LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine

 

YA NO PUEDO ESPERAR (CAN'T HARDLY WAIT)


cartel

Comprar DVD de esta película

Dirección y guión: Harry Elfont y Deborah Kaplan.
País:
USA.
Año: 1998.
Duración: 102 min.
Interpretación: Jennifer Love Hewitt (Amanda Beckett), Ethan Embry (Preston Meyers), Charlie Korsmo (William Lichter), Lauren Ambrose (Denise Fleming), Peter Facinelli (Mike Dexter), Seth Green (Kenny Fisher).
Producción: Betty Thomas y Jenno Topping.
Coproducción: Karen Koch.
Música: David Kitay y Matthew Sweet.
Fotografía: Lloyd Ahren II.
Montaje: Michael Jablow.
Diseño de producción: Marcia Hinds-Johnson y Adam Short.
Dirección artística: Bo Johnson.
Vestuario: Mark Bridges.
Decorados: Jan K. Bergstrom.
Dirección de producción: Karen Koch.

 

CRÍTICA

Pablo del Moral (CinEncanto)

Sé que esta película será difícilmente considerada como un clásico por generaciones futuras, pero al menos en mi mente es una de las tres mejores películas del género de comedia juvenil que se han hecho (por si a alguien le interesa, creo que las otras dos son "Clueless" y "Fama").

"Can't Hardly Wait", también conocida como "No Puedo Esperar" (título en México), comienza donde muchas acaban: con el omnipresente baile de graduación. De hecho nunca vemos el famoso baile; todo se desarrolla en la fiesta post-graduación que se organiza en la casa de una sufrida estudiante, mientras sus padres, desde luego, están ausentes.

La trama es diestramente dividida en varias historias paralelas de mayor o menor importancia, pero todas muy divertidas y entrelazadas por diversos factores. La historia principal consiste en los intentos del protagonista, Preston (Ethan Embry), por entregar una carta romántica a Amanda (Jennifer Love Hewitt), la reina del baile, ex-novia del capitán del equipo de futbol americano y en general el "bombón" más cotizado en el microuniverso de la preparatoria. La carta, por cierto, ha sido reescrita innumerables veces a lo largo de cuatro años, desde que una coincidencia relativa a una "pop-tart" de fresa fue interpretada por Preston como una señal indicando que su destino es estar con Amanda. Como el (por supuesto) odioso novio de Amanda decidió cortar con ella para tener libre el verano y salir con muchachas universitarias, ahora el terreno está aparentemente libre para que Preston haga su movida.

Otra historia sigue las peripecias por las que pasa Kenny (Seth Green, quien protagoniza a Oz en "Buffy Vampire Slayer"), alias "Special K", para conseguir acostarse con alguna de las 10 candidatas que ha elegido, antes de que acabe la fiesta. Kenny es un chavo blanco, adinerado, pero obsesionado por la cultura "gangsta". Su vestimenta y habla son la emulación perfecta de los grupos raperos de Los Angeles. El espectáculo de verlo caminar con los pantalones diez tallas más grandes ajustados a la mitad del trasero, diciendo "yo, whassup?" es hilarante. Desafortunadamente "hilarante", fácilmente se convierte en "ridículo" para las candidatas escogidas para "servirse un plato de Special K". Pero eso no desanima a Kenny, quien está preparado para toda ocasión con su inseparable mochila, donde lleva todo lo necesario para hacer de cualquier lugar un paraíso romántico (incluyendo decenas de condones, velas aromáticas y su copia de bolsillo del "Kama Sutra").

Una historia más narra el desarrollo de un plan que quiere implementar William (Charlie Korsmo), el típico nerd estudioso y aficionado a Star Trek, Star Wars, X-Files, etc., para vengarse de Mike, el ex-novio futbolista de Amanda. Mike ha molestado a Charlie durante toda la preparatoria y ahora, ayudado por sus amigos, este último tratará de vengarse, infiltrándose en la fiesta.

Y junto a estas tres historias principales, se mantiene continuamente vigilancia sobre muchos personajes secundarios, quienes dan sabor a la cinta y la elevan muy por encima de sus humildes orígenes de comedia juvenil. Tenemos a la porrista obsesionada por juntar los autógrafos de todos los graduados en su anuario (en un cameo extendido de Melissa Joan Hart); también está la mejor amiga de Preston, tan sombría que es casi "goth" (y que acaba liándose contra su voluntad con Kenny) sintiéndose fuera de lugar en el ambiente festivo; los amigos futbolistas de Mike, que habían prometido solidariamente cortar a sus novias pero se resisten a cometer el mismo error que Mike cometió; también recurren apariciones del estudiante de intercambio, quien aparentemente el único inglés que sabe consiste en las frases obscenas que le han enseñado sus compañeros; y el mejor de todos los personajes secundarios, el enigmático y mudo ladrón que va incrementando paulatinamente el tamaño de lo robado. Notable que todo le quepa bajo su chamarra.

Con tantos personajes, esta película podría haberse convertido en un revoltijo incomprensible (vamos, hasta Barry Manilow tiene una oblicua referencia, junto con un cameo de Jenna Elfman disfrazada de ángel... ¿es un ángel real o sólo una bailarina exótica?), pero los directores, Harry Elfont y Deborah Kaplan, saltan de personaje a personaje con el ritmo preciso para mantener un tono ligero, súper dinámico, pero nunca confuso.

Como dije, ésta es una de las mejores películas juveniles que se han hecho, y quien guste del género hará bien en buscarla. Unos podrán apreciar el humor, otros el factor de nostalgia (quien no se identifique con alguno de los personajes, tuvo una juventud muy aburrida... yo en lo personal me identifiqué plenamente con el nerd... excepto que las mujeres nunca parecen impresionarse con mi conocimiento de trivia de Star Wars), y otros apreciarán el diestro manejo narrativo que mantiene tantas cosas en el aire al mismo tiempo. La música, como es de esperarse, es casi un personaje más, con canciones que enfatizan la intención de las escenas.

Y por supuesto la resolución de las historias es perfecta. Todos los cabos se atan con la mayor precisión, e incluso el final estilo X-Files deja un tono travieso que culmina con el clásico "¿dónde están ahora?" para cada uno de los personajes principales.

"Can't Hardly Wait" es una fantástica comedia juvenil que será apreciada por quienes estén en la edad apropiada, o vivan en contacto con su adolescente interno. Muy recomendada.

CINENCANTO - Revista de cine colaboradora


MÁS RECURSOS

-Ficha en la IMDB
-Web oficial:
www.spe.sony.com/movies/canthardlywait
-Comprar
DVD


Imágenes de Ya no puedo esperar - Copyright © 1998 Columbia Pictures y Tall Trees Productions. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
reportaje | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto

LA BUTACA
Revista de Cine online
La Butaca © 1999 Ángel Castillo Moreno. Valencia (España)
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

 

Secciones

Estrenos
Críticas
Novedades
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Especiales
Reportajes
Carteles
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

Quiénes somos
Contacto
Añadir a Favoritos