LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

Cada semana los
últimos estrenos de cine
 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil      
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

EL REINO DE LOS CIELOS
(Kingdom of heaven)


Dirección: Ridley Scott.
Países:
USA, Reino Unido y España.
Año: 2005.
Duración: 145 min.
Género: Drama, historia, acción, épica.
Interpretación: Orlando Bloom (Balian de Ibelin), Eva Green (Sibylla), Jeremy Irons (Tiberias), David Thewlis (Hospitalario), Brendan Gleeson (Reynaldo), Marton Csokas (Guy de Lusignan), Liam Neeson (Godofredo de Ibelin), Alexander Siddig (Imad), Ghassan Massoud (Saladino), Velibor Topic (Almaric).
Guión: William Monahan.
Producción: Ridley Scott.
Música: Harry Gregson-Williams.
Fotografía:
John Mathieson.
Montaje: Dody Dorn.
Diseño de producción: Arthur Max.
Vestuario: Janty Yates.
Estreno en USA: 6 Mayo 2005.
Estreno en España: 6 Mayo 2005.

 

CRÍTICA
por Joaquín R. Fernández

  Quien pretenda aprender algo de Historia viendo una película o bien es un vago o bien un ingenuo. Aplicaría el primer calificativo a aquellos que detestan husmear en los distintos libros o artículos que diversos autores hayan escrito sobre una determinada temáti-ca, teniendo siempre en cuenta, eso sí, cuáles son las fuentes que manejan, mientras que el segundo lo utilizaría para esas personas que prefieren quedarse con los tópicos de la sencillez antes que con la complejidad de la certeza. Como es lógico, es imposible condensar acontecimientos que se prolongan durante lustros y en ocasiones siglos en un largometraje cuya duración apenas rebasa las dos horas, y eso es algo que ha pretendido hacer Ridley Scott en su nueva obra, una particular interpretación de las Cruzadas que, por desgracia, defrauda en su ambiciosa propuesta.

  El realizador de "Hannibal" y el guio-nista William Monahan cometen un error en el que suelen caer numero-sos cineastas, si bien a su favor cabe alegar que no es algo exclusivo de aquellos que se dedican al mundo del cine, pues historiadores, escritores, periodistas, filósofos o políticos, por poner unos cuantos ejemplos, tam-bién incurren en esa falta, que no es otra que la de contemplar determina-dos sucesos históricos de un pasado lejano desde una perspectiva contem-poránea. Como artista es bien libre de hacerlo, mas deseo que ello suceda por convicción y no por temor, pues de todos es sabido que durante el rodaje en Marruecos de este filme el propio ejército de este país tuvo que proteger al equipo que trabajó en él para evitar que pudieran ser atacados por algún que otro integrista islamista.

  Sin embargo, en "El reino de los cielos" los musulmanes son tra-tados con gran respeto, algo que no sucede con los cristianos, pues es en sus filas donde nos topamos con esos villanos de miradas penetrantes y palabras ponzoñosas que tanto gustan de utilizar en Hollywood para así diferenciar con claridad a los buenos y a los malos. Es por ello que esta película se convierte en un ejemplo perfecto de lo que supone comportarse de forma po-líticamente correcta, algo que, por si algún despistado no se había dado cuenta, el director recalca en el innecesario epí-logo que precede a los títulos de crédito finales de la cinta.

  Que no me malinterprete el lector, ya que la insatisfacción que me pro-dujo el visionado de "El reino de los cielos" no se debe principalmente a lo que he expuesto en los párrafos ante-riores. Es más, resultaría injusto juz-gar un largometraje de este género basándose únicamente en estos ele-mentos; sí, cierto que le restan credi-bilidad, pero eso era algo que también sucedía en "Gladiator", un filme que, no obstante, resultaba mucho más compacto y regular. La carencia de emotividad de esta cinta protagonizada por Orlando Bloom es pal-pable a lo largo de todo su minutaje, existiendo una media hora ini-cial en la que casi sabemos más de la vida de Godofredo de Ibelin que la del propio Balian. Es de agradecer que Scott no quiera cons-truir un producto grandilocuente repleto de escenas de acción, pe-ro, ya que ha tomado esa decisión, al menos tendría que haber in-tentado profundizar algo más en la personalidad de las gentes que se dejan ver a lo largo de la narración.

  Es aquí donde se percibe la cantidad de escenas que se han quedado arrinconadas en el montaje de la película, de tal manera que la historia de amor entre Balian y Sibylla sorprende por su bre-vedad, desaprovechándose por completo este último personaje, no sólo en todo lo que se refiere a su relación con el herrero convertido en caballero, sino también con respecto a otra igual de interesante: la que le une a su hermano, el rey Balduino IV (de hecho, uno de los mejores momentos del filme sobreviene cuando observamos el afecto que se profesan ambos, llorando ella en el lecho de muerte del monarca). Y es que, salvo excepciones, no existe una co-nexión emocional con el espectador, es todo demasiado frío y distante, algo que en parte cabe achacar al afán de tras-cendencia que se percibe en el relato.

  Otro problema es que todos aquellos que acudan al cine espe-rando que al menos "El reino de los cielos" les apabulle con su co-losalismo y espectacularidad se quedarán bastante defraudados. A pesar de su excelente diseño de producción, el filme de Ridley Scott tan sólo nos ofrece un puña-do de fugaces batallas que apenas duran unos cuantos minutos, dejándo-nos perplejos la conclusión de alguna de ellas, tal y como sucede cuando se derrumba uno de los muros que impiden la entrada de los hombres de Saladino en Jerusalén; una vez retirado este obstáculo, el realizador se aleja de la contienda y opta por introducir un fundido en negro que nos deja en ascuas. Por otra parte, las refriegas están muy mal dirigidas, uno apenas se en-tera de lo que está sucediendo y se altera la velocidad de las imá-genes de forma errónea (al respecto, los combates cuerpo a cuerpo son especialmente desastrosos).

  Finalmente, resaltar la correción de Orlando Bloom, quien tampo-co se puede decir que sea el auténtico protagonista de "El reino de los cielos", ya que se ve rodeado de un plantel de secundarios de auténtico lujo. Liam Neeson brilla durante los instantes iniciales de la película, sorprendiéndonos gratamenre el trabajo de Eva Green y las actuaciones de Jeremy Irons, David Thewlis y Brendan Gleeson, aunque personalmente me quedaría con Ghas-san Massoud, el intérprete que da vida a Saladino, un hombre de honor pero en cuyo rostro se dibuja la crudeza de un implacable guerrero. La banda sonora de Harry Gregson-William acompaña con compostura a las imágenes del filme, destacando el uso intros-pectivo que hace el compositor de los coros; eso sí, el empleo de la música étnica se hace un tanto repetitivo.

Calificación película:
Calificación banda sonora original:


Imágenes de "El reino de los cielos" - Copyright © 2005 20th Century Fox, Scott Free y KanZaman. Distribuida en España por Hispano FoxFilm. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El reino de los cielos"
Añade "El reino de los cielos" a tus películas favoritas
Opina sobre "El reino de los cielos" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "El reino de los cielos" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Alejandro Magno (Alexander)     El puente de San Luis Rey (The bridge of San Luis Rey)     El rey Arturo (King Arthur)     Troya (Troy)     El último samurái (The last samurai)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportajes
Clásicos
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

La ventana indiscreta
Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos