LA BUTACA
Revista de Cine
Películas
Tráilers
Imágenes

APUNTA  TU CORREO

 
 

De compras de cine por internet
      De compras de cine por internet
De compras de cine por internet

√ Fácil      
Cómodo
√ Seguro  
√ Rápido
  

 

ARCHIVO DE PELÍCULAS

A B C D E F G H I J
K L M N Ñ O P Q R
S T U V W X Y Z 0-9

Estrenos | Cartelera | Críticas | Preestrenos | DVD | Carteles | Reseñas de un Butaquero
 


EL IMPERIO DE LOS LOBOS
(L'empire des loups)


cartel
 
Dirección: Chris Nahon.
País:
Francia.
Año: 2005.
Duración: 128 min.
Género: Acción, thriller.
Interpretación: Jean Reno (Jean-Louis Schiffer), Arly Jover (Anna Heymes), Jocelyn Quivrin (Paul), Laura Morante (Mathilde), Philippe Bas (Laurent), David Kammenos (Azer), Didier Sauvegrain (Ackerman), Patrick Floersheim (Charlier), Etienne Chicot (Amien), Albert Dray (Lugarteniente), Vernon Dobtcheff (Kudseyi).
Guión: Jean-Christophe Grangé, Chris Nahon, Christian Clavier y Franck Ollivier; con la colaboración de Simon Michael y Luc Bossi; basado en la novela Jean-Christophe Grangé.
Producción: Patrice Ledoux.
Música: Dan Levy, Samuel Narboni, Luca de Medici, Gregory Fougeres, Pascal Morel, Philippe Mollier, Laurent Parisi y Olivia Bouyssou.
Fotografía:
Michel Abramowicz.
Montaje: Marco Cave.
Diseño de producción: Guy-Claude François.
Vestuario: Olivier Beriot.
Estreno en Francia: 20 Abril 2005.
Estreno en España: 30 Diciembre 2005.

CRÍTICA por Tònia Pallejà

Menos lobos, Caperucita

  Antes que nada, quizás convenga hacer una aclaración para evi-tarle un buen chasco a más de uno. A pesar de que tanto el título de este largometraje como su tráiler televisivo apuntan en determi-nado sentido, y por mucho que su programación en las pasadas ediciones del Festival de Sitges y de la Semana de Cine Fantástico y de Terror de Donostia así parezcan confirmarlo, no nos hallamos delante de la enésima cinta de horror protagonizada por licántro-pos, vampiros, demonios, hombres-chinche o periodistas de alguna incendiaria cadena de radio española. Bien al contrario, “El imperio de los lobos” es un producto inscrito en el suspense policíaco clásico que bebe por igual del género negro y del cine de acción... y aunque no quiero dar muchas pistas sobre su cambiante argu-mento, bastará añadir que también combina ciertos ingredientes propios del thriller político con la ciencia-ficción médica, pero siem-pre manteniendo este leve toque fantástico dentro de un marco contemporáneo abiertamente reconocible.

  Dicho esto, resulta innegable que “El imperio de los lobos” nace como un intento por repetir la fórmula que en el 2000 convirtió “Los ríos de color púr-pura”, de Mathiew Kassovitz, en uno de los éxitos comerciales, incluso con el beneplácito de la crítica, más importantes del reciente cine francés, al que seguiría cuatro años más tarde una desechable secuela dirigida por Olivier Dahan que contó con la partici-pación del magnate galo Luc Besson como guionista y productor. Basada como aquélla en una novela del es-critor multiventas Jean-Christophe Grangé, asimismo coautor de "Vidocq",  no sólo prosigue su línea en cuanto a género y estructura se refiere —dos subtramas aparen-temente independientes y rutinarias que acaban convergiendo para desenmascarar un complot de proporciones mayúsculas; un miste-rio con cierto calado social que bucea en el fantástico; y el protago-nismo de una pareja de policías de métodos dispares en la sintonía de una buddy movie—, adoptando a Jean Reno en el papel de otro veterano agente, sino que además asimila su vistosa factura de producción dispuesta a competir con sus aventajadas primas de Hollywood. No obstante, aquí se acaban todos los parecidos con su estimable predecesora, pues "El imperio de los lobos" carece de la intensidad, consistencia y carisma del trabajo de Kassovitz, además de verse adornada, salvo una excepción, por unas muy discretas actuaciones.

 

  La historia arranca presentándonos a Anna Heymes (Arly Jover), la esposa de un alto cargo del Ministerio del Interior francés, aque-jada de graves pérdidas de memoria y espantosas alucinaciones que la llevan a dudar de su propia identidad y de la de aquellos que la rodean. Mientras Anna se somete a una serie de reconocimien-tos médicos y a la ayuda de una psicóloga, en un barrio marginal de París, varias inmigrantes clandestinas turcas están apareciendo asesinadas a manos de un posible psicópata serial, que mutila y desfigura los cuerpos de sus víctimas hasta volverlas irreconoci-bles. Ante la sospecha de que pudiera tratarse de un asunto de venganza relacionado con la mafia, el joven policía encargado del caso, Paul Nertheaux (Jocelyn Quivrin), decide solicitar la colabo-ración de un colega retirado, Jean-Louis Schiffer (Jean Reno), ex-perto en la cultura turca y con una dudosa reputación debido a su falta de escrúpulos.

   “El imperio de los lobos” es una de esas películas que comienzan pare-ciendo una cosa y terminan siendo otra muy distinta, y aunque esto su-pondrá una decepción para aquellos que confiaban ver algo diferente, no se le puede negar su empeño por aportar cierto factor sorpresivo. Sin embargo, se trata de una cinta mal dosificada que cursa la misma evolución que muchas relaciones de pareja o borra-cheras, si es que no van unidas en al-gunos casos: tiene un principio ciertamente interesante y bien conducido, pero va perdiendo fus-te y mesura a medida que avanza, hasta desembocar en un desenlace tan bochornoso y alargado que te deja con un ine-vitable mal sabor de boca una vez concluida. Es una verdade-ra lástima que tras una efectiva primera parte dominada por el sus-pense psicológico, donde el guión se toma la molestia de desarro-llar a su protagonista femenina, creando una atmósfera apropiada de paranoia y ensoñación, llega un punto en que todas las incógni-tas quedan despejadas antes de tiempo y, como si sus responsa-bles no supieran hacia dónde tirar, optan por la solución más có-moda, embarrancando en una burda muestra de cine de acción exótica digna de un telefilm de tercera regional z al fondo a mano izquierda a la que, para colmo, le cuesta encontrar más la salida que a un cliente del Ikea. De este modo, lo que podría haberse que-dado en una aceptable cinta de entretenimiento totalmente inofensi-va, acaba derivando en una experiencia tediosa y bastante sonro-jante. Una irregularidad que seguramente se explica porque detrás del libreto se esconde un equipo de fútbol al completo, con autocar lleno de hinchas incluido: a la participación del propio autor del libro y del director en su escritura, cabe sumar la labor de dos guionis-tas y otros tantos colaboradores, no se vaya a decir que la indus-tria no da de comer a muchas familias. Y ya se sabe que donde meten mano muchos, sólo pueden salir dos cosas posibles: una orgía... o un muñeco roto como en este caso.

  En su favor, hay que reconocer que la narración no se anda con prisas e invierte el tiempo necesario en exponer cada situación, aunque esto a menudo afecte negativamente al ritmo, y que goza de una estilizada puesta en escena, que se ve potenciada por la pulida fotografía de tintes oscuros de Michel Abramowicz. Como dije, los aspectos visuales son lo más llamativo de esta película, lo cual al menos nos permite disfrutar de algunas cuidadas compo-siciones y de una perspectiva inusual del París de nuestros días. El realizador de comerciales y videoclips Chris Nahon debutó en el cine en el 2001 apadrinado por Luc Besson y Jet Li en la mediocre cinta de artes marciales "El beso del dragón", y, afortunadamente, a diferencia de muchos de sus colegas que proceden del campo televisivo, se le debe agradecer que, en lugar de abusar de baratos trucos y efectismos apoyados en el montaje, apueste por un estilo elegante y contenido, aunque insuficiente para salvar la ineficacia del conjunto.

  Aun con todos sus defectos, creo que esta idea podría haber salido a flote si por lo menos hubiera existido alguna química entre su dúo protagonista, pero ambos es-tán esbozados a base de planos clichés y sus intérpretes no logran insuflar ninguna pasión a la pobre dinámica que los relaciona. Pese a que Jean Reno lleva varias décadas solventando personajes de este tipo con aplomo y carisma, sospecho que últimamente se limita a cumplir con el piloto automático puesto, y desde lue-go su trabajo como Jean-Louis Schif-fer no pasará a la historia entre sus actuaciones más comprometi-das. Jocelyn Quivrin simplemente entrega una ejecución demasia-do blanda e insulsa; quizás ése sea su papel en contraste con su violento y cínico compañero, pero si no fuera porque de vez en cuando salta y grita, nos olvidaríamos por completo de su presen-cia en la pantalla. Así las cosas, Arly Jover sobresale como el gran descubrimiento del film. Esta joven actriz nacida en Melilla debe enfrentar una amplitud de registros que van desde el drama a la épi-ca, y obtiene un convincente desempeño en todos ellos.

  Dudo mucho que “El imperio de los lobos” vaya a dejar satisfe-chos a los seguidores de cualquiera de los géneros que aquí se citan, pues aunque toca muchos palos, lo hace a trompicones y sin conseguir resultados destacables en ninguno: la intriga se ago-ta enseguida, las escenas de acción llegan demasiado tarde y no ofrecen espectáculo, el elemento fantástico sólo representa un agregado más y cualquier posible lectura social es del todo irrele-vante.

Calificación:


Imágenes de "El imperio de los lobos" - Copyright © 2005 Gaumont, TF1 Films Production y Kairos. Distribuida en España por On Pictures. Todos los derechos reservados.

Página principal de "El imperio de los lobos"
Añade "El imperio de los lobos" a tus películas favoritas
Opina sobre "El imperio de los lobos" en nuestra Lista de Cine
Suscríbete a la Lista de Cine si todavía no eres miembro
Recomienda "El imperio de los lobos" a un amigo
 


OTRAS PELÍCULAS

Election (Hak seh wui)     New police story     Freeze frame     La cosecha de hielo (The ice harvest)     Segundo asalto

estrenos | novedades | críticas | cartelera | preestrenos | vídeo y DVD | de compras
sorteos | reportajes | especiales | carteles | buscar | afiliación | listas de cine
la ventana indiscreta |
quiénes somos | contacto | publicidad

LA BUTACA
Revista de Cine online
Copyright © 2005 LaButaca.net. Valencia (España).
Prohibida su reproducción sin consentimiento expreso. Todos los derechos reservados.
..............................................................................................................................................