LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Reseñas de un Butaquero
 


EL NIÑO
(L'enfant)


cartel
Dirección y guión: Jean-Pierre Dardenne y Luc Dardenne.
Países:
Bélgica y Francia.
Año: 2005.
Duración: 100 min.
Género: Drama.
Interpretación: Jérémie Renier (Bruno), Déborah François (Sonia), Jérémie Segard (Steve), Fabrizio Rongione (Matón joven), Olivier Gourmet (Oficial), Mireille Bailly (Madre de Bruno), Samuel De Ryck (Thomas), Sophia Leboutte (Inspectora), Frédéric Bodson (Matón mayor), Léon Michaux (Policía).
Producción: Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne y Denis Freyd.
Fotografía: Alain Marcoen.
Montaje: Marie-Hélène Dozo.
Diseño de producción: Igor Gabriel.
Vestuario: Monic Parelle.
Estreno en Bélgica: 14 Septiembre 2005.
Estreno en España: 11 Noviembre 2005.

CRÍTICA por Julio Rodríguez Chico

Moralidad y supervivencia

  Sin cambiar de escenario y con una trama mínima, fieles a una estética que busca recoger la realidad sin artificios y con una cá-mara que sigue a unos personajes cargados de fisicidad, los her-manos Dardenne mantienen en esta película su interés por seres indefensos e inmersos en la soledad. Su preocupación por reflejar dilemas morales y las consecuencias de unas difíciles decisiones vuelven a estar presentes en este film, Palma de Oro en Cannes y presente en la última Seminci fuera de concurso.

  Bruno es un joven inmaduro e inconsciente que vive del subsidio de su novia Sonia y de los pequeños robos que trama a diario en un mundo de mafias callejeras. Habituado a negociar con lo conse-guido, intentará vender “en adopción” al bebé que la chica ha teni-do, para a continuación entrar en una espiral de enredos, supervi-vencia y anhelos difícilmente alcanzables.

 

  De nuevo, los Dardenne eligen a adolescentes como protagonis-tas de sus historias, buscando detectar en ellos el cambio y la evo-lución ante las dificultades que la vida presenta, estudiar su lucha por abrirse camino en un mundo que vive de espaldas a plantea-mientos éticos. Son seres sin pasado y sin futuro, que viven en la inmediatez que lleva consigo la falta de trabajo, la soledad y la es-casa cultura. No son gentes privilegiadas ni que busquen prosperar: les basta con subsistir, con resolver el problema del momento, sin plantearse otras coyunturas. En ese terreno, la moral no tiene sitio porque la misma sociedad les ha quitado gran parte de su respon-sabilidad y su conciencia se ha cauterizado, porque les ha empuja-do a defenderse como pueden entre tanta precariedad. Luchan por escapar de la soledad, anhelan y buscan una difícil felicidad... para acabar contentándose con lo que tienen.

  La cámara es sutil y nada pretencio-sa. Esconde los misterios de unas vi-das en que se intuye un pasado difícil y una falta de horizontes. Lo suyo es recoger un deambular sin rumbo por calles frías y solitarias, donde lo explí-cito deja paso a lo ambiguo —nunca sabremos si el niño del título es el be-bé o el padre— y el artificio a lo vero-símil. Abundancia de planos cortos y cercanos a la mirada del espec-tador, frecuentemente acompa-ñando a los mismos personajes y permitiendo que éstos se expre-sen con su cuerpo y sus movimien-tos más que con las palabras. Silencios por delante de los diálo-gos para unos dramas sociales que encierran tristeza y desespe-ranza, crítica social e inquietud moral, pero todo ello tratado desde la distancia, porque los Dardenne se niegan a marcar pautas al es-pectador, que es quien debe continuar la historia. Detectan las grie-tas, pero rechazan señalar remedios ni salidas morales a tan lasti-moso panorama; presentan a jóvenes desorientados pero no los en-juician, sino que les “salvan” al responsabilizar a quienes han cons-truido un mundo tan insolidario. El retrato de Bruno se completa con el de Sonia, joven madre que —en medio de una vida deses-tructurada y sin proyectos— sabe reconocer en su hijo la única vía para alcanzar la felicidad. Una vez más, el amor como vehículo re-dentor y ancla para sobrevivir al naufragio de una sociedad desqui-ciada y abocada a la soledad.

  No importa demasiado que Bruno sea capaz de vender a su pro-pio hijo, porque con la misma inmediatez y superficialidad —sin li-bertad— se arrepentirá e intentará enmendarse... para volver a de-linquir mañana. La historia personal de la pareja no es más que una metáfora de una sociedad del bienestar que vive el presente, que se ha olvidado de lo moral y de quienes carecen de lo necesario, ma-terial o afectivamente.

  Cine de austeridad formal y profundidad conceptual, deu-dor del francés Bresson, que busca llegar a la humanidad a través de situaciones dramáticas y personajes solitarios, preo-cupado por las cuestiones sociales y sus implicaciones morales. Cine europeo de calidad, reconocido internacionalmente y que dis-curre por las sendas ya trilladas en "Rosetta", "El hijo" o "La pro-mesa": esto puede verse como sello de autor o como ausencia de riesgos e innovación, según la lectura que el espectador quiera ha-cer, pero no cabe duda de su honestidad y de su sentido del com-promiso.

Calificación:


Imágenes de "El niño" - Copyright © 2005 Les Films du Fleuve, Archipel 35, RTBF, Scope Invest y Arte France Cinéma. Distribuida en España por Vértigo Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El niño"
Añade "El niño" a tus películas favoritas
Opina sobre "El niño" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "El niño" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Monsieur Batignole     Frágil     Los edukadores (The edukators)     Mi querido Frankie (Dear Frankie)     La dama de honor (La demoiselle d'honneur)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
..............................................................................................................................................