LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil      
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

LA MALDICIÓN (CURSED)
(Cursed)


cartel
Dirección: Wes Craven.
País:
USA.
Año: 2004.
Duración: 97 min.
Género: Terror.
Interpretación: Christina Ricci (Ellie), Joshua Jackson (Jake), Portia De Rossi (Zela), Jesse Eisenberg (Jimmy), Judy Greer (Joanie), Scott Baio, Milo Ventimiglia (Bo), Shannon Elizabeth (Becky), Mya (Jenny), Kristina Anapau (Brooke), Michael Rosenbaum (Kyle).
Guión: Kevin Williamson.
Producción: Marianne Maddalena y Kevin Williamson.
Música: Marco Beltrami.
Fotografía:
Robert McLachlan.
Montaje: Patrick Lussier y Lisa Romaniw.
Diseño de producción: Chris Cornwell y Bruce Alan Miller.
Dirección artística: Jeff Knipp y Andrew Max Cahn.
Vestuario: Alix Friedberg.
Estreno en USA: 25 Febrero 2005.
Estreno en España: 22 Abril 2005.

 

CRÍTICA
por Javier Quevedo Puchal

Un hombre-lobo americano en Mulholland Drive

  Resultaría extremadamente sencillo evaluar las razones por las que, a fe-cha de hoy, el hombre-lobo continúa siendo el hermano pequeño cinemato-gráfico del vampiro. Sin duda, una de las más poderosas residiría en el "Drácula" de Bram Stoker (reconozca-mos que aún está por escribirse la gran novela del licántropo, ésa que con el paso del tiempo alcance el es-tatus de piedra angular de la literatura de terror del que goza la novela de Stoker). Ahora bien, si nos ceñimos al ámbito puramente fílmico, las razo-nes se multiplican y, a la vez, se re-sumen en una sola: a ojos del público en general, el vampiro tiene mayor atractivo. Así de simple. Será ese aire de extranjero seduc-tor y siniestro, será la figura de dandy oscuro, será que aparente-mente ofrece mayores posibilidades de lucimiento para un actor. Será lo que será pero, en cualquier caso, resulta innegable que el vampiro sigue pareciendo impepinablemente un grado menos "bi-cho de peli de serie-B" que el hombre-lobo. A crear esta impresión han ido contribuyendo, progresivamente, aportaciones de mayor o menor "qualité": desde el mismo "Drácula" que encarnara Bela Lu-gosi hasta la "Entrevista con el vampiro" de Neil Jordan, pasando por personalísimos remakes a la europea como el "Nosferatu, el vampiro de la noche" de Herzog o piezas de deslumbrante estética videoclipera como "El ansia" de Tony Scott, que no en vano tenía por "estilosos" vampiros a ese pedazo de iconos del siglo XX que son Catherine Deneuve y David Bowie. Sin embargo, pese al esta-tus "de segunda división" al que se ha querido relegar al hombre-lo-bo a nivel popular, resulta curioso comprobar que, como mito, tiene tanta o incluso más solera que el vampiro (recomiendo, para los in-teresados, "El libro de los hombres lobo" de Sabine Baring-Gould, un estudio que remonta la tradición del licántropo a las mismísimas sagas nórdicas).

  Aun con todo, hay que reconocer ese par de casos aislados en los que un cineasta ha sabido ir más allá para acabar desencorse-tando momentáneamente al mito de sus ataduras de serie-B. Ahí tenemos a Neil Jordan con "En compañía de lobos", por ejemplo, una auténtica pieza de orfebrería del cine fantástico de los 80, poé-tica y perturbadora, hipnótica y definitivamente única en su espe-cie. O, sin necesidad de ir tan lejos, aquella estimulante "Ginger Snaps" dirigida por John Fawcett, que retomaba las metáforas del film de Jordan para revestirlas de un sentido del terror sin duda más perverso (me remito a esos títulos de crédito, absolutamente rom-pedores, con que arrancaba la película). E incluso podríamos, eso sin ponernos demasiado exigentes, mencionar ese espléndido gati-llazo de la Fantastic Factory que fue "Romasanta", una obra fallida por los cuatro costados, pero que se pretendía crónica histórica de un hecho supuestamente real y que, pese a ser espesa como un puré de patatas, se tomaba bastante en serio a sí misma, amén de regalarnos una de las metamorfosis más distintamente "verosími-les" que un servidor recuerda.

  Resultaba en parte tranquilizador, por tanto, saber que el encargado de dirigir "La maldición (Cursed)", la últi-ma aproximación a este subgénero del cine de terror, iba a ser Wes Cra-ven. No en vano, a su cargo corre la que considero una de las cumbres del cine de terror de los 90: me refiero, obviamente, a la primera (y sólo a la primera) secuencia de "Scream", que hay que admitir que supo insuflar de aire fresco a una situación vista mil veces en la gran pantalla, con el re-sultado de que lograba ponerlos por corbata con un desparpajo insospechado. Desde luego, no habría sido la primera vez que Craven tomara un material exprimido hasta la saciedad para exprimirlo una vez más y extraerle unas gotitas de jugo de primera. Ahí tenemos, por ejemplo, lo que logró con el cine de zombies ("La serpiente y el arco iris") o con el de psicópatas ("Pesadilla en Elm Street").

  Sin embargo, "La maldición (Cursed)" está mucho más próxima a la rentable línea del Craven de "Scream" que del de "La serpiente y el arco iris". O dicho en otras palabras, prefiere jugar a la "serie B", aunque en el fondo no lo sea, a ser abiertamente una película digamos más "seria" y madura. Decisivo para este posicionamiento es que el guión venga firmado, naturalmente, por Kevin Williamson. Lo malo es que allá donde "Scream" conseguía por momentos ser una divertida vuelta de tuer-ca a las películas de "slashers", salpicando el metraje con algunos juegos post-modernos de referencias metacinematográficas que de-lataban una cierta inteligencia por parte de director y guionista, y que, por qué no, invitaban al espectador a no ser un elemento pasi-vo... observamos que no hay absolutamente nada de esto en "La maldición (Cursed)". Vale que las referencias a otras obras licantró-picas están presentes en todo momento pero, lamentablemente, no pasan de ser referencias absolutamente prescindibles. Ahí está el reloj de cuco con Caperucita Roja y el lobo, referencia evidente a "En compañía de lobos". O, aún menos sutil, el Lon Channey de cera que decora ese sucedáneo de Planet Hollywood que monta el personaje de Joshua Jackson. Claro que la referencia definitiva es-tá en esa "Lobo" que protagonizaran Jack Nicholson y Michelle Pfeiffer hace unos años, con la que guarda más de una similitud ar-gumental: una noche de luna llena, dos hermanos (interpretados aquí por Christina Ricci y Jesse Eisenberg) sufren un accidente de automóvil yendo por una carretera casi desierta, después del cual son atacados por lo que parece un lobo gigantesco. En los días siguientes, ambos empiezan a experimentar profundos cam-bios en sus cuerpos, desde un sex-appeal y auto-confianza en au-mento hasta un desarrollo sobrenatural de todos sus sentidos.

  Es una auténtica lástima, no obstan-te, que las aportaciones que hace "La maldición (Cursed)" a la tradición del cine de hombres-lobos sean mínimas y que, en definitiva, se reduzcan a presentar al Lobo Feroz más feroz vis-to nunca en una pantalla. No por ca-sualidad, los puntos fuertes de la cinta residen en los ataques del li-cántropo, verdaderamente furio-sos, que hacen parecer bastante ridículos cualesquiera otros vistos con anterioridad. Y, si bien es cier-to que se da algún ejemplo muy aisla-do de ingenio (ese toque de humor negro, negrísimo, con el que el personaje de Christina Ricci descu-bre por primera vez su hiperdesarrollado sentido del olfato), hay que rendirse ante la evidencia de que "La maldición (Cursed)" es, sim-ple y llanamente, una película de risas y palomitas. Hasta el punto de que, tristemente, acaba guardando más semejanzas con aquel despropósito que fue "Teen wolf (De pelo en pecho)" que con algo tipo "Aullidos", sin necesidad de exigir mucho más. Ahora bien, si uno logra tragarse los escrúpulos e ignorar la perezosa caída en lu-gares comunes, la falta de imaginación, la tentadora profusión de incongruencias y que la indefinición de tono de la película termine decantándose en el tercio final por una abierta bufonada (esas ex-plicaciones del "malo" de la función, esas acciones más propias de un ninja que de un hombre-lobo...), si en definitiva uno se resigna a no exigirle nada más que un rato entretenido a "La maldición (Cur-sed)", hay que reconocer que sin duda lo obtendrá.

Calificación:


Imágenes de "La maldición (Cursed)" - Copyright © 2004 Dimension Films, Outerbanks Entertainment y Craven/Maddalena Films. Distribuida en España por Buena Vista International. Todos los derechos reservados.

Página principal de "La maldición (Cursed)"
Añade "La maldición (Cursed)" a tus películas favoritas
Opina sobre "La maldición (Cursed)" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "La maldición (Cursed)" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Constantine     Drowning ghost (El fantasma del lago) (Strandvaskaren)     White noise (Más allá) (White noise)     La masacre de Toolboox (Toolbox murders)     El grito (The grudge)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportajes
Clásicos
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

La ventana indiscreta
Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos