LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

 

Compras de cineFnac

Novela gráfica "Una historia violenta" de John Wagner y Vince Locke
CÓMIC
 

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

UNA HISTORIA DE VIOLENCIA
(A history of violence)


Dirección: David Cronenberg.
Países:
USA y Canadá.
Año: 2005.
Duración: 96 min.
Género: Thriller, drama.
Interpretación: Viggo Mortensen (Tom Stall), Maria Bello (Edie Stall), Ed Harris (Carl Fogarty), William Hurt (Richie Cusack), Ashton Holmes (Jack Stall), Stephen McHattie (Leland Jones), Heidi Hayes (Sarah Stall), Greg Bryk (William "Billy" Orser), Peter McNeill (Sheriff Sam Carney).
Guión: Josh Olson; basado en la novela gráfica de John Wagner y Vince Locke.
Producción: Chris Bender y J.C. Spink.
Música: Howard Shore.
Fotografía:
Peter Suschitzky.
Montaje: Ronald Sanders.
Diseño de producción: Carol Spier.
Vestuario: Denise Cronenberg.
Estreno en USA: 23 Septiembre 2005.
Estreno en España: 21 Octubre 2005.

 

CRÍTICA
por Joaquín R. Fernández

  "Desde el Infierno", "Camino a la perdición", "American Splendor" o "Frank Miller's Sin City: Ciudad del Pecado" son tan sólo unos cuantos ejemplos de las numerosas películas que en los últimos años están llegando a nuestras pantallas y cuyos argumentos es-tán tomados de algunos cómics, si bien ahora se emplea el califi-cativo de "novelas gráficas" para distinguirlas de los tebeos de toda la vida, muy en boga gracias a los superhéroes. Sin embargo, no nos engañemos, la finalidad que se oculta tras el uso de este tér-mino es, por un lado, la de llamar la atención de los lectores que devoran y conocen este tipo de narraciones y, por otra, la de evitar que aquellos a los que les repelen las historietas tradicionales se percaten de que aquí no se encontrarán ante una serie de indivi-duos con poderes extraordinarios, sino frente a una obra que vio la luz en un formato igual de respetable que el cinematográfico.

  No soy un ferviente admirador de la filmografía de David Cronenberg, un autor que me ha llegado a provocar no pocos bostezos con algunos de sus experimentos, caso de, por ejemplo, "eXistenZ", siendo en mi opinión uno de sus mejores trabajos "La mosca", aquel notable remake de la cinta que en 1958 dirigió Kurt Neumann. Ahora nos presenta un relato en el que, tras observar un atroz acto criminal, el rea-lizador consigue que nos olvidemos de lo que ha sucedido introduciéndo-nos en la apacible cotidianidad de una familia que reside en un pequeño pue-blo de Indiana. Sin embargo, y cuando casi nos habíamos olvidado de los primeros minutos de la película, Cronenberg nos imbuye de nuevo en ellos cuando Tom, el patriarca de los Stall, se deshace con facilidad de los responsables de la matanza que contempla-mos con horror en el prólogo de "Una historia de violencia" y que en esta ocasión pretendían cometer un robo en el restaurante del pro-tagonista.

  El hecho de que Cronenberg nos aísle durante buena parte del largometraje de los sucesos iniciales provoca que lo que luego acontece en dicho local nos impacte aún más, no tanto por su crudeza, pues en este sentido hay que agradecerle al direc-tor que no se recree con estas escenas, sino principalmente por su contenido emocional, por la huella que deja en todos los que han presenciado semejante acto. Lo que parecía una vida tranquila se torna luego en una verdadero calvario para los Stall, primero acosa-dos por los medios de comunicación y luego hostigados por unos individuos que dicen conocer a Tom. Se abre entonces un interro-gante que, empero, no es el aspecto más sustancial de la película, de tal forma que incluso podríamos afirmar que su desarrollo resulta convencional y su resolución previsible.

  Es por ello que lo verdaderamente interesante de la cinta es cómo se nos muestra la reacción de los perso-najes ante lo que les está sucedien-do, ese desequilibrio que socava lo que hasta entonces era su pequeño universo de estabilidad. Todo ello se lleva a cabo de forma progresiva y a través de un camino que no tiene vuel-ta atrás, comenzando por la bofetada que Tom le propina a su hijo y conti-nuando con el instante en el que aquél le revela a Edie, su esposa, un pasado que creía olvidado y del que estaba convencido había conseguido huir. Es cierto que la narración pierde fuerza durante su tramo final, pues, como apuntaba con anterioridad, no es difícil intuir qué es lo que va a suceder y, por tanto, no se puede afirmar que "Una historia de violencia" sea un buen thriller, si bien hemos de entender que Cronenberg utiliza como excusa este género para sumergirnos en la ira, los temores y la incertidumbre que renace o incluso se despierta en unas personas que se ven superadas por las inesperadas circunstancias que les ro-dean.

  La labor del director es, sin duda, uno de los elementos más des-tacables de la película. Su buscada sobriedad se agradece en una época en la que no son pocos los cineastas que, quizás creyendo que poseen la maestría de Steven Spielberg, utilizan la cámara co-mo si se tratara de un elemento propagandístico de su supuesto ta-lento. Por suerte, Cronenberg resuelve con destreza e inteli-gencia las escenas culminantes del filme y permite que sean los actores los que lleven el peso del relato, algo que uno puede comprobar en los fascinantes minutos finales de "Una historia de violencia", momento en el cual no escuchamos diálogo alguno, sino que observamos las miradas y los rostros de la familia Stall, conscientes de que el pasado de Tom les marcará durante el resto de sus vidas y que ya nada será igual para ellos. Es, bajo mi punto de vista, el pasaje más brillante de una película cuyo ajusta-do metraje también se debería incluir en el apartado de sus acier-tos.

  Respecto a los intérpretes, Viggo Mortensen nos demuestra que aún tiene mucho que decir más allá de la trilogía de "El Señor de los Anillos". Aunque ya lleva unos cuantos años trabajando en la industria del cine, es ahora, en plena madurez, cuando le llega un merecido reconocimiento. A su lado nos encontramos con Maria Bello, siendo su convincente actua-ción toda una sorpresa, al igual que la del joven y desconocido Ashton Hol-mes. A estas alturas poco se puede decir de Ed Harris, cuya presencia siempre llena la pantalla y que aquí logra intimidarnos sin perder la compostura (por contra, a quien en-cuentro algo sobreactuado es a William Hurt). Finalmente, resal-tar los componentes melódicos de la banda sonora de Howard Shore, especialmente en el primer tramo de la cinta, transformán-dose su música de forma gradual y haciéndose más oscura según avanza la trama.

Calificación película:
Calificación banda sonora original:


Imágenes de "Una historia de violencia" - Copyright © 2005 New Line Productions y Bender-Spink. Distribuida en España por TriPictures. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Una historia de violencia"
Añade "Una historia de violencia" a tus películas favoritas
Opina sobre "Una historia de violencia" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Una historia de violencia" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

El jardinero fiel (The constant gardener)     Dalkomhan insaeng (A bittersweet life)     Domino     Anthony Zimmer     El aura

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportajes
Clásicos
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

La ventana indiscreta
Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos