LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


NORDESTE


Dirección: Juan Solanas.
Países:
España, Bélgica, Argentina y Francia.
Año: 2005.
Duración: 104 min.
Género: Drama.
Interpretación: Carole Bouquet (Hélène), Aymará Rovera (Juana), Mercedes Sampietro (sor Beatriz), Ignacio Ramón Jiménez (Martín), Emilio Bardi (Teodoro), Juan Pablo Domenech (Gustavo), Jorge Román (Alberto), Rodrigo Alejandro Hornos (Ángel), Esteban Luis Gonzales (El Pelado), Mario Marcelo Reinoso (Tito).
Guión: Juan Solanas y Eduardo Berti.
Producción: Aton Soumache, Iker Monfort, Alexandre Lippens, Genevieve Lemal y Alexis Vonarb.
Música: Eduardo Makaroff y Sergio Makaroff.
Fotografía:
Félix Monti y Juan Solanas.
Montaje: Fernando Franco.
Dirección artística: Sergio Rud.
Vestuario: Paula Moore.
Estreno en España: 30 Marzo 2007.

CRÍTICA por Julio Rodríguez Chico

Madre e hijo

  El debutante Juan Solanas nos ofrece un drama social y humano en torno a la adopción y a la soledad de algunas buenas mujeres que luchan por sobrevivir en un mundo difícil. Para ello, lleva su cámara a la región del nordeste argentino para recoger una realidad sin apenas adulterar, con su belleza natural y también con su miseria material o moral. Pero no quiere una historia particular ni localista, y por eso traslada a esas tierras a una ciudadana europea, de posición acomodada pero insatisfactoria, con otro tipo de pobreza que el dinero o el trabajo no pueden aliviar.

 

  Entiende Solanas que la felicidad no está en el bienestar material y por eso cruza las vidas de dos mujeres de origen, cultura y clase social diametralmente opuesta, pero con sentimientos y necesidades coincidentes. Busca adentrarse en su interior y no se conforma con registrar una sociedad corrupta e injusta. Le interesa más bucear en el alma de sus protagonistas, que la cámara recoja sus angustias y sufrimientos, su necesidad afectiva y su desorientación, su sentimiento de soledad y su desamparo. Hélène es una francesa cuarentona pero soltera, que ha triunfado en su vida profesional pero que siente la necesidad de ser madre, que busca en la adopción a alguien en quien volcar todo su afecto. Juana, al contrario, es ya madre soltera de un chico, pero vive en unas condiciones indignas y está amenazada de desalojo de su chabola. Problemas de índole diversa alimentados por una turbia red de adopciones o un entorno de pobreza e insolidaridad, obligan a seguir unos caminos de ilegalidad, violencia y lucha por la supervivencia.

  Como hicieran recientemente John Sayles ("Casa de los babys") y Bertrand Tavernier ("La pequeña Lola"), el cine vuelve a interesarse por un tema muy actual del tercer milenio. No se trata únicamente de la adopción ilegal, sino de todo lo que le rodea: la corrupción, tráfico de órganos y prostitución infantil, la pobreza y explotación de la miseria por parte de algunos desalmados, las paradojas de una cultura de la muerte (guerra, capitalismo salvaje, reducción de nacimientos, aborto…) que busca fuera del propio ámbito criaturas ante las que poder sentir la vida y desplegar sus restos de humanidad.

  Ahora, Juan Solanas despliega su narración en torno a tres ejes, a tres personas con una problemática dispar pero coincidente en la tristeza y angustia de su situación. Hélène representa a la mujer burguesa de éxito que un día se da cuenta de que está vacía por dentro. Por razones desconocidas –hubiera sido interesante algún apunte del pasado que contribuyera a perfilar su personalidad–, está sola en la vida, y decide dar un giro a su existencia y "tener" (comprar) un hijo: da igual si es niño o niña, rubio o moreno…, pues se trata de llenar su corazón helado y solitario, de recuperar sensaciones humanas y tener un proyecto vital. La francesa Carole Bouquet da vida a esta mujer ansiosa de sentirse madre, y lo hace con un personaje que evoluciona de manera convincente desde posturas distantes, tensas y de "gestión" de quien hace un viaje para la adquisición de un niño. Pero ese viaje de esta mujer sofisticada y de buenos modales, será para ella un "viaje interior" porque descubrirá un mundo desconocido, con dramas que empequeñecen sus problemas personales, lugares que invitan a la meditación y a la paz, personas sencillas y de buen corazón de las que aprender. Se agradece su esfuerzo por hablar el castellano con acento extranjero y que no haya sido doblada, pues aporta la frescura de lo verdadero. Si en los primeros momentos deja al espectador frío y desconectado de la historia, conforme avanza la trama, logra trasmitir toda la tensión acumulada por su personaje, y, en el instante en que recibe al bebé, alcanza cierta emotividad, con un embelesamiento materno que habla de una necesidad satisfecha y largamente esperada.

  La joven Juana no tiene esos problemas de afectividad, pero sí otros derivados de su modesta condición. Su tragedia es en primer lugar de orden material, aunque también nota la ausencia de quien la proteja de los abusos y extorsiones, de quien la ayude en la crianza de su hijo. La desesperación llega cuando queda embarazada y es animada a desprenderse del hijo mayor, cuando se siente incapaz de resolver una situación que la asfixia. Su personaje no evoluciona en sus coordenadas vitales pero sí progresa en su dramatismo, gracias a una desconocida Aymará Rovera que en todo momento respira autenticidad y espontaneidad. A su lado, Ignacio Ramón Jiménez da vida a Martín, niño desorientado que echa en falta la figura paterna, que camina al filo del precipicio entre unos amigos tan perdidos como él y una madre que no es capaz de darle lo que necesita. Sus silencios y sus miradas son las de tantos niños que sufren atropellos en su fragilidad, que carecen de modelos a los que imitar, abandonados a su suerte sin ayuda ni dignidad, sin esperanza.

  Las interpretaciones de este drama humano y social resultan convincentes, cada una en su papel, pero ello es posible gracias a una acertada labor de ambientación que recurre a una fotografía de grano grueso y baja definición para dar realismo a unos lugares de pobreza y a unas almas que se mueven entre las asperezas de la vida. Hay algunos momentos emotivos, pero siempre recogidos desde la distancia, como si el director y el espectador sólo asistieran desde fuera al drama de sus personajes, evitando cualquier manipulación emocional que hubiera sido fácil con una banda sonora “ad hoc”. Pero estamos ante una cinta independiente y de bajo presupuesto, que busca más el testimonio y la veracidad que acomodarse a los gustos fáciles y sensibleros. Y sin embargo, la cámara logra introducirse en sus almas y trasmitir su ansiedad y amargura, su lucha por la vida y los movimientos de su corazón. La planificación es aparentemente descuidada por los mismos motivos, eludiendo cualquier asomo de artificiosidad o estilización; a pesar de eso, hay momentos de largos planos en los que la cámara se toma su tiempo y simplemente se queda quieta para contemplar una puesta de sol, la pobreza de un rincón o la soledad de un pasillo de hospital.

  El resultado es interesante, aunque algunos aspectos del guión –retrato de personajes y subtramas– queden escasamente desarrollados y otros resulten confusos o desentonen con el carácter intimista de la historia. Un film áspero y duro, seco, próximo a una triste realidad, la del tráfico de niños dados en adopción y la de mujeres que necesitan querer y no pueden. No es el cine argentino complaciente de Juan José Campanella, ni el minimalista de Carlos Sorín, ni el asfixiante y sórdido de Lucrecia Martel. Está a medio camino de todos ellos, entre el documental y la ficción, bien pegado al terreno humano y social. Gustará a los interesados en temas sociales y a quienes prefieran las historias interiores verosímiles a las endulzadas con artificio.

Calificación:


Imágenes de "Nordeste" - Copyright © 2005 Monfort Producciones, Onyx Films, K2 y Polar Films. Distribuida en España por Monfort Producciones. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Nordeste"
Añade "Nordeste" a tus películas favoritas
Opina sobre "Nordeste" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "Nordeste" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Mariposa negra     El misterio de Ginostra (Ginostra)     Ronda nocturna     Ciudad del silencio (Bordertown)     Las mantenidas sin sueños

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad