun-ca Jamás" nos presenta a un James Barrie que encuentra en la fa-milia Davies toda la complicidad, la ilusión, la inocencia y la fanta-sía que le niegan los adultos, desde su matrimonio en crisis hasta la rígida sociedad victoriana que reprueba sus excentricidades. A los Davies les aporta algo parecido, además de una figura paterna alternativa. Aparentemente, Sylvia está tan tocada por la muerte de su esposo —el mismo que no había fallecido— que no quiere ini-ciar otra nueva relación sentimental, y su amistad con Barrie es pu-ra, sincera y desinteresada por ambas partes. Entendemos que a principios del siglo pasado unos lazos tan férreos entre un hombre casado y una viuda con hijos eran vistos con malos ojos, pero tam-bién es obvio que la recreación de su historia ha sido hábilmente sesgada y maquillada con fines argumentales... ¿porque a princi-pios de este siglo tampoco se vería con buenos ojos?

  Siendo justos, "Descubriendo Nunca Jamás" está lejos de ser una mala película: se trata de un producto más competente que la media, ca-paz de entretener y entregar, al mismo tiempo, unos contenidos de calidad con valor emotivo. Tampo-co se le pueden achacar fallos irrepa-rables a su abordaje —si no es por su mencionada mitificación de los acon-tecimientos o por un final alargado in-necesariamente—, y como contribu-ción, complementaria a la literaria, dispone de un evidente interés. Sin embargo, no comparto el manifiesto entusiasmo con que ha sido recibida por una buena parte del pú-blico y de la crítica. Cierto es que nunca he abrigado una gran es-tima por ese universo imaginario que Barrie creó, del que rescato más lo subyacente que lo puramente explícito. Pero aun con todas estas apreciaciones subjetivas, el film de Foster todavía se queda a las puertas de esa gran experiencia mágica y envolvente que pare-cía prometer, y comprobarlo me decepcionó. Sin duda alguna, la considerada puesta en escena, sus notables interpretaciones y una disposición narrativa llena de recursos —la forma en que los prota-gonistas entran en ese otro mundo paralelo de sueños y fantasías, por ejemplo—, le otorgan suficiente atractivo. Por contra, "Descu-briendo Nunca Jamás" es un film que no termina de encon-trar su tesitura, oscilando entre el biopic con atisbos de dra-ma humano y melodrama costumbrista y la fábula humana. A esta falta de concreción en el tono, que puede restar comodidad al espectador, se suman algunas deficiencias dramáticas en la confección de los personajes —demasiado estereotipados o con escaso relieve— y en cómo nos muestran sus vicisitudes interiores y exteriores, que, aunque moderadas, contribuyen a generar un clima algo frío y desapasionado que no logra contagiar más que en algunos momentos puntuales —de hecho, es en su parte final cuando la película logra conectar mejor y conseguir su efecto, con las escenas del estreno teatral de "Peter Pan" y la representación posterior en casa de los Llewelyn Davies delante de una Sylvia ya enferma—. También se echa de menos una mayor explora-ción en el viaje creativo del autor, de cómo le influyeron, no tanto los Davies, sino las circunstancias culturales y sociales que lo determinaban, porque el proceso de construcción de su obra más conocida apenas queda reflejado si no es relación con esta familia.

  Otro de los problemas puede encontrarse en la apropiación que hace Johnny Depp de Barrie. A priori, es un papel que se nos antoja muy adecuado para él, dada el aura de eterno niño grande que rodea al actor, y a que, bajo la dirección de Tim Burton, ya ha-bía desarrollado caracteres excéntricos y desubicados a modo de genios locos que vivían en su propio mundo, caso de "Sleepy Ho-llow" o "Ed Wood". Depp retoma ese registro aquí con una mayor contención, y su interpretación es considerablemente creíble, pero quizás tampoco alcance el ardor que mostraba en ocasiones ante-riores, ni la convicción que requería un personaje complejo y difícil de asimilar. Y, personalmente, sus interacciones con Freddie Highmore —el tan crucial Peter— me parecieron más distantes de lo que cabía esperar.

  Decía que no se aprecian en "Des-cubriendo Nunca Jamás" decisiones muy equivocadas en su planteamiento ni en la forma en que es llevado a tér-mino por la dirección, y que sus debi-lidades podrían ser excusadas por el alto nivel que alcanza el conjunto. Así que, con franqueza, debería atribuir el poco entusiasmo que logró arrancar-me esta cinta a esa química que des-prende o no una película, que es pro-ducto de factores apenas percepti-bles, difíciles de calibrar, o de su combinación, pero cuya presencia sa-bemos reconocer en su resultado final, y que tanto echamos de menos cuando no se encuentra. De este modo,  "Descubriendo Nunca Jamás" no consiguió conquis-tarme, me pareció poco intensa e hipnótica como viaje, y tampoco estamos delante de una apasionante lección de his-toria. Pero creo que este relato sobre personajes con carencias vitales y afectivas que las encuentran en situaciones complicadas y que deben reprimir su voluntad —en este sentido, no se halla tan alejada de "Monster's ball"— será del agrado de la mayoría del pú-blico, no sólo del más adulto.

Calificación:


Imágenes de "Descubriendo Nunca Jamás" - Copyright © 2004 Miramax International y Film Colony Production. Distribuida en España por Buena Vista International. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Descubriendo Nunca Jamás"
Añade "Descubriendo Nunca Jamás" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Descubriendo Nunca Jamás" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

El puente de San Luis Rey (The bridge of San Luis Rey)     Una serie de catastróficas desdichas de Lemony Snicket (Lemony Snicket's A series of unfortunate events)     5 chicos & Esto (Five children and It)     El fantasma de la ópera de Andrew Lloyd Webber (Andrew Lloyd Webber's The phantom of the opera)     Princesa por sorpresa 2 (The princess diaries 2: Royal engagement)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportajes
Clásicos
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

La ventana indiscreta
Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos