LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

Compras de cineFnac

Libro "Vida y opiniones del caballero Tristram Shandy" (Laurence Sterne)
LIBRO

 
 
 


Fotos ampliables

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Ampliar foto

Más fotos (20)

 
 
 


 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9


     Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Top10 | Actualidad | Enlaces
 


TRISTRAM SHANDY: A COCK AND BULL STORY


Dirección: Michael Winterbottom.
País:
Reino Unido.
Año: 2005.
Duración: 94 min.
Género: Comedia.
Interpretación: Steve Coogan (Walter Shandy/Tristram Shandy/él mismo), Rob Brydon (tío Toby/él mismo), Dylan Moran (Dr. Slop), Raymond Waring (cabo Trym), Gillian Anderson (viuda Wadman/ella misma), Keeley Hawes (Elizabeth Shandy/ella misma), Naomie Harris (Jennie), Kelly Macdonald (Jenny), Jeremy Northam (Mark), James Fleet (Simon), Ian Hart (Joe), Stephen Fry (padre Yorick).
Guión: Martin Hardy; adaptación libre de la novela "Vida y opiniones del caballero Tristram Shandy" de Laurence Sterne.
Producción: Andrew Eaton.
Música: Michael Nyman.
Fotografía:
Marcel Zyskind.
Montaje: Peter Christelis.
Diseño de producción: John Paul Kelly.
Vestuario: Charlotte Walter.
Estreno en Reino Unido: 20 Enero 2006.
Estreno en España: 23 Marzo 2007.

CÓMO SE HIZO "TRISTRAM SHANDY: A COCK AND BULL STORY" Notas de producción © 2005 Vértigo Films

  The Life and Opinions of Tristram Shandy, Gentleman fue escrito por Laurence Sterne, un pastor del siglo XVIII que vivía en Yorkshire. Publicada en nueve volúmenes entre 1759 y 1767, la novela fue un éxito inmediato. Amado por su humor subido de tono y su sátira además de por las excentricidades narrativas, el libro hizo que Sterne se convirtiera en una celebridad admirada en Londres y París. Narrado por el personaje que da título al libro, la novela es una autobiografía. Sin embargo, la cronología es puesta en suspenso rápidamente para dar paso a un discurso sobre su nacimiento. Las reflexiones se siguen unas a otras, y se superponen, incluyendo historias dentro de historias alrededor de los peculiares personajes que viven en y alrededor de la hacienda de la familia, Shandy Hall en Yorkshire. Está el educado Walter Shandy, cuyos elevados planes para su hijo se ven continuamente desbaratados; el adorable y cándido hermano de Steve, el Tío Toby, todavía obsesionado con la guerra en la que recibió misteriosas heridas, de las que nunca se habla, en sus partes íntimas; y el doctor Slop, cuyo trato al paciente no es todo lo atento que debería ser. Al final, la biografía de Tristram es incapaz de pasar del nacimiento, mientras descubre que la vida simplemente es demasiado complicada como para ser contada de manera lineal.

 

  Revoltoso e irreverente, Tristram Shandy, el libro, es pionero en estructura y forma, y anticipa la experimentación en las novelas modernas, desde el “Ulises” de Joyce hasta autores más recientes como Dave Eggers. Tristram se dirige a menudo al lector, discutiendo las prerrogativas que le corresponden como autor de la historia y defendiendo sus excursiones narrativas. También hay efectos visuales, como una página negra a la muerte de un personaje, una cruz cuando el doctor Slop se santigua, y las páginas en blanco que representan pasajes que se han arrancado. Y Tristram, quien escribe sobre eventos de los que no puede haber sido testigo, dado que aún no había nacido, es de algún modo un narrador en el que no podemos confiar.

  Tristram Shandy es un título básico en el temario universitario, y fue en la universidad donde tanto Michael Winterbottom como su colaborador habitual, el escritor Frank Cottrell Boyce, se encontraron con el libro por primera vez. En un punto, consideraron adaptar el libro para televisión, como culebrón o como comedia de situación. Hace tres años, sin embargo, Winterbottom decidió intentar una adaptación para la gran pantalla. Era un proyecto complicado. Por la cantidad de divagaciones y un personaje principal que no es muy sensible que digamos, la novela siempre se ha considerado como imposible de llevar al cine. ¿Por que intentarlo entonces? “Porque es divertido”, contestó Winterbottom.

  No obstante, cuando Cottrel Boyce se lanzó a escribir la adaptación, su guión solo alcanzó las treinta páginas. "Ese era todo el argumento que había en 500 páginas", se maravilla el productor Eaton.

  La falta de material abrió el camino para dar otro enfoque a la adaptación, y Winterbottom decidió darle un enfoque moderno: "La mayoría del libro es sobre el proceso de escribir un libro, y la única manera de reflejar eso de una manera actual era hacer una película sobre hacer una película".

  Al mismo tiempo, el director se dio cuenta de que el núcleo emocional de la película y el libro recaía en el mismo punto: los personajes. "Tristram Shandy es un libro sobre contar una historia, y Sterne se divierte mucho con eso. Pero bajo todo eso, las digresiones y las complejidades superficiales, es simplemente una loca aunque reconfortante historia sobre un puñado de gente viviendo en una casa y comportándose de forma extraña e idiota a su manera. Algo que pensé que se podía aplicar perfectamente a un set de rodaje".

  La parte de época de la película se centra en el argumento básico del libro: la historia familiar de Walter Shandy, el nacimiento, el error al ponerle el nombre y la circuncisión accidental de su hijo Tristram. Walter, un hombre que cree en los detalles, le ha dado vueltas a cada una de las facetas de la existencia de su hijo, incluyendo el tipo de nariz que debería tener y las circunstancias de su nacimiento que deberían incluir los métodos médicos más modernos. Pero mientras Walter delibera y planea, la vida toma su propio y sinuoso camino.

  "Es sorprendentemente moderna y universal", comenta Winterbottom. "Walter fue el primer "nuevo" hombre: obsesionado con su chico, intentando involucrarse, ser un buen padre y crear un entorno perfecto para su hijo. Y entonces todo se tuerce. Es algo que todos podemos reconocer".

  La segunda mitad de la película es una descripción vista de pájaro de un equipo rodando una película. Siendo el espejo de sus antepasados del siglo XVIII, estos hombres y mujeres del XXI se ven envueltos en un nacimiento, esta vez el de una película, y sus propias peculiaridades y preocupaciones afectan al rodaje. Los dos actores principales están enzarzados en una rivalidad no expresada en palabras que impulsa su sutil enfrentamiento, para diversión del resto del equipo. La guapa ayudante de producción es una fervorosa seguidora de Fassbinder y Bresson, pero sus intensos análisis cinematográficos, aunque desconcertantes, no disminuyen sus encantos femeninos. El experto en historia militar y asesor en las escenas de batallas, es muy riguroso con su trabajo y tiene una gran opinión de sí mismo, también ha investigado los nombres de los hombres que hubieran participado en la batalla de Namur con el Tío Toby. Aunque los directores hacen todo lo posible por aguantar las excentricidades, hay inevitablemente circunstancias fuera de su control.

  Eaton, quien ha estado trabajando con Winterbottom desde 1994, reconoce que tenían mucho material para trabajar en la segunda parte de la película: "Todo lo que hay en la segunda parte es una versión de algo que nos ha pasado a nosotros en al menos una película nuestra. Algunas frases son calcadas, como cuando uno de los financieros de la película le dice al productor: "No intentes retenernos y cobrar rescate", eso nos lo han dicho a nosotros".

  Tristram Shandy une a algunos de los cómicos más conocidos de Gran Bretaña con algunos de los mejores actores clásicos. Liderando el reparto en las dos partes de la película encontramos a Steve Coogan, quien interpreta a Tristram, a su padre y a una versión ficticia de sí mismo. Coogan saltó a la fama en Inglaterra a principios de los 90 con su personaje Alan Partridge, un presentador de televisión que mezclaba invitados populares en los programas de televisión "Knowing me, Knowing you with Alan Portridge" y "I'm Alan Portridge".

  Coogan, que aceptó el papel de Tristram Shandy antes incluso de que el guión estuviera acabado, trabajó por primera vez con Winterbottom cuando interpretó al empresario Tony Wilson en la aclamada “24 Hour Party People”. Esa película también difuminaba la línea entre la realidad y la ficción, y Coogan ocasionalmente se dirigía al público. Con su segunda colaboración, el propio perfil público de Coogan se convertiría en material para construir su personaje en el cine. El ficticio Coogan de Tristram Shandy pasa mucho de su tiempo obsesionado por el tiempo que aparecerá en pantalla, y está obviamente cansado de la sombra que proyecta el personaje de Alan Partridge. Está menos que atento a su novia que le visita, interpretada por Kelly McDonald, y alberga la idea de tener una aventura con la guapa ayudante de producción, Jeannie (Naomie Harries).

  "Steve fue muy receptivo a la idea de interpretar un versión negativa de sí mismo, y es una de las razones por las que es tan bueno trabajar con él. Me gusta la idea de no hacer parecer a la gente mejores de lo que son. Todos tenemos cosas buenas y malas. En nuestra película, ves a Steve Coogan hacer cosas que no debería hacer, pero aún así lo entiendes y te sigue cayendo bien".

  "A menudo el mejor material para una película es la realidad", concede Coogan. "Para aquellos que me conocen puede ser un poco incómodo, pero para la gente que no sabe lo que es verdad y lo que no, funciona. En América no les importa quien es Steve Coogan, pero la imagen de actor inseguro haciendo cosas que no debería, funciona".

  Rob Brydon, que también aparece en “24 Hour Party People”, fue el siguiente en unirse al reparto. Cuando Winterbottom y Eaton estaban desarrollando el proyecto como serie, hicieron un acercamiento para que interpretara a Tristram y Walter Shandy. Según WInterbottom: "Era una buena idea, pero él nunca se puso a leer el libro y nosotros nunca nos pusimos a escribir el guión. Entonces cuando nos pusimos a buscar actores supimos que Rob sería un perfecto Tío Toby".

  Coogan y Brydon han tenido también una larga relación profesional y personal, Coogan ha sido como un mentor para Brydon, quien empezó su carrera haciendo voces en off en radio y televisión. Cuando Brydon le envió a Coogan su primera cinta con grabaciones, en la que interpretaba a un chófer divorciado y consultor matrimonial de estrellas, éste llevó la cinta a la BBC. La productora de Coogan, Baby Cow, produjo a continuación el éxito televisivo de Brydon “Marion and Geoff”.

  "Siempre bromeo con que descubrí a Rob, y bien, de hecho lo hice. Pero creció por derecho propio muy rápidamente, y pronto se sintió cómodo conmigo y empezó a aceptar las bromas de manera afectuosa".

  Coogan y Brydon aportan dinamismo a la parte moderna de la película. Han construido una relación inteligente y a la vez combativa entre sus personajes ficticios: dos co-protagonistas peleando por la atención de las cámaras, por tener el mejor vestuario, más diálogo, mejores chistes, etc. "Trabajar con Michael nos permitió ser creativos, lo que significa que en conversaciones normales fuera del rodaje encontrábamos constantemente material nuevo y lo encajábamos en la película. Steve y yo tenemos un sentido del humor parecido, un poco crudo, pero cercano a la realidad. Fue divertido jugar con esas tensiones que no son aparentes, pero que están ahí".

  Con los dos actores principales confirmados, el resto del reparto fue seleccionado rápidamente: "A todo el mundo le gustaba el guión y los actores disfrutaron trabajar con Michael porque les gusta la improvisación y confían en él", comenta Wendy Brazington, directora de casting y co-productora.

  El premiado actor Jeremy Northam (“Emma”, “Gosford Park”), confirma la impresión de Brazington. Norham, quien interpreta a Mark, el director, es uno de los pocos actores que habían leído el libro. "Disfruté el guión porque es divertido y malicioso, y el libro siempre me ha gustado mucho. Imprimir algo del espíritu del libro a la película y mezclarlo con un escenario moderno fue algo que disfruté mucho. Hacía mucho que quería trabajar con Michael".

  La idea de trabajar con Winterbottom también era una aliciente para Gillian Anderson (“The House of Mirth”, “Expediente X”), que se mudó a Londres. En la parte moderna de la película, una sola llamada de teléfono basta para asegurarse su presencia como protagonista interpretando a la Viuda Wadman. Anderson confirma que el proceso fue casi tan fácil como en la vida real: "Trabajar en esta película fue una decisión bastante sencilla. Primero, significaba trabajar con Michael, segundo, era una oportunidad de hacer un tipo de papel que no había hecho nunca y por último, solo tardé tres días".

  Shirley Henderson, que ha trabajado en cuatro ocasiones con Winterbottom y protagonizó “Wonderland” y “24 Hour Party People”, interpreta a Susannah, criada de Walter Shandy y su mujer. "El papel en el guión era tan pequeño que nos disculpamos por ofrecérselo", afirma Winterbottom, "pero cuando ves la película, ella está en todas partes, es muy buena, todo lo hace interesante y Coogan realmente quería trabajar con ella de nuevo. Es una de esas actrices que saca lo mejor de sus compañeros".

  Trabajando de nuevo con Winterbottom están Ian Hart (“Wonderland”, “Descubriendo Nunca Jamás”) quien interpreta a Joe, y Raymond Waring (“24 Hour Party People”) quien encarna al cabo Trim. Entre los que colaboran con el director por primera vez se encuentran Stephen Fry, como Parson Yorick y Patrick Curator; Kelly McDonald (“Trainspotting”, “Descubriendo Nunca Jamás”) como Jenny, la novia de Coogan; Naomi Harris (“28 Días Después”), como Jeannie, la ayudante de dirección; y Dylan Moran (“Shaun of the Dead”), como Dr. Slop.

  En un caso de vida imitando al arte y viceversa, Gillian Anderson (“Expediente X”), fue una de las últimas en unirse al reparto cuando decidió aceptar el papel de la viuda Wadman: "Necesitábamos alguien con un cierto grado de popularidad y que pudiera trabajar un par de días en una película virtualmente gratis. Gillian llamó a Michael preguntando por Christopeher Eccelston (“The House of Mirth”), y sabíamos que se había mudado a Londres. Fue fácil conseguir que colaborara con nosotros".

  Tristram Shandy: A Cock and a Bull Story comenzó el proceso de producción en Octubre de 2004. Se rodó en Norfolk, Northamptonshire y en East Midlands. Tres mansiones se utilizaron para recrear Shandy Hall, incluida la casa del mismo nombre donde se escribió la novela.

  Al mostrar el caos de la narración, los directores dejaron espacio para la improvisación. Así, cuando el periodista del New York Times Stephen Rodrick fue a entrevistar a Winterbottom sobre su película “9 Songs”, acabó participando en la segunda mitad de la película. Realidad y ficción chocaron ocasionalmente durante la producción, y no fue siempre fácil separar una de otra. En un momento dado, un equipo del programa de televisión británica "The South Bank Show" estaba haciendo un documental sobre el rodaje, con lo que había un equipo de rodaje de verdad, filmando a otro, también de verdad, que a su vez filmaba a otro equipo de rodaje ficticio (el de la película).

  "Hubo un par de días que tenía que esforzarme para saber que cámaras eran de verdad y cuales no", admite Dylan Moran. "Todo el mundo estaba metido como en un espejo, actores que eran actores haciendo de equipo de rodaje y filmados por otro equipo a la vez, como una casa de los espejos".

  Tristram Shandy: A Cock and a Bull Story no tiene reparos en mostrar un set de cine como si fuera un circo. Aunque este retrato se ha hecho con cariño, como dice Northam: "Como actor solo puedo decir que el plató de cine es mi lugar favorito del mundo. La gente normalmente tiene una extraña concepción de cómo es un lugar así: los productores sólo se preocupan del dinero, los actores sólo se preocupan de cuánto van a aparecer en la película, etc... Es divertido sacarle punta a todo esto, y lo bueno es que Michael lo ha hecho sin ser cínico, con una sonrisa".


Imágenes, sinopsis y notas de cómo se hizo "Tristram Shandy: A cock and bull story" - Copyright © 2005 Newmarket Films, BBC Film, EM Media, Revolution Films, Baby Cow Productions y Scion Films. Distribuida en España por Vértigo Films. Todos los derechos reservados.

Página principal de "Tristram Shandy: A cock and bull story"
Añade esta película a tus películas favoritas
Opina sobre esta película en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda esta película a un amigo

 


OTRAS PELÍCULAS

Más extraño que la ficción (Stranger than fiction)     Recortes de mi vida (Running with scissors)     Derecho de familia     Amigos con dinero (Friends with money)     Pequeña Miss Sunshine (Little Miss Sunshine)

::::: Pincha aquí para añadir LA BUTACA a tus sitios favoritos :::::

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2007 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | DVD | carteles | top10 | de compras
 
sorteos | libros | videojuegos | reportajes | especiales | buscar | afiliación | listas de cine
reseñas de un butaquero | la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad