LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil      
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

LOS PADRES DE ÉL
(Meet the Fockers)


cartel
Dirección: Jay Roach.
País:
USA.
Año: 2004.
Duración: 115 min.
Género: Comedia.
Interpretación: Robert De Niro (Jack Byrnes), Ben Stiller (Greg Focker), Dustin Hoffman (Bernie Focker), Barbra Streisand (Roz Focker), Blythe Danner (Dina Byrnes), Teri Polo (Pam Byrnes), Owen Wilson (Kevin Rawley), Alanna Ubach (Isabel), Tim Blake Nelson (Oficial LeFlore), Shelley Berman (Juez Ira), Max Hoffman (Woody Focker).
Guión: Jim Herzfeld y John Hamburg; basado en un argumento de Jim Herzfeld y Marc Hyman; basado a su vez en los personajes creados por Greg Glienna y Mary Ruth Clarke.
Producción: Jane Rosenthal, Robert De Niro y Jay Roach.
Música: Randy Newman.
Fotografía: John Schwartzman.
Montaje: Jon Poll y Lee Haxall.
Diseño de producción: Rusty Smith.
Dirección artística: Andrew Neskoromny.
Vestuario: Carol Ramsey.
Estreno en USA: 22 Diciembre 2004.
Estreno en España: 4 Febrero 2005.

 

CRÍTICA
por Tònia Pallejà

Por suerte las parejas sólo son de dos

  Aprovechando el éxito comercial de la apreciable comedia “Los padres de ella”, Jay Roach y su equipo de guio-nistas retoman ahora, un poco tardía-mente, el relato de sus cuatro prota-gonistas principales, al que dan conti-nuidad incorporando a dos nuevos y pintorescos personajes, y algunas cir-cunstancias novedosas que pongan en aprietos, otra vez, su obligada con-vivencia. Si en aquélla conocíamos a la joven pareja compuesta por Gaylord Focker (Ben Stiller) y Pam Byrnes (Teri Polo), y sus esfuerzos por man-tener a salvo su relación a pesar de la oposición del padre de la chica (Robert De Niro), un estricto y suspicaz agente de la CIA retirado, frente a la posición más com-prensiva y tolerante de su esposa (Blythe Danner),  esta secuela presenta el viaje que emprenden Gaylord y Pam junto a sus sue-gros para conocer a los progenitores de este muchacho con un nombre y un apellido tan guasones antes de la boda prevista. El choque entre ambas familias políticas, con historias y perspectivas vitales totalmente opuestas, está servido, ya que el carácter tradi-cional y rancio de los Byrnes contrasta con las tendencias liberales y desinhibidas de los Focker, con una madre hippy que ejerce co-mo sexóloga para ancianos (Barbra Streisand) y un ex abogado progre contrario al sistema y a sus mecanismos de control (Dustin Hoffman). De nuevo, Gay y Pam harán todo lo posible para que el encuentro entre sus respectivos padres no arruine su felicidad futu-ra, aunque también verán peligrar su estabilidad debido a algunos secretos del pasado que amenazan con salir a la luz.

  Es cierto que “Los padres de ella” aportaba escasa novedad argu-mental, sumándose a una colección de films que ya habían explo-rado —por no decir explotado— con desigual fortuna esos celos paternos que entran en ebullición cuando la hija, única o predilecta, está a punto de "desaparecer" entre los brazos de su prometido. No obstante, las peculiaridades de sus caracteres centrales, la for-ma en que se relacionaban y la ocurrencia de algunas de las situa-ciones en que se veían envueltos, harto reconocibles para el espec-tador, obtenían un resultado muy digno y efectivo en el terreno có-mico, con toda su aparente ligereza. “Los padres de él” tampoco es, ni mucho menos, un dechado de originalidad, pues las reunio-nes parentales forzadas, que enfrentan estereotipos antagónicos condenados a entenderse por una razón común, han sido y son un camino transitado con frecuencia por el cine. Pero, además, en es-ta ocasión se vuelve a poner de manifiesto el escaso ingenio que se derrocha en la mayoría de segundas partes, que se arrastran como una pálida sombra de la primera entrega, y que, dada su falta de atractivo y autonomía, sólo se pueden justifi-car como un mecanismo socorrido para sacar dinero con comodi-dad.

  Como ya ocurría con su antecesora, en esta nueva entrega predomina la combinación de gags visuales y ver-bales con generosas referencias se-xuales y escatológicas, sin embargo su sentido del humor se revela en todo momento tan forzado, ram-plón y previsible que ofrece muy pocas, o casi nulas, oportunidades para la risa, puesto que apenas lo-gra sorprender y pone en evidencia su limitada elaboración. A menudo, el absurdo de las situaciones es llevado aquí hasta extremos sonrojantes, con alguna subtrama cogida por los pelos, y sacando fácil partido de una serie de lugares comunes, mil veces vistos con anterioridad y con mucho mejor atino, como pueden ser las trifulcas entre el perro de los Focker y el sibilino gato de los Byrnes, las monerías del sobrino de estos últimos, las constantes e involuntarias meteduras de pata de Gay para regocijo de su suegro, o la mencionada con-frontación entre personalidades dispares. Tampoco faltan las bro-mas deudoras del anterior film, o que reinciden en las mismas anécdotas, o aquellas otras que exprimen unos resortes cómicos ya agotados desde hace tiempo. No se aprecia, pues, una cons-trucción meditada, sino un desesperado afán por provocar la carca-jada a cualquier costa en base a un hilo argumental simplón y a unos recursos trillados.

  En el elenco se dan cita dos generaciones de actores, sobrada-mente conocidos, que o bien han sido catapultados gracias a la comedia, como Ben Stiller, o bien han tonteado con ella —caso del más reciente Robert De Niro, quien también tiene en su haber el protagonismo de las dos "terapias peligrosas"—. Personalmente, no le encuentro hilaridad alguna al hecho de ver a algunos intérpre-tes etiquetados como "serios" por tradición haciendo el payaso delante de las cámaras en su ya superada madurez, como aquí se pretende —tampoco, dicho sea de paso, me provocan vergüenza ajena, y menos cuando pienso en el talón que han debido cobrar—. Todos parecen bastante desenvueltos en sus papeles, incluso la Streisand, pero por desgracia el material que tienen que defender es tan poco brillante que su desempeño no traspasa la mera co-rrección.

  De este modo, “Los padres de él” puede resultar una experien-cia cansina y rutinaria, aunque sin llegar a la total indiges-tión. Afortunadamente, las parejas sólo son de dos, y espera-mos que esta secuela fallida no encuentre más continuación. Sí recomiendo, en cambio, el visionado de su predecesora, película simpática con la que pasar un rato entretenido, y de la que guardo un recuerdo mucho más grato.

Calificación:


Imágenes de "Los padres de él" - Copyright © 2004 Universal Pictures, DreamWorks Pictures, Tribeca Productions y EverymanPictures. Distribuida en España por UIP. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Los padres de él"
Añade "Los padres de él" a tus películas favoritas
Opina sobre "Los padres de él" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Los padres de él" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Jersey girl (Una chica de Jersey)     El reportero: La leyenda de Ron Burgundy (Anchorman: The legend of Ron Burgundy)     Hasta que la ley nos separe (Laws of attraction)     Escuela de seducción     Mamá a la fuerza (Raising Helen)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportajes
Clásicos
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

La ventana indiscreta
Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos