LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil      
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

ASALTO AL DISTRITO 13
(Assault on precinct 13)


Dirección: Jean-François Richet.
País:
USA.
Año: 2005.
Duración: 109 min.
Género: Thriller, acción.
Interpretación: Ethan Hawke (Jake Roenick), Laurence Fishburne (Marion Bishop), John Leguizamo (Beck), Maria Bello (Alex Sabian), Jeffrey "Ja Rule" Atkins (Smiley), Drea de Matteo (Iris Ferry), Matt Craven (Capra), Brian Dennehy (Jasper O'Shea), Gabriel Byrne (Marcus Duvall), Aisha Hinds (Anna).
Guión: James DeMonaco; basado en la película de John Carpenter "Assault on precinct 13" de 1976.
Producción: Pascal Caucheteux, Stéphane Sperry y Jeffrey Silver.
Música: Graeme Revell.
Fotografía:
Robert Ganz.
Montaje: Bill Pankow.
Diseño de producción: Paul Denhan Austerberry.
Dirección artística: Nigel Churcher.
Vestuario: Vicki Graef y Georgina Yarhi.
Estreno en USA: 19 Enero 2005.
Estreno en España: 18 Marzo 2005.

 

CRÍTICA
por Tònia Pallejà

Asalto al distrito Carpenter

  En 1976, el entonces joven John Carpenter, que más tarde alcanzaría una gran popularidad por la saga de terror "Halloween", realizó su segundo largometraje, "Asalto en la comisaría del distrito 13", un film que bebía abiertamente de la mítica "Río Bravo" de Howard Hawks y presentaba cla-ras reminiscencias del clásico de Ge-orge A. Romero "La noche de los muertos vivientes". Rodada con me-dios anecdóticos (su presupuesto ron-daba los cien mil dólares) y actores casi amateurs, "Asalto en la comisa-ría del distrito 13" logró trascender co-mo obra maestra de la serie B y película de culto gracias al ima-ginativo oficio de su director, quien balanceó los componentes del western y el terror para construir un claustrofóbico e intenso thriller urbano de acción, con personajes que escapaban de las convencio-nes reinantes y bañado por un característico humor negro, abrigan-do, detrás de su delirante argumento, un reflejo de las inquietudes sociales de la época en torno a la violencia y el sistema policial, así como otras reivindicaciones raciales y "feministas". El propio Carpenter revisitaría tres décadas después aquella idea, trasladán-dola al terreno de la ciencia-ficción en la fallida "Fantasmas de Mar-te" con resultados harto decepcionantes.

  Como declara su título, "Asalto al distrito 13" es una versión de aquella cinta de Carpenter, que viene a agregarse a la última ola de remakes con la que la industria está supliendo la aparente ausen-cia de ideas, sin reparar en exceso  en justificaciones cinematográ-ficas si la ocasión promete dividendos. En realidad, la trama que nos ocupa no hace sino recoger una temática muy recurrente en el cine como es la del asedio, centrándose aquí en la historia en las últimas horas del año de una antigua comisaría de Detroit, aislada por la nevada y que está a punto de cerrar sus puertas definitiva-mente.

  Las diferencias entre la película de Carpenter y la actualización de Jean-François Richet son notables, más allá de algunas modificaciones que también afectan al desarrollo de per-sonajes y argumento en su contra. Mientras la audaz cinta original esta-ba protagonizada por un policía negro, aquí ha sido substituido por un dema-crado Ethan Hawke, y el conflicto ar-mado entre bandas callejeras y el cuerpo policial de la comisaría movido por el afán de venganza, ha pasado a ser un enfrentamiento entre policías corruptos que pretenden eliminar a un testigo y policías honestos que con la ayuda de otros delincuentes tratan de protegerlo y de paso salvar sus propias vidas. Con la puesta al día de Richet se ha perdido gran parte del clima opresivo y amenazante, así como su irónico sentido del humor, y atrás han quedado también aquellas connotaciones sociales, que han cedido espacio al conflicto moral genérico, convirtiendo "Asalto al distrito 13" en una neutra y común película de acción carente de per-sonalidad, poblada de caracteres estereotipados y con esca-so peso dramático,  tan intercambiable por otras tantas que se producen en la actualidad que no pasará a la posteriori-dad. Sin embargo, a pesar de que en el plano comparativo salga perjudicada  y no despegue de la mediocridad en cuanto a trama se refiere, "Asalto al distrito 13" es tan competente en sus aparta-dos técnicos y artísticos que no sólo supera a la media en elegan-cia y calidad, sino que no resultará excesivamente dañina, aunque sí mucho menor, para los fans del film de Carpenter.

  El guionista James DeMonaco (coautor del libreto de "Negocia-dor", otro título de registro similar) ha logrado equilibrar las escenas de tiroteos y explosiones con unos componentes dramáticos que, aun sin gozar de excesiva profundidad en el trazo de personajes y diálogos, cumplen su función y no insultan la inteligencia del es-pectador. Y aunque nos encontramos delante de un relato libre de discurso ideológico, mantiene presentes —eso sí, de manera muy descafeinada— algunas de las ideas que subyacían al mensaje de Carpenter en torno al papel activo de la mujer y otras cuestiones raciales.

  Respecto a la presencia de Jean-François Richet al frente del proyecto no se antoja del todo descabellada si tenemos en cuenta que este realiza-dor francés, prácticamente desconoci-do en España hasta el momento, di-rigió en 1997 "Ma 6-T va crack-er", una historia de corte dramático en la que jóvenes de barrios marginales es-tallaban en una ola de violencia ante la actitud racista y facha de la policía, consideraciones que no dejaban de estar presentes en el film predecesor de John Carpenter. Pero al margen de estos descargos sobre su idoneidad, lo cierto es que si por algo sobresale "Asalto al distrito 13" de otros largometrajes del género es por el talento y buen juicio que Richet demuestra detrás de la cámara, imprimiendo nervio a una narración ní-tida y oportuna no exenta de recursos formales, sin forzar el ritmo en los momentos en los que la película exige cierto reposo. Asimismo, tampoco cabe olvidar que gran parte de la fuerza visual y atmósfera del film residen en la apreciable cinematografía a cargo de Robert Ganz, quien curiosamente debutó en la olvidable pero distraída "Cazadores de mentes" de Renny Harlin. Las imágenes casi tenebristas que dominan gran parte de la película por la obliga-da oscuridad que sumerge el interior de la comisaría, así como los desérticos exteriores nevados, dan paso en el desenlace final a un plástico juego de luces y siluetas recortadas en un paisaje bosco-so nocturno. Lamentablemente, también en este sentido se ha es-fumado la sórdida y umbrosa insalubridad que Douglas Knapp otor-gó a la factura visual de "Asalto en la comisaría del distrito 13".

  El solvente reparto termina de dar carnadura a unos caracteres di-bujados con brocha gorda pero de manera funcional, pálido reflejo de los proyectados en 1976 por Carpenter. El enclenque y desvali-do Ethan Hawke jugando a ser un tipo duro, la siempre sólida pre-sencia de Laurence Fishburne, el veterano Brian Dennehy o la resolutiva Drea de Matteo destacan por encima de una Maria Be-llo menos convincente que en anteriores interpretaciones y de un John Legizamo indefectiblemente encasillado en papeles de de-lincuente vinculado con las drogas y de nuevo sobreactuado. Por lo menos es grato encontrarse con un Gabriel Byrne bien aprovecha-do en un rol pequeño pero de categoría, en el que luce mejor que en la piel de todos esos sacerdotes y comparsas de terror que cuelgan a sus espaldas.

  En definitiva, "Asalto al distrito 13" está tan bien dirigida y consistente-mente interpretada que sorprenderá por su aventajado nivel respecto a otras anodinas cintas de acción, dis-pensando en buena medida el hecho de que no aporte un novedoso conte-nido y sea bastante blanda en su fon-do. Aquellos que no pidan más que un rato de evasión y emocio-nes fuertes, hallarán una película que corresponde sus gustos con un acabado mejor de lo que es habitual, mientras que los segui-dores de Carpenter echarán en falta la indiscutible idiosin-crasia y arrojo del film original, pero tampoco se sentirán violentamente enojados.   Creo que Jean-François Richet tiene un prometedor futuro asegurado en Hollywood (ésta es, en realidad, una coproducción entre ambos países) de continuar por ese cami-no, aunque esperemos que su siguiente proyecto goce de una ma-yor personalidad propia.

Calificación:


Imágenes de "Asalto al distrito 13" - Copyright © 2005 Rogue Pictures, Why Not, Liaison Films y Biscayne Pictures. Distribuida en España por UIP. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Asalto al distrito 13"
Añade "Asalto al distrito 13" a tus películas favoritas
Opina sobre "Asalto al distrito 13" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Asalto al distrito 13" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

El maquinista (The machinist)     Ocean's twelve     La búsqueda (National treasure)     La sentencia (The statement)     El Lobo

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportajes
Clásicos
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

La ventana indiscreta
Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos