LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 

LA SOMBRA DEL VAMPIRO (SHADOW OF THE VAMPIRE)


cartel

Comprar DVD de esta película

Dirección: E. Elias Merhige.
Paises:
Reino Unido / USA / Luxemburgo.
Año: 2000.
Duración: 93 min.
Interpretación: John Malkovich (F.W. Murnau), Willem Dafoe (Max Schreck), Cary Elwes (Fritz Arno Wagner), John Aden Gillet (Henrick Galeen), Eddie Izzard (Gustav von Wangenheim), Udo Kier (Albin Grau), Catherine McCormack (Greta Schröder), Ronan Vibert (Wolfgang Müller), Ingeborga Dapkunaite (Micheline), Nicholas Elliott (Paul).
Guión: Steven Katz.
Producción: Nicolas Cage y Jeff Levine.
Música: Dan Jones.
Fotografía:
Lou Bogue.
Montaje: Chris Wyatt.
Diseño de producción: Assheton Gorton.
Dirección artística: Chris Bradley.
Vestuario: Caroline de Vivaise.

 

CRÍTICA

Pablo del Moral (CinEncanto)
México, 13-Mar-01

Parece que, una vez más, como sucedió en los ochentas, el cine fantástico será rescatado de la mediocridad por los productores independientes; así como "Re-Animator" rompió con las interminables secuelas de "Viernes 13" y "Halloween", espero que el resurgimiento de este género a nivel independiente sacuda a los estudios hollywoodenses del estupor en el que han caído con las consabidas imitaciones de "Scream".

"La Sombra del Vampiro" es uno de esos esfuerzos que, a pesar de un minúsculo presupuesto, contiene más imaginación y auténtico amor por el género que una docena de bodrios de "terror" estelarizados por las estrellitas televisivas del mes. En la trama de esta película se contempla la antigua leyenda urbana que propone que realmente su utilizó un vampiro como protagonista de la cinta muda "Nosferatu", dirigida por F. W. Murnau en 1922. La película se da vuelo explotando esa premisa al ponernos en mitad de la supuesta filmación... evidentemente, el hecho de incorporar a un vampiro en el elenco tiene sus consecuencias, y acaba por generar una serie de situaciones que ponen en peligro al entero equipo de producción, incluso amenazando con la cancelación de la película. Murnau y su estrella, un decrépito vampiro en el atardecer de su no-vida, tienen varios choques de opiniones respecto al maquillaje (o ausencia de él), la validez del cine como medio para obtener inmortalidad y el destino de las personas envueltas en la filmación de ese venerable clásico.

Esta excelente idea está respaldada por sólidas actuaciones y un guión lleno de humor, pero mostrando apropiada reverencia por el "Nosferatu" original y sus talentosos creadores. Sin embargo, no es propiamente una comedia ni una cinta de horror, aunque derrama humor negro y sangre en igual proporción. En el fondo, se trata de un homenaje a los iniciadores del cine y a las ideas que entonces los motivaban. Murnau (interpretado por John Malkovich) aparece como un torturado artista, obsesionado por el realismo y la inmortalidad de su obra. Sus diálogos son sumamente incisivos, y presenta varios monólogos a la vez absurdos por su pretensión, pero profundos en su significado sobre la importancia del cine como arte. Supongo que es fácil hacer la comparación con las producciones actuales, donde el arte consiste en llegar a los codiciados números negros y no en crear una obra longeva y llena de mensaje. Tal vez es un poco inocente pensar que hace ochenta años la situación era diferente, pero en el contexto de "La Sombra del Vampiro" no tengo problema alguno en aceptar esa premisa.

El estilo completo de la cinta hace eco de la inocencia de las películas de principios de siglo. Las actuaciones, hasta cierto punto exageradas y grandiosas recuerdan la excesiva expresividad requerida por el cine mudo y ayudan a dibujar a los personajes con trazos grandes y burdos, pero llenos de sutilezas transmitidas por los hábiles actores. Como es de esperarse, el mencionado Malkovich como Murnau y Willem Dafoe como el vampírico Max Schreck son las estrellas, con su interacción dándole alma a la cinta. Sin embargo, los personajes secundarios son también perfectamente interpretados por excelentes actores; particularmente resaltan el gran Udo Kier como el productor de la película, improvisando soluciones y manteniendo un aire regio a pesar de las difíciles situaciones que enfrenta, y Cary Elwes, como el cínico cinematógrafo, perfectamente enterado de los vicios de las estrellas y siempre pragmático al toparse con la sobrenatural estrella de la cinta... la cámara debe seguir funcionando, sin importar los obstáculos.

Francamente, jamás había oído hablar de E. Elias Merhige, el director de "La Sombra del Vampiro", pero deseo que sus películas futuras tengan la misma inteligencia e integridad de esta obra, que representa un magnífico esfuerzo, tal vez un poco ligero pero muy recomendable para cualquier fanático del cine que quiera ver explicada (duramente, pero con gran veracidad) la obsesión por el cine que muchos compartimos. Y para amantes del horror, esta cinta representa una clase de historia (algo revisionista, ciertamente) y la mejor alternativa a la película de asesino enmascarado que esté de moda este mes.

Calificación: 8

CinEncanto


< Página principal de La sombra del vampiro

Imágenes de La sombra del vampiro - Copyright © 2000 Long Shot Films y Lions gate Films. Fotos por Jean-Paul Kieffer. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos