LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Reseñas de un Butaquero
 


CRASH (COLISIÓN)
(Crash)


cartel
Dirección: Paul Haggis.
Países:
USA y Alemania.
Año: 2004.
Duración: 100 min.
Género: Drama.
Interpretación: Sandra Bullock (Jean Cabot), Don Cheadle (Detective Graham Waters), Matt Dillon (Sargento Jack Ryan), Jennifer Esposito (Ria), William Fichtner (Jake Flanagan), Brendan Fraser (Fiscal del distrito Rick Cabot), Terrence Dashon Howard (Cameron Thayer), Thandie Newton (Christine Thayer), Chris "Ludacris" Bridges (Anthony), Ryan Phillippe (Hansen), Larenz Tate (Peter).
Guión: Paul Haggis y Bobby Moresco; basado en un argumento de Paul Haggis.
Producción: Cathy Schulman, Don Cheadle, Bob Yari, Mark R. Harris, Bobby Moresco y Paul Haggis.
Música: Mark Isham.
Fotografía:
James Muro.
Montaje: Hughes Winborne.
Diseño de producción: Laurence Bennett.
Dirección artística: Brandee Dell' Aringa.
Vestuario: Linda M. Bass.
Estreno en USA: 6 Mayo 2005.
Estreno en España: 13 Enero 2006.

CRÍTICA por Miguel Laviña Guallart

Vivir y morir en L.A.

  Varias historias se entrecruzan durante día y medio en esa espe-cie de autopista interminable que es la ciudad de Los Ángeles. Paul Haggis, guionista de la prestigiosa “Million dollar baby”, en su intención de realizar un gran fresco de esa sociedad, escribe y diri-ge una película demasiado ambiciosa, en el que un arbitrario azar pone en contacto el destino de una serie personajes que sobreviven en el caos.

  La estructura narrativa y temática de “Crash (Colisión)” remite directamente a dos obras que a principios de los 90 reflejaron de forma contundente el cli-ma social y moral de Los Ángeles. En “Grand Canyon. El alma de la ciudad” Lawrence Kasdan hilvanaba unos he-chos violentos que eran punto de unión de unos personajes de distintas clases sociales. La empatía surgida entre estos desconocidos servía para construir una hermosa sinfonía sobre la ciudad, en la que había sitio para un futuro esperanzador. Poco des-pués, Robert Altman alcanzó una de las cumbres creativas de su larga carrera adaptando los relatos de Raymond Carver en la espléndida “Vidas cruzadas”. Concebida co-mo una pieza de jazz, transmitía similar confusión y desencanto, no exentos de la sutileza, humor y socarronería del viejo cineasta. A la hora de abordar esta revisitación, Paul Haggis parece preferir en sus planteamientos la grandilocuencia de la ópera, mediante el logro de unas cuantas secuencias realmente impactantes, que descansan sobre un hábil envoltorio, pero cuyo conteni-do adolece de la novedad, intensidad emocional e ironía de sus predecesoras.

 

  La envolvente construcción argumental, junto con unos agudos diálogos, es uno de los aspectos más sólidos de este proyecto. Es innegable que el director construye un sugerente entramado que capta la atención mediante pistas e incógnitas que progresivamen-te desvela. Realiza un minucioso trabajo de montaje en el que las historias se van reabsorbiendo unas en otras con fluidez. Con esti-mable capacidad visual, y un estilo sin duda deudor a “Traffic” de Soderbergh, combina el ritmo ágil y directo de la cámara en mano, granulado y claroscuros, con toda un gama de tonalidades cromáti-cas, que cambian según los personajes y ambientes sociales.

  Estos elementos están al servicio de las numerosas líneas argumentales que pone en marcha, con el evidente deseo de trazar una panorámica com-pleta de los conflictos de la ciudad. La pretensión de acaparar todos los estratos sociales acaba siendo ina-barcable, y no da un respiro al espec-tador con un incontable número de tragedias y personajes sufrientes. La reiteración de la situación perma-nente de miedo y violencia es ex-cesiva, incluso en última instan-cia, resulta autocomplaciente. El guión va perdiendo aliento conforme avanza, y el empuje de los distintos puntos de partida se diluye por unos caminos mucho más convencionales. El conjunto se ve las-trado por el abuso de la música de Mark Isham, que una y otra vez subraya los momentos intensos, y por un innecesario lirismo en su tramo final, que no hace ningún favor a la credibilidad de lo narrado. La previsibilidad en la que se instala es contrarrestada por varias secuencias efectistas y eficientes, algunas realmente vibrantes, co-mo el accidente automovilístico.

  Así, de manera que parece inevitable, la cinta se desliza hacia te-rrenos conocidos, y reformula unas premisas ya estudiadas, cris-pación, abuso de las armas o incomunicación, en un lugar en el que, como postula, nadie se toca, ni tan siquiera se roza, en el que parece que el único contacto posible puede ser la colisión. Aun así, nunca está de más una nueva mirada sobre la realidad, y deja caer algunas interesantes reflexiones, como la consta-tación de una segregación racial que, al igual que el título de la cin-ta, choca en cadena de unos grupos a otros. También tiene la vir-tud de cubrir a la mayoría de los personajes de una perceptible am-bigüedad moral, en la que nadie está libre de culpa. Así, no existen héroes o comportamientos irreprochables, y, según las circunstan-cias, todos son capaces de acciones encomiables o de las más despreciables.

  El reparto coral reúne a un curioso grupo que integra el reclamo de unas estrellas que a menudo sufren bataca-zos en taquilla, dispuestas a realizar un pequeño papel dramático en un film “de prestigio”, junto al sostén de unos efectivos intérpretes. Destaca el reencuentro con Matt Dillon en el pa-pel de un policía corrupto. El actor de "Drugstore cowboy" continúa con su errática carrera, y tiene aquí la oportu-nidad de realizar su mejor trabajo en mucho tiempo. Junto a la estupenda Thandie Newton, protagoniza una de las historias más espinosas del film. Audaz en su planteamiento, pero mucho más acomodati-cia en sus resoluciones, la propuesta se acaba revelando pretenciosa. A lo largo del metraje despierta sentimientos encon-trados, que oscilan entre la sensación cercana a algo ya visto y sus aciertos. En especial, permite disfrutar de una inteligente es-tructura que recuerda a un juego de muñecas rusas.

Calificación:


Imágenes de "Crash (Colisión)" - Copyright © 2005 Lions Gate Films, Bob Yari Productions, DEJ Productions, Syndicate Films International, Blackfriar's Bridge, Harris Company, ApolloProScreen & Co. Filmproduktion y Bull's Eye Entertainment. Distribuida en España por Manga Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Crash (Colisión)"
Añade "Crash (Colisión)" a tus películas favoritas
Opina sobre "Crash (Colisión)" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Crash (Colisión)" a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Demonlover     Reencarnación (Birth)     Miércoles de Ceniza (Ash Wednesday)     Million dollar baby     Obsesión (Wicker Park)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2006 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
..............................................................................................................................................