LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

Compras de cineFnac

DVD de "Sr. y Sra. Smith"
DVD

UMD de "Sr. y Sra. Smith"
UMD

Banda sonora de "Sr. y Sra. Smith" (varios autores)
BSO
 

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Reseñas de un Butaquero
 


SR. Y SRA. SMITH
(Mr. & Mrs. Smith)


Dirección: Doug Liman.
País:
USA.
Año: 2005.
Duración: 120 min.
Género: Acción, comedia.
Interpretación: Brad Pitt (John Smith), Angelina Jolie (Jane Smith), Adam Brody (Benjamin Danz), Kerry Washington (Jasmine), Vince Vaughn (Eddie), Keith David, Chris Weitz (Martin Coleman), Rachael Huntley (Suzy Coleman), Michelle Monaghan (Gwen), Stephanie March (Julie), Jennifer Morrison (Jade).
Guión: Simon Kinberg.
Producción: Arnon Milchan, Akiva Goldsman, Lucas Foster, Patrick Wachsberger y Eric McLeod.
Música: John Powell.
Fotografía:
Bojan Bazelli.
Montaje: Michael Tronick.
Diseño de producción: Jeff Mann.
Vestuario: Michael Kaplan.
Estreno en USA: 10 Junio 2005.
Estreno en España: 19 Agosto 2005.

MÁS OPINIONES

Tònia Pallejà (Lista de Cine)

  «Alguien la definió como un desfile de modelos y no podría estar más de acuedo con esa descripción. Son tan monos ellos, están tan inmaculadamente aderezados por el estilismo, y el director está tan pendiente únicamente de que luzcan guapos, que lo demás está de sobras (sí, esas cosas tan irrelevantes como un guión, por ejemplo) y nada de lo que les pasa resulta convincente (y quiero decir que ni siquiera es convincente dentro del género y el registro exagerado e improbable de la película). No funciona como película de acción, ni como comedia, ni en su parte romántica, y menos como ácido comentario sobre las relaciones personales. Es floja, vacía e irrelevante en todo. A los quince minutos ya me sentía estúpida por estar viéndola, y aguanté hasta el final porque me había preparado una merienda estupenda. Supongo que sería justo decir que como mínimo está confeccionada para que pases ese rato y te olvides, pero es que a mí se me hizo insoportable, porque me sentía muy tonta perdiendo el tiempo así. Creo que el único aliciente es que si te gustan (físicamente hablando) Brad Pitt y Angelina Jolie, los vas a ver de figurines, pero es que yo no me forraba la carpeta del cole con las fotitos del Superpop ni siendo niña, y el espíritu teenager tampoco me ha aparecido ahora de improviso. Vamos, que los "desfiles de modelos" me dan entre risa y vergüenza ajena, y la película es eso».

 

Leandro Marques (E-mail a la redacción)

  «Cuando dos de las personas vendidas como de las más bellas del planeta, super estrellas de cine, incluso no malos actores, se unen en un proyecto, no resulta nada impensable suponer que, en términos de la industria, antes de enfocarse en la potencialidad artística del mismo, se va a priorizar obtener el máximo provecho comercial del film, devenido producto, y de los actores, usados más que nada como las caras, los cuerpos de venta de ese producto. Si a esto se agrega, como comentario adjunto, que el principal golpe de efecto del film, al menos hacia dentro, en el proceso de realización, ha sido el supuesto romance de los protagonistas, que propició además la separación de uno de ellos (Pitt), ya no quedan dudas acerca de lo que se está hablando: el film reúne las condiciones ideales para convertirse en suceso de cartelera. "Sr. y Sra. Smith", la película protagonizada por los bellos Brad Pitt y Angelina Jolie, no es más que todo esto, una combinación de marketing y demás operaciones externas a una película, destinadas únicamente a hacer que esa película sea un producto exitoso. John y Jane Smith son asesinos a sueldo y están casados. Ambos desconocen la profesión del otro, y como consecuencia, viven un matrimonio falso y frío, repleto de mentiras. Un buen día, sus respectivos jefes les encargan la misión que servirá de motor a la trama de la película: a cada uno le corresponderá matar al otro. Este argumento, previsible y poco original, podría sin embargo haber servido como excusa para generar situaciones graciosas, algunos momentos de acción, y por supuesto, algún que otro encuentro y desencuentro amoroso entre los protagonistas. De todo eso, sobresale – por cantidad–  lo de algunos momentos de acción: al fin y al cabo, "Sr. y Sra. Smith" no parece más que una mala película de tiros. La película dirigida por Doug Liman se sobreesfuerza por generar momentos que permitan la mayor lucidez posible de sus protagonistas, pero en ese intento quiebra la verosimilitud de los diálogos, de las situaciones y hasta de los personajes. Teniendo en cuenta el margen, el permiso concedido de antemano, porque se sabía de qué iba la historia, porque no cabía lugar para demasiadas exigencias, la artificialidad e ineficacia de muchos pasajes de la historia son desmedidos, tanto que no dejan de sorprender negativamente. Además, frente a los sucesos de la trama –descubrimiento de que tienen que matarse entre sí, peleas varias, disparos varios, desamor, diálogos– el espectador sólo surge como figura contemplativa: no es tenido en cuenta más que como receptor pasivo de las imágenes que se suceden. Acción, comedia, romance. Superestrellas. Todos los condimentos para un éxito de taquilla. A partir de mucha dinámica y un ritmo incesante, Liman pretendió capturar la atención de su audiencia apelando únicamente a lo visual, sin generar guiños de complicidad ni metadiscurso alguno. Si bien en un principio, mientras el relato se va construyendo, y a partir de un interesante y gracioso comienzo con los protagonistas hablando de sus problemas de pareja en una terapia matrimonial, la película parece poder sostenerse, la acumulación de previsibilidad y la falta de creatividad para ir entrelazando la historia va haciéndose cada vez más notoria y termina convirtiéndose en los patrones principales del film. El relato esencial de la película, la historia de amor y desamor entre los protagonistas, alguna leve crítica al matrimonio, a la caída en la rutina y automaticidad, sólo es trabajado superficialmente, como justificativo del despliegue de producción, de los tiros, de los efectos. Pitt y Jolie hacen lo que pueden, y pese a sus indiscutidos talentos, lo que pueden no es mucho, al menos no lo suficiente para sostener una película que se cae de madura. De todos modos, al final de cuentas, pareciera que justamente para ellos dos, la película era lo de menos».

Pablo del Moral (Cinencanto)

  «Como algunos lectores sabrán, soy bastante aficionado a los videojuegos (aunque lamentablemente no tengo mucho tiempo para jugarlos), particularmente los de acción en primera persona (también conocidos como FPS o First Person Shooters). Cuando termino un juego particularmente entretenido, me gusta jugarlo de nuevo, pero en modo de invulnerabilidad, para poder admirar sus logros técnicos y artísticos, el diseño de los niveles, la animación de los personajes, etc., sin preocuparme por sobrevivir el ataque de los monstruos (o terroristas, o nazis, o extraterrestres, o lo que sea). Desde luego, en esta modalidad ya no hay tensión, ni drama, ni suspenso, y no se puede disfrutar tanto el juego. Esa fue la misma impresión que me dejó la película "Sr. y Sra. Smith": un videojuego en modo de invulnerabilidad. Sin importar que tan grandes sean las amenazas o peligros que los protagonistas enfrentan, en ningún momento hay tensión o drama. Lo que hay en abundancia son explosiones, así que esta película funcionará mejor para audiencias que prefieran espectáculos pirotécnicos en vez de narrativa sólida e interesante. No estoy juzgando, sólo señalando lo obvio. La trama de "Sr. y Sra. Smith" sigue a la pareja de John (Brad Pitt) y Jane (Angelina Jolie), cuyo matrimonio ha perdido la "chispa" debido, aparentemente, a sus vidas rutinarias. Desde luego, tales rutinas son una mera cubierta para ocultarse mutuamente sus azarosas vidas como asesinos a sueldo, hasta que ciertos eventos revelan la naturaleza real de su "oficio", convirtiéndolos en rivales mortales... al mismo tiempo que restaura la pasión de su matrimonio. El director Doug Liman tiene en su haber un par de cintas de acción inusualmente inteligentes ("El caso Bourne", del 2002, y "Go", de 1999), por lo que resulta sorprendente ver que "Sr. y Sra. Smith" sea tan ligera y boba, tanto en su fondo como en su ejecución. El guión se escribe casi solo, empleando las mismas fórmulas de tensión sexual, conflicto romántico y relación amor/odio que hemos visto en decenas de programas televisivos, desde "Buffy, cazavampiros", hasta la clásica "Moonlighting", pasando por el venerable sitcom "Cheers". La gran diferencia, claro, está en el famoso elenco y en los millones de dólares invertidos en efectos, locaciones y, desde luego, las mencionadas explosiones. Pero ¿eso logra que la película sea buena? Lo dudo. Es evidente que "Sr. y Sra. Smith" complacerá a muchos gracias a su ligero humor, espectacular acción y atractivos protagonistas, pero quien busque algo más sólido y consistente hará mejor en ver cintas como "Narc" y "Dark blue", ya que "Sr. y Sra. Smith" sólo consigue evocar aquellas cintas de acción de los ochentas, donde Schwarzenegger, Van Damme o Seagal eran súper héroes invencibles e inmortales, luchando contra hordas de anónimos villanos cuya única y triste función era ser carne de cañón. El mencionado elenco hace un trabajo decente, aunque desafortunadamente Brad Pitt y Angelina Jolie están en su papel de "estrellas", y no realmente de actores, como han probado que pueden lograr en sus más notables películas. Vince Vaughn entrega su típico papel de "mejor amigo" disfuncional, y si bien consigue algunas risas, su presencia es demasiado breve y forzada. Adam Brody, en un corto papel como aparente villano, repite los modismos que le han dado cierta fama en "O.C.", y no es de extrañar, pues el mismo Doug Liman dirigió los primeros episodios de esa exitosa serie. Se ve que en algún momento hubo cierto ingenio en el guión de "Sr. y Sra. Smith" (como al principio, cuando sus misteriosos comportamientos sugieren infidelidades extra-maritales), pero el espectáculo y sus estrellas prevalecieron, eliminando todo impacto y relevancia a la cinta, que ahora es poco más que un aparatoso videojuego viviente, con la misma resonancia emotiva e igualmente predecible. Supongo que se puede pasar un rato entretenido viendo "Sr. y Sra. Smith" (sobre todo para fans de Pitt y Jolie), pero será hueco y poco satisfactorio. Al menos servirá como preparación para las efímeras cintas veraniegas».

Almudena Muñoz Pérez (E-mail a la redacción)

  «Algunas veces los responsables de una película parecen alquimistas de la imagen y el género, capaces de transformar los metales más viles en una aleación de oro macizo. "Sr. y Sra. Smith" tiene pocos quilates, pero los que luce los vale: por el trato de las relaciones de pareja que, si bien poco original, se retrae de los otros tópicos sensibleros más comunes todavía; por su empaque cómico, compatible con las inevitables partes de acción; y, como tanto se ha propagado y propagandeado, por la unión de Pitt y Jolie, dos actores con poco lustre cuya química es tan fuerte que ya resulta hasta redundante subrayarla. La cercanía de "Sr. y Sra. Smith" con la etapa dorada de Hollywood y sus parejas chispeantes en enredos románticos pretende ser más real de lo que es. Doug Liman, más acostumbrado a dejar los líos del héroe con su chica en segundo plano, pierde constantemente los hilos de estas marionetas feroces. Sólo en los coreografiados combates mano a mano se destila el resultado de la paciencia y el trabajo en equipo. En las demás secuencias, el señor Pitt y la señora Jolie parecen pasearse por los pasillos de su propia casa, compartiendo un abanico de gestos, sonrisas y miradas más allá de lo que indica la batuta de Liman. Esta confianza mutua permite disfrutar de una naturalidad en pantalla que se agradece, pero en detrimento del suspense y del propio tono de la historia. Son esos saltos de la comedia a la acción –aunque en determinadas escenas se utilice la acción cómica, como la persecución por la casa– los que no funcionan en una película que alterna las confesiones a cámara, estilo "Cuando Harry encontró a Sally...", con el humor ácido y los tiroteos de enfoque televisivo. Tomar un poco de allí y otro de allá, una pareja de lujo como pátina brillante para un mueble rancio, esa es la receta mágica de los alquimistas modernos, que en este caso han tomado un poco de las batallas verbales de los años cuarenta, disfrutables en cualquier ambiente, sea un tango letal o una cena elegante; y otro poco de muchos títulos con el amor-odio como protagonista, quizá uno de los más referenciales –pero menos parecido– "El honor de los Prizzi" por los tórtolos que comparten cama y profesión. Este cóctel, más cosmopolitan que molotov, consigue que su sabor parezca nuevo y, ante todo, sabroso. Que las caras bonitas de Pitt y Jolie sean capaces de conducir casi dos horas de rencillas repetitivas y puntuales balazos es ya todo un logro. Ellos no han sido sólo la excusa de producción y taquillazo, funcionan también como pretexto para no plantearse esta historia de violencias conyugales como algo más, para disfrutar y punto de una pelea de gallos en traje de noche y con muchas plumas sobrevolando el ambiente. Un propósito morboso, pero lícito para espectadores cansados del buen comportamiento que, por desgracia, asoma sin remedio entre los señores Smith. El anhelo de una vida normal, con bebé ajeno y miradas cruzadas como detonantes; letra versionada de Bob Dylan tras una precipitada reconciliación, ralentí para un momento de peligro y mutuo desvelo. Claro que los productores, los alquimistas, no iban a dejar la balanza sin equilibrar, sin contrapeso para tanta escena tórrida. Por otra parte, un aviso para las parejas reales, no se vayan a pensar que todo es Sodoma y Gomorra; hasta los asesinos a sueldo necesitan sus momentos de relax y mimos pacíficos. En definitiva, "Sr. y Sra. Smith" es uno de esos dulces de verano que resiste a los calores de agosto, pero que al final de la temporada terminará derritiéndose. Algo que también podría anticiparse por los altos grados de sus peripecias y, quién sabe, por la inspiración del público. Esta es la receta (médica) perfecta para matrimonios, parejas y demás híbridos rutinarios y/o resentidos. Ojalá que los secretos de cualquier maridaje fuesen de este tipo. Menos terapeuta y más diversión».

Betomovies (Lista de Cine)

  «[Una propuesta] con un argumento insustancial que apenas se sostiene de delgados fundamentos sólidos que al menos llegan a tratar al espectador como un ser racional que tiene la capacidad de pensar y reflexionar sobre los absurdos de la vida. Este filme de acción con muchos toques cómicos vendría a ser una suerte de mirada hacia el matrimonio, más bien una crítica hacia el mismo. Estos contratos civiles que hoy por hoy no están sustentados en el amor, pieza fundamental para que estas uniones funcionen. Veamos un poco el tema, "Sr. y Sra. Smith" resulta apenas una propuesta un poco menos que mediocre, y aclaro el porqué: Si hay algo para reconocer es cómo a manera de historia absurda se nos muestran las miserias de los matrimonios, el no conocerse a pesar de convivir juntos, la falta de sinceridad, la disputa para ver quién es el más exitoso, el hecho que cada uno tenga su vida aislada y no haya momentos para compartir, la ausencia de un proyecto en común, etc. Liman nos presenta distintos ingredientes que tratan al menos de sacar una idea en concreto sobre una realidad que se ve frecuentemente en los días que corren. Pero para sacar algún tipo de conclusión sobre el discurso de este director, debemos tolerar los vicios más comunes en que incurren los filmes acción de la gran industria por estos tiempos: luchas exageradas donde el objetivo es demostrar lo que en realidad se puede hacer hoy día con los efectos especiales, tramas simplonas poco elaboradas que no sacan a relucir más que superficialidad, mostrar una pareja de actores de alto impacto visual y carismático utilizada como carnada para atraer al público masivamente, una relato laxo que alude al disfrute de situaciones poco profundas y que apuntan a entretener en forma banal. Una alternativa que no me satisfizo en lo más mínimo, humor ligero, acción trepidante como vimos ya muchas veces, nada nuevo para analizar, es mucho más de lo mismo, una propuesta sin demasiada profundidad».


Imágenes de "Sr. y Sra. Smith" - Copyright © 2005 New Regency Pictures, Summit Entertainment, Weed Road Pictures y Regency Enterprises. Distribuida en España por Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Sra. y Sra. Smith"
Añade "Sr. y Sra. Smith" a tus películas favoritas
Opina sobre "Sr. y Sra. Smith" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Sr. y Sra. Smith" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Arsène Lupin     El gran golpe (After the sunset) [After the sunset]     Sahara     Life aquatic (The life aquatic with Steve Zissou)     Blade Trinity (Blade: Trinity)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2006 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
..............................................................................................................................................