LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Reseñas de un Butaquero
 


LOS RENEGADOS DEL DIABLO
(The devil's rejects)


cartel
 
Dirección y guión: Rob Zombie.
Países:
USA y Alemania.
Año: 2005.
Duración: 101 min.
Género: Terror.
Interpretación: Sid Haig (Capitán Spaulding), Bill Moseley (Otis), Sheri Moon Zombie (Baby), Ken Foree (Charlie Altamont), Matthew McGrory (Tiny), Leslie Easterbrook (Madre Firefly), Geoffrey Lewis (Roy Sullivan), Priscilla Barnes (Gloria Sullivan), William Forsythe (Sheriff Wydell), Kate Norby (Wendy).
Producción: Andy Gould, Mike Elliott, Rob Zombie, Michael Ohoven y Marco Mehlitz.
Música: Tyler Bates.
Fotografía:
Phil Parmet.
Montaje: Glenn Garland.
Diseño de producción: Anthony Tremblay.
Dirección artística: Timothy Kirkpatrick.
Vestuario: Yasmine Abraham.
Estreno en USA: 22 Julio 2005.
Estreno en España: 11 Noviembre 2005.

CRÍTICA por Tònia Pallejà

Zombie no reniega

  Debo aclarar que no he visto la cinta previa que dio origen a esta secuela, y que se estrenó a finales del 2003 con el título "La casa de los 1000 ca-dáveres", pero creo que el actual ar-gumento es lo bastante asequible y autónomo (de hecho, es más simple que el mecanismo de un mortero) co-mo para poder disfrutar, o abominar, de "Los renegados del diablo" sin que sea obligado conocer dichos antece-dentes... aunque sí resultará mucho más seductora para aquellos especta-dores que aprecien sus más que evi-dentes fuentes de inspiración (las de ambas partes, en realidad). Por si sirve de pista, tal argumento tie-ne como inusuales protagonistas a los Firefly, una depravada fami-lia de psicópatas asesinos en serie, quienes, después de escapar en su mayoría de un feroz tiroteo con la policía de Texas, empren-den un viaje delirante por el desértico sur norteamericano, dejando un rastro de torturas y cadáveres a su paso que sólo podrá detener el aguerrido Sheriff Wydell, un fanático religioso parcialmente movi-do por la sed de venganza después de que éstos asesinaran a su hermano.

 

  Para ponernos en situación, merece la pena señalar que su direc-tor y guionista, el excéntrico Rob Zombie, es un devoto admirador del terror de serie b de los años 70, que se ha diseñado un perso-naje público a imagen y semejanza de dicha iconografía (lo cual empieza por su pintoresco look y su nombre artístico). Y es esta fascinación, que primero vertió en su faceta como rockero, tanto en las letras de las canciones como en los llamativos videoclips, ade-más de ser corresponsable de un cómic en las mismas coordena-das, la que ahora ha trasladado también a través de su iniciática carrera en el cine. ¿Qué significa esto? Pues que, para bien o para mal, "Los renegados del diablo" constituye básicamente un estric-to homenaje-collage a los clásicos y cult movies del horror truculento y subversivo de décadas pasadas, comenzando so-bre todo por su indiscutiblemente adorada "La matanza de Texas" de Tobe Hooper, pero sin descuidar tampoco los míticos trabajos de Wes Craven "Las colinas tienen ojos" y "La última casa a la izquierda", entre muchas otras referencias que el autor toma prestadas para componer este mosaico personalizado de concep-tos ajenos. Para no faltar a la verdad, Zombie no se queda en el simple tributo y da un paso más allá, conduciendo hasta un extre-mo rayano con la parodia o el esperpento este macabro universo, marcando así una distancia que le sirve para ironizar sobre ese po-so de sórdida realidad sociocultural en el que descansa una buena parte de la filmografía de terror estadounidense.

  Y ése es en definitiva el principal de-fecto de este largometraje, radical-mente desacomplejado y acerado en sus contenidos, que no es poco en los pudorosos tiempos que corren, pero inaccesible casi por completo desde un nivel emocional. ¿Alguna vez se han visto en el compromiso de tener que tragarse una sesión de ví-deos caseros (o de diapositivas de va-caciones) de cualquier pariente lejano o conocido, sintiéndose del todo aje-nos a las gracias que despertaba en ellos la revisitación de tales experien-cias? Pues, salvando las distancias, algo así ocurre con "Los renegados del diablo", una película hecha principalmente para el deleite casi privado de su autor, pero que ter-mina dejando fuera de la partida a la audiencia. Y es que, viendo el film, es imposible desprenderse de la sensación de estar asistien-do a un capricho personal que toma la forma de minucioso altar pa-ra evocar a sus ídolos, y plasmar al mismo tiempo sus obsesiones y manías, pero que sólo eventualmente nos invita a participar en el juego más allá de reconocer las raíces estilísticas y conceptuales que maneja.

  Para empezar, la trama que se nos plantea es en realidad un par de anécdotas que se estiran a lo largo de poco más de hora y media de duración para que vayan entrando en esce-na aquellos personajes, ambientes y situaciones que Zombie pretende reproducir con fidelidad. Y aunque esto cumpla de manera funcional con sus propósitos, no desemboca necesaria-mente en un desarrollo lógico, dinámico y bien estructurado. Así, tras un potente arranque ciertamente prometedor, la historia se construye como una suma de fragmentos supuestamente impac-tantes, con algunas desconcertantes entradas, salidas y reentra-das de personajes que se añaden por capricho a la acción princi-pal, y escenas que no responden a ninguna justificación narrativa, si no es la de recrearse en el momento. Pero, más importante to-davía, el tono incómodo de la cinta, que titubea entre un humor, no negro, negrísimo y el descarnado drama, así como la imposibilidad de implicarse con cualquier miembro de un abanico de caracteres que rompen esquemas (no ya con los protagonistas, antihéroes por su condición insana y brutal, o con su  antagonista, igualmente de-leznable pese a estar del lado de la justicia, sino con las víctimas de sus fechorías, simples marionetas de su sadismo, que Zombie no acaba de resituar entre el ridículo y la compasión), imprimen un alejamiento infranqueable con el público.  Porque, a fin de cuentas, no nos encontramos, ni mucho menos, delante de una película de terror convencional como cabría esperar. "Los renegados del dia-blo" es más bien un recorrido por los iconos del terror setentero que se vehicula mediante una pesadilla que transcure por el lado más degenerado de la condición humana. En este sentido, imagino que quienes no estén avezados a la sangre y la casquería, la per-versión moral y los excesos escabrosos de Zombie les parecerán el colmo del atrevimiento y el salvajismo, pero, personalmente, los subidos contenidos de la película me dejaron más bien fría, por no decir que en más de una ocasión me aburrieron. Porque hay una diferencia considerable entre vivir una experiencia a través de una película y pasearse por el ala de terror de un museo de cera, por muy bien elaboradas y ambientadas que estén sus figuras.

  Supongo que, a fin de cuentas, to-dos estos fallos se pueden disculpar si se considera que Zombie sólo pre-tendía recomponer un determinado contexto cinematográfico,  pues es in-cuestionable que ha invertido todo su posible talento visual en calcar el esti-lo de moda en aquella década, con efectos de planos congelados, ralenti-zaciones y cortinillas. Como se des-prende, uno de los puntos fuertes de la cinta acaba siendo su efecti-va puesta en escena, cuya am-bientación nos remite a la Améri-ca Profunda de finales de los 70 como si de un infesto agujero se tratara, lo cual incluye tanto las grotescas caracterizaciones de unos villanos emparentados con el cómic o los acertadas localizaciones que beben del western, llenas de polvorientas carreteras, solitarios moteles, destartaladas granjas, sórdidos prostíbulos o lóbregas comisarías, como esa fac-tura estudiadamente desaseada y esquiva que hace de la escasez de medios una virtud, recogida por una fotografía de luz cruda en la que predominan las secuencias a pleno sol, y, por supuesto, pa-sando por la propia banda sonora, con temas adoptados de aquella época. Unos guiños que se hacen extensibles al reparto, que con-grega a un nutrido número de actores conocidos principalmente por su participación en producciones de ese corte, y que, al margen de que sus interpretaciones sean más o menos correctas, aportan una adecuada presencia escénica, incontestable en algunos casos. A riesgo de no mencionarlos a todos, sí vale la pena referir a aquellos que tienen una mayor intervención, caso de William Forsythe en el papel de sheriff maníaco con ecos de Charles Bronson, Sid Haig como el Capitán Spaulding, payaso diabólico y patriarca de la fami-lia, Leslie Easterbrook como la Madre Firefly, y Bill Moseley, Sheri Moon Zombie (esposa de Rob) y Matthew McGrory como los hermanos Otis, la sexy-sadie Baby y el monstruo Tiny respecti-vamente.

  Entonces, ¿es "Los renegados del diablo" una buena o una mala película? Pues como mínimo es una vehemente curiosidad, no apta para todo tipo de estómagos por sus explícitas y pertur-badoras imágenes, que los nostálgicos aficionados al género podrán disfrutar como homenaje a unos conceptos y a una estética, pero cuyo relieve dramático o valores narrativos son más bien escasos. Creo que se trata de una excelente recreación pero de una pobre creación, en la que se echan de menos ideas genuinas que no respondan al mero reciclaje o a la prolongación de la mitómana personalidad de Zombie, porque, en definitiva, para ello, ¿no es mejor disfrutar con las cintas originales?

Calificación:


Imágenes de "Los renegados del diablo" - Copyright © 2005 Lions Gate Films, Cinerenta, Cinelamda, Devil's Rejects Inc. y Firm Films. Distribuida en España por DeAPlaneta. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Los renegados del diablo"
Añade "Los renegados del diablo" a tus películas favoritas
Opina sobre "Los renegados del diablo" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Los renegados del diablo" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

La maldición (Cursed) [Cursed]     Malevolence     The ring 2 (La señal 2)     Creep     El escondite (Hide and seek)

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
..............................................................................................................................................