LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

 

Compras de cineFnac

DVD de "La guerra de los mundos"
DVD

DVD edición especial de "La guerra de los mundos"
DVD Ed. Esp.

Banda sonora original de "La guerra de los mundos" (John Williams)
BSO

Novela de "La guerra de los mundos" (H.G. Wells)
NOVELA
 

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

LA GUERRA DE LOS MUNDOS
(War of the worlds)


Dirección: Steven Spielberg.
País:
USA.
Año: 2005.
Duración: 116 min.
Género: Acción, Ciencia-ficción, aventuras.
Interpretación: Tom Cruise (Ray Ferrier), Dakota Fanning (Rachel), Miranda Otto (Mary Ann), Justin Chatwin (Robbie), Tim Robbins (Ogilvy).
Guión: Josh Friedman y David Koepp; basado en la novela de H.G. Wells.
Producción: Kathleen Kennedy y Colin Wilson.
Música: John Williams.
Fotografía:
Janusz Kaminski.
Montaje: Michael Kahn.
Diseño de producción: Rick Carter.
Vestuario: Joanna Johnston.
Estreno en USA: 29 Junio 2005.
Estreno en España: 29 Junio 2005.

 

CRÍTICA
por Joaquín R. Fernández

  Contemplar un cielo estrellado suele ser una buena manera para que uno comience a hacerse una serie de preguntas acerca de nuestra existencia. ¿Estamos solos en el Universo? ¿Habrá vida inteligente en los incontables astros que se encuentran a años luz de la Tierra? Si la hubiera, ¿podríamos alguna vez contactar con esos seres? Su comportamiento... ¿sería hostil o amistoso? Gra-cias a la investigación espacial, denigrada con no poca demagogia por todos aquellos que están en contra de su alto coste, aun sa-biendo los beneficios que ha aportado a la humanidad, no ya desde un punto de vista material, médico o científico, sino especialmente cognitivo, se ha abandonado en los últimos años esa absurda tesis según la cual la vida no existiría fuera de nuestro planeta.

  Sin embargo, el agua parece encon-trarse en abundancia en nuestro sis-tema solar, algo que muchos negaban hace no pocos lustros, aparte de que los astrónomos no cesan de descubrir nuevos astros, algunos con ciertas si-militudes con la Tierra y, por tanto, de características rocosas y no gaseo-sas. Ahora bien, siendo un entusiasta de todas las historias que semejantes planteamientos despiertan en la ima-ginación de numerosos autores, tam-bién me considero un realista y reco-nozco que es prácticamente imposible que dos civilizaciones avan-zadas coincidan en el espacio y en el tiempo. Es una idea suge-rente y se ha tratado en multitud de libros, películas y productos te-levisivos. Steven Spielberg lo ha hecho en anteriores ocasiones, pero ahora nos muestra esa posibilidad desde su vertiente más te-rrorífica.

  Como afirma uno de los personajes del filme, lo que observamos no es una guerra, sino un exterminio. Sin embargo, y aunque un servidor tenía esperanzas de que así fuera, no nos hallamos ante el largometraje definitivo que aborde una temática tan apasionante co-mo la de las invasiones alienígenas, algo que el director de "La ter-minal" sí consiguió cuando nos habló de pacíficos seres de otros mundos en las excelentes "E.T. El extraterrestre" y "Encuentros en la tercera fase". Porque, que nadie se lleve a engaño, el último tra-bajo de Spielberg es una obra exclusivamente comercial que promete más de lo que da, si bien está muy por encima de algunos irritantes pasatiempos que se estrenan durante la temporada veraniega.

  No conviene olvidar que uno de los guionistas de "La guerra de los mundos" es el sobrevaloradísimo David Koepp, un discreto escri-tor que ha tenido la suerte de que algunos de sus libretos hayan si-do convertidos en imágenes por insignes realizadores. Su labor en esta película es bastante mejorable, de tal modo que la descripción de los personajes o la forma de justificar la llegada de los extrate-rrestres termina siendo absurda y despista al espectador. Pense-mos, por ejemplo, en el ridículo empecinamiento de Robbie, el hijo del protagonista, en hacer frente a los conquistadores, o en la in-clusión de clichés tan en teoría superados como la forma en la que Ray destruye a una de las máquinas en la que está prisionero. Por último, no serán pocas las controversias que levante la conclusión de este relato, aunque para ser justos esto es algo que cabe acha-car a Spielberg y no a Koepp, pues resulta coherente con buena parte de su filmografía.

  Los soberbios extractos sacados de la novela de H. G. Wells que abren y cierran la película son, por contra, al-gunos de esos fragmentos que mere-cen ser rescatados de "La guerra de los mundos". Tras una breve intro-ducción a través de la cual cono-cemos el carácter de los persona-jes principales de la historia, Spielberg da una lección de cómo dirigir una cinta de acción a todos aquellos que lo único que saben hacer es marearnos con su estéti-ca videoclipera. A pesar de que la cámara está casi siempre en movimiento, el espectador se percata de dónde llegan los peligros y asiste con pesadumbre a la destrucción de todo cuanto rodea a Ray en este vibrante y angustioso comienzo (antes, y probable-mente en una de las secuencias más espeluznantes de la cinta, ya presenciamos una serie de inexplicables fogonazos que acongojan al público tanto como a la familia Ferrier).

  Asombrosa es también la pericia técnica del cineasta cuando nos enseña a Ray, Robbie y Rachel huyendo de la ciudad en un auto-móvil al tiempo que el segundo le pregunta a su padre qué es lo que está sucediendo. La visualización de los decorados es im-presionante, al igual que la conjunción de los efectos visua-les con las imágenes reales y el uso de las masas. Quizás donde Spielberg no sabe dotar al filme de una necesaria intensidad es en un instante en el que pretende crear suspense, justo cuando un tentáculo de una máquina busca a los supervivientes humanos en una casa donde se ha refugiado Ray y a la que incluso descien-den los extraterrestres. Mas, no obstante, esto cabe encuadrarlo en el segundo tramo de la narración, sin duda el más irregular de "La guerra de los mundos". También se echan en falta un mayor número de pasajes dramáticos, siendo en este sentido los diálogos escasos. Sin embargo, cuando Spielberg se centra en las relacio-nes humanas lo hace con la habilidad que tanto le caracteriza (ca-be citar, por ejemplo, la escena en la que Robbie le reprocha a su progenitor que sea tan egoísta y que sólo piense en sí mismo).

  La interpretación de Tom Cruise es muy correcta, siendo especialmente creíble en los momentos en los que su personaje se muestra superado por las circunstancias. Justin Chat-win y Dakota Fanning, quienes, por cierto, trabajaron en la miniserie "Ab-ducidos", producida por el director de "Atrápame si puedes", son una mues-tra de lo bueno que es Spielberg tra-bajando con gente joven, aunque hay que reconocer que a estas alturas a nadie le sorprende el talento de Fan-ning (atención al ataque de pánico que sufre durante la huida en coche). Queda mencionar la banda sonora de John Williams, una partitura atmosférica de escasa duración, puesto que priman los efectos de sonido en la mayoría del metraje. No obstante, el maestro da muestras de su valía cuando emplea sabiamente la música en un instante en el que un amenazador tentáculo se retira tras rastrear una casa en la que se ocultan Ray, Rachel y Ogilvy, aparte de que se aleja de esos golpes orquestales a los que, por ejemplo, es tan propenso James Newton Howard en las obras de M. Night Shyama-lan.

Calificación película:
Calificación banda sonora original:


Imágenes de "La guerra de los mundos" - Copyright © 2005 Paramount Pictures, DreamWorks Pictures, Amblin Entertainment y Cruise/Wagner Productions. Distribuida en España por UIP. Todos los derechos reservados.

Página principal de "La guerra de los mundos"
Añade "La guerra de los mundos" a tus películas favoritas
Opina sobre "La guerra de los mundos" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "La guerra de los mundos" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Los 4 Fantásticos (Fantastic Four)     Sin City     Stealth: La amenaza invisible (Stealth)     Batman begins     Star wars. Episodio III: La venganza de los Sith (Star wars. Episode III: Revenge of the Sith)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportajes
Clásicos
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

La ventana indiscreta
Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos