LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


LEMMING


Dirección: Dominik Moll.
País:
Francia.
Año: 2005.
Duración: 129 min.
Género: Drama.
Interpretación: Laurent Lucas (Alain Getty), Charlotte Gainsbourg (Bénédicte Getty), Charlotte Rampling (Alice Pollock), André Dussollier (Richard Pollock), Jacques Bonnaffé (Nicolas Chevalier), Véronique Affholder (Francine), Michel Cassagne (veterinario), Fabrice Robert (Bruno), Florence Desille (Enfermera).
Guión: Dominik Moll y Gilles Marchand.
Producción: Michel Saint-Jean.
Música: David Sinclair Whitaker.
Fotografía:
Jean-Marc Fabre.
Montaje: Mike Fromentin.
Diseño de producción: Michel Barthélemy.
Vestuario: Virginie Montel e Isabelle Pannetier.
Estreno en Francia: 11 Mayo 2005.
Estreno en España: 3 Enero 2007.

CRÍTICA por Miguel Laviña Guallart

La visita del mal

  Hace pocos años, el director alemán afincado en Francia Dominik Moll descubría en "Harry, un amigo que os quiere" cómo bajo la apariencia más que corriente de un tipo cualquiera, que Sergi López sabía conducir con mesura y una simpatía algo ramplona, se escondía algo muy peligroso. En “Lemming” da una vuelta a aquella comedia de tintes muy negros para sumergirse de nuevo en las oscuras grietas que surgen bajo una existencia aparentemente normal. Y lo hace tensando la cuerda de su acerado análisis con un relato de atmósfera cada vez más enrarecida, sometiendo a sus personajes a una especie de pesadilla que se mueve entre lo real y lo onírico, entre lo efectivo y lo surgido de las fabulaciones de la mente.

 

  Dos situaciones desagradables, pero en principio no excesivamente relevantes, alteran la feliz rutina del joven matrimonio formado por Alain y Bénédicte. Lo que se preveía como una cena de compromiso con el nuevo jefe de él y su esposa, acaba con una agria discusión entre los llegados, y deben asistir perplejos al odio y desgaste que desprende la madura pareja. Esa misma noche, Alain encuentra en el desagüe un pequeño roedor que resulta ser un lemming, una especie originaria de Escandinavia, tendente, al parecer, al suicidio masivo. A partir de ahí, se suceden una serie de hechos inesperados, como si la visita hubiese sembrado una semilla del mal, una diabólica tela de araña que involucra y va alimentándose de los protagonistas, al mismo tiempo que evidencia hasta qué punto la aparente seguridad de un acomodado estamento social puede rápidamente desplomarse.

  El realizador consigue crear un clima de creciente inquietud, por momentos de sordo miedo, empujando a sus personajes a una espiral de estupor y violencia. Sabe imprimir el mismo desasosiego a lugares luminosos, como las desiertas calles de una urbanización o un idílico paraje perdido en las montañas, con un lago que parece atraer siniestras miradas. En este ambiente de turbios presagios, subrayado con la correcta utilización de una música penetrante, inicia el descenso a la perturbación de Alain. Las sorprendentes reacciones ante los giros de la trama contrastan con unos diálogos que no pierden un carácter marcadamente realista, que diseccionan con fría dureza el conducir de los personajes.

  La propuesta más audaz es dar el mismo tratamiento formal a los dos niveles en que se desarrolla lo narrado, el real y lo irreal, por lo que al final es el espectador quien debe discernir dónde termina uno y empieza el otro. Esto no hace más digerible la trama y exige un esfuerzo extra: intentar ir descubriendo los hilos que su esquinado argumento muestra en una u otra dirección. Equiparar en el mismo lenguaje narrativo ambos niveles es una decisión discutible, pero decisiva en cuanto a la complejidad de los resultados. Sirve también para acentuar la sensación de desconcierto de este personaje, Alain, atrapado en el perverso juego de espejos que se establece entre sus dos protagonistas femeninas.

  El film se asienta en varias lecturas de fondo, y obliga a entender parte de sus elementos de forma simbólica. La aparición del lemming como metáfora del sujeto extraño, ajeno a la cotidianidad, la figura del intruso que llega dispuesto a alterar la normalidad. El contraste entre ambos matrimonios es una amarga reflexión sobre los estragos del paso del tiempo y su efecto destructor en la pareja, mientras que otro de sus principales ataques se dirige hacia la firmeza de la conciencia, evaluando hasta dónde puede llegar una persona, en apariencia equilibrada, cuando ve amenazado su bienestar.

  La cinta es una pieza a cuatro intérpretes que se aplican en matizar sus caracteres. Comparten plano dos actrices cuya presencia trasciende la pantalla para convertirse en modelos de su tiempo. Charlotte Rampling, que continúa en la nueva etapa de su carrera tras ser recuperada por el director François Ozon, tiene una intervención breve pero decisiva. Hiela la sangre con su hierático rostro, todo lo contrario a la cantidad de sensaciones que trasmite la mirada de Charlotte Gainsbourg. Por su parte, junto a la madurez del efectivo André Dussollier, se impone el trabajo de Laurent Lucas, magnífico como Alain, un papel que lleva el peso de lo narrado y que, con un aspecto cada vez más desquiciado, sufre las situaciones en las que el negro humor del director poco a poco le va hundiendo.

  El cine francés siempre ha sido proclive a cuestionar una burguesía firmemente asentada, y durante décadas ha contado con la sabiduría de Claude Chabrol como experto descubridor de sus secretos. Dominik Moll sigue sus pasos y se constituye en uno de sus posibles relevos, hurgando en las interioridades de esa apariencia sólida y sus veladas corrientes del mal. Tanto en su anterior trabajo como en éste, logra una atmósfera malsana y deja unos sugestivos interrogantes. A la extrañeza que produce lo visto añade con socarronería el alegre sonido de “Dream a little dream of me”, canción cuyo título lleva a preguntarse, una vez más, hasta qué punto lo visto pertenece al estado de los sueños o de la realidad.

Calificación:


Imágenes de "Lemming" - Copyright © 2005 Diaphana Films y France 3 Cinéma. Distribuida en España por Vértigo Films. Fotos por Philippe Quaise. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Lemming"
Añade "Lemming" a tus películas favoritas
Opina sobre "Lemming" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Lemming" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Babel     La spettatrice     Luces al atardecer (Laitakaupungin valot)     Gabrielle    

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad