LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 

MONKEYBONE


cartel Dirección: Henry Selick.
País:
USA.
Año: 2001.
Duración: 92 min.
Interpretación: Brendan Fraser (Stu Miley), Bridget Fonda (Julie McElroy), Whoopi Goldberg (Muerte), Dave Foley (Herb), Giancarlo Esposito (Hypnos), Rose McGowan (Kitty), John Turturro (v.o. Monkeybone), Megan Mullally (Kimmy), Lisa Zane (Medusa), Sandra Thigpen (Alice).
Guión: Sam Hamm; basado en el libro de dibujos Dark Town de Kaja Blackley.
Producción: Michael Barnathan y Marc Radcliffe.
Producción ejecutiva: Henry Selick, Sam Hamm, Chris Columbus y Lata Ryan.
Música: Anne Dudley.
Fotografía:
Andrew Dunn.
Montaje: Jon Poll, Nicholas C. Smith y Mark Warner.
Diseño de producción: Bill Boes.
Dirección artística: John Chichester y Bruce Robert Hill.
Vestuario: Beatrix Aruna Pasztor.
Decorados: Jackie Carr.

 

CRÍTICA

Pablo del Moral (CinEncanto)

El director Henry Selick ha mostrado su tremendo talento técnico y visual con dos de las películas más innovadoras de la última década; "The Nightmare Before Christmas" y "James and the Giant Peach". Desde luego la técnica de "stop motion" (usada en ambas cintas) no es nada nuevo, pero la excelencia en el desempeño de dicha técnica y su combinación (casi invisible) con tecnología digital las hace resaltar entre el resto de cintas similares de años pasados, incluso superando (¡blasfemia!) al trabajo de los titanes del pasado como Willis O'Brien, Ray Harryhausen y David Allen. Y aunque ambas películas eran "para niños", respetaban a su público con una firme historia que, aunque ligera, estaba bien armada y resultaba divertida para chicos y grandes.

Pero es hasta ahora, con "Monkeybone", que la auténtica sensibilidad de Selick se deja ver. Ésta es la película más divertidamente subversiva que he visto en tiempos recientes, y no teme hacer uso del peor gusto posible para arrancar una sonrisa del cada vez más precoz público infantil. En estas épocas de excesivo celo moral y la omnipresente "political correctness", "Monkeybone" levanta un dedo (imagine cual) a los convencionalismos del cine infantil, produciendo una cinta auténticamente original y divertida.

Y aún a pesar de estas cualidades, dista mucho de ser buena. El principal problema es el ritmo que lleva la película. La trama es más compleja de lo que normalmente se espera en este género, y el frenético ritmo de la cinta, junto con los planos personajes y la obvia presencia de la tijera de la censura, conspiran para robar coherencia a la historia, y convertir a la película en una serie de secuencias tremendamente imaginativas y divertidas, pero carentes de sentido como parte de una historia estructurada.

En "Monkeybone" conocemos a Stuart Miley (S. Miley, ja, ja), un talentoso dibujante cuya caricatura, hecha para un clon del Cartoon Network, tiene un inusitado éxito. La cinta comienza con un episodio de dicha caricatura, y vemos que pertenece a la corriente de "El Laboratorio de Dexter" o "Cow and Chicken"... es decir, es descendiente de aquellos monumentales pioneros de la nueva plástica de la asquerosidad como arte: Ren y Stimpy.

Bueno, el caso es que el dibujante está por proponerle matrimonio a su novia cuando un accidente automovilístico lo pone en coma. Su conciencia es entonces transportada a un psicodélico mundo llamado "Downtown" donde aparentemente habitan las mentes de los pacientes en coma, así como sus pesadillas y pensamientos más estrambóticos. En ese mundo Miley conoce al auténtico Monkeybone, un alocado simio que representa el id del caricaturista. Monkeybone se dispone a ayudarlo para recuperar la conciencia en el mundo real, pero las cosas suceden de tal modo que es el mismo mono quien acaba ocupando el cuerpo de su creador en nuestro mundo, para extrañeza de su novia y asociados.

Los personajes de esta película sufren a causa de la rapidez con la que la cinta se mueve. Trata de contar tanto en tan poco tiempo que no hay lugar para caracterización ni desarrollo. Los actores, sin embargo, parecen divertirse; la pareja de Brendan Fraser y Bridget Fonda luce muy bien, y aunque tratan de adaptarse lo mejor que pueden al irregular guión, no logran gran cosa. Incluso con la presencia de varios inspirados cameos (como Harry Knowles, Stephen King y un descendiente de Edgar Allan Poe interpretando a su ilustre pariente) los personajes humanos quedan muy al margen de los demenciales monstruos creados por los efectos especiales. Además, como mencioné, la censura ha reducido varias secuencias hasta el punto de la incoherencia, sin duda por miedo a que los pequeñuelos queden emocionalmente marcados ante la inusual intensidad de las situaciones en que se mete Monkeybone y su creador.

Finalmente, "Monkeybone" es un gran esfuerzo por romper el molde de la película hollywoodense infantil, y aunque su desarrollo es torpe, es innegable que contiene secuencias realmente brillantes (como el demencialmente extremo final) que, dependiendo de los gustos, hacen que valga la pena verse. Recomendada con esa advertencia para el público en general. Para aficionados al cine psicotrónico, absolutamente indispensable.

Calificación: 7

CINENCANTO. Revista de cine colaboradora


< Página principal de Monkeybone

Imágenes de Monkeybone - Copyright © 2001 20th Century Fox, 1492 Pictures y Twitching Image Studio. Fotos: Peter Iovino. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos