LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil      
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

CLOSER


cartel
Dirección: Mike Nichols.
País:
USA.
Año: 2004.
Duración: 98 min.
Género: Drama.
Interpretación: Julia Roberts (Anna), Jude Law (Dan), Natalie Portman (Alice), Clive Owen (Larry).
Guión: Patrick Marber; basado en su obra teatral "Closer".
Producción: Mike Nichols, John Calley y Cary Brokaw.
Fotografía: Stephen Goldblatt.
Montaje: John Bloom y Antonia Van Drimmelen.
Diseño de producción: Tim Hatley.
Dirección artística: Hannah Moseley.
Vestuario: Ann Roth.
Estreno en USA: 3 Diciembre 2004.
Estreno en España: 21 Enero 2005.

 

CRÍTICA
por Javier Quevedo Puchal

El puño cubierto de sangre

  Tras el visionado de “Closer”, la última obra de Mike Nichols para la pantalla grande, resulta irresistible caer en la obviedad de anali-zar los paralelismos que la conectan con “¿Quién teme a Virginia Woolf?”, su ópera prima de 1966. Las dos se basan en sendos tex-tos del teatro anglosajón coetáneo. Las dos ofrecen un retrato bas-tante ácido y amargo de las relaciones humanas, estructurado so-bre la interacción de dos parejas en mayor o menor crisis. Las dos cuentan con algunos diálogos que superan holgadamente en crude-za la media del cine contemporáneo que nos llega desde Holly-wood. Y, sobre todo, las dos acaban haciendo especial hincapié en observar el poder de la mentira y el (auto)engaño como “combusti-ble” para alimentar determinadas relaciones de pareja.

  Sin embargo, mientras su “predece-sora” era básicamente una obra más luminosa, más optimista, gracias so-bre todo a su mayor ironía y a aquel final abierto a la esperanza, “Closer” se revela inesperadamente como una propuesta más oscura y, en última instancia, aséptica. Y digo “inesperadamente” porque no es esto, desde luego, lo que uno espera de una película con Julia Roberts den-tro, una película que incluso a la hora de ser publicitada nos muestra una engañosa fachada de comedia román-tica. Es más, incluso todo en el plan-teamiento inicial parece apuntar hacia la comedia de equívocos: Dan (Jude Law), un escritor fracasado en ciernes, sale con Alice (Natalie Portman), una ex stripper, pero se encapricha de Anna (Julia Roberts), una fotógrafa a quien conoce en una sesión de fo-tos y que se resiste a caer en sus redes de seductor trasnochado, pese a que de hecho acabará saliendo con Larry (Clive Owen) gracias a una malintencionada artimaña de Dan.

  No obstante, vayan las evidencias por delante: “Closer” NO es una comedia. Poco importa que en determinados momentos nos consi-ga arrancar alguna sonrisa (Dan pregunta a Anna si su ex marido es inglés, a lo que ella responde con un rotundo: “Mucho”) e inclu-so alguna carcajada (casi cualquier intervención de ese hombre de las cavernas encerrado en una bata de médico a quien encarna Cli-ve Owen). El discurso profundamente pesimista que va mar-cando la película, las desesperanzadas conclusiones a las que apunta (mención aparte merece Alice, el único persona-je que se beneficia de un final redentor, al parecer inexis-tente en la obra teatral), y el retrato de unos arquetipos sin duda resbaladizos y en general bastante antipáticos, podrían convertir esta cinta en la peor embajadora del ser humano como raza. Es decir, ¿no es un tanto misógino que los dos únicos personajes femeninos de la función se nos presenten, por un lado, como una mujer madura que nunca llega a saber qué puñetas es lo que quiere, saltando de una cama a otra en base a los mangoneos perpetrados por la parte masculina, y, por otro lado, una jovencita explosiva desesperada por mendigar un poco de atención de su no-vio, de quien sabe positivamente que le será infiel a la primera de cambio? ¿Y no es de un feminismo radical, casi enfermizo, retratar a los dos únicos personajes masculinos como un par de adúlteros caprichosos, uno más bruto que el otro, pero ambos patéticamente obsesionados en algún punto por constatar que el amante ilícito no la tiene tan grande ni es tan bueno en la cama como ellos? 

  Llegados a este punto, sería intere-sante conocer cómo funciona sobre las tablas la exitosa obra original de Patrick Marber, mérito que lamenta-blemente no me puedo atribuir. Sobre celuloide, no obstante, me dio la im-presión de que la historia funcionaba en todo momento a medio gas, casi a golpes; lo cual, a tenor de la marcada teatralidad de la película, sospecho ya viene heredado de la obra original. Con una brusquedad que hace ga-nar tantos enteros de originalidad como de verosimilitud resta, la pe-lícula se estructura sobre una co-nexión de secuencias que retratan momentos radicalmente contrastados en una relación de pareja: Dan conoce a Alice y se enamora perdidamente de ella, pero en la escena siguiente ya ha pasado un año y pico y la relación está estancada; Dan hace lo imposible por empezar una relación amorosa con una Anna que lo rehuye, y en la escena siguiente ya llevan un año viéndose a es-condidas. Así pues, es precisamente en esa profusión de elipsis donde se acaba perdiendo todo lo que quizás nos pudiera hacer en-tender a los cuatro personajes y, por ende, empatizar con ellos. Ante tanto cambio emocional brusco (e inesperado para el especta-dor), resulta muy difícil percibir que a los personajes de la obra los mueva una fuerza más poderosa, en realidad, que el puro capricho. Llegados a un punto de la narración, el personaje de Clive Owen describe el corazón como algo similar a “un puño cubierto de san-gre”. Irónicamente, la imagen resulta perfecta para resumir la vi-sión que la película nos da sobre los sentimientos y las rela-ciones humanas: algo prosaico, casi desagradable y, desde luego, bastante alejado de lo que podríamos considerar co-mo “poético”. Aun con todo, momentos como el abandono de Ali-ce por parte de Dan (bastante emotivo para la media de la película) nos hacen observar la posibilidad de que, como nos ocurre a cual-quiera, también corra sangre por las venas de los personajes.

  Si hay algo que “Closer” aporta generosamente, sin embargo, son actores entregados. Hace tiempo que Julia Roberts ha dejado de ser la metralleta de soltar sonrisas por la que todos la conocemos, y cuando se pone seria como en la cinta de Nichols, hace algo más que poner cara de estar chupando limones: en la secuencia del abandono de Larry, sin ir más lejos, ella sola se basta perfecta-mente para transmitir qué está a punto de hacer, y sin siquiera abrir la boca. Jude Law está simplemente solvente, como casi siempre, no creo en ningún momento que llegue a estar memora-ble. A cargo de Clive Owen, en cambio, corre la labor de defender quizás el personaje menos agraciado de la película y, paradójica-mente, el más agradecido: la nominación al Oscar® lo avala, en-tendida a juicio de quien esto escribe, porque sin duda es el perso-naje con mayores posibilidades de pasarse de rosca (llora, grita, toca fondo hasta hartarse, se sobrepone…). Sin embargo, si hay un miembro del elenco que realmente ha sorprendido y so-brecogido a un servidor, es sin duda Natalie Portman. Tre-mendamente sutil, económica hasta extremos insospechados, pa-rece haber llegado a conocer el papel de Alice con tal precisión que no sólo resulta casi inconcebible imaginarlo en manos de otra ac-triz, sino que, además, logra que el suyo sea sin lugar a dudas el personaje más verosímil y auténtico de ese puño cubierto de san-gre que es “Closer”.

Calificación:


Imágenes de "Closer" - Copyright © 2004 Columbia Pictures e Inside Track. Distribuida en España por Columbia TriStar Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Closer"
Añade "Closer" a tus películas favoritas
Opina sobre "Closer" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Closer" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Obsesión (Wicker Park)     Las novias de mi novio (Little black book)     Sólo un beso (Ae fond kiss...)     Confidencias muy íntimas (Confidences trop intimes)     La importancia de llamarse Ernesto (The importance of being Earnest)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportajes
Clásicos
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

La ventana indiscreta
Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos