LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 

HOMBRES DE HONOR (MEN OF HONOR)


cartel Dirección: George Tillman Jr.
País:
USA.
Año: 2000.
Duración: 129 min.
Interpretación: Robert De Niro (Leslie W. "Billy" Sunday), Cuba Gooding Jr. (Carl Brashear), Charlize Theron (Gwen Sunday), Aunjanue Ellis (Jo), Hal Holbrook (Sr. Pappy), Michael Rapaport (Snowhill), Powers Boothe (Capitán Pullman), David Keith (Capitán Hartigan), Holt McCallany (Rourke), Joshua Leonard (Isert).
Guión: Scott Marshall Smith.
Producción: Bill Badalato y Robert Teitel.
Música: Mark Isham.
Fotografía:
Anthony B. Richmond.
Montaje: John Carter y Dirk Westervelt.
Diseño de producción: Leslie Dilley.
Dirección artística: Lawrence A. Hubbs.
Vestuario: Salvador Pérez.
Decorados: Kate J. Sullivan.
Dirección de producción: Bill Badalato.

 

NOTAS DE PRODUCCIÓN

Tras las cámaras

Conscientes de que el apoyo de la Marina era crucial para llevar a cabo la película, los realizadores le mandaron el guión de Hombres de honor al Departamento de Defensa en las primeras etapas de la preproducción. El Capitán de Embarcación Darren Morton, Director de la Oficinal Naval de Información-Oeste, reconoció inmediatamente el valor de la historia “Pensé que un filme acerca de Carl Brashear sería fascinante”, dice el Capitán Morton. “Es una historia inspirante, una que trasciende razas. El guión tiene muchas escenas sensibles, pero nunca me sentí ofendido ni por ser oficial de la Marina o por ser afro-americano. Al final, un miembro afro-americano de la Marina logró su sueño en una época donde la sociedad en general abandonó con frecuencia a sus minorías”.

El Capitán Morton le delegó el filme a su almirante en el Pentágono, el oficial en jefe de información para la Marina. Con el apoyo de este último, después fue a la Secretaría de Defensa para su autorización. Durante este proceso, los realizadores, junto con Carl Brashear, visitaron el Pentágono para reunirse con el alto mando de la Marina.

Con la cooperación de la Marina asegurada, los realizadores comenzaron a buscar locaciones. No fue una tarea fácil. “Peinamos todo el país para buscar una base naval que pudiéramos utilizar”, explica el productor Bill Badalato, que también fungió como productor ejecutivo en la película de tema similar “Top Gun”. “Cada vez son más difíciles de hacer filmes de época militares porque además de que se han visto mermada la cantidad de instalaciones, simplemente no hay mucha preservación de los puntos prominentes en este país. Ya que las imágenes generadas por computadora realmente no eran la respuesta, nuestra intención era utilizar un área de trabajo”.

La producción requería de un pequeño lugar a las orillas de un río cerca de un área industrial, alrededor de 1952 (pero construida antes de la Segunda Guerra Mundial) para simular la verdadera Escuela de buceo de la Marina en Bayonne, Nueva Jersey. Los realizadores buscaron locaciones en ríos de las costas este y oeste, así como también en Florida, los Grandes Lagos y Mississippi. Eventualmente, la producción encontró algunos lugares industriales en el Río Columbia del estado de Washington, libres de cualquier tecnología moderna.

El equipo de producción de Hombres de honor también utilizó una porción de tierra en Oregon, donde construyeron un base naval de la nada y utilizaron el fondo industrial. Esta área probó ser ideal. “Al tener a Pórtland disponible para filmar los interiores en una variedad de edificios antiguos, además de contar con un sindicato para extras y equipo de producción adicional, gracias a la Comisión Cinematográfica de Oregon, nos establecimos en el Noroeste del Pacífico con casi todo lo que necesitábamos”, comenta el productor Robert Teitel.

El diseñador de producción Leslie Dilley (“Deep Impact,” “The Peacemaker”) investigó y construyó varias estructuras en el terreno de 12,000 m2 que se convirtieron en la Escuela de Buceo Bayonne. “Necesitábamos varios cuarteles, un edificio de aulas, un comedor, la puerta del guardia, campos para desfiles, la residencia de los oficiales y un torre de 9 metros de altura para el excéntrico departamento del comandante en jefe”, comenta Dilley. “La construcción más retadora fue instalar muelles de buceo a la orilla del río, porque tenían que ser construidos bastante rápido con el fin de respetar la defensa ambiental para la temporada del salmón”.

Las escenas principales en las que se vieron involucrados Brashear y Sunday en este importante set, que fue detallada y cuidadosamente construido, fueron fotografiadas por Anthony B. Richmond, (“A Walk on the Moon”), el director de fotografía del filme. Richmond acentuó los diseños de los realizadores para la gama de colores que oscilaba entre tonos cálidos durante la adolescencia de Brashear en Kentucky hasta grises y azules en la Marina. Los tonos frescos de ésta última enfatizan la soledad y aislamiento del personaje.

El aislamiento es una forma de vida para todos los buzos, como Tillman, Teitel, Gooding y los actores que interpretan a los aprendices más tarde descubrirían cuando hicieron sus propias prácticas en el Instituto Tecnológico de Buceo en Seattle. El complejo para entrenamiento civil es dirigido por Bruce Banks, antiguo buzo de Marina, que fungió como asesor del filme, junto con John Paul Johnston, ex–Comandante de la Marina de los Estados Unidos y Richard “Rags” Radecki, Oficial de Mar y antiguo buzo Comandante en Jefe que trabajó muy de cerca con Robert De Niro.

Tillman comenta, “todos queríamos tener la experiencia—estar en el traje, respirar aire bombeado de una manguera, confiarle tu vida a alguien. Una de las partes más escalofriantes es la oscuridad; el agua a cierta profundidad es oscura. Es sorprendente como llevan a cabo su trabajo”.

Efectivamente, trabajar con los buzos marcó una indeleble impresión en Teitel, quien comenta, “Estos buzos, especialmente los buzos especialistas, son como un club exclusivo dentro de la comunidad naval. Otros tipos se asombran por lo que hacen. Existe un aura alrededor de ellos del tipo de ‘Top Gun’”.

Gooding también encontró al buceo como un reto formidable. “Realmente nunca pensé en la claustrofobia hasta que estuve en el fondo de ese río”, declara el actor. “Vestir esos trajes era como ponerte un tazón sobre tu cabeza—sólo podías ver hasta cierta distancia; todo lo demás es negro o verde oscuro. Realmente sientes como si estuvieras confinado”.

Pero el entrenamiento sí redituó. “Para cuando habíamos filmado las escenas submarinas al final del programa establecido”, recuerda Gooding, “ya había estado tantas veces enfundado en el traje que me acostumbré a los 90 kilos de peso, la incomodidad y el sentimiento de encerramiento. Ya para ese entonces no le daba importancia alguna y además me la pasaba bien”.

Gooding también tenía que adaptarse a las prótesis especiales creadas por Susan Zwerman (“Alien Resurrection,” “Broken Arrow”), productora de efectos especiales. Zwerman desarrollo siete prótesis para secuencias que mostraban un accidente en el que casi le arrancan la pierna al personaje, el deterioro de la extremidad, la amputación de Brashear y eventual rehabilitación.

El mismo Carl Brashear estaba a la mano para asesorar al equipo de efectos y a Gooding, quien estudió muy de cerca sus movimientos. “Al principio, para representar la lesión de Carl”, explica Gooding, “pensé que tenía que inclinarme más sobre la otra pierna debido a la prótesis. Pero incluso con la prótesis Carl no se inclina sobre una pierna; tiene un orgulloso y majestuoso porte militar”.

Después de su accidente, Brashear tenía que probar que incluso sin tener todo el funcionamiento de ambas piernas, todavía podía llevar a cabo sus labores como buzo y no arriesgar la seguridad de su equipo de trabajo. Realizar el arduo trabajo de rescate y maniobrar hábilmente dentro del elaborado y masivo equipo de buceo representó ser uno de sus más grandes retos. El traje reglamentario Mark 5 pesa 90 kilos; el traje modificado Mark 5, equipado con helio para distancias más profundas, estaba en los 130 kilos.

La secuencia en la que se muestra el accidente fue filmada en Long Beach, California, sobre la cubierta del buque USS Navaho. El Navaho reemplazo al barco USS Hoist, en el que Brashear prestó sus servicios, debido a que el costo para restaurar el ahora fuera de servicio Hoist era exagerado. La Marina ayudó a proporcionar elementos del decorado para darle mayor autenticidad al periodo.

La compañía después se mudó a un hangar de Long Beach, donde construyeron un tanque con capacidad de 1 millón de litros, que medía 5 metros de altura por 15 de largo. Durante tres semanas, el director de fotografía submarino ganador del Oscar Pete Romano (“The Abyss,” “Saving Private Ryan”) filmó las escenas de entrenamiento y la recuperación submarina de una cabeza nuclear realizada por Brashear.

Carl Brashear estuvo a la mano durante casi todo el proceso de producción, reviviendo muchos de los eventos que ayudaron a forjar una vida y una carrera marcada por el valor, la perseverancia y el honor. Ver la filmación fue una experiencia emocional e inolvidable para el ahora retirado marinero que considera que su vida, como el filme basado en ella, tiene mensajes importantes pero básicos. “No es un pecado que te tumben”, Brashear señala. “Es pecado permanecer tirado. Y si sueñas en grande y trabajas con todas tus fuerzas para lograr todos estos sueños, serás alguien exitoso”.


< Página principal de Hombres de honor


Imágenes y notas de producción de Hombres de honor - Copyright © 2000 Fox 2000 Pictures y State Street Pictures. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos