LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil      
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

AROUND THE BEND (A LA VUELTA DE LA ESQUINA)
(Around the bend)


cartel
 
Dirección y guión: Jordan Roberts.
País:
USA.
Año: 2004.
Duración: 85 min.
Género: Drama.
Interpretación: Michael Caine (Henry Lair), Christopher Walken (Turner Lair), Josh Lucas (Jason Lair), Jonah Bobo (Zach Lair), Glenne Headly (Katrina), David Eigenberg (John), Gerry Bamman (Albert), Jean Effron (Madre de Albert), David Marciano (Detective), Norbert Weisser (Walter).
Producción: Elliott Lewitt y Julie Kirkham.
Música: David Baerwald.
Fotografía:
Michael Grady.
Montaje: Françoise Bonnot.
Diseño de producción: Sarah Knowles.
Dirección artística: Mark Alan Duran.
Vestuario: Alix Friedberg.
Estreno en USA: 8 Octubre 2004.
Estreno en España: 3 Junio 2005.

 

CRÍTICA
por Tònia Pallejà

Tribus y arqueología en la ruta del pollo frito

  Hay amigos o compañeros que inte-gran familias, y familias que se com-portan como colegas o compinches obligados por las circunstancias. Es lo que les ocurre a los Lair, cuatro ge-neraciones de hombres solteros, di-vorciados o viudos, para quienes los nombres de pila han pasado a susti-tuir el tratamiento habitual, porque se conocen demasiado bien o porque son completos desconocidos. Al bisa-buelo lo llaman Henry, se refieren al abuelo pródigo como Turner, el padre es simplemente Jason y Zach su hijo pequeño. La ausencia prolongada de Turner, un castigado personaje que ha recorrido el consabido ro-sario de drogas, rock and roll y cárcel, ha señalado al resto de miembros. A falta de ese eslabón perdido en la cadena tradicional, Henry ha suplido sus funciones: es el líder protector y unificador de su tribu, como le gusta denominarlos absorbido por su afición a otras civilizaciones ancestrales, y ha ejercido como progenitor del que, en realidad, es su nieto, un individuo, en comparación, bastan-te anodino que comparte el cuidado del niño con su ex mujer. La muerte del anciano, más que anunciada, anticipada, propiciará el regreso de la oveja negra, forzando reencuentros y arrojando luz so-bre el pasado.

  Ésta es la base argumental que nos propone el ignoto Jordan Roberts para su debut cinematográfico, una trama en apariencia bastante sencilla y con un predecible desenlace. A partir de ahí, el clan, reunido de nuevo pero cojo por ese fallecimiento reciente, se embarcará en una travesía por el paisaje desértico del suroeste de los Estados Unidos para despedir los restos de Henry, un tipo luná-tico, devoto de la arqueología, los "mapas del tesoro" y el Kentucky Fried Chicken —como Ramoncín, es el Rey del Pollo Frito—, que les ha preparado una auténtica gincana física y sentimental con in-tenciones que no cuesta imaginar.

  Así pues, "Around the bend (A la vuelta de la esquina)" combina el drama intergeneracional, la road movie y algo que ya se podría empezar a considerar un subgénero y que consiste en cumplir la última voluntad del difunto, normalmente dando se-pultura a su cuerpo de una forma singular o compleja que requiere ciertos preparativos a los protagonistas. Mientras que la dinámica familiar sirve como motor de la historia, los quilómetros de asfalto empujan el desarrollo de la narración y, en este caso, el esparci-miento de las cenizas en distintos puntos de la geografía, intencio-nadamente escogidos, no es más que la zanahoria que espolea su avance, una mera excusa para favorecer ese otro viaje paralelo, el interior, hacia el acercamiento y la reconciliación. Como si los muertos continuaran salvaguardando el destino de aquellos que les sobreviven, lo que persigue Henry es, en definitiva, que su hijo Tur-ner y su nieto Jason se descubran y perdonen tras largos años de separación, rencores y culpas. Ésa es la herencia más valiosa que les concede.

  Se trata de una fórmula que casi siempre funciona, por poco bien que uno la sepa manejar, y de la que ya se ha hecho mucho caldo. Pero si a este autor primerizo se le puede re-prochar que despegue sobre seguro, deparándonos escasas sorpresas por el camino, también es cierto que su falta de pretensiones lo beneficia, por-que precisamente cuando más sale perdiendo es cuando más decide arriesgar. A fin de cuentas, la pelícu-la no sólo cumple con sus objeti-vos de manera decorosa y amena, sino que además Roberts le agrega un toque personal que la rescata de la gris rutina. Lo logra con el dibujo eficaz de unos personajes pintorescos enzarzados en unas relaciones no menos peculiares, pero sobre todo introduciendo genero-sas dosis de un humor que transita entre la travesura, la iro-nía y una excentricidad carente de complejos. Quizás este úl-timo ingrediente sea al mismo tiempo un valor añadido y una ame-naza como la gaseosa para un buen vino, pues le exige el triple es-fuerzo de balancear los aspectos trágicos con la comedia, y aun-que sale airoso en bastantes ocasiones, sin que se pueda hablar tampoco de un resultado desternillante o redondo, en otros momen-tos su efecto se percibe algo inoportuno. En este sentido, se po-drían poner varios ejemplos que destriparían el interés de la cinta, pero sí merece la pena hacer referencia a Katrina, la novia —no se sabe muy bien si desplazada o automarginada— de Jason, que constituye la única nota femenina remarcable, a pesar de que en la práctica su peso sea irrelevante. La esperpéntica idiosincrasia de esta muchacha alterable y liberal tan sólo contribuye a una hilari-dad marginal y un tanto descalabrada, con la que Roberts parece dar rienda suelta a una fobia contra los daneses, que a saber qué le habrán hecho los pobrecitos.

  De todas formas, el relato discurre por unos cauces satisfactorios entre lo más trascendente y lo más ligero, enriqueciéndose con nuevos matices evolutivos y fugaces intervenciones. Pero si el con-junto termina de cobrar cuerpo y hondura es por ese esque-leto de metáforas y paralelismos que lo atraviesa: rutas, le-gados, raíces y antigüedades materiales que encuentran ré-plica en lo psicológico. La arqueología que tanto entusiasmaba al bisabuelo es el hilo conductor para recuperar viejos episodios biográficos a través de los restos. Enterrar muertos para desente-rrar vivos, cubrir lagunas y descubrir dolorosos secretos, caminar hacia el futuro sumergiéndose en el pasado. En el ambiente se res-pira esa camaradería propiamente masculina, que relaja tensiones y facilita la complicidad y la disculpa. Es una película sobre hom-bres con muescas y aristas, pero no exclusiva para hombres, pues el tono amable de aventura familiar la hace accesible para un am-plio sector del público, y sortea bastante bien posibles sospechas de machismo. En última instancia, nos proporciona la oportunidad de practicar el sano ejercicio de reírse con la muerte y reflexionar en torno al papel de la familia como estructura, escuela, apoyo y refugio, algo que en estos días de controversias no está nada mal. La conclusión comercial corre por otro lado: las furgonetas Volks-wagen no sólo son las que más resisten, sino las que más unen, y los locales de comida rápida se erigen en la piedra angular de la sociedad norteamericana.

  Si el Roberts guionista es un ar-quitecto convincente y un acepta-ble retratista, el Roberts director demuestra flexibilidad  y presteza como contador,  además de buena mano para arrancar a los actores lo mejor de sí mismos. Porque una historia sobre personajes y sentimien-tos no sería nada sin un reparto con-secuente capaz de darles alma y car-nadura, y en "Around the bend (A la vuelta de la esquina)", efectivamente, los actores lo son casi todo. Con su corta intervención, Michael Caine corrobora lo que ya sabíamos, que es un grandísimo intérprete que añade elegancia y profundidad a cual-quier papel que se le ponga por delante. Aquí vuelve a coincidir con Josh Lucas después de "El secreto de los McCann" —un largome-traje en el fondo no demasiado distinto a éste—, quien resuelve el que tal vez sea el rol menos agradecido, pero también uno de los que precisan mayor evolución, con corrección, sobre todo si toma-mos en cuenta que parte con clara desventaja frente a tanta vetera-nía. Lo mismo cabe decir del jovencito Jonah Bobo —el apellido es desafortunado, pero, por suerte para él, en un contexto anglosa-jón pasa desapercibido—, toda una muestra de frescura y naturali-dad a tener en consideración. Sin embargo, el que se lleva el gato al agua no es otro que Christopher Walken, enorme y perfecta-mente mesurado en cada uno de los registros que se necesitan para llenar su caracterización. Después de su discreto paso por al-gunos films harto olvidables, sorprenderá a propios y extraños por su versatilidad y entrega, regalándonos una brillante ejecución que se supera a sí misma en esa escena de redención paternofilial que tiene lugar cerca del final, una de las más conmovedoras de la pelí-cula.

  El resto de valores de la producción se mantiene en niveles dig-nos. La banda sonora, integrada por apetecibles temas  pop y rock y por las también interesantes composiciones de David Baer-wald, tiene una presencia decisiva en la narración, respaldando el clima cómico en muchos instantes, o bien dando colorido y fluidez al tránsito entre secuencias.

  Por razones inexplicables, "Around the bend (A la vuelta de la es-quina)" fue prácticamente desestimada por la crítica y los especta-dores estadounidenses, viéndose, en cambio, recompensada en algunos festivales de mediano alcance. Y es que, sin ser un lar-gometraje indispensable ni mucho menos exquisito, su esca-sa hora y media de duración se convierte en una experiencia agradable y emotiva que ofrece una carga moderada pero suficiente de lucidez, sensibilidad y simpatía.

Calificación:


Imágenes de "Around the bend (A la vuelta de la esquina)" - Copyright © 2004 Warner Bros. Pictures, Warner Independent Pictures y Kirkham/Lewitt Productions. Distribuida en España por Warner Sogefilms. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Around the bend (A la vuelta de la esquina)"
Añade esta película a tus favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

In my country (Country of my skull)     La intérprete (The interpreter)     La dama de honor (La demoiselle d'honneur)     Million dollar baby     Hermanos (Brodre)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportajes
Clásicos
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

La ventana indiscreta
Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos