LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes
 
   
    APUNTA TU CORREO

 

Compras de cineFnac

DVD de "Charlie y la fábrica de chocolate"
DVD

DVD edición especial de "Charlie y la fábrica de chocolate"
DVD Ed. Esp.

Libro "Charlie y la fábrica de chocolate" de Roald Dahl
LIBRO

Videojuego de "Charlie y la fábrica de chocolate" para PS2
VIDEOJUEGO
 

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

 

CHARLIE Y LA FÁBRICA DE CHOCOLATE
(Charlie and the chocolate factory)


Dirección: Tim Burton.
Países:
USA y Reino Unido.
Año: 2005.
Duración: 115 min.
Género: Aventuras, comedia, fantasía.
Interpretación: Johnny Depp (Willy Wonka), Freddie Highmore (Charlie Bucket), David Kelly (Abuelo Joe), Helena Bonham Carter (Sra. Bucket), Noah Taylor (Sr. Bucket), Missi Pyle (Sra. Beauregarde), James Fox (Sr. Salt), Deep Roy (Oompa-Loompas), Christopher Lee (Dr. Wonka), Adam Godley (Sr. Tevé), Franziska Troegner (Sra. Gloop), Annasophia Robb (Violeta).
Guión: John August; basado en el libro de Roald Dahl.
Producción: Brad Grey y Richard D. Zanuck.
Música: Danny Elfman.
Fotografía:
Philippe Rousselot.
Montaje: Chris Lebenzon.
Diseño de producción: Alex McDowell.
Dirección artística: David Allday, Matthew Gray, Sean Haworth, James Lewis, Andrew Nicholson y François Audouy.
Vestuario: Gabriella Pescucci.
Estreno en USA: 15 Julio 2005.
Estreno en España: 12 Agosto 2005.

CRÍTICA por Almudena Muñoz Pérez

  Para quien los nombres de Roald Dahl y Tim Burton sean sinó-nimos de infancia, la conjugación de esos dos talentos en "Charlie y la fábrica de chocolate" podría representar una perfecta y ansiada propuesta. Aun siendo para algunos una cinta de culto, la versión protagonizada por Gene Wilder en los setenta no cumplía con las expectativas de la atmósfera cruel y sutilmente macabra de los re-latos de Dahl, ingredientes característicos en Burton. Por desgra-cia, esta nueva versión llega en un mal momento, cuando el imperio de la pantalla verde roe sin pausa el imaginario del director y la poesía bondadosa luce por encima de la negra, algo que ya dejó claro la almibarada y decadente "Big fish".

  Más como película infantil que como adaptación, "Charlie y la fá-brica de chocolate" funciona y se sirve bien de un reparto acer-tado, especialmente en lo que a los niños se refiere. Mien-tras, Johnny Depp salva las distancias con el Willy Wonka del libro, subrayando el histrionismo y ocultando algo más la de-salmada indiferencia que demostraba ante las torturas de sus vi-sitantes. Por una vez, el actor fetiche de Burton parece un capri-cho, un metrosexual de los dulces, y no un impoluto maestro de ceremonias, papel que, por cuestión de edad y estampa, le habría sentado mejor a algún otro candidato como Christopher Walken.

  La primera molestia que escuece en "Charlie y la fábrica de chocolate" es esa insufrible voz en off tan común en adaptaciones con aires de cuento; un recurso superfluo dentro del cine cuando procede de una novela, cuan-do lo más fácil es resumir en planos generales y voz grave lo que podría presentarse de otra forma alternativa. En este caso, no consigue saltar las inevitables presentaciones y el prólo-go eterno, pero sí sirve para un cierre con encanto verbal. Esa lentitud surge del traslado demasiado fiel a la panta-lla y, al mismo tiempo, de las exten-siones en un final que sobre papel resultaba algo precipitado. Ha-ciendo caso omiso de la ausencia de porqués en este tipo de rela-tos fantásticos, en cualquier mundo infantil que se precie, Burton introduce el juego psicológico que alimente la comprensión de los más adultos e inicie a los más pequeños en ese ciclo vital de cul-pas del pasado y ansias por superarlas en el futuro. Sin embargo, con más o menos acierto argumental, los flashbacks de Won-ka en su niñez son lo más original y auténtico de toda esta fábrica de maravillas. Como el reverso de la creación de "Eduar-do Manostijeras", el niño Wonka debe hacer frente a un padre per-verso que encarna lo opuesto a sus más dulces sueños: un den-tista, Christopher Lee, que aporta la nota oscura a un viaje dema-siado lúcido. Es en esas escenas donde se advierte uno de los ver-daderos mensajes de Burton: el final de la infancia en que uno abandona lo que conoce para mirar al otro lado del muro, y para cuando vuelve la vista, todo lo anterior, literalmente, ha desapareci-do.

 

  En un nivel más moralista y crítico, como el mismo Roald Dahl di-bujaba con sus exagerados personajes, Burton castiga a esos cua-tro niños que representan los cuatro vicios de la nueva juventud y, por ende, de la nueva sociedad: el egoísmo, el éxito, el placer y el aborregamiento. Frente a ellos, el niño modélico, de bondad hasta repelente, un facilón ejemplo para el público y la enseñanza positi-va de todo cuento de hadas. Con su función clara, la caracteriza-ción de cada uno de ellos resalta por encima de cualquier simpleza psicológica, más aún que el esfuerzo vertido en recrear el interior de la fábrica. Sala tras sala, el listón ansía subir ininterrumpida-mente, lo que intenta conseguir desde unos primeros decorados estilo superproducción años cuarenta hasta la sofisticación de un corro de ardillas coordinadas. En ciertas ocasiones, como el viaje en barca, este alarde de increíbles atracciones pierde interés por la saturación que en el libro, en cambio, era necesaria para alimentar la imaginación del lector. A esto se suman los horripilantes números musicales, idea original de Dahl, pero que aquí se rodean de coreografías homenaje (aquellas bailarinas acuá-ticas a vista de pájaro) o de un modernismo más cercano a la risa infantil. Una actualización necesaria, pero que Danny Elfman y el equipo artístico logran con escaso sentido de la mesura y de la dis-tancia. Algo inaudito dado el arranque de la visita a la fábrica y que parece anticipar una acidez furtiva entre tanto chocolate: las mario-netas danzarinas que dan la bienvenida y terminan entre llamas (una parodia a la cursilería Disney que ya habían aprovechado otras casas, como la Dreamworks en "Shrek").

  Y, por si fuera poca esta presencia extrañamente benévola en Burton, aún sorprenden un par de referencias cinéfilas nada habituales en él. Una, bastante divertida, en referencia al co-mienzo de "2001: Una odisea del espacio", y otra, demasiado explícita para una película infantil, con la ducha de "Psicosis". Si con ellas desea pa-rodiar el mundo de los guiños o de las reliquias cinematográficas, no lo deja claro ni cuadra, más que como anéc-dota, dentro de un desarrollo tan con-vencional. Su conclusión, también creada al margen del libro, devuelve un regusto más a Dickens y Scrooge arrepentido que a la literatura moderna que toma como base. Un happy ending que Burton, dada su especialidad, sabe resolver con el agrado visual. Una sencillez ausente durante los demás minutos, faltos de ritmo y repletos de trompicones a causa de las ganas de contar muchas cosas sin tener clara la razón del deleite. Como un niño.

  Y es que, como comenta uno de ellos, las golosinas son sólo go-losinas porque no tienen sentido, de modo que quien quiera tomar esta película como un dulce, estará bien servido por dos horas. Quienes queramos contrastar más sabores y sentidos esperamos fuera de la fábrica a que termine el trayecto y podamos reempren-der otro, de momento la prometedora "Corpse bride (La novia cadá-ver)", porque Burton es un buen maestro de ceremonias y, en cuan-to recupere su bastón de mando, saldrá como antes a recibirnos.

Calificación:


Imágenes de "Charlie y la fábrica de chocolate" - Copyright © 2005 Warner Bros. Pictures, Village Roadshow Pictures, Zanuck Company y Plan B Entertainment. Distribuida en España por Warner Sogefilms. Todos los derechos reservados.

Añade "Charlie y la fábrica de chocolate" a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Charlie y la fábrica de chocolate" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Los 4 Fantásticos (Fantastic Four)     La Máscara 2 (Son of the Mask)     Batman begins     Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario (The chronicles of Narnia: The lion, the witch and the wardrobe)     Serenity

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
 

 

Estrenos
Novedades
Críticas
Cartelera
Preestrenos
Vídeo y DVD
De compras
Sorteos
Especiales
Reportajes
Clásicos
Carteles
Libros
Videojuegos
Buscar
Afiliación
Listas de cine
Reseñas de
un Butaquero

La ventana indiscreta
Top10
Opinión
Quiénes somos
Contacto

Publicidad
Añadir a Favoritos