LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil      
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

HOSTAGE


Dirección: Florent Siri.
Países:
USA y Alemania.
Año: 2005.
Duración: 113 min.
Género: Acción.
Interpretación: Bruce Willis (Jeff Talley), Kevin Pollak (Walter Smith), Jimmy Bennett (Tommy Smith), Michelle Horn (Jennifer Smith), Ben Foster (Mars Krupchek), Jonathan Tucker (Dennis Kelly), Marshall Allman (Kevin Kelly), Serena Scott Thomas (Jane Talley), Rumer Willis (Amanda), Kim Coates (El vigilante), Robert Knepper (Will).
Guión: Doug Richardson; basado en la novela de Robert Crais.
Producción: Bruce Willis, Arnold Rifkin, Mark Gordon y Bob Yari.
Música: Alexandre Desplat.
Fotografía:
Giovanni Fiore Coltellacci.
Montaje: Olivier Gajan y Richar J.P. Byard.
Diseño de producción: Larry Fulton.
Dirección artística: Keith P. Cunningham.
Vestuario: Elisabetta Beraldo.
Estreno en USA: 11 Marzo 2005.
Estreno en España: 28 Octubre 2005.

 

CÓMO SE HIZO SE HIZO "HOSTAGE"

Notas de producción © 2005 Manga Films

1. La historia

  Hostage es un combinado de suspense, thriller, drama psicológico y acción lleno de giros inesperados. La idea en sí de lo que se supone es un rehén se transforma continuamente a medida que se cruzan y chocan los caminos de los distintos personajes. La seguridad se torna inseguridad. La huida física se convierte en una manipulación mental. Y el juego psicológico deviene un asunto de vida o muerte.

  En Hostage, el primer largometraje en inglés de Florent Siri, nada es lo que aparenta ser mientras la acción va desarrollándose dentro de una casa y en sus alrededores a lo largo de todo un día y una noche. Igual que en su aplaudido thriller de acción en francés Nido de avispas (Nid de guêpes, 2002), el estilo de rodaje y montaje de Siri, intrincado y absorbente, incrementa hasta lo indecible la tensión de un conflicto con muchas capas mientras deslumbra al público con unas imágenes imponentes. Hostage es un film noir intemporal que se instala en un lugar de honor entre los thrillers y largometrajes de acción con su innovación visionaria llena de suspense.

  "En Hostage, más que pelar la cebolla, le añadimos capas” —comenta el productor Arnold Rifkin—. "A lo largo del metraje, Bruce jamás se libera de esa situación con rehenes. El dilema del personaje, un dilema emocional, su evolución y todo cuanto le atañe, desde que le vemos por primera vez y hasta el desenlace, gira en torno a Talley, a su redención psicológica y a su progresiva toma de conciencia”.

  A Florent Siri, el director, la historia le pareció irresistible desde la perspectiva psicológica al tiempo que se recrea una situación propia del género de rehenes de modo que rememora el film noir clásico. El foco puesto en los personajes, el realismo contemporáneo de la historia, y el esmero de Siri por los detalles cotidianos han hecho de Hostage la primera película en inglés que el director francés ha querido realizar. "Se trata de un thriller psicológico” —comenta Siri—. “La historia versa sobre la redención. Sobre gente que se siente perdida en cierto momento. Para todos, particularmente para el personaje de Bruce, es una historia acerca de la lucha contra los propios fantasmas”.

  "Ciertamente, hay giros que no hemos visto con anterioridad” —nos dice el actor Kevin Pollak, quien encarna a Walter Smith en la película.— “Me encantan las películas que obligan al público a participar en lugar de dejarlos como simples voyeurs. Éste es uno de esos largometrajes en los que uno se mete, trata de abrirse camino mientras intenta comprender qué demonios está pasando, y acaba por darse cuenta de que se ha involucrado hasta el tuétano".

  La co-protagonista Serena Scott Thomas recapitula: "Es ese leve oleaje que resulta de las cosas pequeñas que hacemos en la vida y que puede acabar siendo muy destructivo” —comenta —. "Me encanta que las historias y los libros contengan elementos muy nimios que acaban deviniendo de enorme importancia. Y adoro que eso acontezca también en los largometrajes”.

  Hace más de tres años, en abril de 2001, un ejemplar de Hostage, de Robert Crais, llegó súbitamente a Cheyenne, la compañía de producción de Rifkin y Willis. Al día siguiente, estaban ya negociando la compra del libro; cuando ese mismo día tocaba a su fin, la novela ya había encontrado un hogar en Cheyenne. La obra de Crais, Hostage, resigue las vidas cruzadas de varios individuos quienes a través de varios encuentros e imprevistos se ven convertidos en rehenes de algo o alguien. Este entrelazado de desesperación y azar genera una acción impredecible y unos giros de la trama inesperados, igual que en los thrillers clásicos llenos de suspense que tanto adoran Willis y Rifkin.

  "Toda gran película de acción es un film de suspense; cuanto menos, eso es lo que hace que un film de acción sea realmente bueno" —opina Doug Richardson, que ha escrito el guión—. "Éste es un film de suspense en su fuero interno, donde la historia, la trama, y la emoción no se liberan nunca justamente para conferir la sensación de estar permanentemente atenazados por el suspense”.

  Tras comprar la novela, Willis, Rifkin y David Wally (productor ejecutivo de Hostage) se reunieron con el autor, Crais, y discutieron la modificación de algunos elementos de esta historia tan compleja y trascendental con miras a centrarla más en uno de los personajes: Jeff Talley. Trabajaron con Crais durante varios meses desarrollando la historia para la pantalla. "Bruce resultó esencial para la elaboración de la trama” —comenta Rifkin—. "Tuvo que familiarizarse con el personaje; meterse en él, sentirlo. Agarró con fuerza la historia, tratando de dilucidar el conflicto”.

  Bob Yari, socio de Stratus Film Company, comenta: “Se trataba de juntar un guión extraordinario con una estrella internacional cuyo punto fuerte es precisamente este género. Se trataba de situar a Bruce Willis en su tipo de papel más exitoso, con un giro excitante, innovador y auténtico”.

  Una parte importante en la comprensión del personaje de Jeff Talley como negociador de rehenes implicaba abordar la realidad y los detalles de su oficio, su personalidad y su mundo. El esmero en la representación de los procedimientos policiales, la actitud y el lenguaje, así como la unificación de las distintas tramas, eran esenciales para la traslación del libro a la pantalla. Al centrarse en Talley, los realizadores trataron de mantener al publico expectante, de modo muy parecido a como se sienten los mismos personajes. Esta tensión y ritmo implacables necesitaban un director cuya visión y estilo visual se construyeran sobre la estructura compleja e irresistible de la historia.

  Cheyenne había visto Nido de avispas e inmediatamente comprometió a Siri con uno de sus proyectos. Pero cuando empezaron a trabajar en Hostage junto a Stratus, “sencillamente le sacamos de algún otro de nuestros proyectos y le pusimos en éste” —dice Wally—. "Puede que el público no sepa quién es Florent Siri todavía, pero van a conocerle. Aporta su sensibilidad y un estilo de realización que distingue este largometraje de otros del género.

  Hawk Koch, productor ejecutivo, añade: "Bruce quería que este film se hiciera a toda costa, y presionó y presionó, sin embargo no tenía un director. En 2003, Bruce vio Nido de avispas e hizo que Florent viniera volando aquí. Se encontraron y el actor decidió que haría la película con él; y he de admitir que Bruce tenía toda la razón. Florent Siri es un director extraordinario." Wally comenta de Siri: "Florent es realmente un visionario y un realizador absolutamente singular".

  Francés de nacimiento Siri desarrolló su absorbente estilo de rodaje y montaje mientras estudiaba en la Soborna, donde practicó al lado del director Eric Rohmer, cuya fama se remonta a los tiempos del movimiento francés de la Nouvelle Vague. Durante la década de los 90, Siri desarrolló su estilo mientras dirigía docenas de vídeos musicales para reconocidos artistas franceses como IAM, Pascal Obispo, JP Capdevielle, Lofofora y otros. En 1998, dirigió su primer largometraje Un minuto de silencio (Une minute de silence, 1998). En 2000, dirigió Nido de avispas, que resultó un gran éxito de público y crítica. En el American Film Market de Los Ángeles, los profesionales de la industria la alabaron y Lion's Gate la compró.

  Mark Gordon, socio y productor de Stratus Film Company, comenta: “Desde el momento en que vi Nido de avispas, supe que Florent era un director con el que quería trabajar. Su película combina tan maravillosamente la historia que narra y su estilo visual, que supe que se trataba de la elección perfecta para Hostage”.

  Willis reconoce que antes de contratar a Siri, había visto Nido de avispas infinidad de veces. Y continúa: “Tras ver Nido de avispas, sentí una gran excitación ante la perspectiva de trabajar juntos. Nos encontramos mientras me hallaba en París; en aquel momento confiaba en dar con algo en lo que poder colaborar ambos. Creo que los dos pensamos que ya habría ocasión más adelante. Sin embargo, poco después de nuestro primer encuentro, se impuso la necesidad de hallar el director para Hostage; Florent era la elección perfecta para esta historia”.

  "Para mí fue una sorpresa cuando mi agente americano hizo una llamada y me dijo: 'Bruce Willis te telefoneará' —Y yo le respondí: ‘Muy bien, OK, fantástico.... ¿Estás seguro de que se trata de Bruce Willis?'” —recuerda Siri—. "Y Bruce telefoneó justamente en Navidad, y me dijo: 'Quiero encontrarme contigo. Me encanta de verdad tu film Nido de avispas.’ Nos reunimos y empezamos a hablar de películas, ya que él estaba bastante ocupado en muchos filmes, por lo que pensé que tardaríamos unos dos años en hacer algo. Sin embargo, unos cuantos meses más tarde, en agosto, volvió a telefonearme y me dijo: 'Tengo un guión. ¿Querrías leerlo?'"

  Siri lo leyó y le pareció que la estructura y las tramas eran irresistibles. Y le comunicó a Willis que le encantaría poder hacer el largometraje con él. "Para los europeos, Bruce Willis es un gran icono norteamericano" —comenta Siri—. "Pero para mí, se trataba de ese actor tan fantástico; mientras dirigía la película, me dio la sensación de que era como un Stradivarius sublime; fue maravilloso trabajar con él. Tras Nido de avispas, recibí muchos guiones norteamericanos. Y aunque era un sueño rodar un film en EE.UU.1, para mí, la razón de que tomara partido por esta cinta en realidad residía en el hecho de que la hacía con Bruce Willis".

  Siri creció viendo filmes norteamericanos así como franceses y algunos europeos. Su estilo se halla en algún punto entre la cultura norteamericana y la francesa y las distintas tradiciones cinematográficas. Había desarrollado ideas muy concretas en lo referido a ciertos cambios de la historia, particularmente en cuanto a la edad de los tres hombres que toman como rehenes a los miembros de la familia Smith, haciéndolos más jóvenes y eliminando de la novela las muchas referencias a la Mafia. Siri quiso eliminar los personajes y la subtrama referida a la Mafia con miras a centrar la acción del film y a crear un retrato más sólido de la juventud actual, particularmente de los chicos americanos ávidos de dar rienda suelta a su propia versión del Sueño Americano.

  "Florent es un gran estudioso de los filmes de Alfred Hitchcock. Ése fue uno de los maravillosos factores al desarrollar y trabajar esta película con él, porque las referencias que podíamos sacar a colación eran semejantes a las películas que adoramos" —comenta Richardson, quien añade—: "Florent disponía de una visión enormemente sólida para el film y se parecía mucho a la que queríamos crear".

  Willis añade: “Igual que todos los buenos dramas, Hostage empieza con una súbita y difícil circunstancia que deja a mi personaje desamparado ante sus propias emociones y desencadena una serie de acontecimientos que nos llevarán al núcleo de la historia. Doug y yo trabajamos estrechamente tratando de ahondar en las emociones de mi personaje para alcanzar la causa que le impulsa”.

  Willis apoyó la decisión de Siri de centrarse en Talley, pero no a expensas de los otros personajes principales. "Lo que Bruce aportó fue un montón de complejidades y añadidos para todos los personajes y no exclusivamente para el suyo" —comenta Richardson—. "En realidad, estaba mucho más interesado en los personajes de los chicos atrapados en la casa y en la familia. Bruce es realmente bueno trabajando lenta y pormenorizadamente; así comprueba si lo que tiene entre manos va a funcionar. Es un gran colaborador y productor”.

  Otro cambio substancial a la hora de elaborar la adaptación para la gran pantalla de la novela fue el proceso de autentificar los procedimientos y la psicología usados en las negociaciones de los rehenes. Los productores incorporaron a Peter Weireter, un experto del SWAT (Grupo de tácticas y armas especiales) en calidad de asesor técnico para que contribuyera en los detalles del guión y, más tarde, en la ejecución de las negociaciones de los rehenes durante la producción.

  "Trabajamos sin perder de vista la fidelidad" —nos informa Rifkin—. "La escena del comienzo de la película es, con mucha aproximación, como hubiera sido una situación de rehenes del FBI, así como el modo en que se lleva la circunstancia con el negociador, que es quien debe tomar una decisión. ¿Intentas poner fuera de juego al responsable? ¿Intentas salvar a la gente de la casa eliminando al sospechoso? En esas situaciones, es el negociador de los rehenes quien hace la llamada".

  Weireter, que ha trabajado para el Departamento de Policía de Los Ángeles en el equipo SWAT durante más de 22 años, entendió el anhelo de los realizadores por lograr realismo. "Trabajé estrechamente con Florent en el diálogo para el papel del negociador con el objetivo de que el público pueda sentir que Bruce es un auténtico negociador" —comenta Weireter—. "Las palabras que dice, su tempo y cómo las pronuncia poseen el auténtico sentido de cómo es hablar a alguien que es absolutamente inestable. Tratamos de calmar a esa persona y mantenerla alejada del lugar más crítico de la escena. Tratamos de convencerla de que haga lo que queremos que haga pero intentando que parezca que la idea es suya".

  “El principal objetivo para los negociadores de rehenes” —continúa Weireter—, “estriba en salvar, no juzgar, al secuestrador. El credo del SWAT a lo largo del país es lograr un desenlace pacífico en todos los aspectos” —comenta—. “Aunque haya un rescate de rehenes, alguien que salta a un tejado, un sospechoso que se ha hecho fuerte en una casa... nuestra labor es lograr que salga. Consideramos que tenemos éxito cuando nadie resulta herido".

2. Los personajes y el reparto >>


Imágenes y notas de cómo se hizo "Hostage" - Copyright © 2005 Miramax Films, Stratus Film Company, Cheyenne Enterprises Production, Equity Pictures Medienfonds GmbH & Co. KG II Production y Hostage GmbH Production. Distribuida en España por Manga Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Hostage"
Añade "Hostage" a tus películas favoritas
Opina sobre "Hostage" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Hostage" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Constantine     La búsqueda (National treasure)     Cellular     El Lobo     Pisando fuerte (Walking tall)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportajes
Clásicos
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

La ventana indiscreta
Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos