55ª BERLINALE - Festival Internacional de Cine de Berlín

 

 

 

 

 

 

 

 


 


 


KINSEY


cartel
Dirección y guión: Bill Condon.
Países:
USA y Alemania.
Año: 2004.
Duración: 118 min.
Género: Biopic, drama.
Interpretación: Liam Neeson (Alfred Kinsey), Laura Linney (Clara McMillen), Chris O'Donnell (Wardell Pomeroy), Peter Sarsgaard (Clyde Martin), Timothy Hutton (Paul Gebhard), John Lithgow (Alfred Sequine Kinsey), Tim Curry (Thurman Rice), Oliver Platt (Herman Wells), Dylan Baker (Alan Gregg), Lynn Redgrave (Entrevistadora).
Producción: Gail Mutrux.
Producción ejecutiva: Michael Kuhn, Francis Ford Coppola, Bobby Rock y Kirk D'Amico.
Música: Carter Burwell.
Fotografía:
Frederick Elmes.
Montaje: Virginia Katz.
Diseño de producción: Richard Sherman.
Dirección artística: Nicholas Lundy.
Vestuario: Bruce Finlayson.
Estreno en USA: 12 Noviembre 2004.
Estreno en España: 4 Marzo 2005.

 

CRÍTICA
por Joaquín R. Fernández

  Durante los primeros meses de 2005 se han estrenado en nuestras pantallas una serie de biopics que comparten idénticas característi-cas: las adulteraciones que se utilizan para retratar a un determinado personaje o los cambios que se introducen en algunos de los hechos que tienen que ver con su vida. Esto es algo que ha sucedido en "El aviador", "Ray", "Descubriendo Nunca Jamás" y, por supuesto, "Kin-sey", obra en la que se insertan sin excesiva convicción algunas de las críticas que se han vertido sobre los métodos empleados por el protagonista del filme en sus estudios sobre el sexo. Si bien el reali-zador, Bill Condon, toma partido a favor de las posiciones de este conocido biólogo, también introduce, aunque con una mayor sobrie-dad, algunos de los aspectos más censurados de su trabajo y que se han dado a conocer en los últimos años en algunas biografías que se han escrito sobre él.

  Pero, no nos engañemos, este tipo de licencias son muy comunes en películas pertenecientes a este género, resultando únicamente vomitivas cuando se emplean con el objetivo de construir un mero pan-fleto, situación que aquí no se da. "Kin-sey" comienza con una atinada introduc-ción en la que se nos relata la vida del protagonista a través de las preguntas que él mismo ha elaborado y que le formulan los estudiantes que colaboran en su proyecto para así aprender cómo comportarse ante las personas a las que han de presentarle el cuestionario. Su juventud, los conflictos con su padre y el momento en el que conoce a Clara McMillen e intima con ella son algunos de los elementos que conforman esta parte del largometraje.

  Condon emplea en todo momento una realización que po-dríamos calificar como clásica, mostrándonos con naturalidad aquellos fragmentos del filme que algunos incluso calificarían de morbosos. Sin embargo, no son los apuntes relacionados directa-mente con la sexología de mediados del siglo pasado los que llaman la atención del espectador, sino la compleja definición de los persona-jes, pues en ocasiones sus actuaciones se contradicen con sus forma de pensar. Fijémonos, por ejemplo, en la manera en la que Alfred Kin-sey se comporta con sus hijos, muy parecida a la que su padre em-pleó con él: no les expone su punto de vista, sino que da a entender que sus reflexiones son la única verdad posible, imponiéndoles a sus descendientes unos ideales que no tienen por qué compartir.

  A pesar de la irregularidad de la narración, defecto que también ha-llábamos en la anterior obra de Bill Condon, "Dioses y monstruos", y del interés que pueda suscitar en el espectador la temática del filme, se abordan múltiples historias que tienen que ver con el modo en el que nos relacionamos los seres humanos y que, bajo mi punto de vis-ta, se convierten en lo más interesante de "Kinsey". Así, cabe citar el instante en el que el protagonista se sincera con su esposa y le con-fiesa que se ha acostado con uno de sus alumnos para experimentar de este modo lo que él mismo pretende demostrar con sus estudios, o aquellos fragmentos en los que Alfred se encoleriza porque siente que todo el mundo debería pensar como él, que la sociedad está ciega (su trabajo prácticamente termina convirtiéndose en una obsesión).

  Pero, insisto, son breves pasajes que a veces parecen quedar inconclusos, pa-sando el director de unos a otros con ex-cesiva celeridad y generando con ello una evidente insatisfacción en el espec-tador. Como defensa hacia su labor se puede alegar que es difícil condensar la vida de una persona tan polémica en ape-nas dos horas, existiendo además una respetable subjetividad con respecto al material que se utiliza o el que se dese-cha para tal fin. Donde no cabe repro-che alguno es a la hora de hablar del elenco de "Kinsey", empezando por un fabuloso Liam Neeson, injustamente olvidado en los Os-cars®, y siguiendo con una no menos espléndida Laura Linney.

  Sería injusto no mencionar a los intérpretes secundarios, caso de Peter Sarsgaard, Timothy Hutton y, sobre todo, John Lithgow, Tim Curry, Oliver Platt y Dylan Baker (quizás causan sorpresa las escasas frases que pronuncia Chris O'Donnell a lo largo de toda la película). De igual modo, la música de Carter Burwell, especialmente agradable cuando observamos cómo se enamoran Alfred y Clara y en la que encontramos un apropiado uso del piano, contribuye a mejorar un producto que probablemente se beneficie de la polémica que en algunos individuos provoque su contenido, ocultándose de este modo algunas de sus limitaciones cinematográficas, mas en todo caso no debería obviarse su apreciable calidad técnica y, especialmente, lo que considero son los auténticos pilares del relato: las actuaciones de todo su reparto.

Calificación película:
Calificación banda sonora:


Imágenes de "Kinsey" - Copyright © 2004 Fox Searchlight Pictures, Owerty Films, N1 European Film Produktions y Pretty Pictures. Distribuida en España por Filmax. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Kinsey"
Añade "Kinsey" a tus películas favoritas
Opina sobre "Kinsey" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Kinsey" a un amigo
 

OTRAS PELÍCULAS DEL FESTIVAL

Hotel Rwanda     Man to man     Amor idiota     Les mots bleus (Words in blue)     Kakushi ken - Oni no tsume (The hidden blade)

Suscribe tu correo para recibir gratis los boletines de La Butaca:

Copyright © 2005 LaButaca.net - Revista de Cine. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.